Feliz día mamá, porque incluso desde antes que naciera ya me amabas

Feliz día mamá, porque incluso desde antes que naciera ya me amabas

Este año, de manera especial quisiera hacerles llegar un saludo a todas las madres, no desde mi ser hija sino desde mi ser madre, y madre de tres.

Ha sido imposible no sentirme identificada con este anuncio. Este es un comercial de hace unos años ya, hecho para Telecom Persona, ganador de un premio publicitario (Lápices de oro) en su país de origen, Argentina.

Es un comercial que dice tanto con tan pocas palabras. «Cariño, pide tres deseos». Una simple frase que abre el universo enorme no solo de los sueños, sino de los anhelos personales.

Dicen que la primera imagen del amor incondicional de Dios, la adquirimos de nuestras madres. Su amor es reflejo de aquel amor inmensamente infinito e incondicional, huella del creador.

A su imagen y semejanza fuimos creados

Y en el amor maternal podemos entender algo de esta semejanza. La mirada tan honda de esta madre por sus hijos, que pareciera trasciende tiempo y espacio, me recuerda todas las ilusiones que han acompañado mi vida. Quizá esté hablando en clave muy personal, pero tal vez haya algunas madres que se identifiquen conmigo. 

En mis momentos más oscuros, incluso cuando creía que el matrimonio no era lo mío, soñaba con una pequeña mano tomando la mía, con una cabecita poblada de rulos que caminaba a mi lado.

La ilusión por mis hijos ha estado impresa en mi corazón mucho antes de conocer incluso a mi esposo. Y no tengo explicación para eso.

La maternidad es un sello que llevamos las mujeres, todas

Incluso si no tenemos hijos, incluso si no queremos tenerlos. Es una capacidad que tiene que ver con nuestro ser mujer. Con esa forma distinta de mirar al mundo, de entenderlo y luchar por las causas nobles de una manera tan comprometida.

La maternidad es un anhelo tan potente, que cuando se concreta en los propios hijos su efecto es difícil de explicar.

Sentir el amor de una madre que con su mirada te dice «te he deseado desde antes que existieras» me hace pensar en las palabras de las escrituras:

«Antes de que yo te formara en el vientre de tu madre, te conocí, antes de que salieras de las entrañas, te consagré» (Jer 1: 5).

Convertirse en madre significa sumergirse en un mar de amor

Cuando tomamos conciencia de un amor tan enorme, que empieza incluso antes de la propia existencia y que no acaba nunca, la vida cobra otro color.

El valor que percibimos de nosotros mismos se agranda y nuestra seguridad empieza a anclarse en la roca firme del verdadero amor.

En estas fechas que celebramos el día de la madre, volvamos a esa imagen, a ese amor que nos amaba antes incluso de saber si éramos hombres o mujeres, si veníamos con algún defecto o no. Un amor que nos amaba por el simple hecho de existir y ser su hijo.

Feliz día de la madre a todas las madres que incluso sin saber, incluso sin desear, amaron a sus hijos desde siempre.

Porque el misterio del amor de una madre tiene que ver con lo más grande de este universo, con aquél que lo creó todo, con aquel que nos ama desde antes del mundo.

Feliz día mamá: el más conmovedor mensaje para dedicar

La entrada Feliz día mamá, porque incluso desde antes que naciera ya me amabas se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Feliz día mamá, porque incluso desde antes que naciera ya me amabas

«La belleza del Avemaría». ¿Por qué decimos que es es un rocío celestial y divino?

«La belleza del Avemaría». ¿Por qué decimos que es es un rocío celestial y divino?

Seguramente el Avemaría es una de las primeras oraciones que aprendimos cuando éramos niños. Es una oración sencilla, un diálogo muy sincero nacido del corazón, un saludo cariñoso a nuestra Madre del Cielo.

Cuando el Arcángel San Gabriel anunció a la Virgen María el designio escogido de Dios, la saludó con estas palabras:

«Dios te salve, llena de gracia, el Señor es contigo» (Lc 1, 28). Y poco después, su prima Isabel la enaltece diciéndole: «Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre» (Lc 1, 42). 

Estas palabras han modelado una de las oraciones que, desde hace siglos, los cristianos recitamos con más frecuencia: el Avemaría. Designan a la Santísima Virgen como la predilecta para ser la Madre de Dios, y también Madre nuestra. 

El Avemaría es una belleza

Resume, en la más concisa síntesis, toda la teología cristiana sobre la Santísima Virgen. Nos recordaba San Luis María Grignion de Montfort que:

«En ella encontramos una alabanza y una invocación. La alabanza contiene cuanto constituye la verdadera grandeza de la Virgen María. La invocación contiene cuánto debemos pedirle y cuánto  podemos alcanzar de su bondad».

Un hermoso saludo 

Explicación del Avemaría: origen y significado

Los saludos son de suma importancia en las relaciones humanas. Sabemos que nos permiten el acceso a otras personas, incluso a aquellas que no conocemos. Facilitan la comunicación, los intercambios, las reuniones, los encuentros, hacer amigos, caminar, pasear e informar. 

Las personas bien educadas saben saludar con cortesía. Las madres siempre intentan enseñar a sus hijos que aprendan a saludar y también corresponder a un saludo.

San Bernardo dice: «La Reina del cielo no es menos agradecida y cortés que las personas nobles y bien educadas de este mundo. Las aventaja en esta virtud como en las demás perfecciones y no permitirá que la honremos con respeto sin devolvernos el ciento por uno».

Como un detalle de delicadeza en el saludo se suele utilizar el nombre de la persona. San Buenaventura complementa «María nos saluda con la gracia, siempre que la saludamos con el Avemaría». 

La salutación del ángel Gabriel abre la oración del Avemaría

Nos recuerda el Catecismo que: «La salutación del ángel Gabriel abre la oración del Avemaría. Es Dios mismo quien por mediación de su ángel, saluda a María.

Nuestra oración se atreve a recoger el saludo a María con la mirada que Dios ha puesto sobre su humilde esclava y a alegrarnos con el gozo que Dios encuentra en ella».

En el momento en que santa Isabel oyó el saludo que le dirigía la Madre de Dios, quedó llena del Espíritu Santo y dicen las Sagradas Escrituras que el niño que llevaba en su seno saltó de alegría.

Si nos hacemos dignos del saludo y bendición recíprocos de la Santísima Virgen, seremos, sin duda, colmados de gracias y un torrente de consuelos espirituales inundará nuestras almas.

Cántico trinitario

El Avemaría es uno de los cánticos más bellos que podemos entonar a la gloria de Dios. Dice el Salmo: «Te cantaré un cántico nuevo», y eso se vive en cada Avemaría.

La salutación angélica es precisamente el cántico nuevo que David predijo que se cantaría en la venida del Mesías. 

Alabamos a Dios Padre por haber amado tanto al mundo que le dio su Unigénito para salvarlo. Bendecimos a Dios Hijo por haber descendido del cielo a la tierra, por haberse hecho hombre y habernos salvado.

Glorificamos a Dios Espíritu Santo por haber formado en el seno de la Virgen María ese cuerpo purísimo que fue víctima de nuestros pecados.

Aseguraba san Luis María Grignion de Montfort que: «El Avemaría es un rocío celestial y divino, que al caer en el alma le comunica una fecundidad maravillosa para producir toda clase de virtudes.

Cuanto más regada esté un alma por esta oración tanto más se le ilumina el espíritu, más se le abraza el corazón y más se fortalece contra sus enemigos.

El Avemaría es una flecha inflamada y penetrante que, unida por un predicador a la palabra divina que anuncia, le da la fuerza de traspasar y convertir los corazones más endurecidos».

En la hora de la muerte

Explicación del Avemaría: origen y significado

La cercanía de la Santísima Virgen en toda nuestra existencia hace que nos movamos a quererla cada día más, y hace surgir espontáneamente una sintonía con Nuestra Madre en el latir hondo del alma. Y esta oración tiene mucho que ver con el cariño de los hijos que saludan constantemente a su madre.

María está muy cerca de cada uno de nosotros: dispuesta siempre a comprendernos, a interceder continuamente delante del Padre, pendiente de nuestras necesidades.

Como repetía san Josemaría: «Toda la bondad, toda la hermosura, toda la majestad, toda la belleza, toda la gracia adornan a nuestra Madre. ¿No te enamora tener una Madre así?».

Por eso al terminar cada Avemaría nos ponemos en sus manos «ahora», en el hoy de nuestras vidas. Y nuestra confianza se ensancha para entregarle desde ahora, hasta «la hora de nuestra muerte».

Le rogamos que esté presente en ese momento, como estuvo también en la muerte de su Hijo, al pie de la cruz y que en la hora de nuestro tránsito al cielo nos acoja como madre nuestra para conducirnos a su Hijo Jesús, al Paraíso, a nuestra felicidad eterna en el pleno y eterno amor de Dios.

Por último te recomiendo estos recursos que pueden ayudarte a caminar más cerca de María:

Esta meditación explica cómo se engarza cada Avemaría en el Santo Rosario.

— Curso Online: «Conocer a María para vivir con María».

— Conferencia gratuita: 5 pasos para ponernos bajo el amparo de María.

Tarea del día: ¡ofrezcamos hoy al menos un Avemaría por otra persona!

Explicación del Avemaría: origen y significado

La entrada «La belleza del Avemaría». ¿Por qué decimos que es es un rocío celestial y divino? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «La belleza del Avemaría». ¿Por qué decimos que es es un rocío celestial y divino?

«¡San José me ayudó con las llaves del coche!». Un video genial para entender cómo actúa la Divina Providencia

«¡San José me ayudó con las llaves del coche!». Un video genial para entender cómo actúa la Divina Providencia

Algunas veces me pasa que le pido ayuda a Dios o a los santos en situaciones difíciles o grandes, y me digo «mejor no los voy a molestar con nonadas».

Pero me he ido dando cuenta que Dios obra hasta en las cosas más sencillas. ¡Y que además tenemos una lista interminable de santos que pueden ayudarnos! Para Él no existen pequeñeces, ni tonterías, ni insignificancias cuando se trata de nosotros, sus hijos.

«En la oración hay un obstáculo que consiste en pensar que la Providencia de Dios no se ocupa de las cosas de este mundo» —Santo Tomás.

Dios actúa en todas las áreas de nuestras vida

¡Pero tenemos que dejarle actuar! Su amor nunca pasa por encima de nuestra libertad, tanto nos ama que espera paciente que le invitemos a pasar.

Por eso hoy quiero compartirte un video de Las Hijas del Amor Misericordioso (HAM), que tienen una serie de cortos en su canal de YouTube llamados «Disidencias».

En esta oportunidad, Estrella nos cuenta cómo san José la ayudó a ella y a una de sus hermanas a solucionar un problema que probablemente no tendría «nada que ver con el cielo» 😅

Su historia nos ayudará a entender que sea cual sea nuestra dificultad o problema, podemos contar con Dios y con los santos.

San José y el decreto divino

Un ejemplo de dejar actuar a Dios en la propia vida es por supuesto, san José, ya lo dice Estrella.

Estamos en su año jubilar, en su humilde condición de trabajador manual Dios se le manifestó en sus sueños, y él fue dando pasos para abrazar su voluntad.

En su caso el universo «no conspiró» a su favor, al contrario, pareciera que en su vida todo fuera adversidad.

Una esposa en cinta antes del matrimonio, no había posada para que María diera a luz, tuvo que migrar a una tierra extranjera con un hijo recién nacido.

San José debió desear fervientemente una mejor situación para su familia. Pero se abandonó a la divina providencia, ¿hacemos nosotros lo mismo cuando tenemos obstáculos?, ¿le pedimos ayuda a Dios y a los santos?

¿Tenemos presente a san José especialmente este año? O por el contrario, ¿cuando nuestros problemas nos parecen insignificantes para Dios, ni nos atrevemos a pedir su ayuda?

San José y sus virtudes

No podría enumerar tantas virtudes del padre de Jesucristo en la tierra. Hombre justo, casto, trabajador, humilde, obediente, entregado a su hijo y su esposa.

San José no pronuncia palabra en ninguno de los cuatro evangelios, no necesita decir nada, son sus actos los que hablan por él.

Santo Tomas de Aquino decía que: «El alma se conoce por sus actos». Y es así como san José nos habla a los cristianos de hoy, con su ejemplo.

La invitación es a confiar más en el amor providente de Dios ¡y confiarle hasta las llaves del coche! A no confundirnos ante tanta doctrina que, aunque parece bella y buena, carece del trato de amistad y cariño entre el Creador y su criatura.

Oración a la divina providencia

«¿Qué me sucederá hoy, Dios mío? Lo ignoro. Lo único que sé es que nada me sucederá que no lo hayáis previsto, regulado y ordenado desde la eternidad.

¡Me basta esto, Dios mío, me basta esto! Adoro vuestros eternos e imperecederos designios, me someto a ellos con toda mi alma por amor vuestro.

Lo quiero todo, lo acepto todo, quiero haceros de todo un sacrificio. Uno este sacrificio al de Jesús, mi Salvador y os pido en su nombre y por sus méritos infinitos, la paciencia en mis penas y una perfecta resignación en todo lo que os plazca que me suceda. Amén».

¡Abandónate en Dios, en san José y en la idea de que a Él le importa todo lo que te pase, por insignificante que parezca!

Si deseas conocer más de cerca a san José, te recomiendo el curso online «La vida cristiana desde el corazón de San José». ¡Es hermoso!

Déjame saber en los comentarios, una diosidencia que te haya ocurrido últimamente. ¿Cómo te ayudó Dios con algún favor sencillo que le pediste?, ¿dejaste actuar a la divina providencia?

¡Un Abrazo en Cristo!

Artículo elaborado por Paulina Maria de la Cruz.

¿Qué es la Divina Providencia? Aquí un ejemplo concreto

La entrada «¡San José me ayudó con las llaves del coche!». Un video genial para entender cómo actúa la Divina Providencia se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «¡San José me ayudó con las llaves del coche!». Un video genial para entender cómo actúa la Divina Providencia

«Acaso No Estoy Yo Aquí». La canción de Athenas inspirada en la Virgen de Guadalupe que vas a amar

«Acaso No Estoy Yo Aquí». La canción de Athenas inspirada en la Virgen de Guadalupe que vas a amar

Para este mes de mayo, mes de María, Athenas lanzó el canto «Acaso No Estoy Yo Aquí», compuesto con su esposo Tobías Buteler. Basado en las palabras de la Virgen de Guadalupe a san Juan Diego: «¿Acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre?».

