«Balls». Un corto conmovedor sobre el reto que enfrentan las madres solteras y cómo ayudarlas

«Balls». Un corto conmovedor sobre el reto que enfrentan las madres solteras y cómo ayudarlas
Madres solteras: ¿cómo ayudarlas desde la fe?

Siendo católicos, es nuestra misión velar por el derecho absoluto a la vida de todo ser humano, desde su concepción y hasta su muerte natural.

Es por esto que, en medio de las revueltas internacionales en torno a la despenalización del aborto, hoy queremos recomendarte un cortometraje que seguro te hará reflexionar sobre el tema.

«Balls» y los retos que enfrentan las madres solteras

En tan solo 12 minutos, «Balls» cuenta una breve historia sobre dos madres solteras, cuya vida (y la de sus hijos) pareciera depender de un juego de azar.

La guionista y directora del filme, Lily Cole, fundamentó el relato bajo el contexto histórico y clásico de la novela «Cumbres Borrascosas» de Emily Brontë, buscando hacer un comentario contemporáneo sobre los retos que enfrentan las madres solteras, tanto en el pasado como en el presente. 

Cole y su co-guionista, Stacey Gregg, exploraron los hipotéticos orígenes de la novela de ficción y los combinaron con las experiencias reales de madres solteras y pobres de mediados del siglo XVIII.

Y, ¡oh sorpresa! Aunque las condiciones actuales sean un tanto distintas, las madres solteras resisten dificultades muy similares. Valdría la pena entonces preguntarnos: ¿cómo podemos ayudarlas?

¿Qué podemos hacer por las madres solteras?

Ciertamente, hay muchas formas de ayudar. Como Cristianos estamos llamados a cuidar de nuestro prójimo, tal como Cristo lo hizo con nosotros.

Es por esto que debemos esmerarnos en apoyar a todas las mujeres en estas condiciones, especialmente aquellas que viven en un entorno desfavorable o a quienes les han sugerido practicarse un aborto.

Siempre podremos dar una palabra de apoyo, escucharlas, brindarles oportunidades de crecimiento profesional, alentarlas a tener confianza en Dios o, de acuerdo a nuestras posibilidades, brindarles un sostén económico.

Estos son algunos ejemplos de lo que podemos hacer:

— Hacerles saber que no están solas, que cuentan con nosotros (de verdad y no solo de palabra)

— Ofrecerles nuestra compañía y consuelo cuando sea necesario

— Acompañarlas a sus citas médicas

— Ofrecernos a comprar algunas cosas básicas para el nacimiento del bebé

— Compartirles otros testimonios de mujeres que ya son madres

— Presentarles fundaciones o grupos parroquiales que puedan brindarles apoyo durante y después del embarazo

— Incluirlas en tus grupos de oración

Reflexionemos más a fondo

Sin duda, ser responsables de un pequeñito es un trabajo arduo y merece el respeto y la admiración de todos. «Balls» es una obra conmovedora, llena de referencias históricas que nos invita a una profunda reflexión.

Y no sobre cualquier tipo de mujeres, sino sobre las madres que, ante una sociedad que pareciera dictarles lo contrario, decidieron defender la vida de su hijo, sin importar a lo que se enfrentarían más adelante.

Déjate cautivar por los mensajes «entre líneas» que Lily ocultó para quienes busquen encontrarle un sentido más allá de lo que las buenas actuaciones muestran.

Cuéntanos en los comentarios qué te pareció este cortometraje, qué otros medios conoces para ayudar a estas valientes mujeres y cuáles son esas cosas que siguen repitiéndose a lo largo de la historia cuando hablamos de maternidad y oportunidades. ¡Te leemos!

Madres solteras: ¿cómo ayudarlas desde la fe?

La entrada «Balls». Un corto conmovedor sobre el reto que enfrentan las madres solteras y cómo ayudarlas se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Balls». Un corto conmovedor sobre el reto que enfrentan las madres solteras y cómo ayudarlas

¡Vamos Señor, caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (segunda entrega)

¡Vamos Señor, caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (segunda entrega)
Vía Crucis: reflexión de cada estación (segunda parte)

En la entrega pasada, reflexionamos en las tres primeras estaciones del Vía Crucis. Hoy pasaremos a las siguientes con el corazón dispuesto y el alma sedienta de amor. Hagamos que esta Cuaresma sea involvidable. ¡Empecemos!

Cuarta estación: Jesús se encuentra con su madre

Vía Crucis: reflexión de cada estación (segunda parte)

María, la más pura y hermosa entre todas las mujeres. Su corazón tierno y maternal te acogió en su vientre, cuido tus pasos, veló tu sueño y alimentó tu cuerpo con el suyo.

María, tu primer discípula. Un corazón unido al tuyo por toda la eternidad. La elegida, tu madre y que ahora también es mía.

La Inmaculada Concepción, corazón puro y sin pecado. ¿Cómo poder entender tanda maldad en el mundo? Están matando a su Hijo, sus ojos se encuentran con los tuyos, Señor.

Tu dorso está en carne viva. Esa frente que tantas veces acarició y besó, ensangrentada, atravesada por las espinas. María, tu corazón se ha quebrado y el de tu hijo al verte también, y aún así, te consuela.

El viejo Simeón tenía razón, tu corazón ha sido atravesado. Señor, yo también me he encontrado con mi madre. Lamento tanto las lágrimas derramadas por esos ojos dulces.

Quisiera nunca haberla hecho llorar, pero soy tan débil. ¡Cuántas veces me he olvidado de ella! Y ella, sin embargo, nunca me ha abandonado. María, madre nuestra, camina su propio calvario. Vamos Señor, con María, caminemos juntos.

Quinta estación: El Cirineo ayuda al Señor a llevar la cruz

Vía Crucis: reflexión de cada estación (segunda parte)

La Cruz pesa. El Cirineo es esa imagen que nos recuerda a todos los cristianos el motivo de nuestra misión: servir a los demás y a través de este servicio amarte a ti Señor.

A ti que durante toda nuestra vida has estado cargando con el peso de nuestros pecados. A ti Señor, que también tienes sed de nosotros.

Que tu amor es tan grande que, en este momento de dolor, y siempre, necesitas que volvamos a ti. Que ayudemos a cargar con esa cruz que casi rompe tu espalda.

Quiero ser ese Cirineo Señor. Quiero poder dejarlo todo y aunque me cueste, escoger estar a tu lado y cargar con mi cruz.

Ya no sé si soy yo quien te ayudo o eres tú el que me llevas. A tu lado la cruz pesa, pero la carga se hace ligera. ¡Vamos Señor!, caminemos juntos.

Sexta estación: La Verónica enjuga el rostro del Señor

Vía Crucis: reflexión de cada estación (segunda parte)

«Tu rostro buscaré Señor, no me ocultes tu rostro» ¡grito como aquel Salmista, que te busca desesperadamente! Pareces tan lejano, Señor.

Tan ausente a veces y yo te necesito. Y, sin saberlo yo, ahí estás tú, en cada rostro doliente. En todo aquel que sufre, incluso en aquellos que desprecio o frente a los que soy indiferente.

La Verónica, se acerca y con ese corazón compasivo que te ama, hace un gesto que nos acompañará toda la vida. Enjuga tu rostro. Un pequeño alivio en semejante viaje Señor.

Y tú, ¿cómo respondes? Quedándote con ella y dejando como señal tu rostro impreso no solo en aquel pedazo de tela. Tu rostro se quedó impreso en su alma.

¿Cómo podría ser yo tu Verónica?, ¿cómo podría yo también aliviar el dolor de otros, aliviar tu dolor Señor? Quiero verte en los demás, no me escondas tu rostro, Señor.

Ayúdame a superar mi miedo al dolor, mi miedo a ver cara a cara la miseria de lo humano y poder ofrecer mis manos para enjugar los rostros de aquellos que necesitan un descanso en el camino. ¡Vamos, Señor! Caminemos juntos.

Que estas reflexiones del Vía Crucis que venimos compartiendo contigo estos viernes de Cuaresma, puedan servir para acercar un poco más tu corazón al sacrificio de amor divino que Nuestro Señor hizo por cada uno de nosotros. ¡Hasta el siguiente viernes!

Te dejo aquí algunos recursos que estoy segura te servirán mucho:

Ebook gratuito: «40 días con Jesús»

Infografía: El Vía Crucis y mi vida

Video: El Vía Crucis en el Coliseo, una antigua tradición

Vía Crucis: reflexión de cada estación (segunda parte)

La entrada ¡Vamos Señor, caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (segunda entrega) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¡Vamos Señor, caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (segunda entrega)

«Amor sobre ruedas». Él quedó tetrapléjico, ella jamás lo abandonó y la fe los salvó a ambos

«Amor sobre ruedas». Él quedó tetrapléjico, ella jamás lo abandonó y la fe los salvó a ambos
La fe y el amor: ¿qué papel juegan para superar el dolor?

Esta época de Cuaresma nos reta a ser creativos a la hora de vivir nuestra espiritualidad. En algunos momentos (tengo que confesarlo), nos lleva a pensar un poco de manera negativa, algo así como con poca esperanza, ¿te pasa a ti también? 

Pero encontrarse con este tipo de historias como la que quiero compartirte hoy, nos llena de ánimo para seguir, nos alegra el corazón. 

El video es un testimonio genial, fue publicado por nuestros hermanos del Opus Dei y se titula: «Amor sobre ruedas», te invito a verlo hasta el final. 

Fe y amor verdadero

Nos encontramos con la historia completa de Begoña y Javier, una pareja fuerte que ha sido capaz de superar las dificultades de la vida, partiendo de algo muy especial: el amor y la fe. 

Cuando al comienzo de la historia, Javier nos dice: «… a los nueve meses quedé tetrapléjico», inmediatamente sentí como un «no sé qué» en el pecho. Algo así como, uy pero ¿cómo es posible que una persona empezando su historia de pareja pase por esto?

De una manera sencilla y sincera, ambos comienzan a narrar sus temores, dudas, impresiones de aquel momento y las mutuas reacciones. Solamente queda dejarse sorprender por lo que logra hacer la fe y el amor verdadero. 

En la familia de Begoña y Javier todo va sobre ruedas (literalmente) desde hace unos 20 años. Pero esto no significa que sean infelices o que no puedan ayudar a los demás.

De ninguna manera, sirviéndose del amor mutuo, se hacen anunciadores del verdadero amor. ¡Qué hermoso!

«No era practicante pero ahora la fe nos ha salvado…»

No podemos decir que la enfermedad o el sufrimiento hayan sido enviados por Dios. Pero lo que sí podemos decir es que Dios se sirve de todas estas experiencias para mostrarnos aún más su presencia amorosa.

De manera que es en medio de estas situaciones en las que se da la verdadera profesión de fe y por ende, se descubre la presencia de Dios en la vida. 

Y es que los momentos complejos de la existencia, vistos a la luz de la fe, se hacen como medios pedagógicos para aclarar la fe y responder de la mejor manera a los retos del día a día. Siendo así una manera de acercarse a Dios más sinceramente. 

El amor que da frutos

Aun en medio de las situaciones particulares esta familia ha podido hacer frente a lo que se impone como imposible, y que gracias a la vivencia del amor se convierte en oportunidad.

Su amor da fruto y es bastante conmovedor ver cómo aun en medio de los retos del día a día, son una familia abierta a la vida. Lo que nos llevaría a preguntarnos a nosotros mismos sobre el valor que damos a nuestras vidas y a la de los demás… 

En repetidas ocasiones tendemos a derrumbarnos por cosas que creemos nos superan, llegando a límites inimaginables en los que se comienza a relativizar el valor de la vida en todas sus dimensiones.

Este testimonio, por ejemplo, es ciertamente un sacudón que nos debería llevar a reconocer que ante todo, se impone el amor verdadero y la fe en un Dios que no abandona. 

Amor que se pone al servicio

La Cuaresma año tras año nos invita a realizar ejercicios de piedad, ayuno, oración, caridad. Ejercicios que son inmensamente valiosos pero que si se ven desprovistos de un trasfondo de fe, espiritualidad sana, amor, donación y generosidad… se reducen a simples actos de piedad. 

Este tiempo es también la oportunidad de retarnos a nosotros mismos. De descubrir que somos seres limitados, frágiles y necesitamos del amor de Dios. 

Estos 40 días no se nos pueden esfumar de las manos, como un tiempo cualquiera que va pasando en el calendario. Debe ser la oportunidad suprema para descubrir esa cruz que tantas veces hemos ignorado en nuestras vidas.

O que simplemente tratamos de no tener presente, por miedo, por falta de fe, por… tantas razones. Si quieres vivir este tiempo más unido a Dios te recomiendo el ebook gratuito «40 días con Jesús», ¡es excelente!

Armémonos de de valor para tomar esa cruz

Hagamos el esfuerzo por reconocer que es nuestra y que también desborda nuestras vidas de la oportunidad de donarnos y de recuperar lo esencial, el amor que nos trae la presencia de Dios en la vida. 

Solo desde la vivencia real del amor de Dios, vivencia que implica necesariamente la fe, se puede tomar la cruz con seriedad y sacar de ella oportunidades de salvación personal y familiar.

Ánimo, esta Cuaresma apenas comienza, aún hay tiempo, no lo desperdiciemos. Y recuerda, es un camino que todos estamos luchando por hacer, ¡no estás solo!, nos vemos en la oración 🥰

La fe y el amor: ¿qué papel juegan para superar el dolor?

La entrada «Amor sobre ruedas». Él quedó tetrapléjico, ella jamás lo abandonó y la fe los salvó a ambos se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Amor sobre ruedas». Él quedó tetrapléjico, ella jamás lo abandonó y la fe los salvó a ambos

5 consejos para cuidar tu salud mental y emocional de la mano de Dios

5 consejos para cuidar tu salud mental y emocional de la mano de Dios
Salud mental: 5 consejos invaluables para cuidarla

Salud mental, se habla tanto de ella en nuestros días. Pero en nuestra mente no se detienen los pensamientos: «¿Qué habrá significado?», «¿qué hubiera pasado si…», «¿quién le habrá metido esas ideas en la cabeza?», «¿quién lo habrá herido de niño?», «¿quién sería hoy sin este trauma?».

Podemos pasar mucho tiempo, días, meses, años preguntándonos tantas cosas: sobre relaciones de pareja, amistades, proyectos, compañeros de trabajo, conversaciones, enfermedades, incluso la muerte.

Buscamos respuestas y explicaciones todo el tiempo

Al parecer nos convertimos en grandes maestros de la reflexión. Somos conscientes de tantos factores y elementos que juegan en la vida para que algo se dé… o no.

Y finalmente: estamos cansados. Nuestra salud mental está al borde de la locura. Nos hemos obsesionado, nos sentimos fatigados, estresados, agotados

¿Cómo salir de esto? Te compartimos cinco consejos para que tu salud mental mejore de la mano del mejor: ¡Dios!

1. Detente, acalla tu mente

Salud mental: 5 consejos invaluables para cuidarla

Muchas terapias me ayudaron, pero nada como este pasaje: «Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti. Pues mejor es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno» (Mt.5), ¿suena duro verdad?

Pero tranquilo, vamos a aterrizar las cosas al plano de la salud mental. Si cambiamos «tu mano» por «tu mente», la cosa se entiende mejor, ¿no te parece?

Si nuestra mente es ocasión de ansiedad, de perder la esperanza, la fe o la caridad. Si nos tiene al borde de la enfermedad mental, si vivimos castigándonos con el «qué hubiera pasado si…» ¡Para!

Detente, acalla tu mente si solo te sirve para desesperarte, este sentimiento no viene de Dios. Intenta hacer algo diferente de inmediato, hablarle a un amigo, escuchar una buena canción, irte a caminar. ¡Despéjate!

2. Deja de pensar que tienes que controlar todo

Salud mental: 5 consejos invaluables para cuidarla

Detrás de esta manía hay una soberbia de querer ser Dios y entenderlo y controlarlo todo. Jesús aconsejaba sabiamente:

«No se afanen, pues, diciendo: ¿Qué comeremos… o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas, pero su Padre celestial sabe que tienen necesidad de todas estas cosas.

Mas busquen primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todas se les dará por añadidura. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán».

La energía que ponemos en jugar a ser Dios —explicándolo y prediciéndolo todo— la podríamos poner en hacer cosas que sí están en nuestro control. Lo demás dejarlo en manos de Dios.

3. Toma distancia de lo que te roba la paz

Salud mental: 5 consejos invaluables para cuidarla

«Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios, —el saber más elevado—…sin tener amor, de nada me sirve» (1 Cor. 13).

Un padre me decía: «Tienes el don de la consciencia profunda, pero ¿de qué te sirve si solo te desespera, te aísla, te llena de temor?

El demonio se mete en lo virtuoso para salirse con la suya. Toma distancia de ese don si no te está acercando a Dios, a ti misma y a los demás».

Pienso en cuáles son esos lugares, situaciones o personas que te inquietan, que te roban la paz. ¿Tienes forma de alejarte de ellos? Si es así, ¿qué esperas para tomar distancia?

4. Deja a Dios, ser Dios

«No quieras ser justo en demasía, ni te vuelvas demasiado sabio. ¿A qué destruirte?» (Ecl. 7). ¿A qué destruirnos? Hay bondades en querer profundizar, pero no al grado de acabar con nuestra energía, salud y vida.

La sabiduría de nuestros padres y madres en la fe estaba en dejar a Dios ser Dios y ocuparse de lo que sí le toca. Nos obsesionamos con controlar la salud, la vida y la muerte, el futuro, nuestra buena fama, el rumbo de nuestra vida.

Descansemos en Dios, hagamos el esfuerzo de recurrir a Él aunque no estemos acostumbrados a ello. «El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido» (Salmo 34, 18).

5. Evita buscar tantas respuestas

Ser más sencillos en la lógica de Dios es ser más sabios. «Yo te bendigo, Padre… porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos y se las has dado a conocer a los sencillos.

Sí, Padre, pues tal ha sido tu voluntad. Mi Padre ha puesto todas las cosas en mis manos, nadie sabe quién es el Hijo, sino el Padre» (Lc. 10).

Sé que es difícil y también sé que todo el mundo te dice lo mismo, pero si sabes que puedes contar con Dios, ¿qué esperas para pedirle ayuda, consuelo, compañía, amor? ¡No estás solo!

Y si quieres profundizar más en este tema, te recomiendo los cursos online: «Logoterapia para la vida cotidiana»«Cuidado y cultivo de la vida emocional». ¡Estoy segura de que serán de gran ayuda!

Salud mental: 5 consejos invaluables para cuidarla

La entrada 5 consejos para cuidar tu salud mental y emocional de la mano de Dios se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 consejos para cuidar tu salud mental y emocional de la mano de Dios

¿Sabes si cuando se trata de relaciones… tus sentimientos son equilibrados?

¿Sabes si cuando se trata de relaciones… tus sentimientos son equilibrados?
Cómo equilibrar los sentimientos en mi relación de pareja

Muchas cosas en la vida requieren que encontremos un equilibrio, y el amor no es una excepción. Hoy me gustaría hablar del equilibrio que es importante hallar en lo que se refiere a los sentimientos: es importante alejarnos de dos extremos en lo que respecta a las relaciones de pareja.

Un extremo sería dejar que estos nos gobiernen —por ejemplo, respecto de alguien que acabamos de conocer—. El extremo opuesto consistiría en cerrarnos completamente a ellos, y no dejar que se proyecten hacia alguna persona —por ejemplo, por miedo a salir heridos—.

Aclaremos el tema de los sentimientos y el amor

Cómo equilibrar los sentimientos en mi relación de pareja

Antes de entrar propiamente en el tema que nos ocupa, es importante hacer una distinción. Los sentimientos que podemos experimentar hacia alguien dan origen al enamoramiento, pero enamoramiento no es amor.

Como tal, el amor es una decisión: la decisión de buscar el bien y lo mejor para la otra persona. No se trata aquí, entonces, de plantear una oposición entre los sentimientos y el amor.

Por el contrario, los sentimientos constituyen un insumo para el amor. Es decir, ayudan a que el amor crezca y se haga cada vez más fuerte, y por eso son buenos.

El hecho de sentir cosas fuertes por alguien generalmente nos lleva a tratar de buscar su bien. Y resulta muy importante notar que la bondad de los sentimientos radica precisamente en que son un insumo para el amor.

Justamente por eso es que se debe escapar de los dos extremos de los que hablábamos. Por un lado, no dejemos que estos tomen el absoluto protagonismo:

Con lo cual el centro de la relación estaría puesto en «lo que yo siento», y ello podría alejarnos de la búsqueda del bien para la otra persona.

Por otro lado, evitemos cerrarnos completamente a ellos: lo cual puede hacer que nos estemos cerrando también al amor que podría surgir, de darnos la posibilidad de conocer a esa otra persona.

Extremo 1: Que los sentimientos tomen el control

Definitivamente, es muy agradable sentirse enamorado, más aún cuando ese sentimiento es correspondido. Uno se siente en las nubes, capaz de llevarse el mundo por delante, y todos los días son primavera.

Es una sensación única, que muy pocas experiencias pueden igualar. El gran riesgo de dejar que los sentimientos tomen el protagonismo es que el centro termine estando en uno mismo, y «perdamos de vista» a la otra persona.

Lo ordinario es que los sentimientos surjan frente a ciertas características que posee la otra persona. Pero los sentimientos no requieren que la otra persona realmente posea esas características: basta que uno crea que las posee.

La primacía puesta en los sentimientos, especialmente cuando uno empieza a conocer a la otra persona, lo lleva a la idealización. En ella, no importa cómo sea la otra persona en realidad, sino cómo yo quiero que sea.

Antepongo la idea a la realidad, atribuyendo a la otra persona esas características que me aseguran que podré seguir sintiendo eso que quiero sentir.

Extremo 2: Cerrarme a ellos

Hay experiencias que, debido a su escasa intensidad, difícilmente nos marcan. En cambio, hay otras que terminan dejando huellas profundas, para bien o para mal.

El terreno del amor es fuente de experiencias muy intensas, muchas de ellas únicas, que dejan una honda huella en nosotros.

El primer beso, la primera vez que uno se pone de novio en serio, una pedida de mano, o el primer encuentro sexual…  Son experiencias que nos acompañan toda la vida.

Lo cierto es que, si bien todas esas experiencias dejan marcas en nosotros, estas no siempre son agradables, e incluso pueden llegar a ser heridas.

El hecho de que alguien en quien confiábamos nos haya traicionado, o una relación que terminamos con la autoestima dañada, son algunos de los casos que pueden hacer que se nos haga difícil permitirnos sentir de nuevo algo por alguien.

Claramente, uno no elige sentir cosas o dejar de sentirlas. Sin embargo, sí se puede elegir qué actitud asumir frente a eso que siente.

Y, a ese nivel voluntario, uno sí puede elegir mantener a la otra persona a distancia, evitando una cercanía —física o psicológica— que la vuelva especial para nosotros.

Un punto de equilibrio

Cómo equilibrar los sentimientos en mi relación de pareja

Por más que parezca que ambos extremos nada tienen en común, en realidad, se identifican en el hecho de que ambos implican una suerte de subjetivismo exacerbado —es decir: me termino cerrando en mí mismo—. En ambos casos, me quedo encerrado en mis ideas.

En el primer caso, atribuyendo a otra persona características que no posee. En el segundo, negándome a la posibilidad de conocer realmente al otro, quedándome con el prejuicio de que esa persona me va a dañar, o de que no me va a querer por ser quien soy.

Por eso, resulta fundamental aprender a equilibrar ambos extremos con una cuota de objetividad. La objetividad implica poner en el centro la realidad, es decir, darme la posibilidad de conocer realmente a la otra persona, sin que mis ideas —positivas o negativas— se impongan.

Por más que tengamos ganas de hacerlo, es importante que no abramos de golpe la «represa sentimental» ante la primera persona que conozcamos, dejando que nuestros sentimientos hacia ella inunden la relación.

Pero tampoco se trata de clausurar definitivamente la represa. Hay que irla abriendo de a poco. Y especialmente en aquellos casos en los que nos cuesta abrirla, conviene hablar con la otra persona para que sepa esperarnos y nos entienda.

Si quieres profundizar en este tema te recomiendo la conferencia online «Enamórate más: guía para mejorar la conexión con tu pareja». ¡Estoy seguro de que te ayudará mucho, en especial si estás en la etapa de noviazgo!

Nuestro autor tiene un blog llamado www.amafuerte.com donde puedes encontrar más artículos sobre este tema.

Cómo equilibrar los sentimientos en mi relación de pareja

La entrada ¿Sabes si cuando se trata de relaciones… tus sentimientos son equilibrados? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Sabes si cuando se trata de relaciones… tus sentimientos son equilibrados?

(Quiz) ¿Dónde están las reliquias más amadas de la Iglesia?

(Quiz) ¿Dónde están las reliquias más amadas de la Iglesia?
¿Dónde se encuentran las reliquias más importantes de la Iglesia?

Las reliquias, objetos que pertenecieron a personas santas o que tuvieron contacto con ellas, durante mucho tiempo han ayudado a acrecentar la fe de los creyentes.

A través de ellas hemos conocido un poco más de la historia de la Iglesia. Y sin embargo, nuestra fe de ninguna manera debería estar fundada en ellas o depender de su veracidad para poder creer.

Estas reliquias cristianas han sido testigos de la vida de santos incluyendo la vida del mismo Jesucristo y muchas de ellas nos confirman su existencia.

La Iglesia y las reliquias de los santos

La Iglesia desde el inicio se ha encargado de su veneración, al respecto de esto, Gustavo Daniel D’Apice, profesor de Teología nos dice:

«Las reliquias son solo signos pobres y frágiles de lo que fueron sus cuerpos y pertenencias, a través de estos signos tenues y pequeños Dios quiere manifestar su presencia, su poder y su gloria».

Las reliquias más queridas por los creyentes son las que tienen que ver con el nacimiento y la pasión de Cristo. Ellas nos recuerdan no solo el camino que lleva a la cruz y a través de ella a la santidad, sino a Aquel que es el camino, la verdad y la vida misma.

¡Son pequeños signos que nos remiten a Dios! Ahora ¿Dónde se encuentran las reliquias más significativas de nuestra Iglesia? Te dejamos este quiz para que pruebes tus conocimientos. ¡Déjanos saber qué tal te fue en los comentarios! 



 

¿Dónde se encuentran las reliquias más importantes de la Iglesia?

La entrada (Quiz) ¿Dónde están las reliquias más amadas de la Iglesia? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: (Quiz) ¿Dónde están las reliquias más amadas de la Iglesia?

¿Qué mejor ejemplo de trabajador que san José? Una reflexión hermosa sobre su labor

¿Qué mejor ejemplo de trabajador que san José? Una reflexión hermosa sobre su labor
¿Por qué san José es patrono de los trabajadores?

Además de ser patrono de la Iglesia Universal, modelo de esposo, modelo de padre, patrono de las familias y de la buena muerte, san José es conocido también como ¡el patrono de los trabajadores!

El papa Pío XII, en el año 1955, instituyó el 1º de mayo como el día de san José Obrero, siendo una manera de recordar el sentido cristiano del trabajo y de cristianizar el día mundial del trabajador.

Con esta solemnidad el pontífice recordó el papel del trabajo como «don de Dios» y del trabajador como «imagen de Dios». Se refirió a san José como «el humilde obrero de Nazaret», que encarna «delante de Dios y de la Iglesia la dignidad del obrero», y lo nombra guardián de los trabajadores y de las familias.

En este video explico más a profundidad estos puntos según la Carta Apostólica «Patris Corde» 

El principal trabajo que asumió san José, fue la misión que Dios le encomendó: ser custodio de la Sagrada Familia, una misión que realizó de manera ejemplar, acogiéndose por entero a la voluntad de Dios.

San Josemaría, un fan de san José 

San Josemaría veía a san José como un modelo de mucha entidad para la santidad cristiana. Es un verdadero paradigma de santidad en las tareas ordinarias.

Se recoge en uno de sus escritos: «eso nos enseña la vida de san José: sencilla, normal y ordinaria, hecha de años de trabajo  siempre igual, de días humanamente monótonos, que se suceden los unos a los otros.

Lo he pensado muchas veces, al meditar sobre la figura de san José, y esta es una de las razones que hace que sienta por él  una devoción especial».

El Opus Dei, por ejemplo, habla de la santificación del trabajo ordinario, pues de alguna forma cada trabajo se puede unir al de Jesús en el taller de José.

Como muestra este video de la película «There be Dragons» (que por cierto les recomiendo ver), donde se muestra —desde la imaginación del director— como sería la fundación del Opus Dei. ¡Y todo termina en su taller!

El taller de san José

En la homilía que lleva este nombre, y que está recogida en el libro «Es Cristo Que Pasa», san Josemaría nos recuerda:

«En Nazaret, José sería uno de los pocos artesanos, si es que no era el único. Carpintero, posiblemente. Pero, como suele suceder en los pueblos pequeños, también sería capaz de hacer otras cosas: poner de nuevo en marcha el molino, que no funcionaba, o arreglar antes del invierno las grietas de un techo. 

José sacaba de apuros a muchos, sin duda, con un trabajo bien acabado. Era su labor profesional una ocupación orientada hacia el servicio, para hacer agradable la vida a las demás familias de la aldea.

Iba acompañado de una sonrisa, de una palabra amable, de un comentario dicho como de pasada, pero que devuelve la fe y la alegría a quien está a punto de perderlas.

A veces, cuando se tratara de personas más pobres que él, José trabajaría aceptando algo de poco valor, que dejara a la otra persona con la satisfacción de pensar que había pagado. 

Normalmente José cobraría lo que fuera razonable, ni más ni menos. Sabría exigir lo que, en justicia, le era debido, ya que la fidelidad a Dios no puede suponer la renuncia a derechos que en realidad son deberes:

San José tenía que exigir lo justo, porque con la recompensa de ese trabajo debía sostener a la familia que Dios le había encomendado».

San José como maestro de vida interior en el trabajo

José supo enseñar a Jesús con las lecciones con que todo buen padre israelita sabía educar a su hijo: lecciones de vida limpia y de sacrificio, de virtudes humanas y de trabajo ofrecido a Dios y bien acabado. Lecciones de vida sobria, justa y honesta. 

San José nos enseñará también a nosotros que formamos un mismo cuerpo con Cristo. ¿No es esto hermoso? En lo humano, fue maestro de Jesús, le trataba diariamente, con cariño delicado, y cuidó de Él con abnegación alegre.

¿No será ésta una buena razón para que consideremos a este varón justo, a este Santo Patriarca en quien culmina la fe de la Antigua Alianza, como maestro de vida interior? 

La vida interior no es otra cosa que el trato asiduo e íntimo con Cristo, para identificarnos con Él. Y José sabrá decirnos muchas cosas sobre Jesús.

Por eso: «No dejéis nunca su devoción, ite ad Ioseph», como ha dicho la tradición cristiana con una frase tomada del Antiguo Testamento.

¿Por qué san José es patrono de los trabajadores?

La entrada ¿Qué mejor ejemplo de trabajador que san José? Una reflexión hermosa sobre su labor se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Qué mejor ejemplo de trabajador que san José? Una reflexión hermosa sobre su labor

«Intocable». La canción que me recordó cómo se siente Dios cuando decido alejarme

«Intocable». La canción que me recordó cómo se siente Dios cuando decido alejarme
El dolor de Dios: cómo se siente Él cuando nos alejamos

Hace poco encontré en Spotify un playlist muy popular de una consagrada, en la que recopila «canciones seculares raras, fácilmente aplicables a la oración».

Entre tantos artistas que reconocía desde antes o que escuchaba por primera vez, fue el mexicano Aleks Syntek, con su canción «Intocable», quien logró ponerme la piel de gallina.

Creo que si la hubiera escuchado en otras circunstancias la habría dejado pasar, pero el hecho de que sus estrofas fueran usadas por otras personas para rezar (para abrirle el corazón a Dios pero sobre todo, para escuchar lo que Dios tenía por decirles), me estremeció por completo.

«Me marcho porque fue tu decisión»

Fríamente hablando, la canción narra el término de una relación amorosa desde la perspectiva de quien toma la decisión de dar un paso al costado.

Pero lo que más llama la atención es el poderoso motivo por el que esa persona, al encontrarse dolida, opta por alejarse a pesar de seguir amando.

El coro lo resume a la perfección: «Pero me voy, me marcho porque fue tu decisión. Te amaré, lo haré si es necesario por los dos. Que aquí en mi corazón, nunca te voy a olvidar, pues de ahora en adelante, intocable es tu lugar».

Después de escucharla, toda esta frase resonó en mi cabeza durante mucho tiempo. Tanto así que empecé a preguntarme si esta canción podría ser un verdadero reflejo de cómo se siente Dios, cuando dejamos de esforzarnos por mantener con vida nuestra relación con Él.

El sufrimiento de Dios cuando estamos lejos

Al principio estaba segura de que era una confusión mía. Desde siempre, al saber que Dios me amaba de forma gratuita y desinteresada, pensaba que lo único que tenía que hacer era darle las gracias, abrir el corazón para recibir todo lo que Él quería darme y nada más.

Para mí, no tenía mucho sentido que Dios necesitara o al menos le importara, que alguien como yo se esforzara por amarle de vuelta. ¿Pensaste alguna vez de esta manera?

Además, con toda esa omnipotencia, creía que Dios podría deshacerse con mucha facilidad de cualquier sentimiento negativo, como la tristeza o la decepción.

Sobre todo si era causado porque alguien como yo, no quería o no podía valorar la inmensidad de su amor, ahorrándose así una dosis innecesaria e inmerecida de sufrimiento.

¿Qué nos pide la Virgen cuando hablamos del dolor de Jesús?

Para aclarar cualquier atisbo de duda, decidí llevar el tema a la oración y en ese momento, después de mucho tiempo, me volví a encontrar con uno de los primeros mensajes que la Virgen María dio en Fátima a los tres pastorcitos: «No ofendan más a Dios que ya está muy ofendido».

Por la historia de mi familia paterna, estoy muy familiarizada con estas apariciones marianas desde que tengo memoria y cuando era una niña, aquel mensaje en particular, me ponía bastante ansiosa.

Pensaba que si Dios estaba muy ofendido con la humanidad, entonces estaba muy molesto y como consecuencia, nos castigaría con severidad sin que pudiéramos hacer algo para evitarlo.

Felizmente, a medida que fui creciendo, el mismo Dios se encargó de poner a las personas correctas en mi camino y gracias al amor y compasión que ellas me dieron, Él pudo revelar ante mis ojos su verdadera identidad, que es el amor y la misericordia misma. 

Fue así como empecé a entender, por primera vez en veinticinco años, el verdadero significado que esconden las palabras de la Madre de Dios y que están íntimamente relacionadas con el mensaje de la canción «Intocable». 

El dolor de perder a alguien

Creo que todos, de diferentes maneras, hemos experimentado el inmenso dolor que significa perder a las personas que amamos.

Y con esto no solo me refiero a la muerte, me atrevería a decir que puede doler igual o más ser testigos de cómo alguien que significa mucho para nosotros, empieza a desaparecer por completo de nuestras vidas mientras que, físicamente, todavía sigue aquí.

Circunstancias como estas pueden darse cuando los anhelos que compartíamos con la persona amada empiezan a tomar rumbos distintos, como consecuencia de los cambios inevitables con los que la vida nos sorprende.

También, y creo que esto es lo que causa un dolor más profundo, sucede cuando otra persona (sea una pareja, un amigo o un familiar) deja de poner de su parte para mantener con vida el amor que compartimos y nos mantiene unidos.

Muchas veces, ese distanciamiento sucede por un simple descuido, que se soluciona con un diálogo profundo y sincero. Sin embargo, en ciertas ocasiones, nos podemos encontrar esforzándonos más allá de nuestras propias fuerzas.

Mientras el abismo entre nosotros y la persona que amamos se hace cada vez más profundo, sin que él o ella ponga de su parte para solucionarlo.

O viceversa: puede haber alguien dándolo todo por mantenernos en su vida y con nuestra indiferencia (consciente o inconsciente) los hacemos llegar al límite del agotamiento y con todo el dolor de su corazón se ven obligados a decir «hasta acá remé».

El amor incondicional de Dios

Si lo entregamos todo de nosotros para que otra persona se experimente amada, más allá de nuestros errores e imperfecciones, no merecemos nada menos que ser correspondidos de la mejor manera posible.

Así es como funciona la dinámica del amor (sea romántico o no) que tanto llena de sentido a nuestras vidas. A lo que voy con todo esto es que si nosotros, al experimentar la pérdida del amor, sentimos tanto dolor: ¿cómo se sentirá Dios al ver cómo sus hijos se alejan de Él?

Sea una decisión libre y consciente o una triste consecuencia de nuestras heridas más profundas, a Dios le duele profundamente perdernos.

Y no tanto por Él, ya que nunca dejará de amarnos, sino porque, como me dijo un amigo hace unos años: «Pase lo que pase, quien ama nunca pierde. Lo pierde todo, en el peor de los casos, quien no se deja amar».  

La buena noticia es que, a gran diferencia de los seres humanos (como el intérprete de esta canción), que nos encontramos con tantos obstáculos que nos desaniman al momento de amar, Dios jamás se rendirá con nosotros.

Te invito a escuchar atentamente la canción Intocable. Medítala en un lugar tranquilo y presta atención a la letra, ¿podría ser Dios quien nos dedique esta canción?, ¿estoy amándolo lo suficiente?, ¿me esfuerzo por amarlo cada día más y mejor?

¿Procuro regresar a sus brazos de manera inmediata?, ¿o será que hace tiempo ni pronuncio su nombre? Déjanos saber en los comentarios qué sentimientos brotan de tu corazón al escuchar Intocable y compártenos tu opinión sobre la sed que tiene Dios de nuestro amor.

Artículo elaborado por Ale Cava de Andrea.

El dolor de Dios: cómo se siente Él cuando nos alejamos

La entrada «Intocable». La canción que me recordó cómo se siente Dios cuando decido alejarme se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Intocable». La canción que me recordó cómo se siente Dios cuando decido alejarme

Serie recomendada: «The English Game»

Serie recomendada: «The English Game»
«The English Game»: por qué ver esta serie y lecciones

«The English Game» (Un juego de caballeros) es la última serie de Netflix culpable de mis noches de desvelo y ojeras en la mañana.

Lo admito, siempre me ha gustado ver televisión y esto de tener temporadas completas al alcance de la mano y en pleno encierro, requiere de bastante fuerza de voluntad.

Lo sé, estoy trabajando en esto, no me juzguen. Pero bueno, antes de seguir desviándose con el tema, aquí va mi recomendación de serie para esta semana.

Son apenas seis capítulos, seis horas de tu vida bien invertidas. «The English Game» es una serie que a primera vista puede parecer un tanto simple, pero no lo es. 

¿Por qué te recomiendo «The English Game»?

Escogí esta serie en primer lugar porque me encanta el fútbol. La trama prometía instruirme en los inicios del fútbol profesional tal como lo conocemos el día de hoy y con eso ya estaba encantada. Pero resultó ser mucho más que eso. 

Está basada en hechos reales y quiero apuntar a algunos detalles a los que hay que prestar atención mientras ven la serie. «The English Game» tiene elementos muy ricos que vale la pena analizar junto a sus personajes principales:

Arthur Kinnaird (el primer caballero del fútbol), Fergus Suter (considerado el primer jugador profesional de fútbol de la historia) y James Love (amigo incondicional de Suter).

¡Te comparto el trailer para que te empieces a emocionar y de paso le digas a tu esposo o a tus amigos que la serie le va a encantar porque habla de fútbol 😅 ! 

Un juego para caballeros

A finales del siglo XIX y por una larga tradición, el fútbol era considerado un deporte reservado para caballeros. Y cuando hablo de caballeros me refiero a aquellos de clase adinerada y sin las «distracciones mundanas» de aquellos menos afortunados. Como si llevar un pan a la mesa y esforzarse por subsistir fueran realmente distracciones. 

¿Qué significaba ser un caballero? De una manera explícita y muy bien ilustrada la serie va dejando leer cuáles son aquellas distinciones que definían a un caballero.

Sí, en primer lugar, su abolengo y la procedencia adinerada de la familia. A lo que se le sumaban el honor, la lealtad, el guardar la palabra dada, la justicia y la defensa de los más débiles.

Pero estos valores definitivamente no eran solo para aquellos de clase adinerada, el concepto de caballero iba percibiéndose en los distintos estratos sociales y se iba forjando aquello que podemos reconocer como un hombre respetable y de bien.  

El código de caballeros

A lo largo de la serie nos iremos dando cuenta cómo Arthur Kinnaird, va descubriendo que este código de caballeros no es tan consistente como debería, ni en él mismo ni en sus pares.

Sobre todo, cuando sus intereses personales se van viendo amenazados por un equipo de clase trabajadora, el Darwen FC, que ambiciona quedarse con la copa de la FA Cup.

Un primer dilema que vale la pena ver cómo se resuelve. ¿La caballerosidad es válida siempre?, ¿es solo una característica reservada para un grupo exclusivo?

Los valores como el honor, la lealtad, la verdad, ¿son solo para algunos? Un dilema que persiste hasta hoy.

La lucha de clases

La lucha de clases es una de las más antiguas del ser humano. Los menos afortunados tratando con esfuerzo de mejorar sus vidas, de soñar con un futuro brillante y sin preocupaciones para ellos y para los suyos. El sueño no ha cambiado a lo largo de la historia.

Los más poderosos, mirando a los pobres con desprecio, pisoteando derechos y vidas enteras por mantener un estatus, tal vez bien ganado y a mucho esfuerzo, pero que produjo una ceguera terrible para con los más necesitados. Ceguera a la que no somos inmunes hasta hoy.

El despertar de esta conciencia en un Arthur Kinnard que se va dando cuenta que su posición de ventaja no sirve simplemente para beneficio propio sino para ayudar a tantos, es inspirador.

¿Cómo alguien puede jugar bien si sus necesidades básicas no están cubiertas?

Si no come bien, si no descansa bien. Lo mismo podríamos preguntarnos hoy para cualquier ámbito en el que el ser humano quiera desarrollarse. ¿Cómo podría pensar en algo más si el estómago y el alma le duelen?

Ver a un Fergus Suter utilizar sus talentos para mejorar no solo él, sino llevar consigo a toda una familia que sufre, nos es tan familiar.

Luchar contra sus propias creencias y prejuicios, buscar el bien a toda costa, a pesar de haber crecido humillado y despreciado. Un James Love, que descubre su verdadero valor como amigo y como esposo. 

La historia de tres hombres (y más) envueltos en una lucha de clases que descubren podría terminar si unos miran a los otros y se ayudan libre y mutuamente.

La mujer a finales del siglo XIX

Es muy interesante detenerse a explorar el papel de la mujer a finales del siglo XIX. Una mujer que por el simple hecho de ser mujer no tenía ni los mismos derechos que los varones, ni era medida de igual forma. ¡Qué bueno que esta serie nos recuerde el camino ya recorrido!

Los personajes femeninos en esta serie nos hablan de problemáticas que aún existen. En primer lugar tenemos a Martha Almond: madre soltera fruto de un amorío con un hombre casado y de alta sociedad.

Martha trata de salir adelante por el amor a su hija y la conciencia del daño hecho aún sin intención. Es consciente de las consecuencias de sus actos y no aplacada por ellos, sale adelante una y otra vez.

Sus acciones nobles y esforzadas son recompensadas con la ayuda y el aprecio de los que la rodean.

Por otro lado tenemos a Alma Kinnaird. Esposa de Arthur Kinnaird, que va encontrando su lugar y su llamado en medio de su matrimonio. Un matrimonio en el que se siente en segundo lugar, luego del fútbol y del trabajo de su esposo (¿suena familiar?).

Alma reclama su lugar y lo busca, pero no por revancha sino por amor a su esposo. Un buen esposo que reconoce, pide perdón y hace algo concreto por poner a su esposa en el lugar que corresponde.

Y por último tenemos a la madre y a las hermanas de Fergus Suter y la violencia doméstica que duele y desgarra tanto antes como ahora.

Junto a ellas un hogar de mujeres abusadas y desvalidas que se someten al doloroso e implacable juicio moral de la sociedad y a la desgarradora separación de sus hijos cuyo destino es incierto.

Nuevamente un drama actual que nos motiva a pensar: ¿qué es lo que seguimos haciendo mal?, ¿cómo puede cambiar este escenario?, ¿qué puedo hacer desde mi posición, mi país, mi ciudad o mi hogar para que esto cambie?

La familia y el bien 

Finalmente, la familia y el bien común. Esta sencilla serie muestra el valor hermoso de la familia como pilar para el ser humano y fuente de bien para la sociedad en su conjunto.

El lugar donde los valores no solo se educan, sino que se discuten y se mejoran. Un lugar al que siempre se puede volver, donde saldrá la ayuda necesaria para afrontar las aventuras y desventuras de la vida.

Un lugar que si no es protegido, bien llevado y educado, puede ser también la cuna para dolores insondables. Dense una vuelta por «The English Game» esta semana, no se arrepentirán.

Cuéntenos en los comentarios qué opiniones tienen si ya la vieron o qué otras series con valores nos recomiendan 😉   🎬

«The English Game»: por qué ver esta serie y lecciones

La entrada Serie recomendada: «The English Game» se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Serie recomendada: «The English Game»

LOS GOZOS DE NUESTRA SEÑORA DE TORRECIUDAD.

Han llegado hasta nosotros diferentes gozos que se cantaban a la Virgen, entre ellos los de mediados del siglo XIX: «Gozos a la prodigiosa imagen de Ntra. Sra. de Torre-Ciudad venerada en los términos del pueblo de Bolturina P.E.D. Diócesis de Barbastro en el reino de Aragón especial abogada contra el mal de Corazón y alferecía. G.A.E.»

Comienzan así:

«Pues que vuestra gran piedad / siempre atiende al desvalido, / consolad al afligido / Virgen de Torre-Ciudad.

Vuestra Imagen peregrina / que á ampararnos os empeña / se halló bajo de una peña, / no lejos de Bolturina. / la tradición nos inclina / a creer esta verdad;

Consolad al afligido, etc.

Desde los años de mil / ochenta y cuatro cavales / os mostrais á los mortales / cual prudente Abigail, / vuestro templo es el redil / donde hallan seguridad.

Está clara la idea de piedad/misericordia de la Virgen, que atiende a los que acuden a Ella, desvalidos, afligidos. De manera especial todos aquella que sufren del mal del corazón y de la cabeza. Y otra cosa muy importante, la lucha contra la desesperanza, ante los muchos pecados cometidos.

La gente de la comarca se conocía de memoria los gozos de la Virgen de Torreciudad, que cantaban siempre que subían a la ermita de manera individual o colectiva. No faltaba nunca el rezo del santo rosario y el canto de los gozos. También hoy, en la fiesta de la Virgen, después de celebrada la santa misa en el santuario, se baja a la ermita rezando el rosario, se entra y se cantan los gozos. Posteriormente tiene lugar el pesaje de niños en el exterior de la ermita, tradición recuperada desde el año 2001.

5 caricaturas que ilustran lo que sucede en un matrimonio que tiene a Dios en el centro

5 caricaturas que ilustran lo que sucede en un matrimonio que tiene a Dios en el centro
El matrimonio: qué cambia cuando está Dios en el centro

El matrimonio es una aventura para la que literalmente hay que empacar. Después del «sí», te vas de casa, te despides, dices chao pero no adiós, empacas la vida entera en cuatro o cinco maletas, inicias una nueva vida con la persona que amas y todo cambia.

Cambia del cielo a la tierra. Ya no te despiertas solo, no desayunas solo, no planeas solo, ahora todo viene en un combo de 2×1. Dos personas se convierten en una sola carne.

Y la convivencia…. la convivencia puede convertirse en una pesadilla o en una oportunidad hermosa para aprender a donarnos más y mejor. Sabemos que cada matrimonio es un mundo, cada relación tiene sus altos y sus bajos y cada corazón ama a su manera.

Sin embargo hay algo o más bien alguien, que nos puede hacer la vida más fácil: Dios. Si nos casamos por la Iglesia, además de salir cogiditos de la mano con las argollas puestas, salimos con un regalo único, invaluable, maravilloso: su bendición.

Ya no somos dos, ¡somos tres! Cuando haga falta más amor, más valentía, más fuerza, más de lo que sea, no estaremos solos, podremos recurrir a Él.

El matrimonio es distinto cuando contamos con Dios y quisimos hacer estas caricaturas con algunos ejemplos para que lo entiendas mejor ❤️

1. Discuten… pero la reconciliación es más rápida

El matrimonio: qué cambia cuando está Dios en el centro

Compartir el mismo techo nos impide salir corriendo a la primera. Ya no discutimos y nos vamos cada uno para nuestra casa a despejarnos o a hacer otras cosas. Ya no apagamos el celular y nos desaparecemos una tarde entera o ignoramos las llamadas.

Vivir juntos nos obliga a vernos a los ojos, a encontrarnos de nuevo a la hora de la cena, a compartir la cocina, la oración para antes de dormir con los niños. Y cuando llega la noche, oh sorpresa tenemos que compartir la misma cama. No hay un cuarto para Carlos y otro para Nory.

Pero cuando estamos casados y tenemos a Dios en el centro, conocemos más de cerca la palabra «perdón». Sabemos que hay que aprender a ser más humildes, que al fin y al cabo somos uno y que lo que nos hagamos nos lastimará a los dos.

Si estás casado y tienes a Dios, la reconciliación es más rápida. Se pide perdón más fácil, se agacha más la cabeza y si nada de esto pasa, se le pide ayuda a gritos o con señales de humo 😅  y Él escucha.

2. La piensan dos, tres y hasta 84 veces antes de meter la pata

Con «meter la pata» no piensen solo en el hecho de ser infiel, sino en cualquier detalle que puede impactar negativamente en la relación. Sobra decir que si me casé y dije «sí» libremente, no tengo porque estar buscando lo que no se me ha perdido.

No tengo que darle campo a la tentación, y así mismo tengo que tener siempre presente, que lo que haga yo, repercute en mi pareja. Si sé cuáles son las cosas que lo molestan, evito al máximo hacerlas.

Si sé que decir mentiras no me va a traer nada bueno, ¿para qué decirlas? Si sé que a mi esposo lo pone de los nervios que haga x cosa, ¡pues no la hago!

Si nos amamos, hagamos todo para que ese amor crezca y se fortalezca. Escuchemos más, fomentemos más el diálogo, seamos más pacientes, más tiernos, más humildes.

3. Tendrán un escudo antibalas para educar a sus hijos

El matrimonio: qué cambia cuando está Dios en el centro

¿Se tiene que hablar del tema de los hijos antes de casarse? ¡Sí! ¿De verdad? ¡Sí! No podemos casarnos con suposiciones, pensando que «es obvio que él quiere hijos».

«Es obvio que no estaría de acuerdo en que nuestros hijos quieran ser un día hombres, al otro mujeres y al otro unicornios». «Es obvio que no estará a favor del aborto», «es lógico que le dirá no a la eutanasia». «Es obvio que no estará de acuerdo en que el consumo de pornografía es normal».

No nos casemos sin antes hablar de valores, de lo que de verdad nos importa. No demos por sentado que nuestra pareja pensará y actuará igual que nosotros. ¡Estos temas deben discutirse con amor antes, cuando somos novios!

Si para ambos la prioridad es Dios, compartimos los mismos valores y tenemos clara cuál será la educación que le daremos a nuestros hijos, ¡tendremos un escudo de protección maravilloso!

4. Trabajarán juntos por un regalo que no compra ni Mastercard: la santidad

El matrimonio: qué cambia cuando está Dios en el centro

«¡Ay Nory pero qué cursi, qué bobadas dices! Ahora nadie cree en el amor verdadero y mucho menos en llegar a la santidad». Antes de que yo me convirtiera de verdad, la idea me sonaba ridícula.

¿Cómo es eso de que además de que me caso mi deber es llevar a mi esposo o esposa al cielo?, ¿por qué?, ¿no es suficiente con cumplir con lo mío? Pues no, resulta que cuando somos esposos el amor se transforma, se recubre de una gracia especial, nuestro amor le apunta al cielo, a lo eterno.

Si nos casamos, Dios nos permite verlo a Él mismo en nuestra pareja. Nos abre los ojos del alma y del corazón, nos recuerda que fue Él quien nos permitió conocernos, unirnos, traer hijos al mundo.

Si amo a Dios y Dios me dio a mi esposo o esposa, ¡voy a querer lo mejor para él, lo voy a amar con todo mi ser y voy a hacer todo lo posible para que esté bien, para que sea feliz, para que llegue al cielo!

5. Serán más agradecidos y serviciales

Podrán pensar, vale pero una pareja que simplemente vive en unión libre también puede ser más agradecida y servicial, ¿o no? Sí, efectivamente cualquiera que se lo proponga puede lograrlo.

La diferencia radica en que cuando en un matrimonio está Dios en el centro, tanto el esposo como la esposa se dan cuenta de que han recibido ¡tanto, pero tanto de Dios!

Si oramos juntos y hacemos lo posible por permanecer en gracia, entendemos que somos afortunados por tener hasta lo más pequeño. Surge un deseo de compartir, de ayudar a otros a que entiendan que con Dios todo funciona mejor.

Nace y brota del corazón de ese matrimonio la palabra gracias y las ganas de poner al servicio de los demás lo poco o mucho que tenemos.

Si eres casado dime en los comentarios qué opinas, ¿estás de acuerdo?, ¿qué punto te gustó o te sorprendió?, ¿por qué se sienten agradecidos con Dios?, ¿qué es lo más lindo que han vivido en su matrimonio? ¡Los leo!

Además les recomiendo estas conferencias online:

«Te amo pero no te soporto» 😂  (es gratuita además)

«Amor después del amor: 7 crisis matrimoniales y cómo superarlas»

«Cómo evitar el conflicto y sacar lo mejor de tu cónyuge»

7 cualidades que hacen de ti una mujer inolvidable

7 cualidades que hacen de ti una mujer inolvidable
7 cualidades que hacen a una mujer inolvidable

Tú y yo tenemos un deseo grande de trascender, de dejar una huella. En el fondo todas queremos ser una mujer inolvidable, y este deseo es muy natural porque fuimos creados a imagen y semejanza de Dios y por eso nos proyectamos de esa manera.

En este último tiempo, las mujeres hemos sentido una necesidad más grande de decir en voz alta que queremos dejar nuestra huella y recuperar nuestra dignidad. 

Hay que reconocer que lamentablemente a lo largo de la historia, se nos ha otorgado un lugar poco agradable y negativo. Pero a la vez, en este último tiempo, algunos movimientos de mujeres han hecho mucho daño y también se han lastimado, al querer recuperar ese lugar de la forma equivocada, queriendo borrar todas las cualidades que nos caracterizan como mujeres. 

Pero eso no va ser posible porque es parte de nuestra esencia femenina. Y aunque no podemos ser todas iguales, pues más bien somos únicas e irrepetibles, te voy a contar las siete cualidades que hacen a una mujer inolvidable. ¡Aquí vamos!     

1. Conoces el valor de ser mujer

7 cualidades que hacen a una mujer inolvidable

Ser mujer es maravilloso y tú debes reconocerlo y apreciarlo. Las mujeres tenemos una sensibilidad que nos permite ver la vida con otros ojos y una capacidad de escucha que nos abre a los demás.

Somos tiernas, cariñosas y podemos estar pendientes de todos los detalles que hagan sentir bien a quienes nos rodean. Y esas cualidades tan nuestras no nos hacen débiles o frágiles, ¡al contrario! son nuestra fortaleza y nos abren paso en la vida.   

2. Te conoces profundamente

Así como eres capaz de escuchar a los demás y apoyarlos, tienes que escuchar también a tu mente y tu corazón. Reconocer tus emociones para comprender tu forma de reaccionar y relacionarte con el mundo, es importantísimo.

Tal vez, si estás pasando por una época difícil, puede ser de gran ayuda buscar a un psicólogo o acompañante espiritual que te ayuden a identificar lo que piensas y sientes.

Además, si profundizas en tu vida espiritual, eso te ayudará a reconocerte como una mujer digna, amada por Dios y los demás. Conocerte a ti misma, te dará claridad en tu camino y una visión más positiva y esperanzadora de la vida.

3. Sabes que tu belleza no viene de fuera 

7 cualidades que hacen a una mujer inolvidable

Sí, ya sé que las redes sociales nos hacen mucha presión y que es muy difícil no compararse con otras mujeres más arregladas, más delgadas o más exitosas que nosotras.

Pero acuérdate que tener más o menos maquillaje, unos kilos de más o de menos o algún logro académico o profesional nunca han definido toda tu vida. 

¿Sabes por qué? Porque tú eres hermosa por lo que traes en el corazón y aunque a veces te cueste reconocerlo, esa es la única belleza que perdurará en el tiempo y es solo tuya.

¡Ojo! No estoy diciendo que no te arregles o te cuides, ese aspecto es muy importante y te hace sentir bien. Lo único que no puede pasar es que esa belleza sea más importante y más cuidada que tu belleza interior. 

4. ¡Puedes hacer lo que te propongas!

Las mujeres somos fuertes y persistentes. Luchamos por lo que nos importa con todas nuestras fuerzas y por eso somos capaces de lograr lo que nos propongamos. Estoy segura de que tienes una fuerza interior que te ha llevado muy lejos.

Cuando las intenciones de nuestro proyecto son buenas y auténticas, aunque el resultado no sea perfecto, lo que debe preocuparnos es la honestidad y el esfuerzo con el que lo hagamos.

5. Reconoces el regalo de tu feminidad

7 cualidades que hacen a una mujer inolvidable

Uno de los errores más grandes en la lucha por los derechos de la mujer, es pretender borrar su feminidad. Porque tú y yo sabemos que ser mujeres nos hace únicas y que nuestro mayor valor está justamente en nuestra diferencia y complementariedad con los hombres.

Somos personas distintas con cualidades únicas con las que aportamos como en un equipo multidisciplinario a lograr el mejor resultado posible. Y en este caso, eso se ve reflejado en nuestras dinámicas de pareja, familiares, de estudio y de trabajo.

Somos las mujeres apoyando a los hombres y viceversa, los encargados de construir juntos, con las mismas oportunidades y dignidad, un mundo más humano.   

6. Eres una mujer maternal 

¿Qué significa esto? ¿Que todas las mujeres deben ser madres para realizarse? ¡Pues no! Por su puesto que tener hijos físicamente es una de las formas de realización más hermosas que puede experimentar una mujer, pero no es la única.

Todas las mujeres, solteras o casadas, laicas o consagradas, tenemos el don de acoger y servir a los demás y por eso decimos que somos maternales.

Por ejemplo, una persona religiosa tiene un papel de madre espiritual con las personas a quienes acompaña o incluso con otros miembros de su comunidad religiosa.  

7. Amas apasionadamente y no necesitas decirlo

Sé que aunque quisieras evitarlo, se te da naturalmente el estar pendiente de los demás y servirles sin hacerlo notar. También sé que muchas veces el entregarse y servir a los demás tiene una connotación negativa y nos hace ver como sumisas.

Pero la realidad es que todas las personas fuimos diseñadas para relacionarnos, entregarnos y vivir en comunión con los demás y las mujeres especialmente tenemos ese don. 

Digan lo que digan, de eso se trata el verdadero amor, de entrega y sacrificio sin esperar algo a cambio. Valga la aclaración, esto tiene límites y dentro de una familia, las responsabilidades son compartidas.

De hecho muchas veces te puedes sentir agotada e incluso invisible, como si nadie viera tu esfuerzo, pero ten por seguro que ese servicio y entrega que haces con amor calan en lo más profundo de los que te rodean y hay alguien que lo ve todo: Dios.   

¿Quieres ser una mujer inolvidable?

Pídele a María, la mujer más inolvidable de la historia, que te susurre unos consejos. Ella, la mujer más dulce, fuerte y maravillosa que vino a darnos las lecciones más valiosas de amor y humildad que nadie podrá superar.

Ella que nos amó a ti y a mí desde que dio su «sí» para traer al Salvador del mundo y ahora te acompaña en cada paso que das.

Si quieres conocer mejor la figura de María, te recomiendo el curso online «Conocer a María para vivir en María». ¡Estoy segura de que te va a encantar! Déjanos saber en los comentarios qué piensas de este artículo o qué fue lo que más te gustó. 

7 cualidades que hacen a una mujer inolvidable

La entrada 7 cualidades que hacen de ti una mujer inolvidable se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 7 cualidades que hacen de ti una mujer inolvidable

¿De dónde vienen las tentaciones? (comentario al Evangelio)

¿De dónde vienen las tentaciones? (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio según San Marcos 1,12-15:

«En aquel tiempo, el Espíritu empujó a Jesús al desierto, y permaneció en el desierto cuarenta días, siendo tentado por Satanás. Estaba entre los animales del campo y los ángeles le servían. Después que Juan fue entregado, marchó Jesús a Galilea; y proclamaba la Buena Nueva de Dios: «El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva».

La entrada ¿De dónde vienen las tentaciones? (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿De dónde vienen las tentaciones? (comentario al Evangelio)

¡Caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (primera entrega)

¡Caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (primera entrega)
Vía Crucis: Reflexión de cada estación

Cuando nos preparamos para rezar el Via Crucis, especialmente en Cuaresma, nos preparamos para meditar el camino a la cruz del Señor Jesús.

Un camino que luego de su muerte, cuenta la tradición, siguieron su Madre y sus discípulos como una práctica piadosa en memoria del sacrificio de amor de Nuestro Señor.

Los viernes de Cuaresma a través del Via Crucis, los cristianos acompañamos los pasos de Cristo rumbo al Calvario, con el corazón conmovido, esta oración es un gran recuerdo para cada uno de nosotros.

Pero hay un punto que a veces solemos perder de vista. Jesús vino al mundo y se hizo hombre para vivir con nosotros el dolor y lo temporal de la carne.

Su camino, lleno de caídas y de dolor es un recuerdo de lo que es el camino del ser humano. Un camino actual y que recorremos día tras día. 