Se trata del tercer sencillo del nuevo álbum «Alfa y Omega», que en solo dos días alcanzó más de 100 mil reproducciones en Youtube. Luego de que «Contigo María» se convirtiera en el canto más popular de su anterior álbum llamado «Todo es tuyo».

Una ofrenda de amor a María

El equipo de Athenas nos comenta: «Supimos que siempre la Madre tenía que tener un lugar importante en nuestra música. Pudimos ver la necesidad que hay de nuevos cantos para ella y cuánto bien hacía a los corazones.

Por eso elegimos usar estas hermosas palabras que la Emperatriz de América dirigió a san Juan Diego, y en él también a todos nosotros. Son palabras de confianza en su amor maternal y en su hijo Jesús.

Son palabras de consuelo, de cuidado, tan importantes en estos tiempos de incertidumbre».

Athenas y su esposo Tobías, tienen una gran devoción por al Virgen de Guadalupe, a quien han podido visitar en varias oportunidades en Ciudad de México. Fue Tobías quien tuvo la moción de componer un canto basado en estas palabras tan consoladoras de nuestra madre, y juntos compusieron el canto a comienzos de 2020.

Primer canto inspirado en un estilo Country pop

El canto fue producido por Shawn Williams, y se grabó en su estudio Paper Castle Records, en Nashville, Tennessee. Es el primer canto inspirado en un estilo Country pop pero sin perder el estilo «Worship» o de oración que caracteriza las producciones de Athenas y su equipo.

Cuenta con guitarras de Matt Podesla, músico que ha acompañado en conciertos y grabaciones al cantante católico canadiense Matt Maher.

La realización y dirección del video estuvo a cargo de Chari Films y del talentoso film maker Justo Diaz, que en estos tiempos está siendo uno de los más reconocidos dentro de la música católica. ¡Sobra talento en esta producción!

¿Cómo puedo usar la canción «Acaso No Estoy Yo Aquí» en mi apostolado?

Primero es una canción bellísima para meditar en oración, te recomiendo escucharla con calma, en un momento y lugar en el que sepas no vas a ser interrumpido.

Si quieres compartir la canción con tus alumnos o con tu grupo parroquial, puedes ponerla una sola vez y pedirles que escriban en un papel la frase que más les gustó. Esto les permitirá saber cuál fue la primera impresión que tuvieron.

También puedes utilizar «Acaso No Estoy Yo Aquí» antes de rezar el rosario. Cuando todos estén listos para empezarlo, pongan esta canción y dispongan el corazón para unirse a María.

Y por último, «Acaso No Estoy Yo Aquí» ¡puede emplearse para alabanzas en tu parroquia! Puedes compartir la letra de la canción o proyectarla para que otros se animen a cantarla.

Mi frase favorita de la canción es «Déjame consolarte, déjame a Jesús llevarte, déjame ser tu madre», ¡cuéntame en los comentarios cuál es la tuya!

«Acaso No Estoy Yo Aquí»: canción para hacer apostolado

La entrada «Acaso No Estoy Yo Aquí». La canción de Athenas inspirada en la Virgen de Guadalupe que vas a amar se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Acaso No Estoy Yo Aquí». La canción de Athenas inspirada en la Virgen de Guadalupe que vas a amar

«No temas, porque yo estoy contigo». ¿Cómo confiar en Dios cuando todo parece imposible?

«No temas, porque yo estoy contigo». ¿Cómo confiar en Dios cuando todo parece imposible?

«¡Señor!, no te fíes de mí. Yo sí que me fío de Ti» (San Josemaría Escrivá, Amigos de Dios, 194). Pensé en esta expresión de un santo de nuestra época al leer en el Evangelio hace unos días aquel relato de san Juan Apóstol.

Cuando después de la multiplicación de los panes y de los peces «al oscurecer, los discípulos de Jesús bajaron al mar, embarcaron y empezaron la travesía hacia Cafarnaún.

Era ya noche cerrada, y todavía Jesús no los había alcanzado, soplaba un viento fuerte, y el lago se iba encrespando.

Habían remado unos veinticinco o treinta estadios, cuando vieron a Jesús que se acercaba a la barca, caminando sobre el mar, y se asustaron. Pero él les dijo: «Soy yo, no teman» (Juan 6,16-21).

Fiarse de Dios

Es la invitación que Jesús hace a sus discípulos. Humanamente hablando podían haber motivos para desconfiar:

La noche cerrada, el viento fuerte, el lago encrespado… pero habían sido testigos de un milagro portentoso: Una multiplicación de panes y peces para dar de comer a una multitud.

En este tiempo que vivimos podemos caer nosotros también en esa desconfianza, y no faltan razones: la pandemia que se prolonga, la muerte de seres queridos, situaciones dolorosas que no cambian, la descristianización de algunos ambientes…

Sin embargo, El Señor se sigue haciendo presente, ha resucitado, es el mismo ayer, hoy y siempre, y nos repite: «¡Soy yo, no teman!».

Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo, iré en la barca de la Iglesia en este mar del mundo para ayudarlos a llegar a la orilla!

¿Pero cómo confiar en Dios cuando todo parece ir a peor?

Hay muchas pasajes de los Evangelios que nos hablan de este fiarse de Dios. Solo por recordar algunos: «No temas, basta que tengas fe», le dice Jesús a Jairo, jefe de la sinagoga de Cafarnaum.

«No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios», le dice el Ángel a María en la Anunciación. «No temas, desde ahora serás pescador de hombres», le dice a Jesús a Pedro después de la pesca milagrosa.

«¡Ánimo, hija! Tu fe te ha salvado», le responde a la hemorroísa que toca su vestido en medio de la multitud. Y otras veces reprocha la falta de fe, especialmente después de la Resurrección:

«Resucitado al amanecer del primer día de la semana, se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado siete demonios. Ella fue a anunciárselo a sus compañeros, que estaban de duelo y llorando.

Ellos, al oírle decir que estaba vivo y que lo había visto, no le creyeron. Después se apareció en figura de otro a dos de ellos que iban caminando al campo. También ellos fueron a anunciarlo a los demás, pero no les creyeron.

Por último, se apareció Jesús a los once, cuando estaban a la mesa, y les echó en cara su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que lo habían visto resucitado» (Mc 16,9-20).

¿Tú te fías del Señor cuando todo parece ir a peor?, ¿confiar en Dios te cuesta cada vez más?, ¿lo haces solo cuando te va bien o en medio de las crisis, el dolor o la incertidumbre?

¡Recuerda que Él está siempre a tu lado, tenemos a un padre que no nos abandona!

José confío en Dios, aún cuando parecía imposible

Fiarse del Señor, no dejarnos llevar por el miedo ante lo que no entendemos, acoger la realidad como se presenta:

«José acogió a María sin poner condiciones previas. Confió en las palabras del ángel. (…) Muchas veces ocurren hechos en nuestra vida cuyo significado no entendemos.

Nuestra primera reacción es a menudo de decepción y rebelión. José deja de lado sus razonamientos para dar paso a lo que acontece y, por más misterioso que le parezca, lo acoge, asume la responsabilidad y se reconcilia con su propia historia.

Si no nos reconciliamos con nuestra historia, ni siquiera podremos dar el paso siguiente, porque siempre seremos prisioneros de nuestras expectativas y de las consiguientes decepciones. (Papa Francisco, Patris corde)

Estas palabras del papa no son una renuncia a pensar, sino una invitación a ser más realistas, siguiendo el ejemplo de san José, a fiarse de Dios antes que de sí mismo.

«Dichoso el corazón enamorado…»

«Dichoso el corazón enamorado, que en solo Dios ha puesto el pensamiento: por Él renuncia todo lo creado, y en Él halla su gloria y su contento.

Aún de sí mismo vive descuidado, porque en su Dios está todo su intento, y así alegre pasa y muy gozoso las ondas de este mar tempestuoso. (Santa Teresa, Poesías, Corazón feliz).

Artículo elaborado por el Padre Pablo Quintero. 

¿Cómo confiar en Dios en los momentos difíciles?

La entrada «No temas, porque yo estoy contigo». ¿Cómo confiar en Dios cuando todo parece imposible? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «No temas, porque yo estoy contigo». ¿Cómo confiar en Dios cuando todo parece imposible?

LA TORRE DE SEÑALES. LA JACULATORIA DE TORRE DE LA CIUDAD.

En los últimos siglos, la silueta de la ermita y de la torre de señales de Torreciudad, en la pared escarpada que caía al río Cinca, fue la constante. El médico José Cardús escribía en el año 1955: “Trasponed los primeros metros, adentráos en el sendero, y podréis admirar, a los pocos minutos, la airosa silueta del único torreón existente, sobre la cúspide de una escarpada roca, que baña el río Cinca. La vista abarca agrestes peñascos, sierras bravas, y… ni un árbol”. Mucho cambiaron las cosas en veinte años, con un nuevo santuario y con un arbolado que se plantó entonces y constituye en la actualidad una masa arbórea estupenda. Pero continúa en su sitio la torre de señales, de época medieval, mudo testigo de la importancia que tuvo este enclave para la defensa del territorio. Hay una línea defensiva que se puede seguir de castillos, rodeados de pequeñas torres de señales. Hoy en día se conserva bien y es muy visitada la torre de Abizanda, como lo es el castillo de Aínsa.

Junto a los castillos o a las torres de vigilancia, se construyeron capillas, iglesias o ermitas. Pensemos en un lugar muy próximo, La Puebla de Castro. El poblado originario, donde el castillo de Castro del cual quedan las ruinas, se conserva bien la iglesia románica. En Torreciudad, al lado de la torre de señales, se levantó la ermita con la imagen de Nuestra Señora de Torreciudad. Era un elemento de cristianización evidente, que hizo que la gente acudiera con cierta regularidad y en los últimos siglos, también en comunidad. Las peregrinaciones de los pueblos, las peregrinaciones parroquiales, fortalecían el sentido de comunidad. La gente rezaba en la ermita o permanecía en la plaza y en la cara que da a la ermita. En la otra parte quedaban las caballerías.

Pasado el impulso de la Reconquista, la torre de señales dejó de cumplir su finalidad principal. Sirvió únicamente para ayudar a distinguir la ermita de Torreciudad, a dar a ese paraje agreste y solitario una estampa inconfundible. Bien pensado, es la razón del nombre de esta advocación, turris Civitatis, torre de la Ciudad. Cuando se reza el santo rosario en el santuario, se puede recitar la jaculatoria Torre de la Ciudad. Que no es otra que la Santísima Virgen, la verdadera torre de señales que nos indica el camino que lleva a su Hijo.

¿Por qué decimos que Jesús es el verdadero camino? ¡Un video espectacular lo explica!

¿Por qué decimos que Jesús es el verdadero camino? ¡Un video espectacular lo explica!

Hoy quiero hablarte de un tema que me emociona mucho: ¿es Jesús el verdadero camino? Hablar de Jesús es maravilloso y espero que, como a mí, esto te ayude en tu búsqueda de la verdad.

Yo crecí en una familia católica, iba a misa y consultaba el Catecismo casi por costumbre. No fue hasta después de hacer la confirmación (irónicamente) que me pregunté de fondo si yo creía en Jesús.

Recuerdo que me invadieron tantas preguntas: ¿Jesús existió? Si existió ¿en realidad fue Dios? Y si era Dios ¿es el catolicismo el verdadero camino?

Todo buen creyente debería tratar de dar respuesta a estas preguntas investigando y estudiando. Analicemos algunos puntos importantes y veamos un video que nos ayudará a aclarar el panorama.

El verdadero camino

Este video de yesHeis se titula: «¿Quién es el verdadero camino?» y hace una pequeña comparativa entre otras religiones que existen. El Hinduismo y el Budismo en especial. Y de alguna forma deja abierta esta pregunta: ¿Es Jesús el verdadero camino a Dios?

Partiendo de la certeza de que la verdad es una sola, podemos decir que no todo es verdad. La gran pregunta es: ¿dónde está toda la verdad?

La ciencia busca respuesta a las preguntas más importantes, pero todavía hay muchas sin resolver. Por medio de la investigación científica podemos responder a: ¿cuándo se creó el universo?, ¿cómo se creó el universo? Y hasta ¿cuándo apareció el ser humano en la tierra?

Pero ¿quién puede responder preguntas más profundas?, ¿por qué existe el universo? o ¿cuál es el sentido de la vida? En la búsqueda de la verdad vemos que la fe y la ciencia no se contraponen, más bien ¡se iluminan mutuamente!

El camino importa

Jesús mismo afirmó: «Yo soy el camino, la verdad y la vida» Jn 14:6. A comparación de otros profetas y de otros sabios Cristo dirigió la mirada a su persona y afirmó que Él es Dios.

No nos dijo: «vayan por este camino y encontrarán la verdad», dijo yo soy el camino. Él es lo que tanto estamos buscando.

Es muy importante resaltar que cuando se trata de vivir, a Dios no solamente le importa a dónde llegues con tu vida, también le importa mucho el cómo vivas.

Por eso el camino importa. No somos Maquiavelo para justificar los medios, Cristo no vino a predicar palabras vacías, proyectos platónicos y mentiras.

Jesús vino a enseñarnos que amando la vida cobra sentido, que el Reino de los Cielos ya empezó aquí en la tierra con su venida y que en Él se encuentra la plenitud.

¿Basta con creer en Dios o hay que seguir a Cristo?

El camino es claro, Jesús. Hay una frase atribuida a santa Teresa-Benedicta de la Cruz que dice: «Quien busca la verdad, busca a Dios, aunque no lo sepa».

Werner Heisenberg, físico alemán también dijo: «El primer trago de las ciencias naturales te hará ateo, pero en el fondo de esa copa te espera Dios».

Así como dice El Principito: «Lo esencial es invisible para los ojos». La ciencia en su máximo esplendor introduce a Dios y sin embargo no puede explicar la experiencia de Dios, esa es indescriptible.

De este mismo modo lo explica el Padre Ignacio Larragaña, la experiencia de Dios es intransferible. Yo no te puedo dar mi experiencia de Dios porque esa se gana viviéndolo. Cada uno se tiene que encontrar con Jesús personalmente.

¿Qué lugar ocupa Jesús en tu vida?

Quiero preguntarte el lugar que ocupa de Jesús en tu vida. ¿Lo has hecho presente en tu forma de vivir?, ¿crees que es el Cristo?, ¿te has dado la oportunidad de experimentar su amor?, ¿te has dado la oportunidad de conocer más de Él?

Yo no creo que Jesús sea un mentiroso y estafador. Tengo la certeza de que existió, creo que es el Hijo de Dios y que resucitó. ¡He experimentado su amor!