Jesús como único camino 

Desde el momento de la caída inicial (y motivo de la misma), los hombres nos hemos empecinado en definir nosotros mismos el significado del bien y del mal.

Elegimos ser autorreferentes, nuestros propios dioses, en lugar de seguir el camino del Creador. Las consecuencias han sido y siguen siendo (porque repetimos la historia una y otra vez) la desdicha y la destrucción.

En este año tan particular para la humanidad, queremos meditar juntos el camino de la cruz recordando que es como nuestra propia historia. Sí, la tuya y la mía, la que vivimos a diario.

Durante los viernes de Cuaresma estaremos meditando cada una de las 14 estaciones del Via Crucis. Aquí te dejamos la primera entrega que comprende las tres primeras estaciones.

Si aún no sabes cómo rezar el vía Crucis, aquí te lo explicamos paso a paso. ¡Empecemos! 

1.Primera Estación —Jesús es sentenciado a muerte

Vía Crucis: Reflexión de cada estación

Desde el momento en que nacemos estamos sentenciados a muerte. No hay verdad más clara que esta. Qué difícil ver o reconocer esta sentencia en un recién nacido. Tanta ternura, toda una vida por delante. La inocencia de su rostro, ¿cómo algo tan tierno puede tener un destino tan duro?

Jesús mío, ¡qué difícil es aceptar el destino de la muerte! Qué duro es tener que renunciar a una vida que queremos para siempre. Dios mío el miedo es grande, necesito de tu fortaleza.

Ya no soy aquel pequeño niño, he pecado mucho. Me he resistido a seguir tus mandatos, esos que solo quieren mi bien, pero mi carne es tan débil.  

Que esta vida mía no sea una vida muerta, que mientras recorro este camino, mi vida esté llena de ti. Que este cuerpo frágil y temporal esté siempre fortalecido por tu espíritu.

Sentenciado a muerte camino junto a ti, tu eres mi fortaleza, acepta mi compañía, no quiero estar solo. ¿Dónde están todos los que me acompañaban? Frente a la muerte vamos solos, pero yo quiero ir contigo.

Quiero enfrentarme a ese juicio, que aún me parece lejano, de tu mano. Vamos Señor, caminemos juntos.

2. Segunda Estación —Jesús con la cruz a cuestas

Vía Crucis: Reflexión de cada estación

Mi vida es hermosa Señor, es tan bueno estar vivo, contemplar tu creación, los amaneceres lentos y los atardeceres que pintan todo de naranja.

Tanto por hacer, estar vivo es un mundo de posibilidades. Tantos caminos por seguir. ¡Cómo quiero vivir intensamente! Recorrer el mundo, descubrir cada rincón y vivir las más grandes aventuras.

El mundo me ofrece tantas cosas, Señor. Suelo olvidarme de ti, sobre todo cuando no tengo dificultades y todo parece ir tan bien. Discúlpame, Señor, no quiero cargar la cruz.

Tú que me lo has dado todo, lo sé. Pero, Señor, ¿por qué tiene que ser tan difícil?, ¿por qué una cruz?

Tu amor es tan grande que, aunque yo te abandone, Tú cargas la cruz por mi, siempre fuiste Tú. Mis dolores, los conoces. Mis debilidades, las conoces. Mis tantas miserias, Tú conoces todo de mí, Señor.

Ayuda a este pobre corazón a volver a ti. Y mientras me caigo, tu cruz me levanta. Vamos Señor, cargo mi cruz, caminemos Juntos.

3. Tercera Estación —Jesús cae por primera vez

Vía Crucis: Reflexión de cada estación

Te he abandonado, Señor. Una vez más, y Tú has caído adolorido por el peso de mis pecados. Si solo entendiera que al abandonarte soy yo el que cae, Señor. 

El mundo, el mundo tiene la culpa. Hay tantas cosas que me distraen, que me gustan tanto. No puedo rechazarlas, son más fuertes que yo. No quiero la cruz, Señor y te he abandonado.

Me pesa el abandono, pero me pesa más aún la soledad de mi vida sin ti. Nada tiene sentido, estos atardeceres anaranjados me recuerdan a ti. Te necesito en mi vida, Señor. ¿Cómo puedo volver si te he abandonado? No merezco ya nada de ti.

Nada ha salido como quería, Señor. Me pesa el dolor que llevo dentro, me pesan las injusticias de este mundo. Yo también he sido injusto, Señor. El único justo eres Tú, déjame volver a tu lado, ayúdame a levantarme. La cruz pesa. Vamos, Señor. Caminemos Juntos.

Esperamos que estas reflexiones del Vía Crucis te hayan gustado y puedas compartirlas con tus familiares o amigos. Te dejamos algunos recursos que pueden servirte ¡Nos vemos el otro viernes!

Ebook gratuito: «40 días con Jesús»

Infografía: El Vía Crucis y mi vida

Video: El Vía Crucis en el Coliseo, una antigua tradición

Vía Crucis: Reflexión de cada estación

La entrada ¡Caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (primera entrega) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¡Caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (primera entrega)

«No ayunes por ayunar». Encuentra un verdadero propósito para hacerlo y ofrécelo con amor

«No ayunes por ayunar». Encuentra un verdadero propósito para hacerlo y ofrécelo con amor
Ayunar: ¿qué sentido tiene y qué beneficios trae?

¿De verdad es necesario ayunar?, ¿tengo que hacer todo este sacrificio en Cuaresma? Qué creyente no se ha hecho alguna vez estas preguntas. Algunos de nosotros crecimos haciendo ayunos, los que mamá o papá proponían.

Recuerdo que mi mamá nos dejaba solo ver películas de santos en Cuaresma y si se te juntaba enfermarte era doble sacrificio. Entonces pasan los años, crecemos y sentimos que basta de sufrir por sufrir, que la vida ya te da razones de sobra para hacerlo.

Por otro lado sentimos que ayunar es más un «probar» o demostrar que podemos soportar cosas (más por orgullo que por cualquier otra cosa). «Probarle» a Dios, a los demás, a la Iglesia, a nuestros conocidos católicos y a nosotros mismos: «Yo sí que tengo fuerza de voluntad».

Hay algo mucho más profundo detrás del ayuno

Ayunar: ¿qué sentido tiene y qué beneficios trae?

Cada año, por 40 días volvemos a pensar ¿qué voy a ofrecer?, ¿qué tipo de ayuno haré?, ¿qué hobbie dejaré? Porque obviamente tenemos que probar de nuevo que podemos, que tenemos fuerza de voluntad.

¿Qué diferencia habría con un ninja que logra quedarse sobre un solo pie durante varios segundos?, ¿o con una mujer que debe soportar dolores durante nueve meses y uno mayor para dar a luz?

Reducir el ayuno a una «fuerza de voluntad», a «quedar bien con Dios» nos empieza a parecer hasta mundano. ¿Qué hay de espiritual en eso? Sin embargo hay situaciones donde nos damos cuenta cuánto bien nos hace, como la historia que les comparto a continuación:

La historia de Rosario y el padre Armando

Ayunar: ¿qué sentido tiene y qué beneficios trae?

Rosario era una abogada muy reconocida, tenía un puesto alto. Era buena cristiana, honrada, responsable. Tenía un hábito: desayunaba, almorzaba y cenaba en restaurantes.

Una Cuaresma, en unos Ejercicios Espirituales, conoció al Padre Armando. Desde entonces lo adoptó como su padre espiritual y le ayudaba siempre que podía, pasar tiempo con él era su pedacito de cielo.

Un día él le pidió que lo llevara al aeropuerto muy temprano:

— «Si aceptas, ¡yo te invito a desayunar!». Rosario no sabía qué esperar, hacía mucho tiempo no comía en una casa.
— «Vale», dijo Rosario. Entonces el padre cogió sus cosas y dijo ¡pues vamos!
— «¿Cómo, no vamos a desayunar?»
— «Sí, yo traigo algo aquí», dijo él.

El padre sacó unas papas hervidas, un salero y unas botellas de agua: «¿Comemos?». Me contaba Rosario que fue la comida que más disfrutó en toda su vida.

«Yo lloraba mientras comíamos. Ese día me cambió todo. Me volví más sencilla, me sentí más ligera».

Un buen plato de sencillez 

Ayunar: ¿qué sentido tiene y qué beneficios trae?

«Él, saboreaba una papa hervida profundamente agradecido con Dios, y yo viviendo de lujo en lujo sin ser feliz. Dejé mi trabajo (al que también era adicta por tantos reconocimientos) y me vine a trabajar para el padre, cambié mi carro por uno más sencillo. Me liberó».

¿No es esta una historia sencilla pero con un profundo impacto?, ¿has vivido una experiencia así?, ¿una situación que te llenó de sentido y te liberó de algo que creías nunca podrías dejar?

El ayuno nos despoja de nuestras falsas seguridades 

jumpp

De esas que se disfrazan de estabilidad pero en el fondo están llenas de miedo. Los ayunos nos dejan realmente vulnerables, reales, nos quitan las máscaras con que vamos cubriendo lo que de verdad importa y necesitamos: sabernos amados más allá de lo que tenemos y damos.

No se trata ahora de ir a hacer un ayuno que nos haga llorar o de hacerlo quejándonos y diciéndoselo a todo el mundo. Se trata de ayunar de esas cosas que realmente nos gustan para recordar su valor y entender si aportan o no a nuestro crecimiento personal y espiritual.

Se trata de desenmascarar aquello que no es de Dios. Ya Jesús decía «¿No vale más el hombre que el sábado?». Es decir, no se trata de cumplir por cumplir, lo que Dios busca al proponernos el ayuno es liberarnos, hacernos más felices, más plenos, más uno con Él y con los que queremos.

¿Qué ayuno te haría más libre esta Cuaresma? ¡Pídele a Dios que te inspire!

Y si te faltan ganas o ideas para vivir motivado esta cuaresma te invito a descargar gratis el ebook «40 días con Jesús». O a participar de la conferencia online «6 maneras de acercarte a Dios esta Cuaresma». ¡Te va a encantar!

Ayunar: ¿qué sentido tiene y qué beneficios trae?

La entrada «No ayunes por ayunar». Encuentra un verdadero propósito para hacerlo y ofrécelo con amor se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «No ayunes por ayunar». Encuentra un verdadero propósito para hacerlo y ofrécelo con amor

«Sin amistad nadie querría vivir». Un video genial para descubrir qué tipo de amigo eres

«Sin amistad nadie querría vivir». Un video genial para descubrir qué tipo de amigo eres
amistad

Dentro del programa «Aprendemos juntos» de BBVA, nos encontramos con diversos episodios en los que participan psicólogos, antropólogos, filósofos y un sinfín de personas interesantes.

En esta ocasión quiero compartir contigo un episodio que se centra en la amistad, dirigido por el filósofo y profesor David Pastor Vico. ¡Te invito a verlo completo!

La importancia de la amistad 

La amistad es y ha sido siempre una realidad sumamente importante dentro de la vida de todo hombre. Tanto así que pensadores de toda época han hablado tendidamente sobre el valor de la amistad y los tipos de amistad que normalmente existen. 

Si vamos al ámbito cristiano, los evangelios nos hablan de varias clases de amistades. Y como ejemplo tenemos la amistad de Jesús y el discípulo amado, o la de Jesús y Lázaro… los apóstoles, entre otras. 

Volviendo al video, el profesor que interactúa con los jóvenes les interpela frente a lo que es la amistad. Cuestión que bien podría servirnos a todos para meditar en los siguientes interrogantes.

¿Cómo es la amistad que brindamos?

¿Cómo son las amistades con las que contamos?, ¿qué tipo de amistades buscamos construir?, ¿me esfuerzo por ser un buen amigo?, ¿me preocupo por aquellos a los que llamo «amigos»?

¿Será que la amistad que le brindo a otros les permite avanzar, ser felices? La verdadera amistad es esa vista como un afecto puro y desinteresado compartido con otra persona.

Afecto que nace y se fortalece con el trato constante y que necesariamente implica contar con la empatía recíproca. Que la hace ser profunda hasta el punto en el que se comprende que el amigo es otro «yo».

Una amistad de este tipo es aquella que sabe caminar hacia el mismo objetivo: la felicidad integral de la persona. ¿Estás dispuesto a darlo todo en una relación de amigos?

Hay tres tipos de amistad 

El video nos recuerda que para la filosofía aristotélica, la amistad entre los hombres se ve principalmente dentro de tres formas.

— La que se construye como diversión: es esa en la que el placer de los encuentros, los deportes, el cine… se hace base de la relación.

Que ¡ojo! también cae fácilmente en el peligro del desencanto, bastante frecuente en las edades juveniles, ya que los «gustos» van cambiando o madurando. Digamos que este tipo de amistad puede ser muy fluctuante. 

— La amistad por interés: bastante peligrosa y desafortunadamente, demasiado común. Esta relación se construye sobre el pilar del ¿qué me puede aportar el otro?

El peligro está en cuando ese otro, al que llamamos «amigo» (pero que en realidad no lo es), deja de serme útil. ¡Qué difícil esto! Quiere decir que la amistad por interés está cosificando a la persona, la reduce a un objeto de interés.

Aquí tendríamos que hacernos las siguientes preguntas: ¿Cómo estoy viendo a los demás?, ¿por qué los valoro?, ¿por lo que son o por lo que tienen?

— La amistad verdadera: esta es la que se construye sin interés, por la virtud de hacer las cosas bien y caminar juntos en búsqueda de la felicidad. 

Convendría tener presente que «La amistad es como la música: dos cuerdas del mismo tono vibraran a la vez, aunque solo se toque una» (Francis Quarles).

El amigo verdadero siente tal empatía por su amigo, que se apasiona con la felicidad del otro y contribuye a ella. Pero también se acongoja con el dolor del otro y lo siente tan suyo que se compadece. 

Todo este tema me hizo recordar una frase del libro «El Ruiseñor», de Kristin Hannah, que narra la historia de las mujeres que viven en medio de la segunda guerra mundial, en una Francia invadida, donde el amor, la libertad y la supervivencia se hacen apremiantes.

Y en medio de todo lo difícil que se pueda narrar, hay una luz de esperanza que permite continuar adelante hasta la supervivencia: «La vida traía consigo muchas cosas terribles, pero también con aquello, amistades forjadas a fuego que demostraban ser indestructibles».

¿Qué tipo de amistad deberíamos tener?

Así como hay de diversidad de personas, hay diversidad de amistades. Pero lo que sí está claro es que la amistad que necesitamos hoy, la que debería impregnar al mundo entero, es la que Aristóteles llama «amistad verdadera».

Una en la que se construyen puentes para caminar juntos y no escaleras para superar al otro. Esforcémonos por forjar una amistad con fuego para que sea indestructible, aún cuando siempre existan dificultades en el camino.

Este es el reto diario de un verdadero amigo… ¿qué puedo aportar a mi amigo para que sea cada vez más feliz?, ¿cómo puedo recibir su testimonio para construir una mejor versión de mí?, ¿qué debo cambiar en mi manera de ver a los demás?

Recordemos que un verdadero amigo, ¡puede ser la salvación de una persona! Ahora que ya conoces qué tipos de amistad existen piensa, ¿cuál estás ofreciendo y cómo puedes mejorar?

amistad

La entrada «Sin amistad nadie querría vivir». Un video genial para descubrir qué tipo de amigo eres se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Sin amistad nadie querría vivir». Un video genial para descubrir qué tipo de amigo eres

¿Cómo hablar de sexualidad con mis hijos? ¡El cortometraje que todo padre debería ver!

¿Cómo hablar de sexualidad con mis hijos? ¡El cortometraje que todo padre debería ver!
Sexualidad: ¿cómo hablar del tema con mis hijos?

Uno de los temas que habitualmente resulta más difícil de encarar desde la relación padre/hijos es el de la sexualidad.

Mi generación (acabo de cumplir 52 años) tuvo padres que, en general, consideraban tabú el tema de la sexualidad, y prácticamente no hablaban de esos temas con nosotros, o si lo hacían, lo hacían con pudor, temores, y muchas veces un cierto puritanismo que nos dejaba más confundidos que informados.

La generación de mis hijos, por el contrario, tiene la sexualidad hasta en la sopa: los programas de «educación sexual integral» promovidos por los gobiernos casi unánimemente en todo el mundo les «sobreinforman» sobre sexualidad. Los chicos están informadísimos… y confundidísimos.

Hablemos de la primera vez

El video que te presento hoy es un corto llamado «Fabrizio’s initiation», que ganó varios premios internacionales. Retrata el momento en el que una pareja de adolescentes se prepara para tener su primera relación sexual.

Cuando ganaron el premio del jurado infantil en Berlín, la cadena DW presentó el corto de la siguiente manera:

«El cortometraje narra los preparativos de un adolescente y sus amigos de su primer nido de amor. ‘Ya llevamos un año, dos meses y 27 días… y ella me mira con esa mirada que es como un trampolín’, dice Fabrizio.

En realidad el espectador se entera de sus pensamientos mientras se ve al protagonista en medio de una «guerra» de chorros de agua con su novia, Nadia.

Junto con sus amigos, Fabrizio diseña un refinado plan para transformar un viejo automóvil en un nido de amor. El cineasta Mariano Biasin (Buenos Aires, 1980), contrasta la vivencia de los protagonistas con la ambivalente actitud de los padres al juzgar la primera experiencia sexual de los adolescentes».

Precisamente por ese contraste es que me parece que el corto es genial. Retrata con humor la iniciación sexual fallida de dos adolescente y termina con un final abierto. ¡Tienen que verlo completo!

 

¿Qué es la educación sexual?

Muchos padres creen que la educación de la sexualidad consiste en una charla sobre los pájaros y las abejas entre los ocho y los 11 años, y ya está.

Con eso, sus hijos están seguros y van a poder pasar la adolescencia «sanamente y en familia». Pero parece que no, frente a la sobreinformación que hay en todas partes, a la sexualidad exacerbada, al problema de la pornografía disponible a todas horas en todas partes, una charla no alcanza.

Ni una, ni cien. No es sentar a los chicos y «sermonearlos» sobre los peligros de la sexualidad, ni querer asustarlos con información sobre embarazo adolescente y enfermedades de transmisión sexual.

El grito de guerra de los adolescentes es «¡a mí no me va a pasar!». Una de las características de maduración del cerebro adolescente es que tiene como último factor de desarrollo el cálculo de riesgos y la asimilación de las consecuencias de sus actos.

La educación sexual entonces no puede ser una charla, ni amenazas, ni sermones: tiene que darse como parte de la educación integral de nuestros hijos, y tiene que ser una constante.

No podemos descansar ni pensar que ya lo tenemos «resuelto», porque justamente esa falsa confianza es la que lleva a resultados como el de la película: los chicos informadísimos y desorientados, y los padres sin información ni orientación para darles.

Educar para amar

El norte de nuestra educación tiene que ser que nuestros hijos sean personas que puedan amar y ser amadas. Y eso no es algo que se pueda improvisar: la educación integral de nuestros hijos no tiene por qué estar sectorizada en «materias», como en una escuela.

No podemos tener una hora de charla semanal sobre sexualidad y métodos anticonceptivos, otra sobre afectividad, otra sobre emociones. No: la educación en casa no funciona así.

Pero hay algo que está claro: para enseñar a amar, los únicos adecuados, los únicos que tienen la capacidad, la Gracia de Estado, el carisma y el amor necesario, somos los padres. 

Ni el Estado, ni la Iglesia, ni un especialista en sexualidad va a poder enseñarle mejor a nuestros hijos a amar y a ser amado. Uno de los ejes de esa realidad de amar y ser amado es la sexualidad, y ese eje debe darse en el marco adecuado, respetando la sensibilidad, madurez y desarrollo de nuestro hijo.

Y quienes conocen a la perfección la sensibilidad, madurez y desarrollo son, naturalmente, sus padres. Para enseñara a amar, hay que amar, no hay otro camino.

El movimiento se demuestra andando, y el amor, amando. Y también quienes más aman a los niños, son sus padres. Cuando viene alguien «externo» y dice que va a enseñarle a mi hijo una parte importante de lo que significa amar, sin tener en cuenta su madurez, desarrollo y sensibilidad, entonces deberíamos decir «no».

Pero para poder decir no, deberíamos poder nosotros enseñar adecuadamente a amar. Porque no basta con amar a nuestros hijos: también hay que tener un conocimiento adecuado de qué le tenemos que enseñar, cuándo y cómo.

Perdamos el miedo a educar

Los padres casi siempre comenzamos a educar a nuestros hijos «instintivamente». Y como nadie da lo que no tiene, damos la misma educación que recibimos.

Pero, como dije al principio de este artículo, en materia de sexualidad, son contados los padres que han recibido una educación para el amor integral, franca, abierta, madura y completa.

Y muchas veces, por esa «falta de educación» también nos sentimos atrapados entre dos fuegos: por un lado la «educación» estatal, que lo que menos hace es educar, y que muchas veces solo se centra en las cuestiones fisiológicas, y se olvida de lo afectivo, de la maduración personal, de los sentimientos, etcétera.

Por otro lado, la enseñanza de la Iglesia, especialmente de los que han superado mi edad, solo dicen «abstinencia y castidad» y no nos ayudan en cómo transmitir la virtud de la castidad a nuestros hijos, ni nosotros tenemos muy claro el panorama. 

Pero educar en la sexualidad no es muy distinto a educar a nuestros hijos en todos otros aspectos de su desarrollo personal: queremos lo mejor para nuestros hijos y queremos que cada vez sean más autónomos en sus vidas y decisiones.

Y para ello, como en cualquier otra cosa que queramos transmitirles a nuestros hijos, tendremos que primero explicarles por qué las cosas se hacen de este modo.

Luego mostrarles cómo se puede hacer, luego hacerlo nosotros y por último ayudarlos a encontrar los medios para que ellos puedan hacerlo por sí mismos.

La sexualidad es un don de Dios

En los últimos 50 años hemos vivido un exagerado movimiento de «liberación sexual». Y lo pongo entre comillas porque si hay algo que ha logrado la llamada liberación sexual es la esclavización de incontable cantidad de personas a una sexualidad desordenada.

Como reacción a esa llamada «liberación», durante muchos años se estuvo insistiendo desde la Iglesia en la enseñanza bimilenaria de la Iglesia: estamos llamados a regular la sexualidad con una virtud que se llama castidad.

Y lo primero que piensa el mundo moderno cuando escucha la palabra «castidad» es «aburrido», «represivo», o «ridículo».

Pero no es así: la sexualidad es un don maravilloso de Dios. Al punto que el primer mandamiento que le da Dios al hombre después de la creación es un mandamiento que involucra a la sexualidad: «Sean fecundos, multiplíquense y llenen la tierra» (Gn 1, 28).

En el corto se ve de un modo hermoso: Fabricio y Nadia quieren tener su «iniciación» porque creen que ha llegado el momento, y están llenos de curiosidad, de dudas, pero sobre todo de alegría.

Y se ve al final, cuando los padres usan el «nido de amor» para tener también su encuentro amoroso. La sexualidad es un don hermoso, es el don de toda nuestra persona al otro, y así tenemos que comprenderlo, vivirlo y enseñarlo a nuestros hijos.

Para que no crean que la sexualidad es algo sucio, depravado o algo de lo que no se puede hablar.

¿De qué hablamos cuando hablamos de sexualidad?

Una clase sobre cómo funcionan fisiológicamente el cuerpo femenino y el cuerpo masculino puede durar una hora. Pero hay que explicarla cuando comienza el interés y la curiosidad de los niños.

Y luego, volver a explicarla, y luego otra vez más, tantas veces como sea necesario, teniendo en cuenta la sensibilidad del niño o niña, para que pueda entender dos cosas muy importantes:

1. Cómo funciona la sexualidad, naturalmente.

2. Que de sexualidad se puede hablar abiertamente.

Sin problemas, en cualquier momento. Y no importa la duda que el niño tenga, con sus padres, que son quienes le aman y quieren lo mejor para ellos.

La sexualidad es más, mucho más, infinitamente más que el encuentro físico de dos cuerpos que buscan amarse. Y que por la sobreabundancia de ese amor, se reproducen como Dios Manda (Gn 1, 28).

La sexualidad es la donación integral de dos personas que se aman y que significa la unión íntima como no puede darse otra más íntima.

Tanto es así que cuando Dios quiere expresar su amor por la humanidad tiene que recurrir a un lenguaje «sexual», si se quiere, basta ver el Cantar de los Cantares.

Y cuando nos invita a compartir su vida eterna, nos invita a «las bodas del Cordero», usando de nuevo un lenguaje nupcial. No hay entrega más grande que entregarnos por entero a otra persona.

La sexualidad nunca debe separarse del amor

Cuando la sexualidad se separa del amor, lo que sucede es que la sexualidad mata al amor. Cuando buscamos al otro, cuando buscamos amarlo hasta el extremo, llega un momento (el momento oportuno, si usamos el lenguaje de Fabricio) en el que esa expresión de amor tiene que pasar a una dimensión física, a una expresión de donación total y absoluta.

Y para que esa donación sea verdadera, tengo que ser dueño de lo que voy a donar. Si yo entrego algo que no me pertenece, estoy haciendo una estafa. Si dono algo de lo que no soy dueño ni sé usar, entonces estoy mintiendo, estoy diciendo una cosa con las palabras, y otra cosa muy distinta con los actos.

Por eso es importante comprender que para que haya una donación genuina, una donación completa de mí mismo, tiene que haber también una posesión completa de lo que voy a donar. Incluyendo las consecuencias de los actos que supone esa donación.

Si yo quiero separar el acto sexual de su significado de entrega total y completa de mí mismo al otro para su disfrute, y busco solamente satisfacer mis deseos egoístas, es muy frecuente, probable y normal que pierda de vista por qué estoy haciendo lo que estoy haciendo. Y que se desvirtúe la donación integral de mí mismo para convertirse en usar al otro como un medio para un fin.

El problema cuando las personas se convierten en medios y ya dejan de ser el fin en sí mismos, es que comenzamos a abusar de los medios para obtener el fin.

Si se pusieran en fila todas las chicas seducidas y abandonadas que se entregaron por completo a sus novios cuando estos no tenían pensado una entrega tan profunda y completa, daríamos varias vueltas al mundo.

La importancia de saber el «por qué» y el «cómo»

Si no sabemos cómo educar, porque no fuimos educados nosotros mismos, corre por nuestra cuenta el querer educarnos para poder darle a nuestros hijos lo que tal vez nosotros no tuvimos.

Y si por misericordia de Dios pudimos llegar a tener una vida casta antes y durante el matrimonio, poder darle a nuestros hijos las herramientas para que ellos también puedan hacerlo.

Si no pudimos hacerlo y tuvimos una vida sexual desordenada, que ellos no cometan los mismos errores que nosotros y puedan tener una vida amorosa plena: es decir que puedan amar y ser amados «como Dios manda».

Y aunque pensamos muchas veces que la Iglesia no tiene una respuesta adecuada a esto, ¡Por supuesto que la tiene! Nuestra Iglesia es Madre y Maestra, y se encarga de cubrir con generosidad todas nuestras necesidades.

¡Para explicarnos la importancia del amor y la sexualidad, el papa Juan Pablo II empleó casi cinco años de catequesis explicando la importancia de la sexualidad humana como medio de santificación y salvación.

Y ¡esas catequesis están disponibles para que las podamos consultar, leer y crecer en la apreciación personal de nuestra sexualidad, y para que podamos transmitírsela a nuestros hijos!

Así que ánimo padres, luchen por ser embajadores del amor eterno. Les comparto algunos recursos que pueden ayudarles:

Libro: «La sexualidad según Juan Pablo II»

Lectura: Orientaciones educativas sobre el amor humano

Video: El gemido del corazón

Curso Online: Anatomía de un amor duradero

Sexualidad: ¿cómo hablar del tema con mis hijos?

La entrada ¿Cómo hablar de sexualidad con mis hijos? ¡El cortometraje que todo padre debería ver! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Cómo hablar de sexualidad con mis hijos? ¡El cortometraje que todo padre debería ver!

La oración, el ayuno y la penitencia pueden valer el doble en esta pandemia, ¡te explico cómo!

La oración, el ayuno y la penitencia pueden valer el doble en esta pandemia, ¡te explico cómo!
La oración, el ayuno y la penitencia: significado y ejemplos

¿Cómo es eso de que la oración, el ayuno y la penitencia pueden valer el doble en esta pandemia? Pues sí, es un tiempo difícil para todos, pero como buenos creyentes podemos «sacarle el jugo» a este tiempo especial.

Aunque no tengamos mucho ánimo tratemos de ver las cosas con otros ojos. Pensando que de cada situación que Dios nos permite vivir, puede salir algo bueno.

Hoy quiero motivarte a vivir esta Cuaresma siendo consciente de que estando como estamos, tenemos motivos de sobra para ofrecerle a Dios nuestro dolor, nuestra incomodidad o nuestros miedos.

Veamos cómo la oración, el ayuno y la penitencia pueden cargarse de mucho más significado durante esta pandemia:

1. La oración

La oración, el ayuno y la penitencia: significado y ejemplos

Les hago una pregunta: ¿Acaso esta pandemia no está siendo una experiencia de desierto? ¿Por qué lo digo? No solamente por lo difícil, árida y casi sofocante. Sino por todas las privaciones que seguimos teniendo.

No tenemos cines y teatros, no vamos a los estadios o gimnasios. Ya no podemos tener esas reuniones con los amigos que tanto bien nos hacían. Frecuentar los centros comerciales o lugares recreativos es difícil, o por lo menos, siguen teniendo muchas restricciones.

Efectivamente, todo ha cambiado, no podemos armar planes con certeza, todo lo que era tan común hace meses ahora está cargado de incertidumbre.

Tip de Cuaresma:

Miremos, en este tiempo de Cuaresma, todas esas restricciones, no como algo negativo, sino como un aliciente para que podamos entrar más en nosotros mismos, en nuestros corazones, ahí dónde nos encontramos de manera especial con Dios.

Esforcémonos para que estos 40 días que empiezan sean días especiales de oración. Conscientes de que también nosotros estamos atravesando por un desierto.

Busquemos espacios a lo largo del día, para desconectarnos un poco de Netflix, de las redes sociales, de las series o películas. Y destinemos una hora o un momento especial del día para conectarnos en la oración con Dios.

2. Ayuno y penitencia

La oración, el ayuno y la penitencia: significado y ejemplos

Quiero proponerles algo creativo. En vez de buscar medios diferentes o novedosos a lo que hacemos normalmente en nuestra vida, por qué no miramos la pandemia en sí misma como la oportunidad para vivir el ayuno y penitencia. ¿Cómo así?

Tip de Cuaresma:

Es evidente para todos, la cantidad de situaciones que se nos exigen paciencia, sacrificio, renuncias y muchas veces, bastante perdón y generosidad.

¿Para qué buscar algo extra? Hagamos un compromiso de asumir esas situaciones caseras, del día a día, con una actitud positiva, generosa y alegre.

¡Con una sonrisa! Ayunemos de esas caras largas, de las impaciencias y amarguras que podemos generar dentro de nuestro propio hogar. Ayunemos de esas actitudes y hábitos que sabemos son negativos, y muchas veces hieren a los que más queremos.

De las actitudes egoístas, en las que esperamos que el otro nos sirva o haga las cosas a nuestro modo. Y que nuestra penitencia sea buscar servir mucho más, antes que ser servidos.