Por su sacrificio y gracia he sido redimido. Y también tengo la certeza de que no es un Dios lejano, sino que me acompaña, siempre. 

Para profundizar más sobre el tema de encuentro con Cristo te recomiendo el curso online Conocer a Jesús para vivir en Jesús, ¡es espectacular!

También piedes leer «Jesús: aproximación histórica» de José Antonio Pagola, o «Jesús de Nazaret» de Joseph Ratzinger. Hay muchos recursos que pueden servirte si de verdad estás interesado en saber más.

Oración

«Señor quiero tener más fe. Quiero conocerte más y vivirte más. Dame tu Espíritu Santo para que pueda llegar al conocimiento de la verdad, para que pueda practicar tus enseñanzas y que mi vida sea una oración constante agradable a tus ojos.

Dame el sentido para reconocerte en mi vida y la valentía para seguirte. Quédate en mi corazón, te recibo porque sé que me buscas y ahora quiero ir yo a tu encuentro. Amén».

Artículo elaborado por Joel Calderón.

¿Es cierto que Jesús es el camino, la verdad y la vida?

La entrada ¿Por qué decimos que Jesús es el verdadero camino? ¡Un video espectacular lo explica! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Por qué decimos que Jesús es el verdadero camino? ¡Un video espectacular lo explica!

4 similitudes entre el amor de Dios y el amor de mamá

4 similitudes entre el amor de Dios y el amor de mamá

Se viene el día de la madre. Muchos ya están buscando por YouTube alguna receta de pancakes para sorprender a mamá el domingo por la mañana, otros ya saben que el día anterior buscarán las flores más hermosas, y otros están esperando para pedir el Delivery de comida que tanto disfruta mamá.

Obviamente, también es un día para dar gracias por tenerlas cerca. Ya sea en la tierra como en el cielo. Porque una madre, desde donde esté, nunca nos soltará de su mano.

Estoy convencido de que mi mamá fue mi principal evangelizadora, porque con su forma de amarme, me mostró cómo me ama Dios. Por eso hoy les quiero compartir cuatro similitudes que encuentro entre Dios y el amor de mamá.

1. Siempre apostarán por mí

Ha visto mis malas notas, mis paredes pintadas, mis torpes decisiones en el amor, las imprudencias que hicieron que me robaran el celular, mis derrotas en las olimpiadas de fútbol en el colegio.

Mi rostro después de venir de una entrevista de trabajo sin que me contraten, mis poquitísimas ventas en mi primer emprendimiento, mis tantas compras fallidas de membresías a gimnasios y tantas cosas más.

Pero mamá, sigue en la primera fila de la tribuna de mi vida. Aplaudiéndome sin parar, diciéndome que confía profundamente en mis capacidades y en lo que mi corazón es capaz de lograr.

Ella me invita a mejorar, pero no se queda viendo mi derrota, sino ve en mí toda la fuerza de la vida que me trajo al mundo cuando me abrió la puerta. Y con Dios, pasa exactamente lo mismo.

2. Me aman incondicionalmente

Amor de mamá: ¿por qué se parece al de Dios?

Pase lo que pase, haga lo que haga, cometa el error que cometa. Tanto mamá como Dios estarán con los brazos abiertos. No hay nada, ni menos alguna lista de requisitos con acciones que yo debería hacer para recibir su amor.

Esté donde esté, me encuentre donde me encuentre, de ambos solo encontraré amor. Es algo que no entiendo, quizá cuando tenga mi primer hijo lo comprenda mejor.

Pero algo debe haber en el corazón de Dios y de mi madre para que solo tengan amor, siempre un amor que busca que crezca, que mejore, que me desarrolle, pero siempre un amor que envuelve, acoge y fortalece.

3. Están siempre disponibles para mí

¿Cuántas veces hemos estado en situaciones difíciles en las que la primera persona que llamamos es a nuestra mamá? ¡Imposible contarlas!

Y estoy seguro que incontables son también las veces en las que nos sorprendían haciendo mil malabares, en medio de sus obligaciones, para estar a nuestro lado y brindarnos su ayuda.

De igual forma Dios, que es tan creativo, siempre encuentra la manera de hacernos saber que no estamos solos. Sin importar lo difícil que sea la situación o lo grande que sintamos nuestro problema, Dios nos abraza en medio de la dificultad a través de distintas personas y detalles.

Tal vez no entendamos cómo lo hacen, pero qué enorme regalo es saber que siempre están atentos a nosotros.

4. Me miran con profunda ternura

Amor de mamá: ¿por qué se parece al de Dios?

Muchas cosas que nos hemos preguntado desde pequeños fueron respondidas con una mirada tierna de nuestra mamá. Una caricia, un beso en la frente, un abrazo, una brisa que roza nuestra mejilla.

Ya de grandes seguimos experimentando muchas dudas, momentos de incertidumbre, de no comprender qué sentimos, y preocupación por lo que sucederá más adelante.

Pero en medio de todo, tanto Dios como mamá nos siguen acompañando con esa ternura y confianza que solo aquellos que te conocen y cuidan te pueden dar.

Por todo esto GRACIAS mamá, por todo el amor que me das, y GRACIAS Dios por haberme amado tanto regalándome una mamá.

¿No es el amor de mamá el bálsamo más hermoso que tenemos en la vida? ¡Corre a darle un abrazo!

Amor de mamá: ¿por qué se parece al de Dios?

La entrada 4 similitudes entre el amor de Dios y el amor de mamá se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 4 similitudes entre el amor de Dios y el amor de mamá

«Caitlyn Jenner reabre debate sobre niñas trans en deportes». ¿Y esto qué tiene que ver con mi fe?

«Caitlyn Jenner reabre debate sobre niñas trans en deportes». ¿Y esto qué tiene que ver con mi fe?

En los últimos días hemos visto una vez más este tema entre los titulares, especialmente porque Caitlyn Jenner (fmr. Bruce Jenner) en una entrevista informal se pronunció en contra de incluir a las mujeres trans en los equipos de deporte femeninos en las escuelas norteamericanas.

«Esta es una cuestión de justicia. Yo me opongo a que chicos biológicos (nacidos varones), que hicieron su transición, compitan (en deportes) contra mujeres. Es simplemente injusto».

Estas declaraciones han levantado gran polémica. Jenner es una actual y muy activa defensora de los derechos de las comunidad transexual por lo que sus declaraciones han dejado a muchos desconcertados.

La posición de Caitlyn Jenner

En una posterior entrevista otorgada a CNN, Jenner reafirma lo dicho:

«No esperaba que me fueran a preguntar sobre esto a la hora que iba por mi café matutino de los sábados, pero tengo una posición clara sobre lo que apoyo.

Esto es un asunto de justiciar y necesitamos proteger el deporte de las mujeres jóvenes en nuestras escuelas».

Tratando de entender, aclarar y tratar con justicia este tema que está en juego no solo en los EEUU sino en algunos países latinoamericanos, exponemos tres puntos a propósito de las declaraciones de Jenner y la presente controversia.

Y además, este video de Noticias Telemundo que resume lo sucedido.

1. Diferencias biológicas entre hombres y mujeres. Un dato científico

Las posiciones dentro de esta controversia son dos. La primera, defendida por la posición LGTB afirma que no existe evidencia científica confirmada que confirme que las jóvenes mujeres trans (atletas nacidos varones que han hecho su transición hacia el género femenino) tengan una ventaja comparativa sobre las mujeres.

Y que la cantidad de testosterona en una joven trans (varón biológico sometido a tratamiento hormonal) no tendría un efecto relevante que signifique ventaja sobre el rendimiento deportivo de las mujeres nacidas e identificadas con su sexo biológico. Lo relevante, afirman, es el nivel de entrenamiento y rendimiento personal.

La posición contraria, conservadora, por el otro lado, sustenta que sí existe esta evidencia científica sobre esta ventaja. Que no solo se trata del nivel de testosterona, sino de una serie de rasgos fenotípicos ligados a su estructura corporal masculina.

Como el metabolismo, sistema endocrino, cerebral, capacidad pulmonar, estructura ósea, entre otros que sí proporcionaría una ventaja sobre las mujeres genéticamente femeninas.

¿Qué dicen los estudios científicos?

Los estudios científicos llevados a cabo hasta el momento, sostienen esta última posición. De hecho, el Journal of Medical Ethics se pronunció al respecto proponiendo una recategorización más balanceada en los deportes de alto rendimiento.

Que significaría una categorización ya no por sexo (masculino y femenino) sino por rangos de rendimiento y características corporales. Si quieres más información, esta es la nota completa en inglés.

Más allá de considerar una recategorización en los deportes de alto rendimiento, lo que debería quedar en claro es que sí hay una diferencia que parece apuntar hacia una ventaja consistente entre las mujeres trans y las mujeres genéticamente femeninas.

2. El sufrimiento de los seres humanos. Entendiendo la comunidad LGTB

Por otro lado, no podríamos negar el sufrimiento de miles de adolescentes que afirman no estar identificados con su sexo biológico.

Además atraviesan un duro tratamiento hormonal para conseguir la «anhelada transición» y aunque traten, no pueden desplegarse en los ámbitos que tanto sueñan, uno de ellos, el deporte.

El sufrimiento es real, y sin embargo, nos preguntamos si la transición hormonal o las nuevas regulaciones impuestas disminuyen realmente estos sufrimientos y buscan honestamente un encuentro real y personal con la verdadera identidad de cada una de estas personas. 

Sin temor a que muchos nos juzguen, la Iglesia católica ha puesto sobre el tablero no solo el respeto y la no discriminación hacia cualquier persona (digna solo por el hecho por ser persona), sino también la verdad científica.

Que hasta el momento el ser humano conoce y la ciencia va reafirmando, sobre la identidad masculina y femenina. Sobre unas diferencias que son innegables y complementarias entre sí.

Cada ser humano es dueño de sus propias decisiones

Someterse a un tratamiento hormonal para pasar de un sexo al otro, no es algo ligero. Es duro y conlleva consecuencias grandes, pero no deja de ser algo que «mimetiza», que hace parecer al otro, pero que no lo cambia en su totalidad. 

Es un hecho innegable, y solo aceptando este hecho como una verdad, es que las personas podrían tomar decisiones correctamente informados que van a impactar en su vida de una manera honda.

3. ¿Dónde tendría lugar lo justo?

Se habla de un desequilibrio injusto en la alta competencia deportiva. Tanto por el lado de las deportistas genéticamente femeninas que se enfrentan a mujeres trans (varones bajo tratamiento hormonal), como por el lado de los varones trans (mujeres bajo tratamiento hormonal) que compiten contra deportistas varones.

Un varón trans se encontraría en desventaja frente a un deportista genéticamente masculino. El enredo con esto de la identidad de género no es menor, y solo estamos hablando del ámbito deportivo de alto rendimiento.

La justicia trata de dar a cada uno lo que le corresponde, lejos de dar a todos lo mismo. La legislación en nuestro días se mueve, pareciera, más por movidas políticas que por un genuino interés por la persona humana y su realidad concreta. 

Se critica la posición conservadora tildándola de anticuada, discriminadora e intolerante y los conservadores (en su mayoría) satanizamos la posición LGTBI sin entenderla muy bien.

4. ¿Y dónde queda la fe en todo esto?

Creo que la controversia y el alejamiento entre ambas partes es grande. El sufrimiento de las personas tanto en el lado conservador como el el lado LGTI es real.

Como cristiano ¿dónde me ubico?, ¿cuál es el rol que me corresponde?, ¿cómo podría actuar si me encontrara en una situación tal con mis hijos, hermanos, amigos?

Es difícil tomar parte, muchas veces nos radicalizamos hasta que nos encontramos cara a cara con la situación. Y muchas veces terminamos apoyando ideologías más por sentimiento que por convicción, razón y mucho menos por fe. 

Recurrir a la ciencia en estos casos, es importantísimo, y recurrir a la justicia también. Pero creo que falta un factor aún más importante. 

En este sentido, me atrevería a decir que Cristo, que es el camino, la verdad y la vida misma tiene la respuesta. Para muchos que me lean, no debería estar mezclando la cuestión científica con la fe (lo he escuchado tantas veces).

Pero creo que para un católico practicante es imposible no hacerlo. Porque no es que el cristianismo sea un estilo de vida, sino que es nuestra vida.

Cristo que es el amor mismo es el único que tendrá la última palabra. Por medio de su acción y la de su espíritu de sabiduría, quien es capaz de iluminar nuestras decisiones, nuestras posturas, posturas que deberían apuntar en primer lugar a su lado, es que necesitamos embarcarnos a buscar la verdad. 

Una verdad que nos impulse a amar al otro, a amarlo con verdad y con caridad. Con ternura y a la medida de lo que el otro necesita. 

Y que quede subrayado que esto no significa tratar al otro desde un sesgo religioso o sintonizar con su sentimiento y abandonar todo lo que la fe me pueda haber enseñado al respecto.

Sino, que en primer lugar necesitamos abrirnos a descubrir a Cristo realmente. Solo Él dará luz al conocimiento que vayamos adquiriendo sobre las ciencias y la realidad misma.

Y desde ahí poder actuar en un mundo que es complicado, que nos presenta situaciones tan enredadas, donde discernir el bien no es tan sencillo. 

Caitlyn Jenner se opone a mujeres trans en el deporte

La entrada «Caitlyn Jenner reabre debate sobre niñas trans en deportes». ¿Y esto qué tiene que ver con mi fe? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Caitlyn Jenner reabre debate sobre niñas trans en deportes». ¿Y esto qué tiene que ver con mi fe?

«El amor me lo ha enseñado todo». Un corto animado con lecciones para toda la vida

«El amor me lo ha enseñado todo». Un corto animado con lecciones para toda la vida

Te presentamos un cortometraje de Fred y Sam Gillaume titulado «El zorro y el ave». Este nos muestra de manera artística, alegórica y sencilla el valor y la belleza de las relaciones personales.

Como se ve, la trama no es compleja, pero sí lo es la realidad humana que representa. La historia trata de un zorro que, al intentar comer un huevo, se encuentra con el ave recién nacida que había dentro de este y, en vez de aprovecharse de ella, la empieza a cuidar y acompañarla mientras esta va creciendo.

Finalmente, le toca despedirse de ella para dejarla volar. Lo profundo del argumento está en las realidades personales que la historia representa: el cuidado, la compasión, la ternura, la fidelidad, la caridad, el respeto, la responsabilidad. Todos los diversos rostros del amor.

Reflexionemos en la figura del zorro

El contenido y la presencia de un zorro en el cortometraje remite a otra historia célebre aparentemente infantil, pero de inmensa profundidad y sabiduría: «El Principito», obra maestra de Antoine de Saint Exupéry.

Es una coincidencia muy grande, de hecho el zorro del cortometraje pone en práctica todo lo que el zorro de «El Principito» enseña, casi como si se tratara del mismo personaje.

El otro zorro enseña al principito sobre la importancia de establecer vínculos, mediante un proceso que se da con el tiempo y que él llama domesticación.

En sus enseñanzas emplea frases como «fue el tiempo que pasaste con tu rosa fue lo que la hizo tan importante» o «eres responsable para siempre de lo que has domesticado».

Los vínculos que formamos 

Por otro lado, este zorro, el del cortometraje, se encuentra al ave recién nacida, con sorpresa y desconcierto, y pretende alejarse de ella. Pero luego lo mueve la compasión y empieza a establecer un relación de cuidado paternal y responsabilidad que con el tiempo se convierte en un vínculo de ayuda mutua y complementariedad en las diferencias.

Se termina dando una «domesticación» mutua, pero el zorro debe aceptar finalmente que él no debía ser responsable para siempre del ave, sino que esta, por su propia naturaleza, estaba hecha para viajar y volar con los de su especie.

El zorro aquí es invitado a elevar la domesticación al grado del amor. A la entrega absoluta, a la donación que no espera nada a cambio, a volcarse totalmente a las necesidades del otro y a dejar ir para hacer feliz al ave.

¿Qué reflexiones nos trae «El zorro y el ave»?

Si pensamos ahora en nuestra vida personal, ¿qué reflexiones nos puede traer este cortometraje? En nuestra vida también nos encontramos constantemente con los demás. Algunos de esos encuentros se pueden convertir en vínculos y estos, para permanecer y fortalecerse, necesitan del compromiso.

Así, vivimos muchas veces la hermosa experiencia de la «domesticación» con nuestros familiares, amigos o pareja. Constatamos que nuestra existencia está enlazada a otras en relaciones de comunión.

Esta experiencia de ser persona, es decir, de ser «alguien en relación», es la que más nos permite conocernos y vislumbrar nuestra identidad más profunda, pero también es la que nos genera miedos y sufrimientos.

¡Cuántas veces podemos pensar, cuando nos toca despedirnos o separarnos como el zorro y el ave, que el amor no vale la pena, que es inútil y nos expone a muchos peligros!

Este cortometraje nos recuerda que, a pesar de la presencia del dolor, el amor es lo más grande y hermoso que puede vivir una persona.

La experiencia reveladora de entregarlo todo por amor

En la «Gaudium et Spes» (24), maravilloso documento del Concilio Vaticano II, se nos recuerda: «El hombre, única criatura terrestre a la que Dios ha amado por sí mismo, no puede encontrar su propia plenitud si no es en la entrega sincera de sí mismo a los demás».

Por ser imagen y semejanza de Dios, eterna comunión de amor, no podemos conocernos y desplegarnos plenamente si no nos aventuramos a la experiencia reveladora del amor.

A pesar de nuestros miedos, heridas, angustias y dolores, somos capaces de vivir el amor por que Dios nos amó primero y ha derramado ese amor en nuestros corazones.

En ese primer amor recibido encontramos la seguridad y la estabilidad para salir de nosotros con valentía y volvernos en una fuente de amor para el mundo, en canales de un amor recibido que está más allá de nosotros.

Desde una mirada de fe sabemos que el amor es la fuente de la vida y el amor ha vencido a la muerte, al mal y al dolor. Del triunfo del amor en Cristo brota nuestra paz y nuestra esperanza.

«El amor me lo ha explicado todo…»

Para terminar la reflexión, compartimos un poema precioso adjudicado a san Juan Pablo II: “El amor me lo ha explicado todo, el amor me lo ha resuelto todo, por eso admiro el amor donde quiera que se encuentre.

Si el amor es tan grande como sencillo, si el anhelo más simple se puede encontrar en la nostalgia, entonces puedo entender porque Dios quiere ser recibido por gente sencilla, por esos cuyos corazones son puros y no encuentran palabras para expresar su amor.

Dios ha venido hasta aquí y se ha parado a poca distancia de la nada, muy cerca de nuestros ojos. Quizá la vida es una ola de sorpresas. Una ola más alta que la muerte. No tengáis miedo jamás».

¿Cómo reforzar los vínculos de amor?

La entrada «El amor me lo ha enseñado todo». Un corto animado con lecciones para toda la vida se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «El amor me lo ha enseñado todo». Un corto animado con lecciones para toda la vida

2 elementos de «Raya y el Último Dragón» que seguro no habías reflexionado

2 elementos de «Raya y el Último Dragón» que seguro no habías reflexionado

No hay con qué darle, el hombre tiene sed de infinito, es impresionante. Estaba viendo «Raya y el Último Dragón» y me llamaba la atención el minuto a minuto de la película.

Parecemos perros persiguiendo nuestra propia cola, poniendo nuestra felicidad en algo que nunca vamos a alcanzar.

Hay algunos elementos de la película que pueden contrastarse con la fe cristiana para entender esto que se conoce como «semina verbi», entendida como «semilla del logos» presente en la razón humana.

En el arte cinematográfico sucede muchas veces que se dan manifestaciones de esta semilla del verbo, de esta verdad que está sembrada en la razón humana y que nos mueve a todos a buscarla y encontrarla.

Veamos el trailer y reflexionemos en dos elementos de «Raya y el Último Dragón», una de las últimas entregas de Disney.

1. Maniqueísmo vs. Cristianismo

500 años atrás en el tiempo, los humanos y los dragones vivían juntos en armonía en todo Kumandra. Hasta que un fatídico día, una fuerza maligna conocida como Druun, despertó y amenazó con destruir la paz.

Los dragones se habían sacrificado para derrotar a los Druun, y al hacerlo, salvaron a toda la humanidad. Debido a la mezquina codicia de adquirir el orbe que creó el dragón para defenderse de los Druun, los que una vez fueron reinos unidos se dividieron en cinco tierras separadas.

Más adelante en la trama, uno de los personajes revela que los Druun son criaturas de pura maldad, nacidas de la discordia humana. Existiendo únicamente con el propósito de consumir y destruir todo lo que se cruza en su camino.

Es evidente que el trasfondo de la narrativa es maniquea. Una lucha entre las dos grandes fuerzas del mundo: el bien y el mal. El mal en «Raya y el Último Dragón» es ontológico, es decir, tiene una existencia por sí mismo.

Se presenta como la fuerza antagónica que lucha contra los dragones, que son en la narrativa la personificación de todo lo bueno, la gratuidad en el dar, unidad a través de la confianza mutua, además del regalo de la vida.

En el cristianismo, la historieta corre de otra forma. Si bien coincide con la leyenda de Raya en el aspecto de tener un punto en la historia donde la armonía reinaba en la creación y había perfecta unión entre Creador y criaturas, se diferencian esencialmente en la aparición del mal en la historia.

Mientras que en la película el mal surge aparentemente de la nada, en el relato del libro del Génesis se detalla el momento exacto en el que el mal «hace su entrada» en la historia.

Para la cultura asiática, bien y mal viven en constante lucha y es responsabilidad de cada individuo encontrar el equilibrio entre lo bueno y lo malo, para nunca volcarse demasiado para un lado ni para el otro.

En el cristianismo, el mal es la ausencia del Creador o de su obra, por lo que el mal no se lo define con la palabra «es» sino con la ausencia de «ser», la ausencia de bien.

No existe una fuerza opuesta a Dios, Dios no tiene contrario. Dice C. S. Lewis:

«Ningún ser podría alcanzar una perfecta maldad opuesta a la perfecta bondad de Dios. Ya que, una vez descartado todo lo bueno (inteligencia, voluntad, memoria, energía, y la existencia misma), no quedaría nada de él.

Por tanto, diablo es lo contrario que ángel tan solo como un hombre malo es lo contrario que un hombre bueno. Satán, el cabecilla o dictador de los diablos, es lo contrario no de Dios, sino del arcángel Miguel».

2. La unidad en el cuerpo místico

Un tema que ha estado apareciendo en diferentes series (como por ejemplo «Falcon y el Soldado de Invierno») además de en esta película, es el de las ganas de que el mundo sea uno solo. Eliminar las fronteras, unirnos como humanidad ante las crisis que nos aquejan.

En los inicios de la Iglesia, en el libro de los Hechos, cuenta san Lucas que: «Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común. Vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno.

Acudían al Templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu, partían el pan por las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón».

¿Es esto un fundamento para defender el socialismo como una postura cristiana? No. Que los primeros cristianos hayan vivido una caridad fraterna extrema, poniendo todo en común no significa que hoy se deba hacer lo mismo.

Este pasaje del libro de los Hechos nos interpela a salir al encuentro de los más necesitados, de dar siempre y cuando esté en nuestras posibilidades.

En «Raya y el Último Dragón», este anhelo de unidad se hace presente en la persona de Benja, el padre de Raya. Quien soñaba con que Kumandra se convirtiera en una nación otra vez.

Cristo expresaba un mismo deseo para nosotros: «También tengo otras ovejas, que no son de este redil. También a esas las tengo que conducir y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo pastor».

Así como el sueño de Benja en «Raya y el Último Dragón» no anulaba la existencia de las diferentes tribus, el deseo del Buen Pastor no borra las fronteras.

Existen en el mundo estas ganas de eliminar fronteras, que seamos una sola nación. Pero eso no va a solucionar todos los problemas que hay de fondo.

Se necesita una conversión de corazón más profunda, un cambio radical en la interioridad de cada uno.

El cambio que necesita el mundo está dentro de cada uno, no afuera. Por eso el Señor nos invita a buscar su Reino y su perfecta justicia. Porque, al hacerlo, el resto se resolverá por añadidura.

«Raya y el Último Dragón» tiene más elementos para rescatar, pero estos dos me parecieron los que más desarrollo merecían. ¿Qué otras cosas pudieron reconocer en ella? ¡Dejen sus comentarios!

«Raya y el Último Dragón»: reflexiones imperdibles

La entrada 2 elementos de «Raya y el Último Dragón» que seguro no habías reflexionado se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 2 elementos de «Raya y el Último Dragón» que seguro no habías reflexionado

El conmovedor testimonio de un taxista que nos demuestra que todos podemos hacer apostolado

El conmovedor testimonio de un taxista que nos demuestra que todos podemos hacer apostolado

Te invito a ver este video de «Contagiosos», de la Fundación Infinito + 1. El protagonista de este breve documental, inicia contando su propia experiencia y encuentro con Dios. Y cómo, a partir de esa experiencia, sintió la inquietud y el deseo de transmitir ese amor a otros.

Si alguna vez has sentido que no estás hecho para hacer apostolado, o no encuentras la manera de servir a los demás, este video es para ti. 

Querer «contagiar» el amor

Es la respuesta lógica a quien recibe una gran alegría y quiere compartirla con todos, contársela a todos, festejarla con todos.

De la misma manera, nuestro encuentro no puede quedarse en nosotros mismos. Es necesario llevar a Cristo a los demás, y llevar a los demás a Cristo.

Y te diré algo más: ¡no es opcional! Es un mandato —de amor, pero mandato— que nos dejó Jesús antes de volver al Padre.

«Vayan a todas las gentes», nos dijo. No dijo «a algunas personas», «a las que te caen bien». Ni tampoco dijo «si te gustaría», «si no tienes nada mejor que hacer».

La vocación de todo cristiano, sea cual sea, es intrínsecamente apostólica. ¡Todos estamos llamados a hacer apostolado!

Cada uno concretará esta invitación del Señor de transmitir su Palabra de distintas maneras. Cada uno verá cómo hacerlo, en qué momento, con quiénes y de qué manera.

El trabajo santificador

Cada uno descubrirá en la oración de qué manera Dios le llama a anunciarle. Pero algo que es común a todos, es el trabajo.

En él pasamos la mayor cantidad de horas de nuestros días, y lo hacemos con unidad de vida. No como algo «inevitable» o «paralelo» a nuestra entrega a Dios, a nuestro apostolado.

Un trabajo hecho con amor, dedicación, buena intención, es santificable. Y como ejercitamos virtudes para poder hacerlo bien, también nos hacemos santos en el camino.

Pero hay una tercera cualidad muy especial del trabajo, y es que con él podemos también santificar a los demás. Mediante nuestro ejemplo, nuestra ayuda, a veces con nuestra palabra, podemos ayudar a los demás a hacerse santos.

Por ejemplo Pedro, el hombre del video, contaba que cuando algún pasajero le preguntaba por la estampa que llevaba en el volante, él le obsequiaba esta y aprovechaba la oportunidad para hablarle más explícitamente de Dios.

Pero, antes de eso, cuenta también que rezaba un Padrenuestro. Quizás había días en los que nadie le preguntaba por su estampa. Pero ¡todos los días, todos sus pasajeros, se iban con un Padrenuestro por ellos! Y no solo con su oración, sino con el trato amable, la sonrisa, la alegría que este chofer les contagiaría.

Lo mismo podemos hacer nosotros, sea cual sea nuestro trabajo. Aún en un banco, en una industria, en una oficina, en un taller… tenemos la oportunidad de rezar por cada persona con la que nos encontramos.

Algunas veces, habrá posibilidad de hablar de Dios, otras no. Pero siempre, será posible darles un testimonio de vida, rezar una oración y ofrecer algún pequeño sacrificio por ellos.

Mirar al hermano como Dios le mira

Para que nuestra labor pueda fructificar, es necesario mirar al otro como Dios le mira. Pensar que, si a Dios le interesa ganarse todas las almas… ¡a nosotros también nos tiene que interesar amarles a todas!

No es fácil. Hay personas cuyo carácter no es compatible con el nuestro, hay otras que nos tratan con poca caridad, y algunas más con quienes no querríamos cruzarnos.

Pero un pequeño gesto, aunque fuera un Padrenuestro, o una sonrisa que nos cuesta dar a estas personas… quizás sea lo que estas necesitaban para sentir el «flechazo» de Dios.

Quizás no en el momento en el que les sonreímos, pero quizás esa pequeña mortificación nuestra, Dios la tome para «aplicarla» más tarde a esa persona, o a quien la necesite. ¡Eso es la comunión de los santos!

Consejos finales

Te propongo algunas ideas, que si quieres, puedes convertirlas en propósitos:

— Rezar un Padrenuestro, un Avemaría o aunque sea una jaculatoria por las personas con las que te topes en el día.