Perdonar, antes que estar reclamando el perdón. Hacer ese esfuerzo de amar, antes que estar reclamando el derecho y deber de que se nos ame. ¿Difícil? ¡Sí! pero no imposible si contamos con la ayuda de Dios.

Un último empujoncito

yes

Quizás te cuesta pensar cómo puedes llevar a la práctica lo que te digo. Por eso te propongo algunos ejemplos y te invito a completar la lista según tus necesidades y metas para este tiempo.

— Ofrecerte a lavar los platos

— Barrer y limpiar más seguido

— Despertarte y regalar una sonrisa, aunque no estés muy animado

— No gritar

— No apresurarte a responder con enojo

Como puedes ver, estas son obras muy concretas de caridad. Son acciones pequeñas que pueden tener un gran impacto si decides hacerlas con amor. ¡Qué esta Cuaresma sea una oportunidad hermosa para cargar la cruz con nuestro Señor!

Y que la oración, el ayuno y la penitencia se conviertan en tres oportunidades magníficas de hacerte más fuerte en el espíritu. Si quieres vivir este tiempo de una manera única, te recomiendo descargar gratis el ebook «40 días con Jesús». ¡Te va a encantar!

La oración, el ayuno y la penitencia: significado y ejemplos

La entrada La oración, el ayuno y la penitencia pueden valer el doble en esta pandemia, ¡te explico cómo! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: La oración, el ayuno y la penitencia pueden valer el doble en esta pandemia, ¡te explico cómo!

Curso Taller Online: «Finanzas para católicos»

Curso Taller Online: «Finanzas para católicos»

¿Eres de los que se tiran de los pelos al revisar las cuentas del mes? ¿Quieres aprender a manejarlas mejor? ¿O incluso crecer e invertir? En este curso online te mostraremos cómo administrar correctamente tus recursos y, a la par, adquirir una mentalidad financiera saludable.

Dios te ha dado los talentos y la inteligencia necesarios para prosperar. Sí, ¡también en lo económico! Solo necesitas identificar cuáles son los hábitos positivos que debes potenciar, para alcanzar tus metas. Y esto no solo es posible, sino que además es más sencillo de lo que piensas.

Este curso-taller de Valeria Arellano cuenta con 4 módulos pregrabados, donde aprenderás conceptos y criterios financieros y cómo aplicarlos, y 2 sesiones en vivo para trabajar junto ella en cómo aplicar estos conocimientos en tu vida personal, profesional o familiar.

Apúntate y descubre el éxito que puedes alcanzar ¡y la abundancia que te espera!

La entrada Curso Taller Online: «Finanzas para católicos» se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Curso Taller Online: «Finanzas para católicos»

5 claves del papa Francisco para vivir esta Cuaresma en familia

5 claves del papa Francisco para vivir esta Cuaresma en familia
¿Cómo vivir la Cuaresma en familia? 5 claves del Papa

Nos preparamos para empezar a vivir la Cuaresma. Un tiempo litúrgico muy rico en gracia y muy hermoso para crecer en la fe. Si bien la fe es una experiencia de manera personal, vivirla en comunidad es aun mejor. ¡Y qué hermoso poderlo vivir en familia!

En este tiempo particular que vivimos, las familias nos hemos visto más «reunidas» que nunca y el espacio físico que compartimos, en muchos lugares sigue siendo el único espacio posible debido al confinamiento. Pensar en vivir una cuaresma como familia es algo oportuno y creo que hasta de gran ayuda.

De la mano del papa Francisco y su mensaje para esta Cuaresma les traemos cinco claves que serán de gran ayuda para vivir mejor esta Cuaresma en familia.

1. Cuaresma en familia: una decisión consensuada

¿Cómo vivir la Cuaresma en familia? 5 claves del Papa

Si como familia vamos a decidir vivir este tiempo también comunitariamente, es importante consultarlo entre todos los miembros y no imponerlo rígidamente.

Sobre todo, si tenemos niños y adolescentes en casa. La fe y el amor a Dios es algo que se inculca, se fomenta, pero no se impone, y menos bajo amenaza de castigo.

2. Ayuno, oración y limosna, son obras de amor y no de temor

¿Cómo vivir la Cuaresma en familia? 5 claves del Papa

Tal vez cuando escuchamos estas palabras, sobre todo en la cultura en que vivimos, lo primero que queremos hacer es evitarlas. Muestra de eso son los numerosos platillos de pescado típicos de esta época.

El viernes no se come carne, pero qué festines nos damos con el pescado. Es casi una travesura de niños tratar de «darle la vuelta» a una ofrenda de amor.

«El ayuno, la oración y la limosna, tal como los presenta Jesús en su predicación (cf. Mt 6,1-18), son las condiciones y la expresión de nuestra conversión» (Papa Francisco, Mensaje para la cuaresma 2021). No les tengamos miedo, entreguémonos a estas prácticas entendiendo lo que significan.

3. Ayunemos de palabras ofensivas

El ayuno no solo significa privarnos de comida. Más allá de hacer ayuno el Miércoles de Ceniza y el viernes santo. Y abstenernos de la carne los viernes de Cuaresma, como familia podemos escoger hacer ayuno de palabras ofensivas y elegir amarnos con cada una de ellas.

Elegir otras palabras, sobre todo en los momentos más complicados, como cuando los padres perdemos la paciencia con los hijos. O cuando entre esposos salta algún conflicto. Existen muchas maneras de ayunar, solo hay que esforzarse un poco. 

El papa Francisco nos invita a «decir palabras de aliento, que reconfortan, que fortalecen, que consuelan, que estimulan». En lugar de «palabras que humillan, que entristecen, que irritan, que desprecian» (Carta Encíclica. Fratelli tutti 223). Un reto a conquistar como familia en esta cuaresma

4. Caridad comprometida con el otro

Elijamos como familia comprometernos a ayudar con algo o a alguien en concreto. En este tiempo de tanta necesidad, en que sobre la pobreza que ya existía, producto de la pandemia muchos han perdido el trabajo, pensemos cómo darles una mano.

Otros se encuentran solos debido al confinamiento, ¿podemos acompañarlos de alguna manera? La limosna, ayudar al más necesitado puede convertirse en una práctica familiar concreta. Pensemos si podemos dar algún donativo a otra familia. 

Podemos comprometernos más concretamente con las obras de nuestra parroquia. Podemos acudir a ella para ofrecer nuestra ayuda concreta en este tiempo y seguro que vamos a encontrar mil iniciativas necesitadas.

Limosna no se trata de entregar dinero fríamente, se trata de salir de nosotros mismos, compadecernos con el sufrimiento del otro y ayudarlo concretamente con bienes materiales.

Tal vez podemos comprometernos con alguien que conocemos que necesita ayuda, un vecino, un amigo, alguien que vive solo. A veces personas cercanas necesitan mucho más de nuestra ayuda y ni siquiera lo sospechamos.

Aquel que se ocupa de la limpieza del edificio, de la calle de nuestra ciudad, el portero de nuestro colegio, el mozo que solía atendernos tan amablemente.

Cada uno desde el más grande hasta el más pequeño puede contribuir. Es fundamental que como padres le expliquemos a los más pequeños qué es lo que estamos haciendo y porqué.

Tal vez podemos dejar de comprar algo que solíamos comprar, como postres, y ese dinero destinarlo a nuestra obra de caridad.

«La caridad es el impulso del corazón que nos hace salir de nosotros mismos y que suscita el vínculo de la cooperación y de la comunión» (Papa Francisco, Mensaje para la Cuaresma 2021) 

5. Oración familiar de la Palabra

¿Cómo vivir la Cuaresma en familia? 5 claves del Papa

Muchas familias ya tienen un momento concreto destinado a la oración, sobre todo aquellas con niños pequeños. Es usual que al acostarlos, los padres recen una pequeña oración con ellos o tengamos la costumbre de bendecir siempre la mesa.

Pero más allá de estos pequeños momentos hagamos de la oración y el diálogo frecuente con Dios, algo cotidiano. Estas son 10 formas de acercar a tus hijos a Dios que pueden ser de gran ayuda. 

Compartamos la Palabra de Dios juntos. Qué manera más concreta que conocer a Dios y acercarnos a Él que a través de la meditación de las Escrituras.

Animémonos a leer el Evangelio del día en familia y dejarnos interpelar por él. Una pequeña lectura en familia y luego recoger brevemente las impresiones de cada uno es una gran dinámica. Se trata de ir abriendo el corazón a la Palabra de vida.

La palabra de Dios nos anima a «vivir la verdad que se manifestó en Cristo» y que es una verdad al alcance de todos. Como dice el papa Francisco, es una verdad que:

«No es una construcción del intelecto, destinada a pocas mentes elegidas, superiores o ilustres, sino que es un mensaje que recibimos y podemos comprender gracias a la inteligencia del corazón, abierto a la grandeza de Dios que nos ama antes de que nosotros mismos seamos conscientes de ello».

Como últimos recursos te recomiendo descargar el ebook gratuito «40 días con Jesús» y escuchar la conferencia online «6 maneras de acercarte a Dios esta Cuaresma». ¡Estoy segura de que serán de gran ayuda!

¿Cómo vivir la Cuaresma en familia? 5 claves del Papa

La entrada 5 claves del papa Francisco para vivir esta Cuaresma en familia se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 claves del papa Francisco para vivir esta Cuaresma en familia

¿Por qué nos ponemos ceniza? Este es el significado detrás del Miércoles de Ceniza

¿Por qué nos ponemos ceniza? Este es el significado detrás del Miércoles de Ceniza
Miércoles de Ceniza: ¿qué significa para los cristianos?

Mientras el sacerdote hace la señal de la cruz sobre la cabeza de cada persona, imponiéndonos las cenizas, dice las palabras inspiradas en el capítulo tres del Génesis, cuando Dios castiga a Adán y Eva.

«Recuerda, hombre, que eres polvo y al polvo volverás». Con esta expresión, o «Convertíos y creed en el Evangelio», empezamos la Cuaresma.

Las cenizas nos recuerdan la muerte. Es lo que queda después de que algo es consumido por el fuego. Por ello es un recordatorio que nos hace el Señor, para tener presente que todos estamos destinados a la muerte.

«Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino solo mi Padre» (Mateo 24, 36). Que el tema de la muerte no nos aterrorice, sino que más bien nos llene de ilusión por esperar con gozo el encuentro con Nuestro Señor.

«Bien la muerte aguarda, quien vive como Dios manda»

Rescato este dicho, pues nos muestra la actitud de alguien que no le teme a la muerte. Parecería algo raro, ¿cierto? No temerle a la muerte… la verdad es que si uno entiende desde la fe cristiana, lo que sigue después de ella, realmente no hay lugar para la desesperanza.

El que, no solamente piensa y tiene la muerte presente, sino que vive esforzándose para merecer estar en el Reino, junto con el Padre, después de dejar esta existencia terrestre, no tiene nada que temer.

Entonces, nosotros como cristianos ¿cómo debemos acercarnos al hecho seguro de nuestro fin terrenal? Viviendo de la mejor forma posible nuestra vida cristiana.

El Señor a lo largo de todo el Evangelio, varias veces nos dice que seguirlo implica cargar la cruz: «Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame» (Mateo 16, 24).

El dolor en la vida del cristiano

El cristiano debe aceptar el dolor y sufrimiento que le toca en esta vida. Lo que no quiere decir que estemos condenados a una vida desdichada, sino más bien a una vida de entrega absoluta en la que el dolor cobra un sentido maravilloso,

Recordemos que Cristo, le da sentido al «sin sentido» del sufrimiento, lo convierte en un camino de amor. Y luego de su muerte, ¡viene la Resurrección!

Por ello, nosotros cristianos, que estamos unidos —como Iglesia— a Cristo, no solo morimos con Él, sino que participamos así mismo de su Resurrección.

Además, Cristo nos acompaña y nos ayuda a sobrellevar el sufrimiento en nuestras vidas. Nos dice: «Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón» (Mateo 11, 28-29).

Ahora que tenemos claro que el miércoles de ceniza nos recuerda que debemos morir a nosotros mismos, veamos cinco datos importantes sobre ese día.

El significado del miércoles de ceniza

Miércoles de Ceniza: ¿qué significa para los cristianos?

¿Cuál es el origen del Miércoles de Ceniza?

¿De dónde sale esa ceniza que usa el sacerdote? Procede de los ramos que se bendijeron en el Domingo de Ramos del año anterior. Aquellos ramos (que suelen ser palmas y ramas de olivo) se queman y la ceniza se guarda hasta el año siguiente.

Por lo tanto, somos marcados con la señal de «la muerte» de aquellas palmas, que recibieron al Señor, cuando entraba a Jerusalén ensalzado como el Rey-Mesías, que vino a liberar a su pueblo de la esclavitud.

Es una simbología que encierra una contradicción, digna del cristianismo. Nuestra Patria es el Reino Eterno, pero antes, debemos pasar por las «cenizas» de la muerte.

Es el camino obligatorio. «En verdad os digo que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, produce mucho fruto» (Juan 12 , 24).

¿Cuándo se originó?

Es una práctica que tiene raíces bíblicas y se desarrolló especialmente en la Edad Media. El Miércoles de Ceniza, es conocido también en la tradición litúrgica como «miércoles al inicio del ayuno».

De este modo, empieza una preparación para celebrar  —después de los 40 días de Cuaresma— el misterio de la Pasión, muerte y resurrección de Cristo.

Es por todo ello que, desde sus inicios este miércoles de ceniza tiene sentido de penitencia, y es un gesto que posee gran carga simbólica.

Los judíos ya tenían esa tradición, se cubrían la cabeza de ceniza y vestían un áspero paño llamado «cilicio». Jesús mismo pide la penitencia con ceniza y cilicio (Mateo  11, 21), a las ciudades de Corozaín y de Betsaida deplorando la impenitencia que vivían, y le vaticina la misma suerte de Tiro y Sidón, si no hicieran la penitencia respectiva a sus pecados.

¿Por qué seguimos a un hombre muerto y crucificado?

Los mismos padres de la Iglesia, Tertuliano, san Cipriano, san Ambrosio, san Jerónimo y otros escritores cristianos antiguos, hablaban de penitencia haciendo ya referencia «in cinere et cilicio» (a las cenizas y el cilicio).

En vistas a lo que nos espera después de la muerte. Merecemos entrar en ese Reino Eterno, que nos tiene preparado el Padre para nosotros.

San Pablo, ya en la época de los primeros cristianos, nos dice una y otra vez: «Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe» (1 Corintios 15, 14).

Por eso tiene sentido, para nosotros cristianos, meditar en la muerte. No es el fin de la vida, es el paso a la vida que realmente vale la pena ser vivida. ¡La vida en el Reino Eterno!

Por último si buscas entender mejor la Cuaresma, te invito a participar de la conferencia online: «6 maneras de acercarte a Dios esta Cuaresma». ¡Estoy seguro de que te va a encantar!

Miércoles de Ceniza: ¿qué significa para los cristianos?

La entrada ¿Por qué nos ponemos ceniza? Este es el significado detrás del Miércoles de Ceniza se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Por qué nos ponemos ceniza? Este es el significado detrás del Miércoles de Ceniza

Querido yo del 2021: ¡Dios trabaja contigo, ten el valor de soñar con Él!

Querido yo del 2021: ¡Dios trabaja contigo, ten el valor de soñar con Él!
«Querido yo del 2021» (Video genial)

El 2020 nos atropelló a todos, nos hizo añicos, nos hundió, nos lastimó, ¡nos hizo sufrir tanto! Llegó el 2021 y todavía hay secuelas, algunos vamos a rastras, cojos, heridos, intentando sacar fuerza de donde parece que ya no hay nada.

Estamos cansados, agotados, física, mental, emocional y espiritualmente. Sin embargo esta crisis nos hizo levantar los ojos al cielo a todos. Nos hizo gritar de dolor, pero también de agradecimiento.

El video que te compartimos hoy, resume muy bien lo que experimentamos y nos invita a vivir este año con la esperanza puesta en Dios, la única persona que no defrauda.

«Querido yo del 2021» es para ti, sí para ti, que lloraste, reíste, te caíste y te sigues levantando tantas veces en medio de esta crisis que a veces parece no tener fin.

«Un mensaje de Catholic Link para todos los valientes que se dieron cuenta que no estaban solos y no se dejaron vencer en este tiempo de incertidumbre».

¿Te gustó «Querido yo del 2021»? Compártenos un poco lo que piensas, dinos qué fue lo que más te costó o te sigue costando.

Qué es eso por lo que te sientes agradecido, cuál es el mayor cambio que has enfrentado durante esta pandemia y qué lección te llevas de todo esto.

Déjanos saber en los comentarios qué opinas, cómo te hicieron sentir estas palabras y qué retos quieres superar con Dios en este nuevo año. 🙌🏻

«Querido yo del 2021» (Video genial)

La entrada Querido yo del 2021: ¡Dios trabaja contigo, ten el valor de soñar con Él! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Querido yo del 2021: ¡Dios trabaja contigo, ten el valor de soñar con Él!

Ebook gratuito: «40 días con Jesús: guía para entender y vivir mejor la Cuaresma»

Ebook gratuito: «40 días con Jesús: guía para entender y vivir mejor la Cuaresma»
Ebook gratuito para Cuaresma: «40 días con Jesús»

40 días con Jesús, ¡eso es Cuaresma! Sin embargo entrar a este tiempo, desde niña, significó algo extraño en mi vida, algo triste. Lejos de significar algo religioso, para mí marcaba casi el final del verano y la vuelta a clases. 

Entrada la edad adulta, además significaba entrar a un tiempo de prohibición. Prohibido comer carne, prohibido desayunar, prohibido ir a fiestas, prohibido comprar (había que dar limosna), en fin.

No veía este tiempo como 40 días con Jesús, sino como 40 días de fastidio. Perdonen la sinceridad, pero para mí, una creyente a medias, Cuaresma no significaba nada más. 

Con el tiempo y la ayuda del buen Jesús, una inquietud académica y racional por las cosas de Dios me fueron llevando a comprender lo que estos 40 días significaban y empezarían a significar para mí cada año y cada vez más: ¡Un tiempo para amar!

¿Qué nos dice el papa Francisco sobre la Cuaresma?

El papa Francisco, en su mensaje para la Cuaresma de este año nos recuerda de qué se trata este tiempo de una manera muy sentida. Nos invita a vivir estos 40 días con esperanza.

Y reconoce que hablar de esperanza en el contexto actual podría sonar casi a provocación, y yo le añadiría, que incluso a resignación. La crisis que ha traído la pandemia parece que nos robó las alas y nos trajo solo desolación. ¿Esperanza en qué?

Sin menospreciar el profundo dolor que millones de personas viven alrededor del mundo, el papa Francisco, nos invita a vivir la esperanza como alguien que espera no solo con Cristo sino «en Cristo», que conoce el dolor incluso de la muerte y una muerte en cruz. 

Nos invita a vivir este tiempo a través del amor al prójimo y la caridad, que significa alegrarse cuando el otro mejora y no solo a compadecernos con el pobre.

Sino adoptar esa pobreza de manera encarnada a través del ayuno y la limosna. Nos invita, como pueblo de Dios, a vivir un «amor social» que nos permita avanzar hacia una civilización de amor.

Entonces, ¿cómo prepararnos para esta Cuaresma?

Cuaresma, lejos de ser un tiempo de fastidio como aquella niña pensaba, es un tiempo para amar intensamente y ser testigos de los frutos de ese amor, un amor que lo dio todo en la cruz. 

Como ayuda para vivir este tiempo hermoso, hemos preparado para ti un ebook con recursos cercanos y muy sencillos de poner en práctica. No solo podrás comprender mejor este tiempo, sino vivir estos 40 días llenos de amor.

Sin más, te invitamos a descargar este ebook gratuito aquí. Anímate a compartirlo con tus amigos y familiares, con tu parroquia o tu grupo de oración. ¡Les va a encantar!

Y si quieres profundizar aún más en el tema de Cuaresma también te recomiendo nuestra conferencia online: «6 maneras de acercarte a Dios esta Cuaresma». ¡Ya tienes dos recursos imperdibles para que este tiempo lo vivas junto a Cristo como nunca!

Ebook gratuito para Cuaresma: «40 días con Jesús»

La entrada Ebook gratuito: «40 días con Jesús: guía para entender y vivir mejor la Cuaresma» se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Ebook gratuito: «40 días con Jesús: guía para entender y vivir mejor la Cuaresma»

Novio sorprende en el altar a su futura esposa y nos da la mejor lección de amor y entrega

Novio sorprende en el altar a su futura esposa y nos da la mejor lección de amor y entrega
4 consejos para novios que desean llegar al altar

La boda: ¡qué momento tan feliz! Los novios se preparan por meses para la ceremonia y para la celebración. El riesgo, por supuesto, es que la atención se enfoque en los detalles menores, y/o en todo lo externo que quede perennizado en las fotos.

¿Cuántos novios caen en esto, tal vez por la presión de la sociedad o sus propias expectativas? ¿Cuántos novios piensan más en la fiesta que en la familia que están a punto de forjar?

El video que compartimos hoy es de la boda religiosa de una fonoaudióloga brasileña. Su esposo decide darle una sorpresa y en plena ceremonia hace entrar a sus estudiantes con Síndrome de Down.

Ella, emocionada, parece agradecerle a su esposo entre sonrisas y lágrimas e inmediatamente después, abraza a sus estudiantes en un momento emotivo para todos.

Normalmente, este no sería más que un tierno video familiar, sin embargo, se volvió viral. ¿Pero por qué? Porque más allá del gesto que tuvo el esposo para con su esposa, vale la pena detenernos en su significado.

Tu mundo y el mío

En el aparente «simple» detalle de incluir a los estudiantes en la ceremonia, el esposo daba muestras de algo enorme… había entendido el mundo de su esposa, lo había asimilado y lo había aceptado.

Más aun, lo celebraba pues no dudó en hacerlo parte de su ceremonia. Esto nos lleva a pensar, ¿cuántos vamos camino al altar habiendo entendido el mundo del otro, sabiendo las cosas que le son realmente importantes?

Y es que amar, amar verdaderamente, involucra un procesamiento interior propio y de la persona amada, de su mundo y del nuestro. No puede haber amor sin verdad…pero ¿en qué momento nos enfrentamos con esa verdad si no es en la oración, en el silencio?

Nuestro encuentro con Dios

Es en la oración que nuestra capacidad de análisis se despliega, es en ese ambiente, en sus brazos, que podemos ver la realidad no de la forma que queremos que sea, sino tal cual es.

Pareciera que nuestro Señor destellara su luz e iluminara nuestra vida, nuestra esencia y nuestro propio yo. Al ver tremendo espectáculo podemos ser comprensivos, empáticos y misericordiosos con aquellos que nos rodean.

Podemos verlos con los ojos del Padre… y aunque el camino es largo, los efectos de la oración se van haciendo tangibles gradualmente. 

La oración y la relación con Dios

El mundo de hoy se da cuenta de la importancia de la meditación, y el popular mindfulness ya está en todas partes, sobre todo en las empresas.

Y aunque siempre se pueden aprender nuevas herramientas, la oración y la relación con nuestro Señor es la brújula y GPS de nuestra vida.

Nos ubica en nuestro propio mundo, nos muestra a los demás tal cual son y nos permite amarlos de forma más ordenada y genuina.

Ya no los amaremos por nuestra percepción de ellos, ni querremos cambiarlos según nuestras preferencias, sino que procuraremos para ellos su crecimiento como individuos, entendiendo que son únicos y, por lo tanto, distintos a nosotros.

Siempre procurar que el otro crezca 

El papa Francisco nos dice al respecto: «¡Hacerse crecer! Siempre procurar que el otro crezca. Trabajar para esto. Y así, no sé, pienso en ti, que un día andarás por la calle de tu país y la gente dirá: ‘pero mira aquella, ¡que linda mujer!’… ‘¡se entiende, con el marido que tiene!’.

Y es esto, llegará a esto: hacernos crecer juntos, uno al otro. Y los hijos tendrán esta herencia de haber tenido un papá y una mamá que han crecido juntos, haciéndose – uno al otro– ¡más hombre y más mujer!».

No cabe duda de que el matrimonio es para valientes y, personalmente, pienso que es imposible que sea duradero o realmente feliz si no tiene como sustento a Aquel que es fuente de eternidad y plenitud.

Juntar dos personas, dos mundos y amalgamarlos sin deformarlos ni que pierdan su esencia, sino que se conviertan en un equipo indisoluble, un solo frente ante la vida es una tarea cotidiana que requerirá —por momentos— toda nuestra fuerza, nuestra mente, nuestro corazón.

Requerirá esa luz que ilumine nuestros actos, palabras y decisiones y todo proviene de la oración…Y es que esa es la forma de amar, llenarnos primero del amor de Dios y luego comunicarlo a los demás:

«… que se amen los unos a los otros como Yo los he amado» (Jn 13, 34). Que nuestro Señor, la Madre y su excelente esposo, san José, nos ayuden a amar verdadera y plenamente. ¡Así sea!

4 consejos para novios que desean llegar al altar

La entrada Novio sorprende en el altar a su futura esposa y nos da la mejor lección de amor y entrega se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Novio sorprende en el altar a su futura esposa y nos da la mejor lección de amor y entrega

El conmovedor testimonio de Jessica Long y la prueba de que toda vida vale

El conmovedor testimonio de Jessica Long y la prueba de que toda vida vale
Jessica Long: su testimonio y lecciones de vida

El video que presentamos hoy es un anuncio publicitario de la marca Toyota que fue presentado el pasado siete de febrero en el Super Bowl. En este se representa la vida de Jessica Long, nadadora paralímpica que ha destacado no pocas veces con múltiples triunfos a pesar de la limitación de no tener sus dos piernas.

Un poco de contexto

Para aprovechar mejor este mensaje es importante conocer un poco sobre la historia de esta mujer, por qué su testimonio es realmente elocuente y tiene mucho para decirnos el día de hoy.

Jessica nació en Rusia en 1992. Fue adoptada por un matrimonio estadounidense a los 13 meses. A los 18 meses le fueron amputadas ambas piernas por una enfermedad.

Aprendió a caminar con prótesis y desde niña le gustó la natación. A los 12 años ingresó en los Juegos Paralímpicos del 2004 en Atenas, donde ganó tres medallas de oro en natación, siendo la más joven del equipo paralímpico de los Estados Unidos.

Desde entonces ha participado en cada edición de estos juegos y su desempeño ha sido destacado entre los mejores de su disciplina.

El significado para Jessica de su propia historia

Después de ver el anuncio de Toyota Jessica compartió sus impresiones y lo que significó para ella ver su historia representada en este comercial. Mencionó que: «El anuncio capta perfectamente la historia de su vida en un minuto: su malestar por no tener las piernas, el dolor al principio de la adopción por no poder hablar de ello y la natación siempre como su oasis».

«No empecé este deporte pensando que iba a ganar medallas de oro o a salir en un anuncio del Super Bowl. Empecé con este deporte porque realmente amaba el agua. Era un lugar en el que me sentía realmente libre».

«A veces estaba nerviosa y asustada por ser la única chica a la que le faltaban las piernas en el equipo de natación. Eso es realmente intimidante cuando no ves a nadie que se parezca a ti. Pero tenía mucha determinación y espíritu para seguir luchando».

«Mi mayor esperanza es que algún día no tengamos que explicar nunca más lo que son los Juegos Paralímpicos. Hay esperanza y fuerza en todos nosotros y más que nunca (este año de pandemia), necesitamos esperanza».

Espero que la gente vea mi historia y se sienta inspirada para hacer eso que le ha dado miedo. Eso que sin duda da miedo, pero luego se dan cuenta de que han tenido la fuerza dentro suyo todo el tiempo».

Somos dignos porque existimos

Al ver este testimonio no podía dejar de pensar con sorpresa que un comercial de una marca de carros pudiera enseñarnos tanto de lo que necesitamos aprender hoy.

Seguramente muchos han visto este comercial por la gran audiencia que suele tener este evento. Me pregunto si todos se han dejado interpelar y cuestionar por esta historia de vida.

No puedo dejar de lado que uno de los elementos más resaltantes es la dignidad de la vida humana. Y un rasgo de este valor de la persona es que no depende de la mirada subjetiva del tiempo o de las características que están en potencia.

Me explico: una razón para apelar a la defensa de la vida, especialmente la del no nacido, es que se apela a pensar hacia el futuro: ¿qué cosas podría lograr?, ¿qué personaje pudiera ser?, ¿qué éxitos o influencias en el mundo logrará?

Si bien estos criterios resultan importantes, no son los únicos rasgos determinantes para decir que un ser humano y una persona es digna y valiosa, incluso al no haber nacido, al ser un embrión o un feto (¡porque ojo! Aquí hay vida y estamos hablando de una persona humana digna, no sólo un conjunto de células o un ser humano incompleto).

Pensemos en la lógica del ser y del amor

Es entonces cuando vemos que la dignidad y el valor que tiene cualquier persona se da simplemente porque existe, en el hoy, en el momento concreto.

Sin importar sus circunstancias: sano o enfermo, embrión o nacido, niño o adulto, con todas sus funciones y capacidades integras o con discapacidades físicas o mentales, por mencionar algunas.

Por eso, el valor del ser humano no dependerá solo de si desarrolla ciertas capacidades o logra algunos objetivos, o si es exitoso e importante su influencia en el mundo.

No podemos seguir realzando la lógica del qué hacer sino la del ser. La misma lógica con la cual Dios nos ha pensado desde antes de ser concebidos y desde que estábamos en el vientre materno. La lógica del amor, de la apuesta, de querer que existamos, que simplemente seamos, independiente de lo que hagamos.

Aunque estas razones son importantes para ayudar a abrir los ojos e inquietar un poco las frías consciencias de aquellos que ni siquiera ven que, en el momento presente, una persona es digna.

Creo que no podemos conformarnos con esta única explicación, sino seguir ahondando en aquellas características que ennoblecen la dignidad humana.

Gratitud al descubrirse apostado

Me conmovieron mucho las imágenes que dejaban ver un rostro alegre y agradecido de Jessica por lo que ha significado que hayan apostado por ella.

Puede que sus padres biológicos no hayan hecho todas las apuestas para asumir su cuidado, pero si apostaron en dejarla nacer.  Ha apostado su familia adoptiva, que a pesar de estar en condición frágil y con las dificultades de criar un hijo con problemas de salud, vieron en ella un valor extraordinario.

Percibieron que su esencia está más allá de lo físico, percibieron la huella de lo divino. La apuesta de sus entrenadores, de quienes la han ayudado a desplegar su potencial, y finalmente sin ser la menos importante, me hace pensar en que la gran apuesta de Dios.

El que nos regala con amor lo más valioso que tenemos y es el milagro de la existencia, que es lo que nos hace hermosos, grandiosos y extraordinarios.

«¿Quiénes somos nosotros para decirle «no» a la vida, para no apostar por ella cuando las circunstancias son adversas? Quien nos ha diseñado y pensado con tanto amor siempre apuesta por nosotros y siempre nos da su «sí».