Pedir ayuda a tu ángel de la guarda para que te dé un empujoncito y te muestre las oportunidades que tienes de hablar a alguna persona de Dios.

— Ofrecer algún pequeño sacrificio diario, por todas las personas con las que te relacionarás en tu trabajo.

— Prestar especial atención a tus compañeros de trabajo, para descubrir qué necesitan y cómo puedes darles una mano en esas necesidades.

¡Todas esta son maneras de hacer apostolado! ¿Qué otra idea sumarías a estas?

¿Cómo hacer apostolado sin importar a qué me dedico?

La entrada El conmovedor testimonio de un taxista que nos demuestra que todos podemos hacer apostolado se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: El conmovedor testimonio de un taxista que nos demuestra que todos podemos hacer apostolado

Hoy Jesús nos recuerda que Él es el árbol y nosotros las ramas (comentario al Evangelio)

Hoy Jesús nos recuerda que Él es el árbol y nosotros las ramas (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio según San Juan 15,1-8:
«En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador. Todo sarmiento que en mí no da fruto, lo corta, y todo el que da fruto, lo limpia, para que dé más fruto. Vosotros estáis ya limpios gracias a la Palabra que os he anunciado. Permaneced en mí, como yo en vosotros.
Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid; así tampoco vosotros si no permanecéis en mí».Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada.
Si alguno no permanece en mí, es arrojado fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen, los echan al fuego y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y lo conseguiréis. La gloria de mi Padre está en que deis mucho fruto, y seáis mis discípulos».

La entrada Hoy Jesús nos recuerda que Él es el árbol y nosotros las ramas (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Hoy Jesús nos recuerda que Él es el árbol y nosotros las ramas (comentario al Evangelio)

¿Qué tendrán que ver los ositos de peluche con mi confianza en Dios? ¡Un video genial!

¿Qué tendrán que ver los ositos de peluche con mi confianza en Dios? ¡Un video genial!

En esta ocasión quisiera compartir contigo un video espectacular de nuestros hermanos de Catholic Stuff. Han logrado, como siempre, hacer de una manera divertida toda una reflexión sobre un tema importante: la confianza en Dios.

Tienes que verlo completo, y ojo que no se te pierda el mensaje de los ositos de peluche, mientras tanto, busca tu «osito»… ya lo entenderás. 

Si ya viste el video y tienes cerca tu «osito de peluche», emprendamos ahora un camino bastante interesante entorno a la confianza. 

¿Qué es confiar?

La confianza viene definida como: «la esperanza firme que una persona tiene en que algo suceda, sea o funcione de una forma determinada, o en que otra persona actúe como ella desea».

Por lo que sería una especia de seguridad en que algo sea tal cual yo lo deseo… nos encontramos aquí con el primer problema.

¿Y por qué? porque el hombre de fe no busca coaccionar a Dios en su actuar, pero sí tiene la esperanza cierta en su bondad y misericordia.

Es particular que el Catecismo de la Iglesia Católica en el numeral 2797 relacione íntimamente la confianza con el Padre Nuestro:

«La confianza sencilla y fiel, la seguridad humilde y alegre son las disposiciones propias del que reza el Padre Nuestro».

Lo que nos ayuda a entender la grandeza del confiar, confiamos porque esperamos en Aquel que es Nuestro Padre. No hay mayor confianza que la de un hijo hacia sus padres, no hay mayor seguridad que la que se vive en la relación amorosa de la filiación, este es el confiar cristiano.

Confiar implica por tanto, no solo un amor incondicional, sino también una entrega total y radical. Entrega permeada por la valentía de la fe que nos hace caminar hacia adelante en el camino de la santidad.

Este primer paso estaría fundamentado en preguntas como estas: ¿En quién tengo puesta mi confianza?, ¿cómo voy en el proceso de abandonarme en el Señor?, ¿Dios es mi principal fuente de confianza?

¿En quién confío?

La acción del tentador en el paraíso no fue otra que la de sembrar la desconfianza entre el hombre y su Creador. Él logró convencerlos de que en Dios no había sinceridad, ¡que locura!

Convencer al hombre de que quien es la Verdad, no es sincero, esto que parece tan irrisorio es realmente lo que logró hacer el demonio en el corazón del hombre, y ya sabemos las consecuencias de esto. 

Desconfiar de Dios es creer en lo que ha propuesto la tentación. Ver a Dios como Aquel en quien no hay cercanía, Aquel que juega con nosotros y nos controla como si fuéramos una especie de marionetas. 

Y es en este paso en el que entra aquel «osito de peluche» que te he pedido tener cerca. Todos hemos tenido apegos, situaciones, personas, cosas, recuerdos… que se roban nuestro amor absoluto y que simplemente no nos dejan abandonarnos por completo. 

Esos apegos, son esos «ositos de peluche». Pueden ser cosas materiales o no, como también pueden ser personas, ya que en definitiva son aquellos elementos que me quitan un poco del amor que estoy llamado a destinar a Dios.

El peligro de los apegos

Si nos detenemos un momento y reflexionamos acerca de esos «ositos», podemos descubrir en ellos una especie de ídolos.

Y ahí precisamente está el peligro de estos apegos, en otras palabras, el peligro está en que nos alejan de Dios, no nos dejan abandonarnos y confiar totalmente en Él. En cierto modo, lo desplazan del centro de nuestro corazón.

De nuestro centro focal y vital, de todo lo que es verdaderamente esencial: su presencia en nuestras vidas. De ese Dios que nos ama, y que es fuente de vida.

Que si te acercas a Él con el corazón abierto te llena de gracia, de amor y de consuelo. Solo hay que confiar en Él y dárselo todo. 

Hay que tener absoluta confianza en Dios, Él tiene un plan para hacerte feliz. Permítete sorprender por Dios, y como último paso de este camino, suelta ese «osito de peluche» y toma la mano del Señor que se abre ante ti. 

Ánimo, lo mejor está por venir. ¡Nos vemos en la oración!

Confianza en Dios: ¿cómo aumentarla o adquirirla?

La entrada ¿Qué tendrán que ver los ositos de peluche con mi confianza en Dios? ¡Un video genial! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Qué tendrán que ver los ositos de peluche con mi confianza en Dios? ¡Un video genial!

Película recomendada: «El Agente Topo»

Película recomendada: «El Agente Topo»

«El Agente Topo», es una película documental de Chile nominada al Oscar, es una verdadera obra de arte. Y como buena obra de arte apela a la belleza, al corazón y convoca lo más humano que tenemos.

Es dirigida por Maite Alberdi, quien dice sin temor a equivocarse que «la realidad está llena de historias insólitas».

Mucho más insólitas de lo ella podría llegar a escribir, porque nos sorprende con las más tiernas y a la vez cuestionables historias de personas de la tercera edad.

Filmada enteramente en un hogar de ancianos, esta producción nos envuelve en una historia de detectives que es más que emocionante.

Llena de detalles y planos de luz, «El Agente Topo» nos transporta a una realidad que no solo podemos ver, diría que casi podemos tocar, oler y por supuesto sentir. ¡Sentirla en el corazón!

La aceptación de la vejez

Aceptar que el tiempo pasa y nuestro cuerpo se deteriora es un paso importante que cada uno de nosotros debe hacer en la vida. Paso que no es tan sencillo dar. 

La película, nos enfrenta directamente a los dilemas de la tercera edad. A la sorpresa de poder seguir siendo «útiles», de poder seguir trabajando y no solo aportar, sino sentirse orgullosamente autovalentes.

Creo que esta es una primera realidad dura de la vejez, el volverse dependiente. Y yo diría que es un miedo fundado. Depender, entregarle una vida que es tuya, que sabes que es valiosa, que ha entregado tanto y tener ese miedo a quedar olvidado, hecho a un lado. 

Ciertamente la oportunidad que se le abre a Don Sergio (el agente topo, protagonista del documental), es una oportunidad bella.

Seguir siendo él, a pesar de todas las dificultades que la edad le ha traído, a pesar del dolor aún vivo de la pérdida de su esposa.

A pesar aún de tener una familia preocupada por él. Sentir que aún puede, que aún es útil, trae para Don Sergio una trabajo que se convierte casi en la misión de su vida. 

Una sociedad que se olvida de ellos

Don Sergio ha sido contratado como «agente topo» (agente encubierto) para investigar el trato a los residentes dentro un hogar de ancianos. Al detective a cargo lo contrata la hija de una de las ancianas residentes.

Yo no sé si alguno haya visitado o incluso hecho voluntariado en un hogar de ancianos. Creo que es una labor que todos deberíamos hacer por lo menos una vez en la vida.

Mirar directamente hacia dónde vamos. Mirar cómo el cuerpo se deteriora, cómo a veces ya no se puede recordar nada.

O cuando los únicos recuerdos que se tienen te llevan a un pasado que crees vivir pero que ya no existe. La desesperación te toma por asalto hasta el final de tus días.

La vejez puede ser muy dura, enfrentarse a ella aún más. Y sin embargo qué fuente tan grande de sabiduría, de humanidad. Qué lugar tan hermoso para encontrarse con la ternura y el agradecimiento.

Don Sergio, nos abre esa puerta delicadamente. En cada imagen, cada paso que da a lo largo de los pasillos y habitaciones del asilo, nos presenta la historia de abuelos y abuelas que se quedaron solos.

Que recuerdan, que extrañan, que no entienden el por qué de su soledad.

La sabiduría que despierta esperanza

Poco a poco se despierta en Don Sergio un asombro grande. La experiencia de una vida bien vivida llena de amor, se transforma en sabiduría. Don Sergio se convierte en un maestro para cada uno de nosotros.

Alguien que nos enseña a mirar al otro a los ojos, a escuchar lo que el otro tiene que decir, a empatizar con el sufrimiento. A consolar al que sufre, a acompañar al que está solo y a permanecer al lado aunque sea en silencio.

«El Agente Topo» nos enseña a hablar con verdad, y con mucha caridad. Sabe cómo decir las verdades sin herir al otro, cómo pedir favores justos y cómo enfrentar sus propios sentimientos con valentía.

Valdría la pena ver más de una vez esta película solo para detenerse en la manera de obrar de Don Sergio.

¡Cuánto tiene para enseñarnos! Y cuánto más tendrán aquellos que nos aman. No debería ser necesario mirar una película para valorar lo que tenemos al lado. Y a la vez qué bueno que tengamos al cine para ayudarnos a ver la realidad de una manera tan positiva.

Date un tiempo esta semana, siéntate a ver esta película, y luego anda y abraza a tus abuelos. No los dejes solos frente a un televisor, habla con ellos, acompáñalos, escúchalos, aprende de ellos.

No es sencillo, pero ya sabemos que los caminos para que el corazón se agrande y ame cada vez más y mejor, son duros y la recompensa grande.

¡Qué grande la labor que podríamos hacer para que otros se sientan amados! Comparte con nosotros tus reflexiones luego de ver esta película.

¿Has aceptado que algún día serás así de viejo?, ¿cómo se sentirá saberse olvidado?, ¿qué fue lo que más te gustó de «El Agente Topo»?

«El Agente Topo»: las mejores lecciones de la película

La entrada Película recomendada: «El Agente Topo» se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Película recomendada: «El Agente Topo»

¿Quién fue José Gregorio Hernández y por qué se convertirá en beato?

¿Quién fue José Gregorio Hernández y por qué se convertirá en beato?

Quizá muchos de ustedes hayan escuchado el nombre del Doctor Gregorio Hernández. Pero desde hace unos días este nombre resuena con más intensidad por el hecho de haber sido aprobada ¡su beatificación! Que se llevará a cabo hoy 30 de abril.

Debo confesar que la noticia la supe hace varios meses y en ese momento me alegré, pero no le había dado el peso que merecía. Y más allá de saber un par de datos de este hombre no había profundizado en su historia.

En la última semana tuve una experiencia espiritual muy hermosa después de leer sobre su biografía. Tomé consciencia de la gran bendición que significaba para mí esta beatificación, así como creo lo es para la Iglesia y el mundo entero.

Gregorio Hernández: médico, laico y en camino a ser santo

Tuve un momento de profunda gratitud a Dios por permitirme conocer el testimonio de un médico, laico como yo, que desde su vida ya era un ejemplo de santidad.

Pensé con esperanza e ilusión renovada «yo puedo aspirar a la santidad», como médico puedo ser santo. Sentí una felicidad enorme al saber que tengo otro aliado en el cielo, otro amigo que camina conmigo y que me inspira en mi anhelo de ser santo.

Definitivamente ya quedó incluido en mi lista de amigos santos, como lo son entre muchos, Moscati, Juan de Dios y Camilo de Lellis, que me han enseñado mucho cómo servir a los enfermos.

Aparte de contarles estas anécdotas, quiero aprovechar este día, en que como Iglesia tenemos un nuevo beato, para compartirles algunos datos acerca de su vida y de por qué pensé que su testimonio resulta tan elocuente para el tiempo actual.

Un poco de la historia del Doctor Gregorio Hernández

A continuación, les dejo este video que publicó Rome Reports a propósito de la noticia de su beatificación, que muestra un poco quién es este gran hombre:

Gregorio nació en 1864, en un pueblo venezolano. A los trece años manifestó a su padre el deseo de estudiar derecho, sin embargo, su papá lo convenció para que estudiara medicina y a partir de ese momento, tomó la medicina como su propia vocación.

Su desempeño profesional fue impecable, sus calificaciones fueron sobresalientes. Posteriormente se destacó como docente y como investigador.

De hecho, gracias a sus aportes en Venezuela se pudieron realizar varios adelantos en la ciencia. Como por ejemplo la posibilidad de tener tecnologías para el diagnóstico de enfermedades.

Es considerado el impulsor y pionero de la docencia científica y pedagógica en su país

Aunque tuvo una formación complementaria en Europa, su ejercicio profesional fue principalmente en su país natal.

Tuvo en diferentes periodos de su vida inquietudes por la vocación religiosa. Sin embargo, en su discernimiento concluyó que Dios lo invitaba a ser un laico y servir desde la medicina.

Realizó su consagración como franciscano seglar y es este carisma de san Francisco de Asís el que lo lleva a tener una gran sensibilidad y amor por los más necesitados.

En alguna ocasión el mencionó: «La mayoría de estas personas no tienen recursos, no les voy a negar la consulta y no les voy a hacer pasar por la pena de decirme que no tienen dinero, Dios ayudará».

Dedicaba gran parte de su tiempo a atender y servir a los más pobres. De hecho, fue en este servicio en el cual falleció en el año 1919, porque mientras iba a visitar a una mujer enferma muy pobre, fue atropellado.

Su funeral, como el de muchos santos, contó con la asistencia masiva de personas pobres a las que atendió.

Sobre el milagro para su beatificación

Desde su fallecimiento la fama de santidad se extendió no solo en Venezuela sino en muchos países.

El año pasado se aprueba su beatificación al haberse demostrado la curación milagrosa de una niña venezolana llamada Yaxuri Solórzano, quien había sido herida con arma de fuego en la cabeza.

Cuando fue llevada al centro médico no había un neurocirujano que la atendiera, por lo que tuvo que esperar dos días para ser intervenida quirúrgicamente, con muchas menos posibilidades de curarse.

Estaba en condición muy crítica de salud, con un compromiso cerebral muy delicado. La madre de la niña, al enterarse de que el especialista realizaría la cirugía a su hija con pronóstico reservado, le pidió a José Gregorio, de quien es muy devota, que le salvara a su hija.

Asegura que el Dr Hernández le dijo: «No te preocupes, que tu hija va a salir bien». Y que después comenzó a sentir una paz que no había sentido desde el incidente.

Bendición para este tiempo

Con esta beatificación creo que Dios nos está ofreciendo un consuelo para estos tiempos tan difíciles que estamos viviendo.

Y es que en Gregorio no solo encontramos un modelo, sino un gran intercesor en medio de las dificultades que tenemos en el mundo.

En primer lugar, el pueblo venezolano, tan herido y que en los últimos años ha tenido tantas dificultades, puede sentir a través de este signo, las caricias del Padre que está en los cielos.

Que siempre siente ternura por sus hijos y les ofrece una esperanza al tener un nuevo beato que interceda por ellos.

Por otro lado, tantos enfermos que sufren las consecuencias de la infección por coronavirus, muchos de ellos pobres, marginados, solos y agobiados, pueden encontrar un potente intercesor en el beato Gregorio.

Y finalmente, pienso en nosotros médicos y profesionales de la salud, que hoy más que nunca sentimos el peso del sufrimiento, el dolor, el sinsentido… El cansancio, el agobio de las incertidumbres.

Ahora podemos vernos inspirados y alentados en este médico (que no fue exento de dificultades en su labor), y podemos cobijarnos bajo su guía y protección.

¡Hoy la Iglesia está de fiesta, en el cielo hay celebración! Hay un faro encendido que nos refleja la luz de la esperanza del Señor. Que nos alienta a pesar de tantas sombras que parecen oscurecer el horizonte.

Gregorio Hernández: ¿quién fue y por qué lo beatifican?

La entrada ¿Quién fue José Gregorio Hernández y por qué se convertirá en beato? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Quién fue José Gregorio Hernández y por qué se convertirá en beato?

¿Cómo manifestar la gloria de la Resurrección de Cristo en nuestras vidas?

¿Cómo manifestar la gloria de la Resurrección de Cristo en nuestras vidas?

¡Cristo ha resucitado, verdaderamente ha resucitado! Con esta aclamación nos hemos alegrado los cristianos a lo largo de los siglos, conmemorando anualmente el misterio de Cristo que le da razón a nuestra fe.

Que subyugó el poder que tenía el pecado sobre la humanidad, y con su resurrección, nos ha traído una nueva vida. En Cristo podemos alegrarnos, aunque sigamos viviendo en este mundo marcado por el sufrimiento.

Si permitimos que su gloriosa resurrección habite y crezca en nuestros corazones, entonces podemos ser luz en las tinieblas.

Alegría en un mundo que padece tristeza, esperanza en medio de situaciones que nos desmoralizan, vida en una cultura que promueve la muerte y ser testigos del amor.

¡La Resurrección de Cristo partió la historia en dos y nosotros podemos llevar esta alegría a otros!

¿Cómo podemos hacer real esa victoria en nuestras vidas?

Resurrección de Cristo: ¿cómo celebrarla y dar fe de ella?

En primer lugar, saber que es un regalo que percibimos en el bautismo. Por simple gracia, estamos incorporados en Cristo. No hemos hecho nada para merecer esa reconciliación.

Es un don gratuito y amoroso de Dios. El bautizo significa sumergirnos en el agua para luego, salir a la vida, participando así de la Resurrección.

Estamos unidos a la Santísima Trinidad, y como nos dice san Pablo en su carta a los Romanos:

«Por el Bautismo estamos unidos a la Vida Nueva, donde ya no hay ningún resquicio de oscuridad. Ya la muerte, el pecado y cualquier tipo de sufrimiento no tienen la última palabra».

¿Cómo vivir siendo testigos de esa Resurrección?

Resurrección de Cristo: ¿cómo celebrarla y dar fe de ella?

Aunque pueda parecer algo obvio, la Resurrección de Cristo es una realidad histórica que transformó la humanidad. Se trata de una revolución cultural.

Actualmente, ya estamos «acostumbrados» y diría yo, «rutinizados» con esa realidad. Pero en el tiempo de Cristo, la Resurrección ha sido un hecho —del que muchos fueron testigos oculares— sin precedentes.

Creo que no llegamos a comprender los alcances del hecho. No es fácil para nosotros, que ya tenemos una historia de más de 2000 años, comprender lo impactante que ha sido eso en la vida de los Apóstoles y la Iglesia, recién naciente.

Por eso, lo primero que debemos hacer es agradecer, contemplar, maravillarnos, adorar. Más que «hacer», se trata de abrir los ojos, abrir el corazón, abrir nuestro espíritu a algo tan fuera de lo común.

En segundo lugar, tener fe. Creer… nada más. Lo hermoso es que Cristo mismo se encarga de que creamos en Él. Lo vemos en distintos pasajes de la Escritura.

Por ejemplo, con los Apóstoles, cuando están reunidos en el Cenáculo. La aparición a los conocidísimos discípulos que se dirigían a Emaús y a Tomás, que recién ve a Jesús ocho días después de la primera aparición a los apóstoles.

¿Cuáles son esos signos de la Resurrección?

En el tiempo de Jesús, podemos apreciar en Juan 20, cómo Magdalena no encuentra a Jesús en el sepulcro, y vuelve corriendo, llamando a Juan y Pedro.

Ambos se van a ver qué pasó. Juan llega primero, pero es Pedro quien entra al sepulcro, seguido de Juan. Cuando Juan ve el Santo Sudario y el sepulcro vacío exclama: «¡Ha resucitado!».

Después, vemos en Juan 21, el relato de la pesca milagrosa. Los discípulos se habían pasado toda la noche bregando, y no habían pescado nada.

Pero se aparece Jesús, quien todavía no había sido reconocido, y les dice que tiren las redes a la derecha, y luego, pescan abundantemente.

El pasaje es hermoso, sucede al amanecer. De la oscuridad a la luz, de la escasez, a la fecundidad de una pesca abundante, de la tristeza de una noche infecunda de trabajo, a la alegría de tantos frutos.

Nosotros actualmente lo vemos en la Creación. Sea el agua del Bautismo, la luz y el fuego de Cristo reflejado en el cirio pascual, el amanecer con el sol de justicia, que es símbolo de Cristo Resucitado.

La misma historia de salvación que no es solamente un hecho histórico, sino la acción de Dios en nuestras vidas, lo que se conoce como la providencia.

Los mismos misterios de Cristo, que conocemos gracias a los Evangelios. Y por supuesto, nuestra propia historia personal, que amerita de nuestra parte, hacer memoria, y tomar consciencia de la acción de Dios en la vida cotidiana.

«Recordar» es volver el corazón —en este caso— a la Salvación de Dios en nuestra vida. Por último, descubrimos los signos de Cristo resucitado, gracias a la oración y los Sacramentos.

El apostolado como termómetro de nuestra fe

Resurrección de Cristo: ¿cómo celebrarla y dar fe de ella?

No quería terminar este artículo sin antes mencionar el llamado que tenemos todos los cristianos a evangelizar. Las últimas palabras de Cristo, antes de su Ascensión a los cielos fueron: «Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación» (Mc 16, 9-15).

Si realmente llevamos a Cristo en nuestros corazones, no podemos dejar de llevar y transmitir a los demás esa alegría y luz que aleja la tristeza e ilumina las oscuridades de nuestras vidas.

No podemos permanecer pasivos, cuando vemos morir al mundo, como un paciente que no tiene la medicina que necesita para salvarse.

¡Te invito a que no tengas miedo, a que la Resurrección de Cristo te llene de gozo! ¡Qué proclames a diestra y siniestra que Jesús está vivo, que ha resucitado! ¡Qué su amor nos trae la verdadera felicidad!

Resurrección de Cristo: ¿cómo celebrarla y dar fe de ella?

La entrada ¿Cómo manifestar la gloria de la Resurrección de Cristo en nuestras vidas? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Cómo manifestar la gloria de la Resurrección de Cristo en nuestras vidas?

¿Qué es el acompañamiento espiritual y cómo debe darse? ¡Todo lo que necesitas saber está aquí!

¿Qué es el acompañamiento espiritual y cómo debe darse? ¡Todo lo que necesitas saber está aquí!

El acompañamiento espiritual personal es la ciencia y el arte de conducir a los cristianos hacia la santidad. Y se realiza por medio de los consejos que un guía u orientador espiritual ofrece a la persona aconsejada. Esta realidad ha estado constantemente presente en la vida de la Iglesia durante toda su historia.

Tiene como objetivo ayudar a que cada uno armonice, según su propia personalidad, libremente, los diversos aspectos de su comportamiento, para alcanzar la unidad de vida en las circunstancias ordinarias.

San Juan de la Cruz ponía un ejemplo gráfico para animar a que las personas siempre cuenten con alguien en su camino espiritual. En sus «Dichos de luz y de amor», remarcaba que:

«El alma a solas, sin maestro que tiene virtud, será como el carbón encendido que está solo. Antes se irá enfriando que encendiendo».

Este medio de santidad ha existido siempre, con diversas modalidades, y ha sido ampliamente aconsejado en la tradición ascética. Tenemos experiencia abundante de los santos (san Jerónimo, san Vicente Ferrer, santa Teresa, san Josemaría…).

Por ejemplo, san Pedro de Alcántara escribió: «Una de las cosas más arduas y dificultosas que hay en esta vida es saber ir a Dios y tratar familiarmente con Él. Y por esto no se puede en este camino andar sin alguna buena guía» .

Un ejemplo contagioso de acompañamiento espiritual

Turín en el siglo XIX fue una ciudad que miraba con ilusión el futuro y con sorpresa lo que pasaba en sus calles. Es llamativa la concentración de hombres de Dios que, por metro cuadrado, se dio en aquella ciudad.

Y, casi todos, con un elemento común que los unía a pesar de sus múltiples diferencias: su orientador espiritual, un sacerdote ejemplar llamado san José Cafasso.

Por eso a su despacho llegaban continuamente obispos, comerciantes, sacerdotes, obreros, militares, y toda clase de personas necesitadas de un buen consejo. Y volvían a su casa con el alma en paz y llena de buenas ideas para santificarse.

Las grandes cualidades que hicieron muy popular a Cafasso fueron su calma y su serenidad. Algo encorvado (desde joven) y pequeño de estatura, pero en el rostro siempre una sonrisa amable.

Su voz sonora y encantadora. De su conversación irradiaba una alegría contagiosa. Todos elogiaban su tranquilidad inmutable.

La gente decía: «Es pequeño de cuerpo, pero gigante de espíritu». A sus dirigidos les repetía: «Nuestro Señor quiere que lo imitemos en su mansedumbre».

Este humilde sacerdote fue quizás el más grande amigo y benefactor de san Juan Bosco, y de muchos seminaristas pobres más, uno de los mejores formadores del siglo XIX.

¿Cómo aprovechar la orientación?

¿Qué es el acompañamiento espiritual?

Dios también se vale de la personalidad del orientador espiritual para ayudar al dirigido: talentos, conocimiento, experiencia, vida de oración. Pero también junto con debilidades, prejuicios, falta de experiencia… todo, todo entra en juego. 

Dejamos algunas ideas para aprovechar mejor este medio:

¿Quién? Lo primero es seleccionar bien con quién hablar, puede ser un sacerdote o un laico. Vale la pena hacer una cuidadosa búsqueda antes de elegir un acompañante espiritual.

Después de todo, se está buscando una persona a la que, en parte, se le confía la salvación y la santificación de la propia alma.

¿Cuándo? También hay que tratar de hacerla periódicamente, al principio puede ser mensual. Luego se pasa cada quince días y algunas personas que tienen una vida interior muy rica llegan a buscarla cada semana. 

¿Cuánto tiempo? A pesar de que las necesidades varían, normalmente una sesión bien preparada no necesita más de veinte minutos o máximo media hora.

Cuando se hace con mucha frecuencia baja el tiempo de cada encuentro. Un consejo: trata de no dejar nunca tu encuentro sin fijar la próxima cita.

¿Disposiciones? darse a conocer con sencillez, sin reservas. Como un enfermo que acude al médico para curarse. Evitar ser complicados, retorcidos, enmarañados.

Ser sencillos y objetivos, contando todo lo que vale la pena contar. Si no quisiéramos que algo se supiera, habría que decirlo corriendo. La sinceridad es la mejor arma contra la tibieza.

¿Propósitos? Es bueno concretar las resoluciones tomadas de las normalmente pocas palabras del consejo dado. Estas resoluciones deben ser llevadas a la oración y acción y luego hablar sobre ellas si es posible, en el próximo encuentro. Hacer propios los consejos. 

¿Dé que hablar? Ciertamente la calidad y cantidad de la oración, lectura espiritual y vida sacramental siempre deberían ser tratadas.

La lucha por vivir como cristiano en el matrimonio y familia, trabajo, amistades y vida social, debe normalmente ser considerada específicamente. Compensa profundizar en los defectos o fallas que impiden hacer progresos más rápidos hacia la santidad. 

¿Y el apostolado? Con el tiempo, los esfuerzos para compartir la fe de un modo natural con aquellos que nos rodean pueden ser también un tópico de discusión.

Estos esfuerzos pueden tener buenos resultados en gracias de Dios, en reconciliaciones, conversiones y vocaciones. 

Como hemos visto, el acompañamiento espiritual es un importante paso para ayudarnos a identificarnos con Cristo para que podamos ayudarnos a construir, a través de nuestra oración y sacrificio, la civilización del amor y la verdad.

En definitiva, es escoger a alguien que te ayudará a llegar al cielo. Esta meditación puede ayudarte a profundizar si quieres saber más sobre este tema. ¡Y estos dos recursos seguro te van a encantar!

— Ebook gratuito: 4 claves para iniciarse en el arte del acompañamiento espiritual

— Curso Online: Acompañamiento Espiritual: claves para sostener al otro desde la psicología, la gracia y la libertad.