Finalmente te recomiendo el curso online «El dolor en la historia personal». Puede ser una gran oportunidad de profundizar en cómo a veces nuestro propio sufrimiento puede ser el impulso más grande para luchar en la vida.

Jessica Long: su testimonio y lecciones de vida

La entrada El conmovedor testimonio de Jessica Long y la prueba de que toda vida vale se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: El conmovedor testimonio de Jessica Long y la prueba de que toda vida vale

¿Cómo eres cuando le pides a Dios? (comentario al Evangelio)

¿Cómo eres cuando le pides a Dios? (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio según San Marcos 1,40-45:

«En aquel tiempo, se acerca a Jesús un leproso suplicándole, y, puesto de rodillas, le dice: «Si quieres, puedes limpiarme». Compadecido de él, extendió su mano, le tocó y le dijo: «Quiero; queda limpio». Y al instante, le desapareció la lepra y quedó limpio. Le despidió al instante prohibiéndole severamente:

«Mira, no digas nada a nadie, sino vete, muéstrate al sacerdote y haz por tu purificación la ofrenda que prescribió Moisés para que les sirva de testimonio». Pero él, así que se fue, se puso a pregonar con entusiasmo y a divulgar la noticia, de modo que ya no podía Jesús presentarse en público en ninguna ciudad, sino que se quedaba a las afueras, en lugares solitarios. Y acudían a Él de todas partes».

La entrada ¿Cómo eres cuando le pides a Dios? (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Cómo eres cuando le pides a Dios? (comentario al Evangelio)

Esta es la oración que puedes hacer con tu pareja en san Valentín ¡Descárgala aquí!

Esta es la oración que puedes hacer con tu pareja en san Valentín ¡Descárgala aquí!
Oración para rezar en pareja por san Valentín

Celebrar san Valentín nunca fue lo mío, primero porque la idea me parecía demasiado cursi y segundo porque no tenía ni la más remota idea de quién rayos era ese santo. Pero ahora confieso que soy embajadora del amor (del verdadero) y que por fin conocí la historia de san Valentín.

¡Qué admirable santo! Casaba a escondidas a parejas cuando el emperador Claudio II prohibió que se celebrara este sacramento porque pensaba que era un «impedimento» para los jóvenes soldados de la época (vaya personaje el señor Claudio).

El caso es que quise centrar esta fecha en lo espiritual y no en lo material. Hice esta pequeña oración y pensé: «Qué lindo sería que las parejas pudieran celebrar este 14 de febrero de una manera distinta».

Que aunque los detalles, las palabras lindas y los gestos de amor también estén presentes, dediquemos un momento del día a ¡orar juntos! A ofrecerle nuestra relación a Dios y de paso a darle las gracias a san Valentín por haber luchado por el amor y el sacramento del matrimonio.

Sin más, les comparto esta oración que espero puedan hacer juntos. Guárdenla, imprímanla, compártanla, regálenla, ¡lo que sea pero con amor!

¡Haz clic aquí para descargar la oración!

Oración para rezar en pareja por san Valentín

La entrada Esta es la oración que puedes hacer con tu pareja en san Valentín ¡Descárgala aquí! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Esta es la oración que puedes hacer con tu pareja en san Valentín ¡Descárgala aquí!

¿Qué tipo de amante eres? Un video hermoso para descubrir si amas con cuerpo y alma

¿Qué tipo de amante eres? Un video hermoso para descubrir si amas con cuerpo y alma

¿Qué tipo de amante eres? es el título que lleva la nueva producción para san Valentín de «Soy Amante» que ya nos tiene acostumbrados a los mejores videos de amor.

Y cuando hablo de los mejores videos, no me refiero a atardeceres ni a historias de amor cursis. No, ellos hablan del amor para valientes, de ese real, que cuesta y exige, pero que también es el más hermoso de todos. ¿Lo conoces?

San Valentín nos recuerda que el amor existe

Cuando llegan estas fechas, es imposible que no pensemos en el amor de pareja, así estemos solos o así nos empeñemos en incluir a la amistad en esta celebración para no sentirnos excluidos.

San Valentín nos recuerda que el amor existe, que puede ser increíblemente romántico, pero se nos pasa de vista que también el amor necesita de trabajo y cuidado constante.

El 14 de febrero desde hace decenas de años nos tiene acostumbrados a pintar todo de rojo y rosa y a confundir el verdadero sentido del amor con simplemente un día para buscar cualquier excusa para pasarlo emparejados. Aun si eso significa jugar con los sentimientos de alguien o simplemente tomarlo como un pasatiempo y distraer la moral.

¿Qué tipo de amante eres?

¿Aquel que sabe lo que la palabra significa?, ¿aquel que tiene el valor de verdaderamente llamarse amante? Porque amante son los que aman. Lejos de tener mil aventuras son los que permanecen firmes y se comprometen.

Son aquellos en los que se puede confiar, aquellos que se cuidan mutuamente, que se hacen feliz el uno al otro y procuran el bien mutuo. ¿Te acuerdas de esto cuando te alistas para celebrar san Valentín?, ¿o cuando te quedas echado mirando el techo despreciando tu suerte por estar soltero?

Celebra el amor, estés soltero o con pareja. Celébralo en grande, pintado de rosa y rojo si quieres, lleno de corazones y con las frases más cursis que existan, pero no olvides lo que estás celebrando.

No te quedes en la superficie, encuentra el sentido a esta fiesta. Pregúntate qué tipo de amante eres y sobre todo qué tipo de amante quieres ser y trabaja en ello. ¡Amantes son los que aman! ¡Feliz día de san Valentín!

La entrada ¿Qué tipo de amante eres? Un video hermoso para descubrir si amas con cuerpo y alma se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Qué tipo de amante eres? Un video hermoso para descubrir si amas con cuerpo y alma

¿Cómo puede ayudarme Job a entender la sabiduría y justicia de Dios? ¡Un video espectacular!

¿Cómo puede ayudarme Job a entender la sabiduría y justicia de Dios? ¡Un video espectacular!
Job y el sentido del sufrimiento resumido en un video

El hombre se ha preguntado durante toda la historia sobre la razón de ser de lo que acontece a su alrededor. ¿Qué es eso?, ¿por qué me sucede a mí y no a otro?, ¿será eso justo?

Y estos cuestionamientos no excluyen aquellos acerca del papel de Dios en medio de todo lo acontecido, ¿es que Dios me está castigando?, ¿Dios es injusto conmigo?, ¿Dios me está probando?

El pueblo de Israel también se preguntó todo esto, y es en medio de esta reflexión que nacen los libros que llamamos sapienciales o libros de la Sabiduría. Entre ellos están Proverbios, Eclesiastés y Job, además de Cantar de los cantares, Sabiduría, Eclesiástico y Salmos. 

«Bilbe Project» es un canal de YouTube que busca hacer accesible para todos el aprendizaje de los libros bíblicos, y aunque no sean católicos, sus recursos son admirables y muy útiles a la hora de hablar de la Sagrada Escritura, ¡te invito a que veas el video completo! 

*Puedes activar los subtítulos en español en la parte inferior derecha.

La justicia de Dios y el libro de Job

Proverbios nos muestra a un Dios que es absolutamente sabio y justo. Él premia al justo y castiga al hombre malvado, pero al pasar a Eclesiastés, nos encontramos con que las personas no siempre obtienen aquello que merecen según su actuar, y que la vida va pasando como el humo… entonces surge la pregunta: ¿qué tan justo es Dios?

Pero cuando nos encontramos con el libro de Job, simplemente nos quedamos sorprendidos, descubrimos preguntas como: ¿Dios es justo o injusto?, ¿El hombre recibe el castigo que merece?, ¿la retribución es cierta o no?

Y muchas otras son aquellas que hacen de trasfondo de esta pequeña novela del Antiguo testamento. Digo novela pues no es una historia que haya ocurrido históricamente hablando, es una historia de la que se sirve el pueblo para dar a comprender su fe en Dios y cómo el sufrimiento es siempre pedagógico.

Me parece interesante citar al cardenal Gianfranco Ravasi en su obra llamada: «Il libro di Giobbe», donde nos recuerda que: «Job es un libro para traducir, pero antes de todo, para escuchar en el interior de la conciencia, del corazón».

Es importante recordar que más allá de estudiar el texto y ver qué dice y por qué lo dice, es necesario llegar al «qué me dice a mí hoy este texto».

Job y nuestro sufrimiento

Ciertamente hemos escuchado de Job muchas historias, lo llaman el justo, el paciente, el santo de la perseverancia… Algunos se atreven a decir que es el ejemplo de hombre sufriente que nunca se cansa.

Pero cuando vamos al texto nos encontramos con que si bien Job no se aleja de Dios, sí llega al momento de la desesperanza en la que reclama a Dios una explicación. 

Esto es muy bonito, Job no es un hombre muy diferente a nosotros. ¿Cuántas veces le has pedido a Dios que te ayude a entender lo que sucede a tu al rededor?

O yendo más allá ¿cuántas veces has pedido a Dios una explicación sobre lo que te está pasando y hasta le has reclamado? Job no es tan distinto a nosotros. 

Nuestra sed de verdad

Todos queremos y buscamos comprender la sabiduría de Dios y aún más su justicia en medio de un mundo inmerso en sufrimiento.

Sin ir tan lejos, una sociedad en pandemia. ¿Cómo entender la justicia y la sabiduría de Dios en medio del sufrimiento? Este es el interrogante que permanece hoy en el corazón de todo creyente. 

Igual ocurría con el pueblo de Israel, ¿cómo entender a un Dios justo en medio del exilio? Aquí vuelvo a citar al cardenal Ravasi en el Libro de Job:

«Es sobre todo Dios quien se nos aparece, pero un Dios libre de formulaciones convencionales, de la piedad, de la moralidad, un Dios no creado en la imagen o para las necesidades del hombre.

[Pues] los intentos de justificar su conducta de acuerdo con esquemas demasiado lógicos no hacen más que bajar la divinidad a un ideal humano y simplificado de justicia: entonces surge una verdadera forma intelectual de idolatría».

Dios respeta nuestra libertad

Job va en contra de la ley de retribución que estaba tan difundida en su época, y que hoy en día sigue siendo tabla de medida para muchas personas. Esta ley es aquella que dice: cada quien obtiene lo que merece, bueno o malo.

Si nos detenemos en la historia de Job, no hay razón para el castigo, tampoco hay razón para sufrir, solo hay una historia de cercanía con Dios. 

Toda la historia, al igual que la nuestra, se ve inmersa en un sin fin de sucesos, algunos complejos, llenos de dolor, otros más calmados y dadores de sabio consuelo.

Amigos que juzgan, amigos que acompañan, quienes quieren ayudar y quienes simplemente se alejan. Pero lo más llamativo es que Dios siempre está ahí, escucha silenciosamente, observa silenciosamente, se deja cuestionar, hasta que llega el momento en que toma la palabra y hace recordar toda su bondad. 

La justicia de Dios y su sabiduría está en que se deja conocer, no coarta la libertad del hombre, sino que permitiéndole elegir, se presenta como una opción, la mejor opción.

«Te conocía solo de oídas, pero ahora te han visto mis ojos»

Todo el sufrimiento, la devastación, la desazón e incertidumbre que vive Job (el hombre), se hacen para él un medio pedagógico para acercarse al verdadero Dios: Job 42, 5: «Te conocía solo de oídas, pero ahora te han visto mis ojos».

¿Cómo entender a Dios en medio del sufrimiento? Esta es la pregunta que circunda al hombre de hoy, pues no hay mejor manera de conocerle, entenderle, y optar por Él que acercándose confiadamente en medio del dolor.

En Él se puede confiar, sabe escuchar, comprende y solo sabe amar, y para esto es necesaria la mirada de la fe. Si quieres profundizar en el tema de las Escrituras te recomiendo el curso online «Aprende a orar con las Sagradas Escrituras», ¡es espectacular! 🤩

Job y el sentido del sufrimiento resumido en un video

La entrada ¿Cómo puede ayudarme Job a entender la sabiduría y justicia de Dios? ¡Un video espectacular! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Cómo puede ayudarme Job a entender la sabiduría y justicia de Dios? ¡Un video espectacular!

«Darwin y la religión». 3 claves para entender el diálogo entre fe y ciencia

«Darwin y la religión». 3 claves para entender el diálogo entre fe y ciencia
Darwin y la religión: 3 claves para entender su postura

El 12 de febrero se conmemora el nacimiento de Charles Darwin (1809) y su contribución al mundo de la ciencia. Darwin fue uno de los científicos más influyentes de su tiempo y su contribución a la teoría de la evolución es innegable.

Su obra «El origen de las especies» proporcionó una explicación a la diversidad de las especies que se observan en la naturaleza, y demuestra que esta se debería a la evolución a lo largo de las distintas generaciones y la adaptabilidad a los cambios.

En su tiempo esta teoría científica originó una revolución e impactó hondamente en creyentes y no creyentes. Y es que esta teoría afectaba aspectos centrales del ser humano y de la sociedad.

Si el origen de las especies se debe a un factor netamente biológico, ¿dónde queda Dios como creador del mundo?, ¿cómo encaja en esto el relato bíblico?

Con esta preguntas creo que podemos ir entendiendo la magnitud de lo que el descubrimiento ocasionó en la Iglesia y entender por qué aún sus ecos resuenan hasta nuestros días.

Darwin y el diálogo entre ciencia y fe

No es tan sencillo entender el diálogo que puede haber entre ciencia y fe. Pero es importantísimo tenerlo siempre presente y fomentarlo, incluso con los más pequeños, los niños.

Ellos que creen todo concretamente y al pie de la letra son un buen espejo para mirarnos y darnos cuenta que a veces arrastramos esta forma de pensar hasta una edad adulta. 

Cuando no podemos comprender algo de forma concreta y encontramos disonancias que podrían poner nuestra fe a prueba podemos desesperar y precipitadamente cerrarnos a todo lo distinto con rigidez.

Es pensando en esto que hoy traemos tres puntos clave para reflexionar en la relación entre ciencia y fe a propósito de la «revolución darwiniana» y aportar en este diálogo tan necesario.

1. La obra de Darwin y sus predecesores cristianos

Darwin y la religión: 3 claves para entender su postura

La obra de Darwin, si bien original, tuvo como base el conocimiento ya sembrado por muchos predecesores en el ambiente científico, filosófico y antropológico.

Siendo el cristianismo el gran promotor de conocimiento científico y de las universidades no es raro encontrar entre los que lo influyeron, grandes personajes cristianos como Aristóteles, Gregorio de Nisa, Escoto Erígena, santo Tomás de Aquino y san Agustín. 

2. La confrontación sobre el origen del mundo

Darwin y la religión: 3 claves para entender su postura

La «revolución darwiniana», puso en tela de juicio la interpretación literal del texto bíblico y aunque en distintos ámbitos de la Iglesia y del cristianismo esto fue rechazado (incluso hoy hay posturas en contra), con el pasar del tiempo se entendió algo muy importante:

Gracias a la profundización de los estudios teológicos hoy más que nunca entendemos que el texto bíblico necesita ser interpretado considerando distintos factores como el contexto histórico, el estilo literario y la intención del mismo. 

Sabemos que la fe no está explicada en clave científica, sino en clave de experiencia personal y relacional con Dios. Ya el mismo san Agustín nos explicaba esto:

«El Espíritu de Dios que hablaba por medio de los autores sagrados, no quiso enseñar al hombre estas cosas que no reportan utilidad alguna para la vida eterna».

Y con esto definitivamente no quiso decir que el conocimiento científico era desmerecido por el santo (gran científico), sino que atribuía un espacio para cada uno de estos conocimientos, el científico y el de la revelación.

La revelación, en las Sagradas Escrituras, nos habla de la relación de Dios con su creación y no nos da claves científicas exactas. Ni su objeto es revelarnos los misterios del cosmos y la naturaleza, aunque sí los ilumina.

3. Darwin y la nueva manera en la que miramos a Dios

Darwin y la religión: 3 claves para entender su postura

El mismo Darwin se preguntaba sobre esta aparente discordia entre ciencia y fe. Si bien a lo largo de su vida abandonó el cristianismo por motivos más de índole personal que científica, frecuentemente en su obra podemos encontrar cuestionamientos y afirmaciones sobre el gran autor de esta creación que tanto admiraba:

«Quizás todas las producciones de la naturaleza se hallan en progreso hacia una mayor perfección. Una idea apoyada por los modernos descubrimientos y deducciones relativos a la progresiva formación de las partes sólidas del globo terráqueo, y en consonancia con la dignidad del Creador de todas las cosas».

El profesor Juan Pablo Martínez Rica, científico y alguna vez vicepresidente de la Real Academia de Ciencias de Zaragoza en una plática en el año 2015 nos deja una frase que ilumina el diálogo de ciencia y fe a propósito de la gran contribución de Darwin y afirma que tal vez:

«…la más importante de las cuales es que nos haya enseñado a ver al mundo y a Dios con otros ojos, y nos haya ayudado a percibir mejor la belleza y la dignidad de la creación».

Y es que el descubrimiento de Darwin lejos de asustarnos y poner en duda la existencia de Dios, amplia la idea y conocimiento que tenemos sobre Él y nos invita a descubrirlo incluso en ámbitos tan «exactos» como puede ser la ciencia.

Que los descubrimientos científicos no nos asusten

En un encuentro del santo padre Benedicto XVI con los párrocos y sacerdotes de las diócesis de Belluno-Feltre y Treviso el 24 de julio de 2007, se mencionó:

«Esta contraposición [evolución-creación directa] es absurda, porque, por una parte, existen muchas pruebas científicas en favor de la evolución, que se presenta como una realidad que debemos ver y que enriquece nuestro conocimiento de la vida y del ser como tal».

Que la ciencia y los descubrimientos científicos nunca nos asusten, que sean más bien terreno fértil para encontrarnos con Dios, que sea Él quien los ilumine y los guíe.

Que nosotros seamos capaces de atrevernos a buscar libremente a Dios, respetando la dignidad de su creación, en los distintos ámbitos del desarrollo humano.

Si deseas profundizar en el tema de las Escrituras, te recomiendo el curso online: «Entender la Biblia para rezar con la Biblia». Estoy segura de que te ayudará a comprender mejor el diálogo entre fe y ciencia y a aclarar algunas dudas. ¡No te arrepentirás!

Darwin y la religión: 3 claves para entender su postura

La entrada «Darwin y la religión». 3 claves para entender el diálogo entre fe y ciencia se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Darwin y la religión». 3 claves para entender el diálogo entre fe y ciencia

«Creo en Dios, pero no en la Iglesia». 3 claves para responder desde el amor y la verdad

«Creo en Dios, pero no en la Iglesia». 3 claves para responder desde el amor y la verdad

«Creo en Dios, pero no me gusta la Iglesia», «soy creyente pero no practicante», «la Iglesia me parece una institución que se ha quedado en el tiempo, yo creo en Dios, pero no me gusta cómo se manejan».

Este tipo de frases simbolizan el pensamiento de muchos jóvenes de hoy en todas partes. En la facultad, en el trabajo y hasta dentro de la propia familia. ¿Quién tiene que hacerse responsable de esto?, ¿existe solución alguna a esta problemática?

¿Somos nosotros los fieles los encargados de dar una imagen «buena» de la Iglesia y dar respuesta? Son muchas preguntas, pero la respuesta es muy sencilla: ¡por supuesto que sí!

Solo cuando comprendemos la labor tan importante que tenemos como discípulos, amigos y testigos de Cristo es cuando podemos accionar, escuchar, testimoniar.

¡Tenemos una gran misión como creyentes!

Nosotros los cristianos tenemos encomendada una misión ¡tan bella y tan difícil a la vez! No puede suceder que, por una mala
experiencia, una mala medida tomada institucionalmente, una mala forma de dirigirse a alguien o una mala actitud, haya gente que se aleje de la Iglesia.

Que pierda la esperanza, que crea que Dios es malo, soberbio y que su intención es la de hacernos sufrir. Porque definitivamente no es así. Por esta razón hay que tener cuidado: como cristianos no podemos decir y hacer cualquier cosa, ¡somos los responsables de hacer que el nombre de Dios no se olvide!

Ahora, ¿qué es la Iglesia?

¿Es meramente una institución que «dicta leyes» y tiene jerarquía?, ¿o es algo mucho más grande? «Ayúdense mutuamente a llevar sus cargas, y así cumplirán la Ley de Cristo» (Gálatas, 6. 2).

A veces los jóvenes o adultos asocian la Iglesia con la mera estructura e institución y se olvidan de lo más importante: la Iglesia es el Pueblo de Dios. ¡La iglesia somos nosotros, la formamos entre todos!

Está bien acercarse a rezar al templo, está bien ir a misa, confesarse, por supuesto que sí, debemos hacerlo. Pero la Iglesia puede trasladarse… porque ser creyente no significa ir todos los domingos, rezar el rosario y nada más.

Ser creyente es vivir el mismo estilo de vida que Jesús tuvo: el estilo de vida más genuino, sencillo y generoso que existió. Se es iglesia dentro y fuera de ella. Recordemos que somos bautizados y que creemos en Él.

«Fue voluntad de Dios el santificar y salvar a los hombres, no aisladamente, sin conexión alguna de unos con otros, sino constituyendo un pueblo, que le confesara en verdad y le sirviera santamente.

Por ello eligió al pueblo de Israel como pueblo suyo, pactó con él una alianza y le instruyó gradualmente, revelándose a sí mismo y los designios de su voluntad a través de la historia de este pueblo, y santificándolo para sí…

Este pueblo mesiánico es para todo el género humano, un germen segurísimo de unidad, de esperanza y de salvación. Cristo, que lo instituyó para ser comunión de vida, de caridad y de verdad, se sirve también de él como de instrumento de la
redención universal y lo envía a todo el universo como luz del mundo y sal de la tierra» (Mt 5,13- 16).

Los tres verbos más importantes: escuchar, aceptar, testimoniar

Para derribar este problema que atraviesa a muchos jóvenes de hoy debemos hacer uso de tres verbos: escuchar, aceptar y testimoniar. Igual que Jesús escuchó las necesidades del prójimo, hizo silencio gran parte de su vida y estuvo al servicio de los demás, también tenemos que hacerlo nosotros.

— Es necesario preguntar y escuchar a la persona con la cual estamos hablando si tuvo malas experiencias dentro la Iglesia. Si tal vez se sintió mal ante una forma de hablar, o pasó algo en particular con alguien. Solamente si escuchamos al otro podemos dar una respuesta, podemos accionar, podemos ver cómo solucionarlo.

Tenemos que estar dispuestos a hacer silencio y a escuchar lo que la otra persona tiene para contarnos. Si Jesús escuchaba a sus apóstoles y a toda persona que aparecía en su camino, ¿por qué nosotros no hacemos lo mismo?

— En segundo lugar, aceptar. Hay que aceptar al otro y también aceptar que la Iglesia tuvo sus errores, ¡por supuesto que los tuvo! Tantas cosas dentro de los últimos siglos no siguieron lo que Dios más quería: amarlo a Él por encima de todo y al prójimo como a uno mismo.

Está bien reconocer los errores que se tiene porque solo así se puede mejorar, seguir, avanzar. Solo así se puede
evangelizar en el momento presente. Entendamos a la Iglesia como Pueblo de Dios, pero también como una institución que necesita orden y tiene un funcionamiento como cualquier otra.

¡Nadie es perfecto! Vamos por una Iglesia más unida, que acepte y no divida.

— En tercer y último lugar, el testimonio. Qué bello es contar lo contemplado, compartir lo vivido, evangelizar con el ejemplo. No hay nada más hermoso que otra persona se acerque a Dios por medio de un gran testimonio.

«Quienes, con la ayuda de Dios, han acogido el llamamiento de Cristo y han respondido libremente a ella, se sienten por su parte urgidos por el amor de Cristo a anunciar por todas partes en el mundo la Buena Nueva.

Este tesoro recibido de los Apóstoles ha sido guardado fielmente por sus sucesores. Todos los fieles de Cristo son llamados a
transmitirlo de generación en generación, anunciando la fe, viviéndola en la comunicación fraterna y celebrándola en la liturgia y en la oración» (Catecismo de la Iglesia Católica, Prólogo: I. Sección 3).

¿Y después qué?

Luego de haber hecho silencio, escuchado y aceptado lo que el otro tiene para contarnos, los cristianos tenemos que compartir
nuestra experiencia y comunicar de manera fraternal el Evangelio.

Antes de testimoniar es muy válido preguntarse cómo estamos viviendo y si nuestros actos tienen coherencia con lo que decimos. «Esto que voy a hacer, ¿lo haría Jesús, lo haría María?».

Es hermoso saber que si nos desviamos del camino Dios siempre va a estar para perdonarnos, porque equivocarse es algo
humano y nos va a pasar todo el tiempo.

Hagamos crecer esta familia

Solo después de haber escuchado, aceptado y testimoniado podemos invitar a la otra persona a la Iglesia. Pero no a la mera estructura, ojo, sino a vivir en gracia con Dios, a tener una amistad con Él, a vivir la experiencia de los sacramentos.

Jesús instituyó la Eucaristía 2000 años atrás para que sigamos comiendo de su cuerpo y bebiendo de su sangre. ¡Qué fuerte suena! Pero es así: Dios se entregó por nosotros y quiere vivir dentro de nosotros también, no dejemos que ninguna mala experiencia se interponga sobre eso.

Como conclusión, sabiendo que nuestro objetivo como cristianos es el apostolado, la misión que tenemos es clara y concisa: acrecentar esta gran familia que es la Iglesia.

Aquí nos equivocamos, nos escuchamos, nos aceptamos, nos contamos las experiencias. Dios nos confió la misión de ser sus
discípulos y si no testimoniamos lo que sucede nadie más lo va a hacer.

No porque seamos superiores o los mejores, sino porque al ser sus hijos (y amigos), somos los encargados de que el nombre
de Dios no se olvide.

No dejemos que nada se interponga entre la relación de una persona y Dios. Y cualquier cosa a mejorar siempre hay que decirla, no guardarla, solo así se avanza, solo así se evangeliza hoy. No dejemos pasar ni un día sin escuchar, sin aceptar y sin testimoniar.

Para finalizar quiero recomendarte el curso online «Conocer a Jesús para vivir en Jesús». Puede ser de gran ayuda si es que tienes ganas de profundizar en el tema y entender mejor la figura de Cristo. 😉

Artículo elaborado por Camila Sirolli.

La entrada «Creo en Dios, pero no en la Iglesia». 3 claves para responder desde el amor y la verdad se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Creo en Dios, pero no en la Iglesia». 3 claves para responder desde el amor y la verdad

¿Estás buscando un director espiritual? ¡Te doy 6 consejos para encontrarlo!

¿Estás buscando un director espiritual? ¡Te doy 6 consejos para encontrarlo!
¿Qué es la dirección espiritual y cómo puedo conseguirla?

¿Te has preguntado en qué consiste exactamente esto de la dirección espiritual o cómo conseguir a alguien que te ayude en esto? Si es así, ¡pensé en ti para escribir este artículo!

No podemos guiarnos a nosotros mismos, porque a veces tenemos los ojos tan pegados al cuadro de nuestra vida, que la imagen se nos hace poco clara. La dirección nos pone en contexto, nos permite entender algunas circunstancias e interpretar —con consejos objetivos— las luces que Dios nos da en la oración. 

¿Qué hará un director espiritual?

¿Qué es la dirección espiritual y cómo puedo conseguirla?

Quien te acompaña espiritualmente será alguien que te ayudará a abrir las ventanas de tu alma y echar un poco de luz sobre la oscuridad que a veces se acumula.

Puede ser alguien que nos exija cuando nos pongamos muy cómodos y necesitemos una pequeña sacudida para retomar la búsqueda hacia la santidad. Pero también será quien nos sugiera cómo moderar nuestro ímpetu y entusiasmo, cuando nuestras metas son excesivamente altas o irreales.

Busca a alguien que te señale el camino para volver a Dios cuando te desvías. O bien, que ayude con sus indicaciones para que esto (salirse de la ruta) no ocurra.

Súper importante: aprende a obedecer con libertad

Un punto que quiero resaltar es que quien te acompañe espiritualmente no puede tomar las decisiones de tu vida en tu nombre. Puede sugerirte la mejor manera de responder a Dios con tus talentos, pero, al fin y al cabo, tu respuesta es tuya y de nadie más.

Un riesgo es caer en el papel de «dime lo que tengo que hacer, y lo hago». Otro peligro —que a veces está relacionado con el primero— es hacer lo que nos dicen, pero sin libertad. Y cuando esto ocurre, justificarse diciendo «yo hice lo que me dijeron, me equivoqué por culpa de lo que me aconsejaron».

¿Entonces cómo compatibilizar la libertad con la obediencia a las indicaciones que nos hacen? Te pondré un ejemplo. Si te sugieren evitar un vicio, tú puedes acoger esta recomendación y hacerla tuya. Estarás «obedeciendo», pero la decisión la has hecho tuya, porque entiendes que es lo mejor ¡y tú quieres lo mejor!

Lo que quiero decir con esto es que, tanto si te equivocas como si aciertas, la responsabilidad y el mérito serán siempre y enteramente tuyos. Porque la dirección espiritual es eso: dirección. Pero quien está detrás del volante y decide seguir las señales de tránsito eres tú.

¿Cuándo buscar dirección espiritual?

Esta es una pregunta «tramposa» porque la dirección espiritual no es exclusiva para momentos «críticos». Como ante el discernimiento vocacional, durante una crisis, en una época de sufrimiento, de duelo o antes de tomar una decisión definitiva.

Debe ser periódica —tú y quien te acompaña espiritualmente deben definir la frecuencia—, ya que de esta manera se avanza mejor. ¿Por qué? Porque, a tiempo, se corrige lo que se deba corregir y se promueve lo que se debe continuar haciendo.

Dios busca el encuentro diario con nosotros, y nosotros diariamente buscamos corresponderlo. Si somos constantes en la dirección espiritual, podemos ver qué medios están «funcionando», entenderemos mejor lo que Dios nos quiere transmitir, qué pequeñas luchas debemos emprender y en qué virtudes mejorar.

Y ahora, la pregunta del millón: ¿dónde encuentro un director espiritual?

¿Qué es la dirección espiritual y cómo puedo conseguirla?

Por fin hemos llegado al punto central de este artículo. ¡Gracias por la paciencia! He enumerado las formas de conseguir acompañamiento espiritual:

1. Si frecuentas una misma parroquia: tu párroco quizás te conozca y pueda atenderte espiritualmente, si se lo pides.

2. Si perteneces a algún movimiento o institución de la Iglesia: alguna persona o un sacerdote con la misma espiritualidad te podrá ayudar en tu relación con Dios y a vivir mejor tu espiritualidad.

3. Si acudes a distintos movimientos o instituciones: quizás lo que necesites, primero, sea «arraigarte». No te digo que solo vayas, a partir de ahora, a compartir con determinadas personas y que dejes de acudir a otros grupos de oración o apostolado.

Pero sí es importante que definas cuál es el carisma o la espiritualidad que Dios te ha dado, porque viviéndola cada vez mejor vas respondiendo a su proyecto de hacerte santo. Una vez que lo sepas, sabrás «dónde preguntar» por un director espiritual.