¿Qué es el acompañamiento espiritual?

La entrada ¿Qué es el acompañamiento espiritual y cómo debe darse? ¡Todo lo que necesitas saber está aquí! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Qué es el acompañamiento espiritual y cómo debe darse? ¡Todo lo que necesitas saber está aquí!

«Así soy yo y este es mi estilo de seguir a Cristo». ¿Será tiempo de replantear cómo vivo mi fe?

«Así soy yo y este es mi estilo de seguir a Cristo». ¿Será tiempo de replantear cómo vivo mi fe?

Varias veces me he encontrado con católicos que no conocen muchos los recursos que la Iglesia nos recomienda para acercarnos a Dios.

También me he encontrado con cristianos que, a pesar de considerarse parte de la Iglesia Católica, no practican
algunas de las recomendaciones dadas por esta.

¿Qué tan importante puede ser conocer y seguir estas recomendaciones? Si alguna de estas prácticas no me gusta o me cuesta, ¿es porque no es para mí?

A continuación, el Padre Mike nos comenta un poco sobre la diferencia entre tener un estilo en la fe, y conocer las prácticas básicas de la fe.

¿Estilo o práctica imprescindible?

La Iglesia Católica es muy rica en ritos, grupos, santos y oraciones. Es cierto que es un regalo de Dios que puedas identificarte especialmente con un estilo de vida o movimiento de la Iglesia, y encontrarte con tu espiritualidad.

También es cierto que la gran mayoría de las enseñanzas de la Iglesia (por no decir todas) son una llamada para todos los cristianos. En otras palabras, todos estamos llamados a practicar la fe que enseña la Iglesia.

Algo que hay que tener claro es que tener un «estilo» dentro de la fe, no será nunca un motivo para perderte de encontrarte con Jesús por medio de las prácticas que Dios mismo nos ha regalado.

De hecho, y como bien señala el Padre Mike, si algo te quiere «eximir» de alguna de estas prácticas, lo más seguro es que sea cuestión de orgullo.

Por ejemplo, no será nunca un estilo de vivir la fe católica aquel que te enseña que confesarte es innecesario, o que Dios está en todas partes y que por eso no tienes que ir a misa.

Un estilo dentro de la fe católica acoge todas estas formas de acercarse a Jesús (quiere disfrutar de todas), y luego, lleva a cabo alguna en particular de forma especial.

Veamos otro ejemplo, la Madre Teresa de Calcuta vivía realizando todas las prácticas recomendadas por la Iglesia, pero, en especial, esta santa se preocupaba de los más pobres.

El estilo de la Madre Teresa no se basaba en dejar de realizar una práctica por otra. No, su estilo se funda en vivir las prácticas de la Iglesia, y además, responder a un llamado particular de cuidar a los pobres.

He aquí la importancia de tener nociones básicas de las prácticas y enseñanzas de la fe. Es bueno diferenciar cuáles son los sacramentos necesarios para el cristiano y cuáles son las prácticas recomendadas por la Iglesia, aunque no sean obligatorias.

Dominar los conocimientos básicos de la fe te ayudará a vivir más plenamente en la Verdad, que es Jesús.

La Iglesia es madre, y como madre, es sabia

La Iglesia es muy antigua, tiene más de 2000 años ¿Te has preguntado qué ha estado haciendo la Iglesia durante todo este tiempo? Definitivamente no ha estado perdiendo ni un segundo.

Durante estos 2000 años la Iglesia ha guiado a sus hijos, los fieles, para que caminen y vivan con Jesús. Esta es la misión de la Iglesia, llevar a todos los hijos al Padre, y lo hace de muchas maneras.

En ese sentido, la Iglesia recomienda varias prácticas y hábitos a los cristianos, que, por el paso de los siglos, ha podido comprobar que acercan al hombre a Dios.

Entre estas buenas prácticas podemos enumerar: adoraciones eucarísticas, lectio divina (te recomiendo este curso), ayudar a los más necesitados, meditación personal, rezar el rosario, entre muchas otras.

Sea porque se trate de prácticas realizadas desde siempre por los primeros cristianos, o porque Dios nos las ha regalado por medio de un santo, la Iglesia propone a sus hijos todas estas formas que Dios ha dispuesto para que nos acerquemos a Él y vivamos en su gracia.

Muchos santos nos invitan a abrazar estas prácticas con fervor

«Con el rosario se puede alcanzar todo. Según una graciosa comparación, es una larga cadena que une el Cielo y la tierra, uno de cuyos extremos está en nuestras manos y el otro en las de la Santísima Virgen» —Santa Teresita del Niño Jesús.

«No podemos asegurar mejor nuestra felicidad que viviendo y muriendo en el servicio de los pobres» —San Vicente de Paúl.

«La oración es la mejor arma que tenemos, es la llave que abre el corazón de Dios» —San Pío de Pietrelcina.

«La Eucaristía es mi autopista para ir al cielo» —Beato Carlo Acutis.

Confiemos un poco más en lo que nuestra madre la Iglesia nos propone para que sigamos más de cerca a Jesús.

Confiemos también un poco más en Jesús, quien instituyó la Iglesia en la tierra para que no caminemos solos por la vida, sino que tengamos una comunidad que nos acompañe en nuestra misión.

No es cuestión de hacerlo todo ya…

Tal vez después de haber leído los párrafos anteriores te has agobiado un poquito pensando en cuántas cosas no has hecho y deberías hacer.

No te preocupes, la idea tampoco es que te hagas una lista de todas las prácticas religiosas existentes y que te pases el día rezando. No se trata de eso.

La idea es que conozcas que existen muchas, muchas, formas de acercarse a Jesús y que estás llamado a
beneficiarte de todas.

Habrá épocas en que encontrarás más momentos para rezar el rosario, y otras donde tendrás más facilidad para asistir a adoraciones eucarísticas.

Lo ideal es que ninguna de estas prácticas sea desconocida para ti. Estos momentos de encuentro con Jesús, o con su Santa Madre, son siempre, siempre, un don suyo.

Intenta no acercarte a estas buenas prácticas religiosas como si fuera un «checklist» del que tienes que ir tachando actividades después de realizarlas.

Recuerda, todos estos recursos son regalos de un Dios que se muere por estar contigo. Dios, en su
inmensa creatividad, ha previsto todas estas formas de entrar en intimidad contigo, para que su relación sea cada vez más rica y fecunda.

Lo más seguro es que prefieras algunas prácticas religiosas sobre otras y esto es lo más normal del mundo. Esto solo quiere decir que tú, como todos, tienes tus propios gustos y limitaciones.

En todo caso, Dios en su amorosa creatividad ha querido proponer todas estas prácticas para que puedas encontrarte con Él. Es como dos enamorados, sus citas son siempre distintas.

Dios que te ama de tantas formas inimaginables, quiere encontrarse contigo en distintos niveles y por medio de espacios y circunstancias diversas.

Te invito a que te animes a vivir cada una de ellas, y que no dejes pasar una sola oportunidad de estar a solas con Jesús.

¿Existen distintos estilos de fe, de seguir a Cristo?

La entrada «Así soy yo y este es mi estilo de seguir a Cristo». ¿Será tiempo de replantear cómo vivo mi fe? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Así soy yo y este es mi estilo de seguir a Cristo». ¿Será tiempo de replantear cómo vivo mi fe?

«El poder que tienen los gestos». ¡Hay tantas maneras de decir te amo!

«El poder que tienen los gestos». ¡Hay tantas maneras de decir te amo!

¿Quién no ha tenido momentos en los que no nos alcanzan las ganas ni el alma siquiera para conversar acerca de nuestras tristezas/problemas/frustraciones?

Momentos en que necesitamos todo el soporte posible. Sin embargo, por múltiples y variadas razones, nos aislamos. Más aún, con nuestra actitud hacemos que los demás se alejen.

Nos mostramos poco amables o reacios a interactuar con ellos… ¿Es un comportamiento que se nos hace familiar? Tal vez (ojalá) no lo veamos tanto en nosotros, pero sí quizás lo veamos en otras personas, en nuestra familia, amigos o colegas.

En esta oportunidad, Ads of Brands nos trae una publicidad de una marca italiana de pastas. En ella, se explora cómo, sin pronunciar palabras, pero prestando atención a los demás y con gestos de amor, se pueden traer abajo muros infranqueables, derribar murallas, tender puentes y al fin llegar al otro.

A ese otro que —ante los ojos poco entrenados— podría parecer hostil, pero que, si lo vemos con ojos de amor, nos daremos cuenta de que es su tristeza la que lo hace emocionalmente poco accesible.

A continuación, discutiremos algunos puntos al respecto que nos pueden servir en nuestra vida, salud mental y apostolado:

1. Atención y Paciencia

Sin temor a equivocarnos, podemos decir que toda relación comienza con la atención, con el tiempo que se invierte y dedica a la otra persona.

Notemos cómo, en la publicidad, todo empieza con la observación que se tiene frente al comportamiento de los demás. Esto será posible solamente si dejamos de vivir en el «yo», ensimismados por nuestra propia realidad y rutina.

Nuestro Papa Francisco lo describe así:

«A veces solo vivimos una comunicación virtual entre nosotros. En cambio, deberíamos descubrir una nueva cercanía. Una relación concreta hecha de cuidados y paciencia.

Muy a menudo, las familias, en casa, comen juntas en un gran silencio, pero no es para escucharse mejor unos a otros, sino más bien porque los padres ven la televisión mientras comen, y sus hijos están concentrados en sus teléfonos móviles.

Parecen unos monjes aislados unos de otros. Así no hay comunicación».

El otro ingrediente infaltable en nuestras relaciones es la paciencia. Para ser pacientes, debemos ser lo suficientemente misericordiosos y empáticos para no darnos por ofendidos o tomar alguna mala actitud como algo personal:

«Generalmente, el que hiere es porque herido está» (Autor desconocido). Así, la paciencia nos protege de la victoria de nuestro propio ego o de nuestra sed de sentirnos víctimas.

Nos invita a salir nuevamente del «yo» y a ver las cosas desde la perspectiva de la otra persona. Un pensamiento que siempre me ayuda es uno que vi en esta infografía de nuestro equipo que dice:

«Cuando te sientas tentado a perder la paciencia con alguien, recuerda cuán paciente ha sido Dios contigo».

2. Los gestos de amor cambian la historia

Prestando atención y siendo pacientes, estaremos listos para dar ese gran paso y llegar a los demás, sobre todo en las circunstancias de convivencia actual.

Ante el desafío que representa vivir esta pandemia en continuo confinamiento, llenándonos de noticias negativas y tal vez dejándonos abatir por ellas, nuestro papa Francisco nos brinda una perspectiva de eternidad:

«En estos días difíciles, podemos volver a descubrir aquellos pequeños gestos concretos de proximidad hacia las personas más cercanas a nosotros.

Una caricia a nuestros abuelos, un beso a nuestros hijos, a las personas que amamos. Son gestos importantes, decisivos. Si sabemos vivir así, estos días no se desperdiciarán.

Escucharnos es importante porque entendemos los problemas de cada uno, sus necesidades, esfuerzos, deseos.

Hay un lenguaje hecho de gestos concretos que debe ser salvaguardado. En mi opinión, el dolor de estos días debe abrirnos a lo concreto. El consuelo debe ser ahora el compromiso de todos».

3. Testigos de la fe

Teniendo estos gestos de apertura y amor hacia nuestro prójimo, estaremos dándole a nuestra fe una nueva dimensión y la haremos vida. Nuevamente, el papa nos interpela:

«Pero, ¿cómo se convierte uno en testigo? Imitando a Jesús, tomando luz de Jesús. Este es el camino para todo cristiano: imitar a Jesús, tomar la luz de Jesús. Jesús había venido para servir y no para ser servido (Mc 10, 45), y él vive para servir […] y viene para servir.

Sin embargo, podría surgir una pregunta: ¿hacen falta realmente estos testimonios de bondad cuando en el mundo se propaga la maldad? ¿Para qué sirve rezar y perdonar?

¿Solo para dar un buen ejemplo? ¿Para qué sirve esto? No, es mucho más. Lo descubrimos por un detalle. Entre aquellos por los que Esteban rezaba y a los que perdonaban había, dice el texto:

«Un joven, llamado Saulo» (v. 58), que «aprobaba su muerte» (8,1). Poco después, por la gracia de Dios, Saulo se convierte, recibe la luz de Jesús, la acepta, se convierte y deviene Pablo, el más grande misionero de la historia.

Pablo nace precisamente por la gracia de Dios, pero a través del perdón de Esteban, a través del testimonio de Esteban. Esta es la semilla de su conversión».

Finalmente, recordemos que nuestra existencia y todo lo que hagamos tiene repercusión en la eternidad. Ese es nuestro gran superpoder y es también una razón para vivir siempre con esperanza, por más desvalidos que podamos sentirnos a veces:

«Los gestos de amor cambian la historia: incluso los pequeños, ocultos, cotidianos. Porque Dios guía la historia a través del humilde valor de quien reza, ama y perdona.

Muchos santos ocultos, los santos de la puerta de al lado, testigos ocultos de vida, cambian la historia con pequeños gestos de amor» (Papa Francisco).

Gestos de amor: así es como también puedes decir te amo

La entrada «El poder que tienen los gestos». ¡Hay tantas maneras de decir te amo! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «El poder que tienen los gestos». ¡Hay tantas maneras de decir te amo!

¿Estás listo para ser parte del mejor Programa de Evangelización Digital? ¡Inscríbete aquí!

¿Estás listo para ser parte del mejor Programa de Evangelización Digital? ¡Inscríbete aquí!

¡Programa de Evangelización Digital 2021 ya está aquí! Por segundo año consecutivo, y con el favor de Dios, lanzamos nuevamente el Programa Certificado de Evangelización Digital.

Con mucha alegría y gratitud podemos decir que, hasta el momento, es el programa más completo que existe sobre este tema en español.

No pierdas la oportunidad de inscribirte y certificarte en un programa único que confiamos ayudará en tu apostolado digital de una manera potente.

¡Vamos por la segunda edición del programa!

Son más de 50 horas de formación en video donde todo el equipo de Catholic-Link te enseñará en nueve módulos todo sobre emprendimiento digital, contenido y creatividad.

Edición, páginas web, redes sociales, SEO, email marketing y todo lo que necesitas para capacitarte digitalmente y potenciar un proyecto de evangelización o la presencia digital de una parroquia o movimiento.