4. Si estás alejado de la Iglesia y no sabes por dónde empezar: quizás lo primero sea una buena confesión. Cualquier sacerdote puede ayudarte en esto. Luego, te recomiendo la práctica de la confesión frecuente.

Quien te confiese, si es la misma persona siempre, ya te conocerá lo suficiente para dirigirte espiritualmente o para «derivarte» con otra persona.

5. Si vas a misa, rezas y te esfuerzas por vivir tu fe, pero no eres parte de ningún movimiento: ni vas siempre a la misma parroquia. si sueles ir a misa a distintas Iglesias, quizás te hayas encontrado con numerosos sacerdotes celebrando la Eucaristía o confesando.

¿Te has sentido interpelado por alguna homilía?, ¿crees que alguno te «entenderá» mejor? ¡Prueba! Acércate a hablar con él y coméntale que estás buscando un director espiritual.

Igual que el punto anterior, ya empezarás a tratar con asiduidad a un sacerdote, que podrá convertirse en tu director espiritual o recomendarte a otro.

6. Si prefieres acudir a un sacerdote para confesarte, pero te sientes más cómodo hablando largo y tendido con un laico: ¡no hay problema! Nadie puede reemplazar al sacerdote a la hora de perdonar los pecados, pero un laico puede acompañarte espiritualmente.

Eso sí, debe ser alguien con suficiente vida interior para poder guiarte. Puede ser alguien de tu grupo de oración, tu movimiento o congregación, un pariente, un amigo, un profesor, etc.

Que sea alguien a quien veas como una persona a la que puedas abrir tu alma y enseñarle lo que hay en ella, cuyas indicaciones te lleven a amar más y mejor a Dios.

¡Espero que estos consejos te sean útiles! Primero, para decidirte y buscar a alguien que te dirija espiritualmente. Y segundo, ¡para encontrarlo!

Recursos que pueden servirte

Quisiera dejarte algunos recursos a los que puedes recurrir si quieres profundizar en el tema:

— Podcast: Nuestros amigos de 10 min con Jesús tienen esta meditación hermosa y esta otra, que pueden ayudarte a hacer oración y profundizar en las dimensiones de la dirección espiritual.

— Libro: Si quieres una lectura sobre el tema, te recomiendo «Para llegar a puerto», de Francisco Fernandez Carvajal. 

— Artículo: Este texto me encantó, y me dio varias luces para escribir este post.

— Curso: «Acompañamiento Espiritual». ¡Es excelente! Y tiene lecciones que te enseñarán sobre el arte de acompañar a otros, especialmente a quienes atraviesan momentos difíciles. 

¿Qué es la dirección espiritual y cómo puedo conseguirla?

La entrada ¿Estás buscando un director espiritual? ¡Te doy 6 consejos para encontrarlo! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Estás buscando un director espiritual? ¡Te doy 6 consejos para encontrarlo!

¿Por qué creer en Dios si consigo lo que quiero y me va bien en la vida? (genial para compartir con un ateo)

¿Por qué creer en Dios si consigo lo que quiero y me va bien en la vida? (genial para compartir con un ateo)
¿Por qué creer en Dios? (especial para no creyentes)

Cuando uno tiene amigos ateos o de otras religiones, se empieza a dar cuenta de qué es lo importante de creer. Vemos que les va bien, tienen buenas carreras o puestos, progresan en los estudios, viajan y ganan becas, se divierten… etc.

«¿Para qué creer?» Me decía un amigo. Le di una breve explicación de lo amoroso que es Dios y me dijo: «¡Ya sé! No es que yo crea en Dios, sino que Dios cree en mí».

Ese es el gran valor de ser creyentes, no es que le hagamos un favor a Dios o que por miedo a un infierno prefiramos vivir en una religión. Me doy cuenta que uno puede vivir sin creer en Dios… pero no sé si se puede vivir sin sentir que Dios cree en mí.

Últimamente me sorprende mucho la imagen de María: no era una mujer poderosa, no era de la nobleza judía, no vivía en la capital, en fin: no tenía nada impactante… para el mundo, porque para Dios sí.

Jesús mismo era «el simple hijo de un carpintero del pueblito olvidado de Nazareth». A veces creemos que es Dios quien necesita de nosotros, pero somos nosotros quienes lo necesitamos.

Y es Dios quien siempre quiere darse a nosotros, por eso el pueblo judío lo va entendiendo como un padre, ¡uno que da todo sin medida para sus hijos!

¿Qué imagen tienes de Dios?

¿Por qué creer en Dios? (especial para no creyentes)

Tenemos una imagen de Dios un poco… rara: por un lado creemos que nos manda cosas malas o difíciles para «probarnos». Como a los profetas que iban cruzando desiertos enteros para salvar a su pueblo. Y por otro lado vemos que Dios les ayudaba con comida, con buen clima, dividiendo mares, etc.

¿No es eso como una relación tóxica con Dios?, ¿nos manda males para luego sacarnos de ellos?, ¿es amor o no lo es?, ¿por qué pasamos entonces dificultades? Pensemos en tres cosas:

1. Porque somos criaturas, no dioses: nos enfermamos, sangramos cuando nos caemos, nos da sueño, nos ponemos de malas cuando no comemos, etc.

2. Porque siempre estamos aprendiendo a vivir y nos tenemos que ajustar a una naturaleza cambiante, a una sociedad cambiante y a uno mismo…cambiante.

3. Por nuestra libertad: desconfiamos de Dios, hemos podido elegir sin Él lo que creemos nos conviene… y terminamos por hacer infiernos en el mundo.

Dios no nos mete en problemas, pero sí saca mejores bienes de ellos

Cuando Dios nos ayuda es porque Él no va en contra de la libertad de sus criaturas, sino que, como un padre: nos da este planeta vastísimo, nos otorga dones, inteligencia y comunidades para apoyarnos y crecer en el amor.

Entonces necesitamos de Él porque claramente no vemos la vida a gran escala como Él y con esos ojos llenos de amor que tiene: nos desesperamos y queremos tomar el control para resolver nuestras inseguridades pero terminamos haciéndonos daño.

El tema es ¿por qué nos mandó Dios a un mundo tan cambiante y a una naturaleza humana tan inestable? Porque como creyó en María, cree en ti y en mí, no porque seamos superhéroes, sino porque Él es invencible y cuando le decimos «sí» libremente, todo cambia.

La vida te cambia cuando decides creer

¿Por qué creer en Dios? (especial para no creyentes)

Si le decimos sí a la vida que nos ha mandado, a nuestros talentos aunque parezcan poco, a nuestra humanidad con sus fortalezas y sus fragilidades, al amor así duela, a la alegría aunque luego haya tristeza, a la familia aunque nos fallen…

Vamos a descubrir que se nos abre un Dios que nos manda hasta a su Hijo para que colabore con nuestro peregrinaje en este
mundo, un peregrinaje de redención.

Porque cree en ti y en mí nos manda a este mundo, a este país, a esta familia y a este cuerpo frágil que a veces no toleramos. El tema no es tanto que yo crea en Dios, ¡a Dios no le suma ni le resta que las personas seamos o no ateas o creyentes!

Un Padre no busca que su hijo lo aplauda, busca que su hijo viva plenamente. Cuando decimos «sí» a Dios es porque Él primero nos mostró su «sí» (con sus promesas, su fidelidad, su grandioso amor, su camino hasta la cruz).

Cuando amamos a Dios es porque primero Él nos amó. Cuando tenemos fe en Dios es porque primero Él tuvo fe en nosotros. Así que puedes ir por la vida sin creer en Dios o puedes aferrarte a su mano y vivir una vida extraordinaria.

Una en la que el dolor y el sufrimiento cobran sentido, una en la que la esperanza más grande es la eternidad. Una en la que el amor no tiene límites, una en la que la paz y la felicidad sí se pueden alcanzar si lo dejamos entrar a Él en nuestro corazón.

Si este tema te interesa o te sigue causando curiosidad, te recomiendo el curso online: «Conocer a Jesús, para vivir en Jesús», ¡no te vas a arrepentir!

La entrada ¿Por qué creer en Dios si consigo lo que quiero y me va bien en la vida? (genial para compartir con un ateo) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Por qué creer en Dios si consigo lo que quiero y me va bien en la vida? (genial para compartir con un ateo)

(Quiz) ¿Qué tipo de piloto de auto eres cuando manejas tus finanzas?

(Quiz) ¿Qué tipo de piloto de auto eres cuando manejas tus finanzas?
Cómo aprender a manejar las finanzas: 8 pasos infalibles

Manejar las finanzas personales nunca ha sido una tarea fácil. Muchas veces ni siquiera tenemos idea de qué hacer con nuestro dinero o cómo administrarlo, y todo esto se termina convirtiendo en una angustia constante.

Ocuparnos de nuestras finanzas es algo fundamental. No porque el dinero sea lo más importante, sino porque es un medio para vivir, para crecer e incluso para ayudar a los demás.

Tener las finanzas organizadas contribuye a nuestra paz mental, a nuestra tranquilidad y a la responsabilidad para con los bienes que nos han sido otorgados.

¿Sabes cómo están tus finanzas?

Junto a los creadores de Afortunada Mente (un juego de mesa que nos enseña sobre el uso responsable del dinero) hemos diseñado este quiz para ayudarte a descubrir cómo es que vienes llevando tus finanzas en este momento particular de tu vida y qué pasos puedes tomar para mejorar el rumbo.

¡Pero espera! La mejor parte es que si te interesa este tema, puedes disfrutar de una masterclass gratuita en la que te contaremos cuáles son los 8 errores financieros que cometemos los católicos y cómo resolverlos. 

Leíste bien: ¡completamente gratis! Dile sí a esta masterclass gratuita, inscríbete aquí y despídete de la angustia y el desespero que te causa pensar en el manejo de tus finanzas.

¿Qué tipo de piloto de autos eres cuando manejas tus finanzas?

¿Sabías que la forma en que te comportas con tus finanzas es el resultado de tus conocimientos, habilidades y actitudes hacia el dinero? 

¡Descubre en este quiz aquello que necesitas trabajar para mejorar tu situación financiera actual!

Afortunadamente + Catholic Link 

Experto

Eres como un piloto que conoce su auto, domina el volante y es capaz de ganar las carreras sin ningún percance. Sabes de finanzas, tienes habilidad para manejarlas y tu actitud hacia la administración del dinero te ayuda a tomar tus decisiones con la cabeza fría y de acuerdo con tus prioridades.

Busca compartir esta riqueza con más personas para que también mejoren su calidad de vida y siempre aprende más sobre inversiones para hacer crecer tu patrimonio.

Averiado

Tienes conocimientos y habilidad al volante de tus finanzas, pero algo falla en el proceso de tu toma de decisiones que el resultado termina siendo desfavorable para tus finanzas. ¡No te preocupes! De acuerdo con un estudio de la OCDE, esto es común en ¡TODAS LAS PERSONAS DEL MUNDO! Para lograr aprovechar todo el potencial que ya tienes y mejorar tu situación financiera busca conocer en ti mismo qué actitud tienes hacia el dinero y reoriéntalo: ¿te sientes ansioso de tener dinero? ¿te sientes culpable de que otros no lo tengan? ¿sientes que el dinero puede arreglar deseos más profundos? ¿te sientes tancansado de tanto trabajo que solo descansas gastándolo todo?
Busca otras maneras de satisfacer tus necesidades emocionales y arma un plan de metas financieras que te motiven a ahorrar e invertir, y al mismo tiempo te satisfagan.

Aficionado

A pesar de que no tienes muchos conocimientos sobre el tema, tienes una muy buena intiucion y habilidad para tomar decisiones financieras que te convengan. Seguramente has tenido cerca el testimonio de alguien que maneja muy bien el dinero y los negocios, y a quien has imitado en su conducta financiera ¡quizá sin darte cuenta desde que eras niño! Su ejemplo, afortunadamente positivo, te ha protegido en los momentos de decisiones financieras cruciales y en el día a día.
Ahora refuérzalo con conocimientos que te permitan crear estrategias financieras muy rentables y ¡enséñale a los demás!

Aprendiz

¡Felicidades! Has descubierto que tienes la capacidad y oportunidad de dominar el manejo de tus finanzas. Tienes retos y deseos en la vida que si conoces cómo administrar tus recursos, podrás también programar el cumplimiento de estas nuevas metas.
Todos manejamos dinero, por lo tanto, ¡todos podemos aprender a hacerlo de manera adecuada! Si le das información, motivación y ejercicios prácticos a tu inteligencia, pronto dominarás la lógica de las finanzas y comenzarás a construir la vida que quieres, y ayudar a otros a mejorar su calidad de vida de la misma manera.

¿Cuándo se debe de pagar una tarjeta de crédito?

¿En dónde es mejor guardar el dinero?

¿Cuál de estos créditos contratarías?

*CAT: Costo Anual Total de la deuda (tasas+comisiones+impuestos, entre otros)

Si tuvieras una deuda atrasada y estuvieras pagando muchos intereses, ¿qué harías?

¿En cuáles de estas has invertido más dinero?

¿Cómo manejas tus ingresos la mayor parte del tiempo?

¿Con cuál de estas actitudes te identificas más? Como buen católico…

Y en casa, ¿qué es lo más apropiado hacer con respecto a las finanzas?

 

 

 

 

 

 

 

 

La entrada (Quiz) ¿Qué tipo de piloto de auto eres cuando manejas tus finanzas? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: (Quiz) ¿Qué tipo de piloto de auto eres cuando manejas tus finanzas?

5 películas para ver en san Valentín (tranquilo, también son aptas para solteros)

5 películas para ver en san Valentín (tranquilo, también son aptas para solteros)
5 películas para ver en san Valentín (solo o acompañado)

¿Qué mejor plan que ver películas en san Valentín? El 14 de febrero se ha convertido en una fecha casi ineludible en nuestros calendarios. Para los que estamos en pareja (ya sea de novios o casados) y también para los solteros, aunque la fecha suele generar sentimientos encontrados.

Por un lado la ilusión de celebrar el amor y pasar el día acompañado sí o sí, por otro la presión social de los regalos. Para los que no tienen pareja, puede ser una fecha difícil, lo sabemos. Ya sea por el molesto recuerdo de «tener» que estar con alguien o por ese deseo no cubierto de encontrar al amor verdadero.

Como todo en la vida, la culpa no la tiene la fecha, sino la disposición con la que enfrentemos las cosas. Tal vez podríamos dejar la presión de lado y simplemente dedicar este día a aprender un poco más sobre el amor, y no simplemente mirarlo de lejos.

Es por esto que hoy les hemos traído una lista con cinco películas para ver este fin de semana. Son cinco historias muy sentidas, con cada una de ellas podemos ver un aspecto distinto y profundo del amor.

Están disponibles en Netflix, en Amazon Prime y en Apple TV.  Anímate a verlas, vota por tu favorita, y déjanos también en los comentarios tus impresiones sobre cada una. ¡Feliz día de san Valentín!

5 películas para ver en San Valentín, solo o acompañado.:heart_eyes::heart_eyes:

Llegó San Valentín! y aquí te traemos 5 películas sobre el amor de pareja que nos encantan. Anímate a verlas y vota por tu favorita. Estés en pareja o no, de todas ellas podrás sacar un hermoso aprendizaje.

Mejor imposible (1997), de James L. Brooks

Esta es una de las mejores comedias de los últimos tiempos. El protagonista Melvyn Udall (interpretado por Jack Nicholson, ganador del Oscar por su interpretación), es un escritor que padece TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo). Su personaje nos invita a un viaje a través de las dificultades que debido a su enfermedad, enfrenta, especialmente en cuanto a su relación con los demás.

Dificultades que empiezan a ser sobrellevadas y trascendidas por el poder mismo del amor. Pero no se trata de ese amor romántico y típico de las comedias hollywoodenses, sino de un amor real, sacrificado, con sus altas y con sus bajas. Un amor que requiere compromiso, entrega y aceptación auténtica.

Su co protagonista, Helen Hunt, es un maravilloso espejo de la realidad de muchas mujeres. Un hermoso tributo al esfuerzo, a la compasión, a la honestidad y al amor sincero. Nos hace reflexionar en los efectos tan hermosos que este amor puede tener en los demás.

«Tú haces que quiera ser una mejor persona»

Sentido y Sensibilidad (1997), de Ang Lee

Lo confieso, adoro a Jane Austen. Ella ha sido (y sigue siendo) muy influyente en la vida de muchas mujeres. Su obra ha descrito con gran finura e innegable sentimiento la realidad de muchas mujeres no solo de su época. Con una mirada aguda sobre las dificultades del amor, nos trae unas historias maravillosas que hay que leer más de una vez para encontrar los detalles y aquello que quiso resaltar.

«Sentido y Sensibilidad» es una película basada en el libro del mismo nombre. Hoy precisamente no quisiera que reparemos en la historia de los protagonistas principales sino en la de Marianne y como el corazón no necesariamente puede estar en lo correcto. En que a pensar de lo intenso del sentimiento y la necesidad de expresarlo a gritos y sin barreras, no siempre es lo más sensato.

Corazón y razón, un balance entre ambos puede hacer la gran diferencia en nuestras relaciones. Un punto extra a resaltar, a veces no valoramos lo que tenemos al frente por estar midiendo todo de acuerdo a un «ideal» inexistente.

«El amor está muy bien, pero el corazón no siempre puede guiarnos en la dirección más apropiada»

Orgullo y Prejuicio (2005), de Joe Wright

¿Otra vez Jane Austen? Perdón, lo sé. Y aunque sus obras y sus películas tengan la fama de ser «solo para chicas», es muy recomendable verlas con ojo crítico y sin esos prejuicios. Así que si tu novia te lo propone, dale una oportunidad a esta película y luego conversen sobre ella.

¿Por qué se las recomiendo? No solo por lo evidente del mensaje; que nuestros prejuicios nos pueden cegar y no dejar ver aquello tan valioso que tenemos al frente. Ni por el ejemplo de caballerosidad de Mr. Darcy. Sino por la serie de relaciones que podemos observar y analizar en esta película. No solo se trata de lo apuesto del Señor Darcy y de la inteligencia y audacia de Elizabeth. Hay mucho más que ver.

Cada pareja, las ya existentes y las que se van formando durante la trama, nos dejan algún mensaje. La necesidad de conocerse, el apostar, el conformarse, el comprometerse, las consecuencias de forzar las relaciones por no quedarse sola o por actuar inconscientemente…en fin. Da para pasar una buena velada y grato momento de diálogo.

«Que tan poca felicidad permanente podría experimentar una pareja que se unió tan solo porque sus pasiones fueron más fuertes que sus virtudes.»

Camino a casa (Wo de fu qin mu qin), (1999), de Zhang Yimou

A que nadie se esperaba una película así. Camino a casa (The road home) es una película china que sorprenderá a más de uno. No solo te sacará más de una lágrima sino que su trama te hace volver a ese amor del cual has podido ser testigo, el amor de tus padres. Un amor que a veces ignoras, cuya historia, si no ha sido contada por ellos, de pronto no valoras o incluso rechazas. Ese amor deja una huella imborrable en los hijos y qué deseable que sea una huella positiva, digna de imitar.
Como no es una película muy conocida, les cuento un poquito la trama. «Luo Yusheng, un hombre de negocios instalado en la gran ciudad, retorna a su aldea natal para enterrar a su padre. Cuando se reúne con su madre para tal fin, le parece que ella se toma demasiadas molestias al insistir en la solemnidad de las honras fúnebres. Pero pronto se dará cuenta de que tal insistencia es sólo un botón de muestra de la maravillosa historia de amor que han vivido sus padres.» (decline21.com)

Vale decir que está película nos muestra una parte relevante de la historia de China, su cultura y la dureza de su régimen.

«Debemos respetarnos porque el es único modo de respetar a los demás»

Susurros del corazón (1995), de Yoshifumi Kondô

¿A qué quedaron sorprendidos con esta recomendación? Esta es una pequeña joya que podemos encontrar en Netflix del legendario Studio Ghibli. Para que el que no le ha dado una oportunidad al anime, esta es una excelente ocasión.

Es una película hermosa que no solo nos sacará una lágrima sino que nos podrá sobre la mesa lo importante de la espera, el conocimiento personal y el trabajo en una relación que tiene por objetivo la realización personal de dos que se aman. Susurros del corazón es una película casi contracorriente. En la cultura de la inmediatez esta película nos muestra que ninguna de las cosas que realmente importan en la vida (el amor), se pueden conseguir sin invertir tiempo y esfuerzo.

Anímense a verla.

«Nadie hace nada perfecto la primera vez»

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La entrada 5 películas para ver en san Valentín (tranquilo, también son aptas para solteros) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 películas para ver en san Valentín (tranquilo, también son aptas para solteros)

«La ternura y la valentía de José». Una reflexión hermosa para adentrarnos en su corazón

«La ternura y la valentía de José». Una reflexión hermosa para adentrarnos en su corazón
La ternura de san José: así era el corazón de este santo

Definir lo que es un corazón de padre puede ser un reto. Podemos usar una de las parábolas más bonitas del Maestro: el hijo pródigo. San Lucas nos narra que se trata de un padre cuya misericordia excede no solo la comprensión del hombre, sino también la fe del creyente. 

En la parábola del hijo pródigo encontramos un corazón de padre que supera el simple concepto de misericordia, y que incluye el de la ternura: la alegría que Dios experimenta al perdonar a sus hijos, el hecho portentoso de que unas criaturas puedan afectar así al Creador.

Mucho se habla de que María fue escogida como la llena de gracia, pero san José también fue un escogido de Dios, recordemos que se le presentó un ángel, el que le confió el nombre de «Jesús».

Un humilde carpintero, un hombre justo, san José fue un hombre valiente que salió desde Nazaret hasta Belén para ver nacer a su hijo. ¡Cuánta ternura reposaba en el interior de este santo hombre que lo dio todo por su familia!

En este video te explico más a profundidad estos puntos según la Carta Apostólica «Patris Corde»:

La ternura y la valentía 

En principio, parece que no son conjugables, pero son los elementos fundamentales cuando hablamos de tener un corazón de padre. Es todo un arte, pero es muy necesario hacer coincidir la exigencia con el cariño. 

Solo cuando se ama verdaderamente a los hijos se llega a conocer la imperiosa necesidad de ser exigentes con ellos, para que aprendan a querer, a adquirir virtudes y a discernir principios y valores.

San José y la ternura que lo caracterizó

Una de las características principales de san José es que era tierno, vio a Jesús progresar día a día en sabiduría, en estatura, en gracia ante Dios y ante los hombres, nos dice el Evangelio.

José le enseñó a caminar, lo tomaba entre sus brazos. Cuando un padre ve a su hijo, siente ternura, y José, al ver a Jesús, también la sintió, también se conmovió con él.

Pero es interesante dar la vuelta a esta misma consideración, porque Jesús vio la ternura de Dios en san José. Como dice la «Patris Corde»:

«Como un padre siente ternura por sus hijos, así el Señor siente ternura por los que le quieren», por los que nos sentimos hijos suyos.

Hablemos de la ternura de Cristo

Jesús Hombre, aprende gracias a José, que la ternura es una virtud esencial. Recuerda la ternura de Cristo al fijarse en las personas que no son las más importantes, pero sí son las que más lo necesitan. 

Jesús fue reconocido por su amabilidad, su tono humano. Adquiere su fama no solo por los grandes milagros que hace, sino por su forma de ser, que encuentra y ayuda a la gente necesitada, a los que Dios más quiere. Así nos los recuerdan esta meditación que te recomiendo sobre la fama de Jesús.

Él siempre encuentra al más débil. Entra en la piscina de Betsaida y se da cuenta que hay muchos enfermos, pero que hay uno que ha estado 38 años ahí sin que nadie le ayude.

Jesús es capaz de darse cuenta de quién es el que más lo necesita, la ternura que desborda su corazón lo motiva a acercarse misericordiosamente al que más lo necesita.

Y eso lo aprendió de sus padres. De ejemplos concretos, como el de María que va a ver a su prima santa Isabel cuando la necesita y seguramente, innumerables veces en distintos acontecimientos con san José.

¿Qué papel juega la ternura en las dificultades?

La ternura se vuelve fuerte cuando atraviesa dificultades, es como un resorte que nos mueve a buscar soluciones a los problemas. Y fue el caso de san José, que tuvo que enfrentarse a cosas muy complicadas: persecución del rey, huir como inmigrante a un país vecino, etc.

Pero recordemos que el Señor tiene sus propios planes, y que debemos pasar por el claroscuro de la fe. A través de la angustia de José pasa la voluntad de Dios, su historia, su proyecto.

Así, José nos enseña que tener fe en Dios incluye creer que Él puede actuar incluso a través de nuestros miedos, de nuestras fragilidades, de nuestra debilidad. 

Nos enseña que, en medio de las tormentas de la vida, no debemos tener miedo de ceder a Dios el timón de nuestra barca. A veces, nosotros quisiéramos tener todo bajo control, pero Él tiene siempre una mirada más amplia.

La valentía creativa

El corazón de padre busca soluciones y san José tuvo que ser creativo y valiente a la vez. Nosotros también debemos ser valientes en medio de las dificultades y buscar la forma de adaptarnos.

Sobre todo en estos tiempos donde Dios nos regala nuevamente un espacio para estar confinados en familia, conociéndonos, colaborándonos, queriéndonos, soñando juntos que el futuro será mejor, porque nosotros seremos mejores.

Hoy tenemos que tener claro que la ternura es una virtud a conquistar, que hay que ser más valientes, creativos, y que debemos acompañar en solidaridad a las familias más vulnerables de nuestra sociedad.

Nos toca entrar a nuestras máquinas del tiempo y soñar como lo hizo san José, para que podamos planear, inventar y encontrar con valentía creativa tiempos mejores.

La entrada «La ternura y la valentía de José». Una reflexión hermosa para adentrarnos en su corazón se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «La ternura y la valentía de José». Una reflexión hermosa para adentrarnos en su corazón

LOS CUESTORES O SANTEROS.

Era frecuente hace unos siglos, que los obispos nombraran priores para la atención espiritual de una ermita o santuario. También que nombraran cuestores o santeros, que iban por las casas y pueblos solicitando ayuda en especie o en metálico. Llevaban una libreta donde se anotaba lo recogido y cada uno tenía una ruta establecida.

En el caso de Torreciudad, que formaba parte del arciprestazgo de Graus, era el obispo de Barbastro quien nombraba al prior y refrendaba a los cuestores. Estos solían estar en este cargo de manera voluntaria durante un año, aunque algunos estaban mucho más tiempo. Como curiosidad citaremos a José Castillo quien, en el año 1912, llevaba veinte años sirviendo en la ermita. Además de cuestar, se encargaban del huerto de la Virgen, de los animales, recados y de aquello que les encomendara el prior del santuario. En ocasiones se nombraba al prior encargado de alguna parroquia próxima los meses de invierno. Entonces uno de ellos, se hacía cargo de la atención de la ermita.

Había tres rutas establecidas que recorrían en los meses de verano, con sus caballerías. Estas rutas comprendían las comarcas de Ribagorza, Sobrarbe y Somontano de Barbastro, aunque sabemos que en ocasiones iban por la diócesis de Lérida (arciprestazgos de Benabarre, Roda de Isábena, Monzón…). Se les conoce también como santeros, pues iban con una imagen de la Virgen, que los acompañaba siempre. Se conserva la última empleada en el paso del Medallón de la Virgen, dentro del nuevo santuario.

«La carrera del cristiano». 3 videos que nos inspiran a seguir luchando por nuestras metas

«La carrera del cristiano». 3 videos que nos inspiran a seguir luchando por nuestras metas
Cómo fijar mis metas y alcanzarlas en 3 pasos

Para quiénes son, han sido deportistas o incluso para quienes practican algún deporte de manera aficionada, es fácil comprender que para lograr una meta propuesta se deben plantear objetivos para ir avanzando poco a poco hacia esa conquista. 

¿Es fácil? Sin duda la respuesta es no. Requiere de esfuerzo, confianza en uno mismo, entrenamiento, disciplina, sacrificio e incluso capacidad de renuncia ya que los planes pueden cambiar en el camino y las cosas no salen como uno quiere.

Pueden haber lesiones, accidentes, enfermedades, problemas… y en este caso incluso una pandemia que cancele muchos eventos deportivos en donde los deportistas ya tenían una cita. 

«La meta invisible» es una mini serie documental que consta de tres capítulos pequeños realizada por la Agencia Kids y la marca española Sporcks de calcetines técnicos deportivos en el sector de triatlón, running y ciclismo. 

En breves minutos, algunos deportistas profesionales y amateur, nos cuentan de qué manera tuvieron que afrontar el cambio en su rutina durante la pandemia.

Buscando adaptarse nuevamente en el camino pero sin perder de vista su pasión por hacer aquello que les gusta y seguir adelante a pesar de no tener claro el horizonte. 

Te recomiendo ver estos tres videos para conocer las inspiradoras historias que hay detrás y la importancia de nunca rendirnos a pesar de las dificultades. 

Las metas que nos empujan a seguir adelante, están dentro de nosotros

Probablemente has escuchado hablar de Viktor Frankl, filósofo y psiquiatra austriaco que sobrevivió al holocausto nazi. Él decía: «Cuando no somos capaces ya de cambiar una situación, nos enfrentamos al reto de cambiar nosotros mismos». 

Sin duda el 2020 nos ha enseñado algo a todos: a veces podemos tener muchos planes, objetivos, metas pero no siempre las cosas salen como quisiéramos.

Tenemos que ser capaces de renunciar a ellas, adaptarnos a la situación, aceptarla y encontrar una manera diferente de hacer las cosas.

Al final todos tenemos la libertad de poder escoger con qué actitud enfrentar las dificultades que se nos presentan. «El ser humano siempre se puede adaptar, siempre, siempre. Lo que pasa es que tiene que tener el ingenio para adaptarse y buscar el camino. El camino está pero tienes que encontrarlo» (Eugenio Gómez, episodio 3). 

Las crisis pueden sacar lo mejor de nosotros

«Cuando uno tiene todo, ese punto de ingenio lo perdemos. Estamos en nuestra zona de confort» (Eugenio Gómez, episodio 3).

Es probable que a muchos de nosotros nos haya tocado salir de esa zona y reinventarnos con creatividad para poder adaptarnos a esta situación que aún no sabemos con claridad cuánto durará.

El «piso» que teníamos en cierto sentido se movió y nos ha enseñado qué, a pesar de los malos momentos que podamos estar viviendo o haber vivido, podemos ser fuertes. 

La palabra «resiliencia» toma un gran valor, pues es la capacidad que tiene cada uno de sobreponerse a las situaciones adversas. Hay que saber sacar lo positivo y «aprovechar» este tipo de vivencias para ver de qué estamos hechos y de lo que somos capaces de lograr. 

La carrera del cristiano

«La carrera del cristiano no es una competición de velocidad sino de resistencia» (Filipenses 3:14).

Es importante entender que, así como los testimonios que hemos visto en los videos, cada vida tiene su historia particular. Dios nos creó diferentes y tiene un plan para cada uno según nuestras capacidades.

Nosotros también tenemos nuestros propios aprendizajes y «entrenamientos» que nos prepararán para distintas situaciones de la vida que tendremos que enfrentar.

Así como en el deporte, en la vida cristiana también debemos entrenarnos y trazarnos objetivos viables a corto plazo que nos preparen para el encuentro definitivo que tendremos algún día cara a cara con Dios. Esa carrera invisible que todos debemos correr para llegar finalmente a la meta. 

Para terminar, quisiera dejarles esta frase de Antoine Saint Exupéry:

«Si al franquear una montaña en la dirección de una estrella, el viajero se deja absorber demasiado por los problemas de la escalada, se arriesga a olvidar cuál es la estrella que lo guía». ¿Cuál es tu meta invisible?

La entrada «La carrera del cristiano». 3 videos que nos inspiran a seguir luchando por nuestras metas se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «La carrera del cristiano». 3 videos que nos inspiran a seguir luchando por nuestras metas

11 consejos para dejar la pornografía y recuperar la paz en el corazón

11 consejos para dejar la pornografía y recuperar la paz en el corazón
Pornografía: 11 consejos para decirle adiós para siempre

Advertimos cada vez más una toma de conciencia general, creciente y progresiva respecto de los daños que ocasiona la pornografía, y estos se dan a muchos niveles.

Se puede hablar, por ejemplo, de la explotación sexual que se genera en torno a la industria pornográfica, pero últimamente se viene instalando también —y con mucha fuerza— la consciencia de lo dañina que llega a ser para quien la consume.

Uno de los grandes daños que produce en nosotros el consumo de pornografía es que anula nuestra capacidad de amar.

Esto ha dejado ya de ser una hipótesis, y se puede verificar en innumerables matrimonios destruidos, en relaciones que terminan en decepciones, o en la frustración que se experimenta al verse imposibilitado de amar como uno quisiera.

Cuando la pornografía dejó de ser algo divertido o algo a lo que uno recurría por curiosidad, uno se da cuenta de que dejarla resulta en extremo complicado.

Es como si cayéramos por un agujero: la facilidad con la que descendemos por él contrasta con la dificultad que experimentamos al tratar de salir. Por eso, dejar la pornografía se vive muchas veces como una lucha. Y una lucha que no siempre se gana.

Hace unas semanas me topé con una excelente conferencia sobre la castidad dirigida por Mons. José Ignacio Munilla. En ella presentó 11 herramienta prácticas para luchar contra la pornografía que me parecieron muy buenas y que te quiero compartir.

Lo que hago a continuación es presentarlas tratando de hacer algunos aportes en la explicación. ¡Empecemos!

1. Busca medios sobrenaturales

Tal vez para algunos sea posible vencer a la pornografía apelando únicamente a sus fuerzas. Sin embargo, especialmente en esos momentos en los que se toca fondo, uno puede llegar a experimentar que sus solas fuerzas no bastan, que «esto es más fuerte que yo», que «solo no puedo salir».

Para alguien que no sea creyente, esto puede llevarlo a perder la esperanza. Sin embargo, los creyentes sabemos que contamos con la ayuda de Dios. Esto no es poca cosa: es la soga que viene a nuestro rescate cuando estamos luchando en el pantano y nos damos cuenta de que solos no podemos.

Esta ayuda la encontramos en la oración, en la confesión frecuente, en la Eucaristía, y en el amor a la Virgen expresado en el rezo del rosario.

2. Redacta un compromiso solemne

Es importante darle una cierta solemnidad a nuestro propósito de abandonar la pornografía, y también que esto sea puesto por escrito.

Se trata de un propósito que podremos leer especialmente en aquellos momentos en los que nos sentimos más débiles, y que podremos renovar con cierta frecuencia.

Este compromiso realmente debe contener nuestras razones. Es decir, no debe hablar de «por qué la pornografía está mal», sino del daño que me viene haciendo, de aquello que me ha robado, de aquello que me impide alcanzar.

Y debe contener también un objetivo, el propósito de lo que puedo y quiero llegar a ser si dejo la pornografía.

3. No duermas cerca de los dispositivos con los que accedes a la pornografía

Pornografía: 11 consejos para decirle adiós para siempre

Seamos astutos: identifiquemos si hay situaciones que se repiten cada vez que accedemos a la pornografía, para evitarlas.

Una de las más frecuentes es el hecho de tener nuestros dispositivos electrónicos al alcance de la mano al ir a dormir. Si somos conscientes de que, llegado el momento, la situación nos superará, no demos siquiera ocasión para ello.

4. Busca hobbies sanos

Muchas veces se suele recurrir a la pornografía frente a situaciones de estrés. Si es que la pornografía se convierte en nuestro único escape, cada vez que estemos tensionados, nuestro cuerpo nos va a pedir recurrir a ella.

Por este motivo, es muy importante buscar hobbies sanos: cosas que nos gusten, que nos apasionen, que nos relajen, que disfrutemos verdaderamente.

Debe tratarse de actividades a las que podamos recurrir no solo frente a situaciones de estrés, sino como un disfrute habitual. Eso sí: hay que acceder a ellas de manera medida, de forma tal que no terminemos reemplazando un vicio con otro.

5. Aprende a renunciar a ciertos gustos

Si estamos acostumbrados a satisfacer todos nuestros deseos apenas surgen, no encontraremos la fortaleza interior para hacer frente al deseo de ver pornografía cuando aparezca.

Es muy importante que todos los días hagamos una pequeña mortificación. Podemos optar por levantarnos 15 minutos antes, por renunciar al postre o al chocolate que teníamos pensado comer, por lavar los platos o poner la mesa sin quejarnos, etcétera.

De esa manera, iremos entrenando y fortaleciendo nuestra voluntad, para que nuestros deseos no tomen el control y terminen decidiendo por nosotros.

6. Discierne el uso de la tecnología

Pornografía: 11 consejos para decirle adiós para siempre

A veces, uno entra a Internet con la decisión tomada de ver pornografía. Sin embargo, muchas veces uno termina llegando a ella sin querer: había empezado a navegar en Internet sin un rumbo fijo, y terminó yendo donde lo llevó la corriente.

Por esto, es fundamental regular nuestro uso de la tecnología. Tengamos en cuenta cuánto tiempo le dedicamos, para qué la usamos, qué cosas vamos a buscar, y procuremos que este no sea nuestro único medio de distracción.

Como dice Mons. Munilla, citando al P. Mendizaval: «Las nuevas tecnologías son un buen siervo, pero un malísimo amo».

7. Realiza actos cotidianos de entrega a los demás

La pornografía constituye un acto de egoísmo. Por eso, ayuda a luchar contra ella realizar actividades que nos hagan salir de nosotros mismos, y que nos permitan poner nuestros talentos al servicio de los demás.

Entregarse a otras personas poniendo nuestros dones a su servicio no es otra cosa que amar, y el amor se opone a la actitud egoísta de uso que genera en nosotros la pornografía.

Instalando en nosotros el amor como un hábito, iremos haciendo que pierda fuerza el hábito opuesto de ver pornografía.

8. Busca ayuda

Pornografía: 11 consejos para decirle adiós para siempre

No estamos obligados a pelear solos en esta lucha. De hecho, se hace mucho más sencilla cuando dejamos que otros luchen junto a nosotros. Por eso, es muy importante buscar un amigo, un confesor o un grupo de ayuda.

Debe tratarse de alguien paciente, que nos escuche, que no nos juzgue por nuestras caídas, y sobretodo, que nos motive a no perder la esperanza, y a seguir adelante.

9. Haz un horario

Una manera de empezar a ser dueños de nuestra propia vida y no dejar que el deseo de ver pornografía nos domine, es hacernos un horario para cada día.

Un horario que contemple no solo nuestras responsabilidades, sino también nuestros momentos de ocio y diversión, de modo tal que sepamos qué hacer también en esos momentos.

A veces se termina recurriendo a la pornografía porque no se sabe qué otra cosa hacer para distraerse.

10. Sé perseverante

Esto reviste una vital importancia. La lucha contra la pornografía no es una única batalla, sino una guerra de largo aliento, y en una guerra, hay batallas que se ganan y batallas que se pierden.

Especialmente en esos momentos de dificultad, tengamos presente que una batalla perdida no nos hace perder la guerra. Mientras conservemos la voluntad de levantarnos y seguir luchando, mientras no perdamos la esperanza, la guerra no está decidida.

Frente a las caídas, busquemos el sacramento de la confesión, y sigamos adelante.

11. Vigila tu corazón

Pornografía: 11 consejos para decirle adiós para siempre

Puede que haya ciertas situaciones que nos hagan más propensos a recurrir a la pornografía: un período en el que nuestros deseos estén más activos, alguna situación de estrés, alguna situación de tristeza o de frustración.

Seamos conscientes de qué pasa por nuestro corazón, para poder elevar los niveles de alerta y estar más atentos en esas situaciones que pueden hacer que la lucha se torne más ardua. ¡Espero que estos consejos realmente te sirvan!

Nuestro autor también tiene un blog llamado www.amafuerte.com donde puedes encontrar más contenidos sobre este tema.

La entrada 11 consejos para dejar la pornografía y recuperar la paz en el corazón se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 11 consejos para dejar la pornografía y recuperar la paz en el corazón

¡Jesús vino a sanarte y su amor es la mejor medicina! (comentario al Evangelio)

¡Jesús vino a sanarte y su amor es la mejor medicina! (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio según San Marcos 1,29-39:

«En aquel tiempo, cuando Jesús salió de la sinagoga se fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre; y le hablan de ella. Se acercó y, tomándola de la mano, la levantó. La fiebre la dejó y ella se puso a servirles. Al atardecer, a la puesta del sol, le trajeron todos los enfermos y endemoniados; la ciudad entera estaba agolpada a la puerta.

Jesús curó a muchos que se encontraban mal de diversas enfermedades y expulsó muchos demonios. Y no dejaba hablar a los demonios, pues le conocían. De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se levantó, salió y fue a un lugar solitario y allí se puso a hacer oración. Simón y sus compañeros fueron en su busca; al encontrarle, le dicen: «Todos te buscan». Él les dice: «Vayamos a otra parte, a los pueblos vecinos, para que también allí predique; pues para eso he salido». Y recorrió toda Galilea, predicando en sus sinagogas y expulsando los demonios».

La entrada ¡Jesús vino a sanarte y su amor es la mejor medicina! (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¡Jesús vino a sanarte y su amor es la mejor medicina! (comentario al Evangelio)

5 consejos para vestir modesta y femenina (tranquila, no tendrás que ir tapada hasta los tobillos)

5 consejos para vestir modesta y femenina (tranquila, no tendrás que ir tapada hasta los tobillos)
Moda femenina: resalta tu belleza siguiendo estos 5 pasos

Para el catolicismo, la modestia es una virtud que nos ayuda a moderar nuestras expresiones externas, de acuerdo a nuestro propósito interno. Con esto se busca estrechar nuestra relación con Dios al valuar las virtudes morales por sobre los valores del mundo.

En pocas palabras, la modestia es una virtud, hija de la templanza y la prudencia, que cuida nuestro comportamiento en general, incluyendo el lenguaje del cuerpo, los modales y también la forma de vestir.

Desde joven escuché hablar sobre este tema, pero siendo sincera, no le había dado mucha importancia. «Al fin y al cabo, somos todos libres» solía pensar.

Fue hasta que tuve mi conversión que pensé que si había decidido seguir a Jesús, también debía confiar en las enseñanzas que la Iglesia que Él fundó ha instruido. Entonces, si yo era católica, debía vivir como católica.

San Francisco de Asís bien solía decir: «Prediquen el Evangelio en todo momento y cuando sea necesario, utilicen las palabras».

Pues bien, nuestra misión es hacer viva la palabra de Dios y podremos lograrlo cuando consideremos que nuestro ser espiritual y corporal tiene una dignidad sobrenatural en Dios, y por ello hay que cuidar de él como el Templo en el que el Espíritu Santo mora.

Entonces comprendí que el principio fundamental de la modestia para mí sería: si la prenda insinúa una ocasión de pecado para mí o alguien más, ¿qué gano con usarla?

No hay nada más valioso que la pureza del alma. Desde ahí empecé a poner más atención en mi modo de vestir. Sin duda ha sido un camino largo y contracorriente, pero sobre la marcha he aprendido mucho.

Por esto mismo, y porque la moda femenina no tiene que ser aburrida, quiero compartirte algunos consejos que me han ayudado a dirigir mi forma de vestir según esta virtud:

1. Conócete

Uno de los pilares de la modestia es resaltar quién eres y evitar cambiar tu apariencia natural. Te recomiendo reflexionar sobre cuáles son tus gustos y cómo podrías aprovecharlos para ejercer esta virtud. La forma en que vestimos debe decorar lo que interiormente queremos reflejar.

2. Ten en cuenta que lo que usas le habla a los demás sobre ti

Moda femenina: resalta tu belleza siguiendo estos 5 pasos

Tu modo de vestir incluso puede influir en la forma en que tú y los demás se comportan. ¿Interesante no? Una pregunta clave para discernir que usar y que no al salir de casa podría ser: ¿Me sentiría cómoda con mi apariencia si me encontrara en la presencia del Señor?

3. Adecúa la moda a tus valores

Si decides empezar a cambiar tu forma de vestir te aconsejo que des un vistazo a tu guardarropa y revises todas las prendas de moda que tal ves compraste recientemente.

Quizá ahí puedas encontrar algunas que por sí mismas puedan considerarse modestas o algunas otras que podrías modificar o combinar para poder usarlas. Utiliza todo aquello que se adapte y lo que no, evalúa si es posible reutilizarlo como otro producto.

4. Olvídate de las prendas extra grandes

Muchas veces pensamos que para vestirnos modestamente debemos usar prendas sumamente holgadas o permanecer todas cubiertas, pero no es así.

La modestia va de mano con la más pura feminidad, aquella que cuida a la mujer y su dignidad como hija de Dios. No se trata de una moda «oversized», sino de resaltar la espiritualidad de la mujer, cuidando su apariencia.

Evita los escotes muy profundos y la ropa que es demasiado pegada, usa prendas que acentúen la delicadeza, gracia y ternura de la mujer que eres. ¡Recuerda que eres hermosa, así que haz resaltar tu feminidad de la manea correcta!

5. Sé coherente con lo que vistes y lo que haces

Moda femenina: resalta tu belleza siguiendo estos 5 pasos

Como mencionaba al principio, la modestia no es solo una forma de vestir, sino una forma de actuar y de vivir. Si somos católicos y optamos por seguir a Cristo todos los días, debemos optar también por un actuar diario que refleje nuestro amor al prójimo y nuestra esperanza en Dios.

Decía san Pablo, en la primera carta a Timoteo: «Que las mujeres sepan revestirse de gracia y buen juicio, en vez de adornarse con peinados rebuscados, oro, joyas o vestidos caros. Que se adornen más bien con buenas obras, como mujeres piadosas» (1 Timoteo 2, 9 – 10).

¡Cuánta razón y sabiduría en las palabras de este santo! Recuerda que la actitud exterior e interior se complementan y, por tanto, la modestia en el vestido revela también una modestia y piedad en el corazón, conductas que deben ser deseo de todos para agradar y honrar a Dios.

Yo ya he empezado este bello caminar y espero poder seguirlo de la mano de la Virgen María que, como nuestra madre, está a nuestro lado para guiarnos en la práctica de las virtudes que nos acerquen a Dios.

¿Qué opinas de este tema?, ¿algún consejo te pareció particularmente útil?, ¿hablas de moda femenina con tus amigos o familiares? Comparte tus conclusiones, ¡me encantará leerte! Oro por ti ❤️

La entrada 5 consejos para vestir modesta y femenina (tranquila, no tendrás que ir tapada hasta los tobillos) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 consejos para vestir modesta y femenina (tranquila, no tendrás que ir tapada hasta los tobillos)

3 sencillos cambios de actitud para vivir mejor en tiempos de crisis

3 sencillos cambios de actitud para vivir mejor en tiempos de crisis

Sin importar la época, sabemos que el estrés, la tensión, la ansiedad, la angustia, la tristeza o la depresión, seguirán estando presentes en la vida de muchos de nosotros. Todo hace parte de un crecimiento interior que nos forja como personas, pero hay cosas que nos pueden ayudar a aligerar la carga.

Hoy quiero hablarte de tres cambios de actitud para vivir mejor. Empezaremos con cómo interpretamos la realidad, pasaremos a hablar de qué peso le damos a los problemas y finalizaremos con cuánto reconocemos las bendiciones que tenemos en la vida.

Si no ponemos medios concretos o no nos esforzamos por buscar vivir mejor, ¡las cosas no cambiarán por arte de magia! Cambiar ese «feeling» de disgusto, que a muchos se les quedó en el corazón tras este tiempo de crisis, es posible con ayuda de Dios.

Creo que todos queremos ser más felices, tener ambientes más serenos y pacíficos en nuestras casas y establecer mejores relaciones de amistad. ¿Tú qué piensas? ¡Empieza con el primer cambio de actitud de esta lista!

1. Evalúa cómo interpretas la realidad

Es normal que a lo largo de la vida, enfrentemos situaciones que sean complicadas. Podemos llamarlas situaciones de crisis, y una crisis significa, etimológicamente: «cambio».

Por ello, las crisis no son ni buenas ni malas en sí mismas. Depende de las decisiones, y por lo tanto, los cambios que originen en nuestra vida. Las crisis están para que maduremos como personas y también como cristianos.

Sin embargo, solemos ver las situaciones de cambio como algo que nos amenaza, que nos quita la seguridad que tenemos, que nos mueve de nuestra «zona de confort».

En la gran mayoría de los casos, esas situaciones complicadas de la vida hacen que vivamos un crecimiento personal. Y de eso no se habla mucho, curioso ¿no? Así que el punto está en elegir bien los pensamientos que tenemos sobre la realidad que vivimos.

Esos pensamientos derivan en actitudes de vida

Es interesante saber que nuestro cerebro, como órgano nervioso —no me refiero a lo que pensamos— entiende como real, no lo que está sucediendo en la realidad, es decir, a mi alrededor, sino los pensamientos que tengo de esa realidad.

Esos pensamientos originan emociones, que a su vez, generan una respuesta de nuestro organismo. Por lo tanto, la causa como nuestro organismo reacciona, depende de lo que pensamos y sentimos, y por lo tanto, termina derivando en nuestras acciones.

Si queremos sentirnos mejor y experimentar más felicidad, independientemente de la situación que enfrentemos, se trata de tomar consciencia de cuáles pensamientos nos están jugando una mala pasada.

Cuando nos pasa algo malo, solemos culpar siempre a los demás o a las cosas que están fuera de nosotros mismos. Pero te invito a que mires tu interior y te preguntes: ¿qué pensamientos me surgieron sobre determinada realidad?

Y luego te invito a que cambies esos «esquemas mentales», por otros que te ayuden a tener una respuesta afectiva mucho más agradable y una actitud más serena.

2. ¿Qué lugar ocupan los problemas en mi vida?

Cambio de actitud hacia la vida: cómo lograrlo con éxito

Pregúntate: ¿qué tanto peso tiene los problemas que enfrento con relación a todo lo que sucede en mi vida?, ¿qué cantidad de tiempo le doy vueltas a esos problemas? Este ejercicio de conciencia es muy importante.

Un determinado evento en mi vida no genera automáticamente una conducta, sino que, mi conducta responde a lo que pienso sobre ese evento.

Por lo tanto, debemos ser conscientes de qué pensamientos tenemos. Así nos daremos cuenta de que muchos de ellos son creencias irracionales. Está probado científicamente que más del 90% de las preocupaciones que nos generan ansiedad hacia el futuro, no se cumplen.

Nuestro cerebro está preparado para reaccionar motivando todo un metabolismo de defensa cuando se ve ante una amenaza. Sin embargo, como vimos antes, eso sucede ya sea un peligro real, o uno que simplemente nos imaginamos.

De estas ideas de amenaza se habla mucho, por eso quiero rescatar tres que suelen distorsionar nuestra forma de entender la realidad:

— No aceptarme como soy: sino querer ser como los demás quieren que yo sea.

— Los otros deben ser como yo quiero: y si no lo son, terminan siendo una amenaza para mi bienestar.

— La realidad tiene que ser como yo la deseo: sino termina siendo un ambiente amenazador.

Estos son «problemas» que nos inventamos. En realidad, no tenemos que ser como los demás quieren que seamos. No podemos desear que todos sean como nosotros, ni tampoco la realidad será de acuerdo con nuestros planes.

¿Cómo cambiar esos supuestos problemas que vivimos?

Les sugiero dos alternativas: «calibrando» y teniendo presente que no somos los únicos en esta situación. Probablemente, no seremos capaces de sacarnos esa manera de pensar, pero si es posible relativizar bastante el peso que les damos.

Hagamos una escala de valor y evaluemos estos pensamientos no de forma absoluta. Como si fuera algo tremendo o trágico, o sin ningún peso. La realidad no es blanca o negra, tiene muchísimas tonalidades de grises.

Entonces, cuando tengas una idea terrible, detente un momento y piensa si en realidad, no será algo simplemente malo o normal. Ser conscientes de que no solo nosotros tenemos problemas y sufrimos también ayuda bastante.

La empatía y la compañía de otros nos hacen experimentar el amor y la compasión de Dios y descubrir que hay otras personas, que a veces, tienen problemas peores que los nuestros.

3. ¿Qué tanto agradecemos las bendiciones en nuestra vida?

Cambio de actitud hacia la vida: cómo lograrlo con éxito

Está cada vez más demostrado cómo la actitud de agradecimiento es una clave esencial para nuestro bienestar personal, para tener una mirada positiva ante la vida.

Enfocamos mucho más fácil nuestra atención en las cosas malas, y por constitución genética, no le demos automáticamente la importancia al sinfín de bendiciones que poseemos en la vida.

La gratitud por todo lo que hay de bueno en nuestra vida, cambia muchísimo la experiencia de vida. Mejoramos emocional y físicamente y promueve la salida de la dopamina y la serotonina, que son conocidas como las hormonas de la felicidad.

Nos hace crecer en la autoestima, potenciando lo positivo de la vida. Ya no estamos en ese «modo defensivo» que genera constantemente el cortisol, poniéndonos en tensión permanente.

Además, reduce el nivel de miedo y ansiedad. En fin, son muchas las consecuencias positivas de vivir agradecidos.

¿Cómo llevar esto a la práctica?

Muchos psicólogos hablan de hacer un diario de la gratitud, y escribir en algún momento del día, tres cosas por las que quieres agradecer de tu vida el día de hoy.

Al comienzo será un poco difícil, pero a los pocos días, verás que ya tienes muchísimas cosas que agradecer. Y después de tan solo dos semanas tu vida empieza a tener «otro color».

Puedes escribir cartas de gratitud a personas que quieras mucho, que te han ayudado y quieres reconocer ese mérito. Hasta puedes entregarles esa carta y que sea motivo para una agradable conversación.

Finalmente, aprender a dar las gracias de modo consciente. ¿Cómo así? Que no sea un mecanismo reflejo, como un cliché que estamos acostumbrados a decir. Sino, pensar por qué estoy agradeciendo, y decirlo:

«Gracias por ayudarme a levantar mi cuaderno del piso», y no solamente decir: «gracias». Eso puede cambiar mucho las cosas. Además, la alegría que vas a ver en el otro, por reconocerse valorado en su buena actitud, por supuesto te hará mucho más feliz.

Espero que estos consejos te ayuden a estar más a gusto con tu vida, y puedas ser más feliz. No son todas las respuestas a los problemas que vivimos, pero creo que sí pueden ayudarte mucho a tener un día a día mejor.

Si te interesa profundizar en este tema te recomiendo el curso online «Ciencia del Bienestar y Vida Espiritual», te va a encantar. Y si conoces otras maneras de mejorar tu calidad de vida, escríbelas en los comentarios y ayudémonos entre todos.

La entrada 3 sencillos cambios de actitud para vivir mejor en tiempos de crisis se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 3 sencillos cambios de actitud para vivir mejor en tiempos de crisis

«No me cabe duda, estamos llamados para ir al cielo». Una profe de religión nos habla de vocación

«No me cabe duda, estamos llamados para ir al cielo». Una profe de religión nos habla de vocación
El llamado de Dios: ¿qué es y cómo responder?

¿Has pensado qué propósito tiene Dios para ti?, ¿qué es eso de «el llamado de Dios»?, ¿alguna vez has querido saber cómo realizarte personalmente?, ¿te has detenido a pensar en las repercusiones que genera en los demás, todo aquello que realizas en la vida?

Este tipo de preguntas se ven reflejadas en el video que te quiero compartir hoy. La vida de quien se siente llamado se ve sumergida en un sinfín de acontecimientos salvíficos, pero antes de comenzar a hablar de esto, veamos este capítulo de la serie «Contagiosos», de Infinito+1, protagonizado por Maribel, una profesora de religión fuera de serie. 

«El llamado» que Dios nos hace

Ahora que has visto el video, creo que puedes comprender un poco más sobre lo que te hablaba al comenzar: «El llamado». Pero ¿qué es eso?, ¿por qué hay personas que se sienten llamadas y dejan todo?, ¿el llamado es cosa de privilegiados?,¿puedo ser yo llamado para algo?

Miles son las preguntas que surgen alrededor de un tema tan grandioso como este, el ser llamados. Normalmente no es algo que puedas decir claramente como: «El jueves pasado a la 1:00 pm estaba sentado en el comedor y sentí que el Señor me llamó a…».

No digo que no pueda pasar, Dios tiene formas increíbles de llamar, ¡también debes déjate sorprender por Él! Pero lo más común es que el llamado o la vocación sea algo que se vaya descubriendo y discerniendo en la vida.

Es por eso que todos debemos tener los ojos bien abiertos, bajo la mirada de la fe se comienza a descubrir los signos vocacionales que hay ¡en todos!

Un momento ¿en todos? Sí, en todos, todos y cada uno de nosotros tenemos un llamado especial, el reto es descubrir cuál es esa misión particular. 

Hay un llamado para ti y para mí

Es por esto que no podemos creer que la llamada del Señor es un privilegio. No es algo de unos cuantos, es una gracia de la cual todos somos partícipes (desde que en libertad decidamos aceptar lo que Dios quiere para nosotros).

Además, con el bautismo todos somos llamados a la santidad y tenemos la tarea de descubrir cuál es el camino que Dios nos pide recorrer para llegar allí. 

Toda persona que atiende esta llamada de Dios se ve inmersa en una serie de momentos salvíficos. No vayamos muy lejos, la profesora del video logra que muchos jóvenes, algunos llenos de dificultades, encuentren esperanza en la intimidad con Dios.

Los ayuda a descubrir su misericordia y su compasión, los hace sentir escuchados y amados. ¡Es increíble!, con simplemente escuchar a alguien, le puedes salvar. ¡Esta es la aventura de la vocación, donarnos a los demás!

¿Ya sabes a qué te llama Dios?

Lo más importante en este momento es que tengas claro algo, la vocación o el llamado que hace que dejemos todo por seguir al Señor, también la tienes tú.

Es más, me atrevo a citar una frase de Monseñor Ricardo Tobón, arzobispo de Medellín: «Nosotros no tenemos vocación, nosotros somos vocación». 

Si somos vocación, eso quiere decir que la única manera de lograr nuestra realización y alcanzar nuestra felicidad y santidad, es viviendo y amando ese llamado hasta el punto que sea la vida misma y responder a él sea apremiante. 

Si tal vez sigues con dudas te recomiendo el curso online: «¿Cómo encontrar el propósito de mi vida?». ¡Estoy seguro de que te dará muchas luces!

La entrada «No me cabe duda, estamos llamados para ir al cielo». Una profe de religión nos habla de vocación se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «No me cabe duda, estamos llamados para ir al cielo». Una profe de religión nos habla de vocación

El más conmovedor corto animado para entender que el amor y la empatía pueden cambiarnos la vida

El más conmovedor corto animado para entender que el amor y la empatía pueden cambiarnos la vida
Empatía: qué es y cómo desarrollarla

«Umbrella» es un corto animado que me encontré por casualidad y que me conmovió hasta lo más profundo. Es el primer corto de animación brasileño clasificado para los Oscar de este año y está basado en una historia de la vida real.

En palabras de los directores Helena Hilario y Mario Pece: «Al hacer este corto, nuestro sueño y objetivo era traducir un recuerdo doloroso en arte para difundir un hermoso mensaje de empatía y esperanza. Un evento triste nos inspiró a crear una historia hermosa.

No podíamos dejar de pensar en lo valiosos que son nuestros recuerdos y en que debemos ponernos en el lugar del otro antes de sacar conclusiones precipitadas».

En ocho minutos y sin ninguna palabra, «Umbrella» nos habla solo a través de gestos y sonidos a cerca de la empatía,y la importancia de no juzgar.

Nos recuerda que este mundo está sediento de amor y que cada gesto, por pequeño que sea, si brota desde el corazón, cuenta y cuenta mucho.

«Umbrella» y nuestra forma de sobrellevar el dolor

Este corto me hizo reflexionar en varias cosas, pero sobre todo en que es muy importante hacernos conscientes de que todos lidiamos con el dolor de distintas maneras y que juzgar sin conocer al otro, es solo una pérdida de tiempo.

Cuántas veces a nosotros nos pasa lo mismo que a la pequeña niña que llega al orfanato. Que movidos por las primeras impresiones, juzgamos, señalamos, herimos profundamente y lastimamos a otros.

Antes de lanzarnos a criticar y a ofender (que a veces nos sale más natural que respirar), hagamos una pausa, pensemos por unos minutos qué impacto puede tener lo que le diga o le haga al que tengo a mi lado.

¿Conozco la razón que lo ha motivado a comportarse de esa manea?, ¿sé al menos una parte de su pasado?, ¿me he esforzado por conocerlo más?, ¿he dado el paso de ofrecerme para escucharlo o consolarlo?, ¿me he tomado el atrevimiento de preguntarle el «por qué»?

La empatía y el amor lo cambian todo

Hay tanto que podemos cambiar cuando dejamos de ser indiferentes. Para este pequeño el mundo cabe debajo de una sombrilla, es su lugar seguro, aunque a su al rededor solo haya oscuridad, si está con su padre debajo de ella, todo estará bien.

¿Cuál es tu lugar seguro?, ¿en dónde o en quién te refugias cuando el dolor te doblega?, ¿has pensado si la carga se puede hacer más ligera al abrirle el corazón a otra persona? Este corto despierta un abanico de emociones y nos recuerda que la empatía y el amor pueden cambiarlo todo.

En el fondo sabemos que duelen, duelen tantos recuerdos amargos que guardamos en el corazón, y «Umbrella» ilustra muy bien que aunque haya pasado el tiempo hay heridas que requieren de más tiempo para sanar.

¡Pero qué hermoso es pensar que Dios nos puede ayudar sin importar qué tan honda sea la herida y qué tan grande el dolor! Pensemos si hoy mismo podemos hacer algo para mitigar el sufrimiento de otras personas, para hacerlas sentir amada o para ayudarlas a sanar interiormente.

Déjanos saber en los comentarios qué fue lo que más te gustó de esta historia. ❤️  Y si te interesa profundizar en el tema del dolor, te recomiendo a ojos cerrados el curso online: «El dolor en la historia personal: una mirada sana para una vida más feliz», no te vas a arrepentir. 🥰

La entrada El más conmovedor corto animado para entender que el amor y la empatía pueden cambiarnos la vida se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: El más conmovedor corto animado para entender que el amor y la empatía pueden cambiarnos la vida

Guía para enfrentar un diagnóstico de cáncer desde la fe y la esperanza

Guía para enfrentar un diagnóstico de cáncer desde la fe y la esperanza
Cáncer: guía para enfrentar diagnóstico desde la fe

El mundo ha reservado un día para la lucha contra el cáncer, hoy 4 de febrero. Este día constituye una oportunidad para reflexionar no solo en esta enfermedad que está presente en toda la humanidad y de distintas formas, sino también en la propia fragilidad humana y en el sentido del dolor.  

Los últimos informes mundiales de la OMS «…nos hablan de 8,2 millones de nuevos casos y estima que esa cifra subirá a 22 millones anuales en las próximas dos décadas». Es escalofriante el número enorme de personas sufrientes. 

Es verdad que la prevención y la detección temprana son fundamentales para detener el alarmante aumento de la incidencia del cáncer, pero también es necesario comprender la necesidad de apoyar a aquellos que ya lo sufren.

Brindarles todo lo necesario para enfrentar esta lucha que quizá tú o yo en algún momento tengamos que enfrentar.  Pensando en esto te traemos hoy este recurso que confiamos pueda ser una herramienta útil en este difícil camino para andar.

¿Cómo enfrentar un diagnóstico de cáncer?

Ni por toda la fe que tengas, ninguno está realmente preparado para escuchar una noticia tan devastadora. «Tienes cáncer». Mil preguntas asaltan nuestra mente y el miedo es inevitable. ¿Existe alguna manera de prever algo así? Creo que no. Así nuestra fe parezca fuerte, el enfrentarse con la propia fragilidad humana, es muy duro.

Podemos, sin embargo, eligir hacer algo al respecto. Y esto tiene que ver con el conocimiento personal y el cambio dirigido a amar, sostener y dejarnos sostener sobre todo en momentos tan vulnerables.

Aquí va, nuestro granito de arena en esta lucha que vivimos tantos. Estas recomendaciones las hemos preparado con ayuda de expertos y la propia experiencia. No se trata de una lista infalible, ni de «lo que se tiene que hacer». Son, simplemente, algunos consejos válidos que confiamos les sirva de apoyo a aquel que lo necesite.

Sigues siendo el mismo

No hay manera de prepararse para recibir un diagnóstico así. Mucho menos cuando es inesperado, cuando de pronto sucedió luego de un examen de rutina, cuando no había ni la menor sospecha de que algo malo podía ocurrir.

Lo cierto es sea el diagnóstico que sea, sigues siendo el mismo. Tu vida sigue teniendo el mismo valor. Tu cuerpo no percibe nada aún, puedes respirar, caminar y desenvolverte. Es normal tener una mezcla de sentimientos. «No lo puedo creer», «¿Por qué a mí?», el enojo, la tristeza y el miedo se hacen presentes. Incluso es posible que puedas enojarte con Dios. Es importante que entiendas tu enfermedad como tal, una enfermedad, mas no un castigo.

Tú sigues siendo el mismo, tómate el tiempo que necesites para procesar y de ahí continúa.

Aceptar aligerará tu carga

Aceptar lo que está sucediendo es increíblemente uno de los pasos más importantes para hacerte cargo de tu propia vida.

Aceptar lo que está sucediendo no significa rendirte, significa hacerte responsable. No se trata de buscar las causas, llenarte de culpa o angustia. Se trata de reconocer tus emociones, entender que es válido sentirte como te sientes. Pero sobre todo vislumbrar la oportunidad de empezar a construir y decidir cómo es que quieres seguir viviendo a partir de este momento.

Busca ayuda y déjate ayudar

Mostrarnos vulnerables frente a los demás no es sencillo. Menos si eres una persona fuerte, que has tenido por costumbre, por deber o por decisión propia el sostener siempre a los demás. Ahora toca aprender a soltar.

Aprender y aceptar que ahora quien necesita ayuda y atención eres tú. Y que no hay nada malo con eso. Parte difícil del amar es recibir, es dejarse amar por los otros con lo que los otros son, y descansar en su amor. Un amor que también trae consigo el amor de tu creador.

Rendirse al amor de los demás y reclamar la ayuda que hoy precisas es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti al momento de enfrentar esta batalla.

Involucra a tus seres queridos

«No quiero preocupar a nadie», «No quiero que nadie cambie sus rutinas por mí», «No quiero…» ¡Por su puesto que no quieres!

El amor que sientes por los tuyos es tan grande que es perfectamente comprensible que no quieras que ninguno se vea afectado por lo que sucede. Pareciera que aceptando que los necesitas, estuvieras aceptando una derrota. ¡No estás derrotado! Necesitas a tu ejército para enfrentar esta nueva misión.

Cuando te sientas listo y a tu propio ritmo involucra a tu familia. A veces pasa que hablar de lo sucedido con las personas más cercanas ayuda a asimilar lo que está pasando y pensar con mayor claridad. Para ellos puede ser difícil hablar del tema. Seguro tienen mucho miedo y no saben qué decir o qué palabras necesitas en este momento. Decide hasta qué punto quieres compartir la información y atrévete a pedirles lo que necesitas de ellos.

Y para los que estén leyendo esto y tengan un familiar enfermo: Es importante que entiendan que no ayuda el tratar de levantar el ánimo o el afirmar que todo estará bien. Es mejor no preguntar el diagnóstico en detalle y respetar los espacios de quién lo padece. No vale molestarse y sentirse hecho a un lado porque la persona afectada no quiere hablar.

El mejor apoyo es estar, acompañar, escuchar y acudir a la ayuda cuando esta sea solicitada.

Fortalece tu vida espiritual

Lleva tu vida con la rutina más normal que puedas. Trabaja, ocupa tu vida social en la medida de lo permitido, haz planes. Tu vida no se ha detenido.

Si tienes una vida espiritual nutrida, no la descuides, es parte primordial de este proceso. Ocúpate en fortalecer tu fe y estrechar lazos con el Señor. Saca de tu mente que esto sea un castigo, es parte del camino que nos toca recorrer. Un camino que no es solitario, aunque parezca, aunque los silencios de Dios puedan ser prolongados.

Cultiva tu vida espiritual, no sabes la gran fuerza que en ella se esconde. Si has estado alejado de Dios, hoy tienes un momento importante para volver a Él y permanecer en su amor. El destino final, para todos es el mismo y la grandeza de ese momento depende de encontrarnos en Su amor. En Dios todo lo podrás porque Él constituye tu fortaleza, Él te creó.

Esto no es solo un decir de creyentes. Es ciencia y es fe coexistiendo. Existen numerosos estudios que confirman lo positivo que es cultivar una vida espiritual, especialmente en momentos como este.

Algunos recursos

Hay momentos en los que estos consejos «generales» para la lucha se quedan cortos. Cuando uno atraviesa momentos difíciles y se necesita hacer más un esfuerzo adicional para continuar en el camino. Se necesita de algo más. Pensando en esto es que aquí te dejamos algunos recursos que pueden ayudarte a ti y a tu familia en el momento en que lo necesites.

Artículo: 5 libros para escuchar a Dios cuando todo va mal

Libro de apoyo: Cuando uno de tus padres tiene cáncer

American Cancer Society: Después del diagnóstico. Guía para pacientes y su familia

Carta apostólica sobre el sentido cristiano del sufrimiento: Salvifici Doloris

Catholic Health Organization USA: Cuidado paleativo y de hospicio. El cuidado cuando no podemos curar

 

 

La entrada Guía para enfrentar un diagnóstico de cáncer desde la fe y la esperanza se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Guía para enfrentar un diagnóstico de cáncer desde la fe y la esperanza

¿Estás sediento de likes y seguidores? ¡4 cosas que necesitas entender ahora mismo!

¿Estás sediento de likes y seguidores? ¡4 cosas que necesitas entender ahora mismo!
Cómo tener más likes y seguidores: sigue estos 4 pasos

Aunque me avergüenza un poco decirlo, sin querer he caído muchas veces en ese jueguito de los likes y los seguidores. Primero porque nadie que yo conozca, tiene una autoestima a prueba de balas, entonces que te hagan sentir que lo que haces es aprobado por otros, se siente bien.

En segundo lugar, porque gran parte de mi trabajo consiste en crear contenidos que interpelen a diferentes audiencias y estas interactúen y respondan, generalmente con un «megusta». (Megusta de aquí en adelante es un verbo: megustar).

Si llevas adelante las redes sociales y perfiles digitales de una organización, de una comunidad, de un grupo o de tu mismo proyecto y esos likes y seguidores se traducen en gente que va a tus eventos, que aporta en tus campañas o que visibiliza tu causa, necesitas reflexionar en estos cuatro puntos:

1. Una motivación sincera al publicar contenidos

Para mí es raro cuando la gente mendiga un «megusta». Hay muchas cuentas que te piden por favor que los sigas y «megustes» sus publicaciones. Publicar contenido con ese único y principal objetivo hace que todo pierda sentido.

Mi recomendación: sé sincero al publicar contenidos. Publica cosas que sientas que valen la pena ser compartidas, que te enorgullecen, que merecen ser comunicadas.

Llenar tu perfil de selfies (tuyas, de famosos, influencers o quien sea) solo alimentan la vanidad y no aportan nada. Lo mismo aplicaría para aquellas marcas o emprendimientos que una y otra vez publican sus productos, eventos o causas como si fueran un disco rayado.

En cambio, si lo que compartes en redes sociales lo haces porque de verdad crees que vale la pena que otros lo conozcan, adelante. ¡Qué nadie te detenga si vas a compartir buenas noticias!

Ya no parece chiste repetido aunque lo cuentes varias veces, porque todos somos capaces de descubrir y sentir, que lo que nos quieres contar, es sincero y te alegra poder compartirlo.

Además crees de corazón que nos puede beneficiar y mejorar la vida (en el caso de eventos, productos y causas), entonces más de alguno, además de «megustar» el contenido, seguro irá al evento, comprará el producto o apoyará la causa.

2. Hablemos de lo que te motiva

Para hablar de motivación me gustaría que pensáramos en Viktor Frankl, un reconocido autor cuya obra más destacada: «El hombre en busca de sentido» narra sus vivencias (sufrimientos terribles) y descubrimientos psiquiátricos luego de haber pasado años como prisionero en campos de concentración alemanes durante la 2da Guerra Mundial.

En su libro, habla acerca de las motivaciones que algunos tienen para hacer el bien, para destacar, para darle sentido a su existencia. Una en particular, me llama la atención:

«Creo que hasta los mismos santos procuran exclusivamente servir a Dios, olvidándose por completo de los actos que conducen a su propia santidad. Si se centraran especialmente en los actos que conducen a la santidad terminarían con una personalidad perfeccionista, pero no santos».

¿Cuál es tu motivación al momento de publicar un contenido? Una opción es buscar solamente que aumente el número likes y seguidores. Otra opción es ingeniártelas para hacer un bien a los demás aportando un contenido de valor en redes sociales. ¡Tú decides!

3. Tu valor expresando en números

Cómo tener más likes y seguidores: sigue estos 4 pasos

¿Algo es mejor o peor porque tuvo buenos resultados en redes sociales? La respuesta rotunda es no.

Ni un plato de comida es más rico, ni una prenda de vestir se siente más cómoda, ni un concierto estuvo más entretenido o un retiro espiritual dio mayores frutos porque la foto que publicaste de ellos, tuvo buena respuesta en redes sociales.

Lo mismo aplicado a la vida de las personas, nuestras vidas. Ya te comentaba que una parte de mi quehacer laboral tiene que ver con publicar cosas y que estas «tengan éxito», por lo que frecuentemente reviso estadísticas, números y datos.

Leo sobre algoritmos, estrategias y nuevos métodos. Sinceramente un afán que no cambia en nada el valor de aquello que quiero promover a través de una publicación.

La institución para la que trabajo (una congregación religiosa), es excelente, aun cuando alguna publicación no haya tenido la respuesta esperada en Instagram.

Yo soy una buena persona (o al menos intento serlo), aun cuando mis fotos y mis chistes en redes sociales (o mis posts en Catholic Link) no los «meguste» más que mi mamá y mis amigos cercanos.

Tú eres valioso incluso si tu día no tuvo ningún momento digno de ser fotografiado y publicado en alguna red social. Nuestro valor es intrínseco, no viene dado por la aprobación o respuesta de otros. Esto es algo obvio, de perogrullo, pero cuesta metérselo en la cabeza.

4. El desafío de atraer a otros

Cómo tener más likes y seguidores: sigue estos 4 pasos

Yo, al igual que tú, soy católico y para mí Jesús es el mayor y más grande influencer en la historia de la humanidad. Su contenido, aún sin haber tenido redes sociales, es «retuiteado» y compartido hasta el día de hoy.

Aunque algunos quieran culpar al Imperio Romano y a un montón de teorías conspiratorias que expliquen el fenómeno, la verdad objetiva es que el cristianismo y las «ideas» de Jesús, han sido tan atractivas para millones de personas en la historia, que a pesar de los errores de las instituciones que representan esas «ideas», la gente sigue creyendo en ellas, las «megusta».

Entonces, antes de buscar rostros de influencers, romperse la cabeza pensando estrategias, buscando ideas y siguiendo las últimas tendencias: lo mejor sería revisar lo que estoy haciendo y buscar la forma en que sea atractivo para otros, incluso si mi foto es mala, mi estrategia es pobre y mi producción es austera.

Que sea atractivo porque lo que contiene es de valor y en algún aspecto mejora la vida de los demás, no importa si es un chiste, un producto, un evento, una buena causa o una nueva prenda de vestir.

Los likes y los seguidores llegarán solos y si no llegan, tienes la tranquilidad de comunicar de forma sincera algo que te convence en el alma que es bueno.

Si llegaste al final de este artículo y ahora lo que quieres es aprender a hacerlo mejor, ¡te tengo la solución! Inscríbete al curso online «Creación de Contenidos Digitales» y aprendamos juntos cómo lograrlo. ¡No te vas a arrepentir! 😉

La entrada ¿Estás sediento de likes y seguidores? ¡4 cosas que necesitas entender ahora mismo! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Estás sediento de likes y seguidores? ¡4 cosas que necesitas entender ahora mismo!

«Del dolor y el sinsentido, a la felicidad y la paz». El testimonio de un rapero enamorado de Dios

«Del dolor y el sinsentido, a la felicidad y la paz». El testimonio de un rapero enamorado de Dios
Grilex: el testimonio de un rapero enamorado de Dios

Grilex es el nombre artístico de un joven español que comenzó a hacer rap a partir de la dolorosa experiencia de una enfermedad de su hermano.

Su talento y el éxito de sus canciones lo llevaron a seguir volcando en sus composiciones todo lo que llevaba en el interior: heridas, frustración, desesperación, sinsentido, desorientación, rabia, etc.

Por cuestiones providenciales, un día aceptó acompañar a su mamá a misa y Dios se encargó de lo demás. Conoció a una comunidad que le permitió entender lo que buscaba y le anunció a Aquel que podría saciar su sed de infinito: el Señor Jesús.

El video que te presentamos a continuación pertenece a la serie «Contagiosos», de Infinito+1 y no necesita más introducción, precisamente se trata de que escuches su testimonio personal.

Te invitamos a mirarlo con el corazón abierto para que puedas reconocerte también, como Grilex, un buscador de Dios. ¡Te dejamos algunas ideas para reflexionar sobre lo que sucede cuando nos encontramos con Dios!

«¡El carnaval del mundo engaña tanto!»

El anterior es un verso de un famoso poema de Juan de Dios Peza llamado «Reír llorando». En él el autor trata las apariencias que muchas veces engañan, como aquella de creer que quienes cumplen externamente con todos los prototipos de éxito que impone la cultura actual son verdaderamente felices.

La historia de Grilex, nos demuestra que la fama, el dinero y todos los placeres que podía vivir no lo libraron de la desorientación que, como tantos jóvenes, él vivía. Ni pudieron darle ese amor que necesitaba para sanar sus heridas y entender qué hacía en este mundo.

Su historia nos hace palpar aquellos que reza la Secuencia de Pentecostés: «Mira el vacío del hombre si Tú le faltas por dentro».   

El arte: un canal privilegiado

Vivimos en un mundo que nos bombardea constantemente de estímulos y de información que no siempre nos humaniza ni nos permite entrar en contacto con las voces de nuestro interior.

Así como escribió Aldous Huxley en su obra «Un mundo feliz», corremos el peligro de vivir anestesiados por diversos tipos de «soma», pastilla que tomaban los habitantes de su mundo utópico para paliar la infelicidad, pero no encontramos siempre el agua que calma nuestra sed ni el alimento verdadero que sacia nuestra hambre. 

En medio de un ambiente así, como dijo San Juan Pablo II en su Carta a los artistas: «El arte continúa siendo una especie de puente tendido hacia la experiencia religiosa. En cuanto búsqueda de la belleza, fruto de una imaginación que va más allá de lo cotidiano, es por su naturaleza una especie de llamada al Misterio.

Incluso cuando escudriña las profundidades más oscuras del alma o los aspectos más desconcertantes del mal, el artista se hace de algún modo voz de la expectativa universal de redención».

Las letras iniciales de Grilex, las más oscuras y amargadas, no eran por eso menos profundas o verdaderas. Eran un clamor de su corazón inquieto y herido que buscaba al Señor.

Es importante mantener en nuestras vidas un contacto frecuente y profundo con el arte, en cualquiera de sus manifestaciones, porque nos libra de la superficialidad y nos abre el camino hacia las preguntas fundamentales, aquellas en las que Dios nos busca y nos espera para revelarse y respondernos.

«Yo estoy a la puerta y llamo»

El testimonio de Grilex nos demuestra que Dios nos está buscando siempre, tanto en los hechos de nuestro día a día como en los movimientos de nuestra vida interior.

Aceptar acompañar a su madre a misa le terminó cambiando la vida. Debemos, pues, mantener el espíritu despierto para poder percibir la voz de Dios que nos llama, acogerla y saber que el Espíritu Santo también quiere llegar a los demás a través de nosotros y que seamos ese hecho en la vida del otro que le señala el camino a la verdad. ¡Dios actúa de maneras misteriosas!

Sé luz del mundo

En el video Grilex se muestra totalmente convencido de la necesidad de Dios que hay en las personas, aunque ellas no lo sepan. Por eso tomó la difícil y arriesgada decisión de transformar la temática de sus letras, que tanto público le habían obtenido en su nueva carrera musical, y llenarlas de palabras que anunciaran directamente las maravillas de Dios.

Si tú te has encontrado con el Señor, detente a pensar en cuánta gente lo necesita y podría conocerlo a través de ti. Discierne cuando es preciso predicar el Evangelio con palabras, pero no dejes de hacerlo con tus acciones. 

La entrada «Del dolor y el sinsentido, a la felicidad y la paz». El testimonio de un rapero enamorado de Dios se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Del dolor y el sinsentido, a la felicidad y la paz». El testimonio de un rapero enamorado de Dios

Así era la entrañable devoción que santa Teresa le tenía a san José

Así era la entrañable devoción que santa Teresa le tenía a san José
Devoción a San José: ¿qué es y cómo incrementarla?

La Carta apostólica Patris Corde explica por qué san José es un padre amable y acogedor. Su vida fue un ofrecimiento completo por su hijo y por su esposa, en cada momento, como lo explica esta meditación. 

En él, Jesús vió la ternura de Dios, la ternura que nos hace aceptar nuestra debilidad, porque es a través y a pesar de nuestra debilidad que la mayoría de los designios divinos se realizan

«Solo la ternura nos salvará de la obra del acusador» —subraya el Pontífice—. Y es al encontrar la misericordia de Dios, especialmente en el Sacramento de la Reconciliación, que podemos hacer una experiencia de verdad y de ternura, porque:

«Dios no nos condena, sino que nos acoge, nos abraza, nos sostiene, nos perdona. Llamado por Dios a servir a la misión de Jesús, coopera en el gran misterio de la redención y es verdaderamente un ministro de la salvación».

Y para profundizar más en este hermoso tema te compartimos un video y cuatro reflexiones para meditar en la figura de san José.

1. Santa Teresa y san José

La devoción a san José no ha ocupado un lugar importante en la piedad de la Iglesia. Sin embargo, santa Teresa contribuyó admirablemente a incrementar esta devoción. Escribió páginas brillantes que lo sacaron del anonimato y lo plantaron en la religiosidad popular de su tiempo. 

Sin duda santa Teresa marcó un punto muy alto en esta piedad de los sencillos. No se puede entender la devoción teresiana a san José si no se comprende la religiosidad popular. Esa expresión del pueblo y la gente sencilla, portadores de la revelación de Dios. ¡Recordemos que el Señor se revela a los mansos y humildes de corazón!

La experiencia personal es la nota característica que nos muestra santa Teresa cuando habla de san José. Teresa escribe desde su propia vida y para la vida de sus lectores. Con frecuencia va a recurrir a lo que ha visto y oído en su existencia como creyente y en las personas con las que se ha relacionado.

2. Primer milagro

Teresa Sánchez de Cepeda Dávila y Ahumada tenía 27 años cuando la encontramos postrada en la cama, no podía andar, a veces se arrastraba por el suelo. Estaba viviendo en el monasterio de la Encarnación y salía de la clausura para ser curada. Se recurre a todos los medios posibles en aquella sociedad, regresa a Ávila. 

Llega a tal extremo de gravedad que se la da por muerta. Transcurren varios años en el lecho, no se podía mover, tenía que ser ayudada por enfermeras. En estas circunstancias recurre a san José y su vida va volviendo a la normalidad poco a poco. ¡Desde este momento la devoción a san José y su familiaridad con él, va a marcar un hito en su vida!

Escribe Teresa: «Tomé por abogado y señor al glorioso san José, y encomendéme mucho a él. Comencé a hacer devociones de misas y cosas muy aprobadas de oraciones, y tomé por abogado a san José…; y él hizo, como quien es, que pudiese levantarme y andar y no estar tullida».

Partiendo de esta experiencia que ha sido tan decisiva en su vida, ella va a recomendar la devoción a san José y su poderosa intercesión. El esposo de María va a ser un abogado e intercesor en todos sus contratiempos. Así es como san José se convertirá en un personaje familiar y entrañable en el hogar teresiano. 

3. Textos de santa Teresa sobre san José

Te comparto algunos escritos de santa Teresa que nos pueden ayudar a rezar y tener mayor devoción al santo Patriarca:

— «Solo pido por amor de Dios, que lo pruebe quien no me creyere y verá por experiencia el gran bien que es encomendarse a este glorioso Patriarca y tenerle devoción».

— «No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer».

— «Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo, de los peligros que me ha librado, así de cuerpo como de alma».

— «Querría yo persuadir a que todos fuesen muy devotos de este glorioso santo, por la experiencia que tengo de los bienes que alcanza de Dios.

No he conocido persona que de veras le sea devota y haga particulares servicios que no la vea más aprovechada en la virtud, porque aprovecha en gran manera las almas que a él se encomiendan».

4. Padre en la acogida

Al mismo tiempo, el papa Francisco nos recuerda que José es un padre en la acogida, porque acogió a María sin poner condiciones previas, un gesto importante aún hoy en este mundo donde la violencia psicológica, verbal y física sobre la mujer es patente. 

El esposo de María es también el que, confiando en el Señor, acoge en su vida incluso los acontecimientos que no comprende, dejando de lado sus razonamientos y reconciliándose con su propia historia. 

La vida espiritual de José no muestra una vía que explica, sino una vía que acoge, lo que no significa que sea un hombre que se resigna pasivamente.

Al contrario: su protagonismo es valiente y fuerte porque con la fortaleza del Espíritu Santo, aquella llena de esperanza, sabe hacer sitio incluso a esa parte contradictoria, inesperada y decepcionante de la existencia.

En la práctica, a través de san José, es como si Dios nos repitiera: ¡No tengas miedo, porque la fe da sentido a cada acontecimiento feliz o triste y nos hace conscientes de que Dios puede hacer que las flores broten entre las rocas! 

José no buscó atajos, sino que enfrentó con los ojos abiertos lo que le aconteció, asumiendo la responsabilidad en primera persona. Por ello, su acogida nos invita a acoger a los demás, sin exclusiones, tal como son, con preferencia por los débiles.

La entrada Así era la entrañable devoción que santa Teresa le tenía a san José se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Así era la entrañable devoción que santa Teresa le tenía a san José

La Presentación de Jesús en el Templo: ¡5 puntos clave para entender su misterio!

La Presentación de Jesús en el Templo: ¡5 puntos clave para entender su misterio!
Presentación de Jesús en el templo: cómo fue y significado

Hoy la Iglesia Universal celebra la fiesta de la Presentación de Jesús en el templo. Muchas veces me he preguntado qué significado tiene esta escena en la vida del cristiano, más allá de la enseñanza de la Sagrada Familia de respetar las fiestas y la ley de Dios (perdón mi ignorancia).

Para salir de ella, este año se me ocurrió leer un poco más el pasaje y buscar algunas homilías y catequesis que existen sobre el tema. Es una fiesta de toda la Iglesia y percibía que a mí se me estaba pasando algo de largo. ¿No les ha pasado?

La búsqueda dio fruto y encontré esta hermosa catequesis perteneciente a las audiencias generales de los miércoles de san Juan Pablo II. El 8 de enero de 1997, su santidad en unas sentidas palabras nos hace llegar una reflexión hermosa sobre:

«La cooperación de la mujer en el misterio de la redención» y en ella no solo nos habla del papel de la mujer, sino de la misión del cristiano en la historia del pueblo de Dios.

La catequesis es un documento muy sentido que me ha llevado a una serie de reflexiones que quiero compartir con ustedes para hacerle honor a la Presentación de Jesús en el templo.

Las he ordenado siguiendo el orden de la misma, ¡empecemos!

1. La mujer en el misterio de la redención

«Al entregar a su Hijo, recibido poco antes de Dios, para consagrarlo a su misión de salvación, María se entrega también a sí misma a esa misión.

Se trata de un gesto de participación interior, que no es solo fruto del natural afecto materno, sino que sobre todo expresa el consentimiento de la mujer nueva a la obra redentora de Cristo».

Las palabras de san Juan Pablo II, me llegan en un momento en el que cuestiono tanto las diferencias entre hombre y mujer. Me hacen ver que la participación de María, esconde un dato relevante en el hecho de ser mujer.

Una mujer que con su propia existencia y las respuestas libres y comprometidas al plan de Dios, ilumina la vocación de todas las mujeres. 

Las «sietes espadas» que traspasan el corazón de María no solo nos hablan de dolor y sacrificio, nos hablan también de la valentía (y triunfo) experimentada por ella en su propio interior.

Y yo pienso que así como María, cada mujer en su experiencia de posible madre, en su vivencia de la maternidad y de su feminidad, tiene también esta posibilidad de entrega y cooperación especial con el plan salvífico de Dios.

¡Una mirada distinta, una entrega diferente, insustituible, complementaria!

2. La decisión que cada uno debe tomar

Presentación de Jesús en el templo: cómo fue y significado

Simeón a María, solo a María, le entrega unas palabras que siempre me han producido escalofríos. Qué raro debe ser que un extraño se te acerque y te diga semejantes cosas:

«Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción…» (Lc 2, 34). En esta breve frase queda clara la opción que cada uno tiene pendiente. ¿Será caída o elevación? Una opción que tendremos vigente hasta nuestro último suspiro.

Solo la presencia de Dios y un corazón convertido podrían resistir la envergadura de lo anunciado. Y aún así, creo que para las que somos madres, nos hace sentido, sobre todo las espadas que atravesarán nuestro corazón.

Estas palabras así como interpelan a María, nos interpelan a cada uno de nosotros. Jamás había visto la historia desde esa perspectiva. ¿Tienes clara tu posición con respecto a Cristo? 

Simeón nos anuncia que tenemos que tomar una posición radical con respecto a Cristo en algún momento de nuestras vidas. Una opción que implica sacrificio y dolor, pero que también significa «elevación» y triunfo, un triunfo que tiene que ver con la plenitud de la vocación personal de cada uno de nosotros.

3. La dependencia de Cristo

San Juan Pablo II nos dice que «en la presentación de Jesús en el templo, María se pone al servicio del misterio de la Redención con Cristo y en dependencia de Él». Y así nos invita también a vivir esta dependencia, este entregarse a Dios y vivir «prendida» de Él.

María cumple un papel como mujer insustituible, y el dato de ser mujer no es un dato casual como ya lo había mencionado. Simeón, a pesar de estar José a su lado, se dirige principalmente a ella. María, madre de Dios, esposa del Espíritu Santo.

Su ser mujer nos habla, ella ilumina no solo la historia de la salvación sino también la misión y las capacidades de cada mujer. Empuja a la humanidad a reconocer, no por superioridad, sino por mérito y diferencia, el lugar de cada uno en la historia de los seres humanos.

4. Ana, significado y valor de la mujer

 «En el alba de la Redención, podemos ver en la profetisa Ana a todas las mujeres que, con la santidad de su vida y con su actitud de oración, están dispuestas a acoger la presencia de Cristo y a alabar diariamente a Dios por las maravillas que realiza su eterna misericordia».

Con estas palabras san Juan Pablo II me hace pensar en el valor de una vida llena de experiencia y de amor por Cristo, una vejez que llega llena de sabiduría.

En un mundo en que la juventud parece saberlo todo y que la vejez queda no solo relegada sino también sin valor, la imagen de Ana retumba. Una mujer pequeña, pero reconocida como sabia (profetisa) sale al encuentro del Señor y es capaz de reconocerlo en toda su grandeza.

Cuántas veces ignoramos la sabiduría de los años, de aquellas mujeres que no solo han vivido tanto sino además que han amado tanto al Señor. ¿Cuántas veces las hemos menospreciado?

5. Simeón y Ana, dos que esperan a Cristo

Presentación de Jesús en el templo: cómo fue y significado

San Juan Pablo II apunta a Simeón y a Ana como aquellos que dedicaron su vida a Dios y son recompensados con la presencia concreta de Cristo en sus vidas. ¡Qué experiencia tan hermosa han de haber vivido ambos al contemplar y tener en sus brazos al niño más hermoso que la creación haya podido ver!

Una alegría que no puede ser guardada, que grita ser compartida. Juan Pablo II nos invita a ver en estos dos ancianos sabios y amantes de Dios, la misión que nos toca a cada uno de nosotros los cristianos:

¡Una vida dedicada a Dios, confiados en la espera concreta de Cristo, anunciadores alegres de su grandeza, recompensados en el encuentro divino!

¡Qué la fiesta de la Presentación de Jesús no pase desapercibida!

Que nos recuerde el papel insustituible que cada hombre y mujer tienen en la historia de la salvación. Cada pasaje de las Sagradas Escrituras, nos habla de manera insospechada, y en el momento preciso.

Comparte con nosotros qué te ha parecido esta reflexión y qué otras reflexiones tienes sobre este pasaje. ¡Ayúdanos a mirar más allá!

La entrada La Presentación de Jesús en el Templo: ¡5 puntos clave para entender su misterio! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: La Presentación de Jesús en el Templo: ¡5 puntos clave para entender su misterio!