Además contamos con 16 entrevistados de lujo como Mons. Munilla, P. Daniel Pajuelo, Rorro Echavez, Juan Manuel Cotelo, Jesús Colina, Athenas Venica y muchos muchos más.

Apúntate al mejor Programa de Evangelización Digital

Ya no hay excusas para no tomar las redes y lanzarnos a evangelizar el mundo digital. Más de 1000 alumnos han evaluado el Programa con un 9,5 sobre 10 y nos comentan que potenció enormemente sus apostolados, ¡y eso es lo que buscamos!

No necesitas requisitos previos más que las ganas y el llamado a evangelizar en el mundo digital.

El programa dura aproximadamente cinco meses si le dedicas 20 minutos al día, pero lo tendrás a tu disposición por un año entero.

Las inscripciones están abiertas hasta el sábado 1ro de mayo y no re abrirá hasta el próximo año. ¡Así que corre a inscribirte!

Puedes encontrar las instrucciones para inscribirte en el siguiente link: Quiero hacer el programa de Evangelización Digital

No dejes pasar esta oportunidad y por favor comparte con todos la noticia. ¡Evangelicemos juntos!

La entrada ¿Estás listo para ser parte del mejor Programa de Evangelización Digital? ¡Inscríbete aquí! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Estás listo para ser parte del mejor Programa de Evangelización Digital? ¡Inscríbete aquí!

¡Un video espectacular para entender que todos sumamos en el plan de Dios!

¡Un video espectacular para entender que todos sumamos en el plan de Dios!

Tengo la sensación de que, en general, somos muy tozudos. Tozudos, que no tenaces, tozudos en lo que se refiere a nuestra flexibilidad para obrar distinto o para considerar otras formas de actuar.

Hemos aprendido a hacer las cosas a nuestra manera, y lo que perturbe nuestra forma de obrar es, muchas veces, un atentado contra nuestra esencia.

Recuerdo una experiencia de misión en la que estuve colaborando con los jóvenes de una parroquia en Centroamérica. La lluvia en aquella época embarraba las calles con frecuencia y dificultaba el ritmo habitual de la población.

Una tarde, teníamos programada una reunión juvenil de sector, y llovía. Pero yo estaba dispuesta a asistir, la lluvia nunca había sido una dificultad en mi vida diaria.

La gente del lugar me recomendó suspenderla, indicando que muchos jóvenes no asistirían por las dificultades derivadas. No me importó, mantuve la reunión, me prestaron un paraguas y salí de la casa donde me alojaba dispuesta a superar cualquier adversidad.

El camino no fue fácil

Como imaginareis, el camino no fue fácil: el barro me alcanzaba las rodillas, tardé más de lo previsto, y cuando llegué… allí no había nadie.

Me senté en un banco de la casa donde habíamos quedado, y lloré un poquito. Me dio mucha rabia que aquellos jovencitos no me tuvieran en consideración.

Pasó el padre Gildo frente a la casa, y se sentó a mi lado. Me desahogué con él: le expliqué que en mi país la lluvia no es un problema, que solo hay que ser previsor y que no se podía parar el mundo cada vez que cayeran cuatro gotas.

Él, cogió mi paraguas y mirándome con una sonrisa me dijo:

«El corazón, como los paraguas, solo es útil si se abre»

Eso todavía me sentó peor, ¿así que la culpa era mía? Tardé algunas semanas en entender mi tozudez. Dejarse llevar, dejarse mecer… ¡Nos cuesta tanto!

También nos pasa con las personas. Sobre todo cuando ejercemos alguna responsabilidad y coordinamos un grupo. Muchas veces tenemos clarísimo cómo proceder, y entonces viene alguien y nos propone algo distinto.

Y nos cuesta mucho ceder o dar una oportunidad a las ideas nuevas. Quizás tú te hayas sentido en el lugar opuesto: llegas nuevo a un grupo, pero nadie confía en ti.

O por el contrario, llevas mucho tiempo trabajando voluntariamente en algo, cambian al responsable y ya no cuentas para él o ella porque ha decidido crear un equipo nuevo, a su medida.

Recordemos que solo hay un plan

La grandeza del mensaje evangélico reside justamente en que solo hay un plan: el de Dios, y su plan es para todos.

No es un plan para los que toman mejores decisiones, para los que coordinan mejor, para los que aciertan siempre… es un plan para los que deciden sumar.

¿Y qué es sumar? Sumar es entender que no es tan importante hacerlo siempre bien cómo hacerlo entre todos.

La pregunta no es qué vamos a hacer o qué plan tenemos, sino ¿cómo haremos para que todos sumen? Y créanme que, cuando entendí esto, mi experiencia misionera empezó de nuevo, empezó de verdad.

No puedo más que agradecer tantas lecciones que recibí integrando, sumando, escuchando… abriendo el corazón. El paraguas prestado me hizo mejor.

En esta línea va el video que les comparto. Se trata de la campaña CoorDown para la contratación de personas con Síndrome de Down.

Verlo te hará entender mejor de lo que hablo, ¡te lo aseguro!

Abre tu paraguas

Ver el vídeo me hizo recordar la de cosas que nos perdemos cuando descartamos a alguien. A veces, no somos conscientes de haber descartado.

Pero pregúntate con quién ya no cuentas: ¿tus padres?, ¿aquel amigo que hizo algo que te disgustó?, ¿aquel compañero de trabajo que no estuvo a la altura?

¿Aquella compañera que últimamente no viene mucho a las reuniones?, ¿aquel joven que no dice más que disparates?

Haz que cada uno de ellos cuente, que cada uno de ellos sume de nuevo, y házselo saber: déjate llevar, flexibiliza tus planes y descubrirás cómo estos se enriquecen cuando todos suman.

Cada vez que llueve, pienso en el padre Gildo y en aquel paraguas prestado. Mientras escribo estas líneas está lloviendo y el día ha despertado gris.

Tenía planes, como salir a correr, pero los pospondré. Llevo un rato pensando en cómo adaptarme a la nueva situación y me vienen a la cabeza ideas maravillosas.

Quizás, finalmente, no es tan mala idea que hoy me quede en casa. Quizás si hoy me dejo llevar un poco el día gris se llene de color.

Artículo elaborado por Blanca Serres.

¿Cómo acoger al que es diferente? ¡Un video genial!

La entrada ¡Un video espectacular para entender que todos sumamos en el plan de Dios! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¡Un video espectacular para entender que todos sumamos en el plan de Dios!

Programa certificado Evangelización Digital (segunda edición)

Programa certificado Evangelización Digital (segunda edición)

Imagina esto… Diseñar un proyecto de Evangelización Digital que ayude a miles de personas a crecer en su fe y a enamorarse más de Dios.

Alimentar espiritualmente a una comunidad de personas que se encuentran y comparten su fe gracias al servicio que ofreces.

Profesionalizar tu pasión por la evangelización digital hasta construir un proyecto sólido y auto-sostenible… ¡nosotros hemos pasado por eso y queremos ayudarte a lograr tu sueño!

La entrada Programa certificado Evangelización Digital (segunda edición) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Programa certificado Evangelización Digital (segunda edición)

¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos a pacientes con COVID-19?

¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos a pacientes con COVID-19?

En otras ocasiones hemos comentado sobre lo que significan los cuidados paliativos y hemos aclarado algunos conceptos.

Sin embargo, me pareció que justo en este tiempo podríamos volver la mirada a la perspectiva que nos ofrece esta aproximación a la salud y a la enfermedad ya que estamos en pandemia.

Los cuidados paliativos pueden dar mucha luz especialmente en relación con el sufrimiento derivado por el COVID-19.

Este video que te compartimos, producido por «Care Channel», una organización que promueve recursos educativos para familiares y cuidadores de personas con enfermedades crónicas, me pareció muy oportuno.

Explica de manera sencilla la naturaleza y los objetivos de la medicina paliativa.

Quiero acentuar algunos aspectos pertinentes para el momento presente:

Los cuidados paliativos hacen más llevadero el camino

Generalmente cuando las personas escuchan sobre los cuidados paliativos, suelen asociarlos a que es una medicina de los últimos momentos. Usada cuando el enfermo ya se va a morir, o en otros términos, cuando ya todo parece estar perdido.

Y si bien quienes ejercemos la medicina paliativa no pocas veces atendemos a pacientes en la fase final de la vida, no solo se trata de ello, va más allá.

Es importante reconocer que el objetivo es proveer una atención que alivie los sufrimientos bio, psico y espirituales derivados de enfermedades en etapas muy avanzadas y en las cuales pensar en una curación definitiva ya no es posible.

Sin embargo, no quiere decir que «ya no haya nada por hacer». Siempre habrá algo que ofrecer, si bien el resultado que se pretenderá no será la curación o erradicar totalmente la enfermedad, si se busca brindar un acompañamiento que haga más llevadero el camino.

¿Cómo? Mitigando los dolores del cuerpo, pero también los del alma y ayudando a que las personas vivan de manera digna el tiempo de vida que tengan.

¿Y entonces cómo ayudan a las personas contagiadas de coronavirus?

Ciertamente en los últimos meses ha habido muchas personas que a pesar de no tener previamente enfermedades de estas características, han necesitado este tipo de cuidados al sufrir los efectos del coronavirus.

Es muy valioso el aporte de llevar medidas paliativas a estos pacientes, que pueden no solo sentir las dolencias físicas sino las angustias por el porvenir.

El peso del aislamiento o la soledad física e interior, entre otras dificultades, y a las cuales se les puede de esta manera aliviar muchas de sus cargas.

De la misma manera a sus familiares que viven la incertidumbre, la falta de poder estar cerca, al pie de la cama de su ser querido, dándoles alivio y consuelo.

A pesar del sufrimiento, no todo está perdido

Uno de los pilares fundamentales de los cuidados paliativos es ofrecer alivio integral en medio del sufrimiento. De hecho, la palabra «paliativo» significa mitigar, atenuar, disminuir las dolencias.

Y ciertamente hay muchas causas de sufrimiento que pueden aliviarse casi completamente. Pero hay otras que no son tan fáciles de aliviar y es utópico pensar que podemos acabar con todos los males.

Tampoco se trata de ello, pero si es verdad que sí pueden hacerse más ligeros y especialmente ayudar a mantener en medio de lo confuso, lo incierto y de tanta oscuridad, la esperanza.

Rescatar el sentido y el propósito de vida, que viene de reconocer que el valor y la dignidad  no se pierden incluso cuando las circunstancias hicieran creer lo contrario.

Muchos pacientes y familiares pueden sentir que ya no vale la pena vivir en condiciones tan frágiles y difíciles. Es probable que muchos esperen morir rápidamente para no sentir el peso de su situación de manera tan prolongada.

Pero es evidente  —y es lo que hace que valga la pena la apuesta por la medicina paliativa— que es posible que estas personas encuentren sentido y la luz de la esperanza, cuando incluso la vida se va apagando.

Parece una locura, pero en realidad los cuidados paliativos ayudan

Pudiera parecer una locura y algo contradictorio esto que estoy diciendo, cuando estamos tan acostumbrados a ver el dolor, el sufrimiento y los problemas como algo que hay que esquivar o evitar.

Y no es que debamos tener una actitud de disfrute del sufrimiento o de no ver su connotación de dificultad, pero sí es claro que es una ocasión que nos puede ayudar a crecer y a encontrar respuestas para nuestra vida.

En nuestra vulnerabilidad podemos también percibir que nuestras existencias son valiosas, dignas. Porque hay Alguien —Dios— que nos da la mano, que nos ama, que no nos deja solos.

Hay un plus que ofrecen los cuidados paliativos que no todos saben. No se trata solo de dar medicamentos para que no duela el cuerpo, es ofrecer una medicina para el alma y el espíritu, para que el sufrir no sea tan estéril y pesado.

Paliativos para aliviar el cuerpo y el alma

Después de un poco más de un año de estar viviendo la pandemia, he pensado que una de las realidades más fuertes que nos ha demostrado esta circunstancia es que nos ha puesto de cara ante el sufrimiento y nos ha permitido palparlo como quizá antes no lo habíamos hecho.

El dolor está por doquier. Todos de alguna manera lo hemos experimentado, no solo por los efectos de la infección y la enfermedad en nosotros o en seres queridos.

También por las privaciones, la incertidumbre, los cambios en nuestros esquemas, rutinas y planes. Quizá también por pérdidas materiales y/o espirituales, entre otras.

En medio de esta situación es probable que nos hayamos hecho muchas preguntas ¿Por qué?, ¿para qué?, ¿qué sentido tiene todo esto?, ¿habrá solución?

¿Qué más podemos esperar?, ¿cómo he asumido o asumiré lo que tenga que vivir, siendo yo el afectado o mi familia, amigos?

Quizá también nos hemos cuestionado mucho sobre el sentido de la enfermedad y la muerte. Sobre cómo asumir las realidades de pérdida y duelo, entre otras cuestiones.

¿Cómo asumir el sufrimiento?

Son cientos los interrogantes que tienen su raíz en el sufrimiento humano. Y quizá esperamos que todo se acabe y nunca más pasemos por estas dificultades.

Pero algo que podemos aprender de todo esto, es que por un lado no se trata de buscar nunca sufrir, sino de saber cómo asumirlo.

Cómo esperar que sea más llevadero y buscar hacerlo más llevadero a otros. Es una de las aproximaciones que podemos aprender desde los cuidados paliativos.

Entender que el objetivo no siempre es erradicar todos los problemas, pues muchos de ellos nos sobrepasan y no están en nuestras manos.

Entender además que no se trata de limitarnos a encontrar alivio de las cuestiones materiales y físicas, sino de trascender en nuestra mirada hacia realidades más profundas.

Lo que toca al alma y el espíritu, que si bien pareciera imposible de entender, de encontrarle un sentido, hay quien nos puede ayudar a asumir este peso.

Creo que aprenderíamos bien la lección si lográramos servir al otro, ayudarlo. Como los cirineos que alivian las cargas al ayudar a llevar la Cruz.

¿Acaso no es lo que Jesús hace con nosotros? Solo este amor sacrificado, bálsamo ante el sufrimiento de los otros, será lo que nos hará mejores, más unidos, más solidarios y más hermanos.

Cuidados paliativos: ¿cómo ayudan a personas con covid?

La entrada ¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos a pacientes con COVID-19? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos a pacientes con COVID-19?

¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos en tiempos de COVID-19?

¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos en tiempos de COVID-19?

En otras ocasiones hemos comentado sobre lo que significan los cuidados paliativos y hemos aclarado algunos conceptos.

Sin embargo, me pareció que justo en este tiempo podríamos volver la mirada a la perspectiva que nos ofrece esta aproximación a la salud y a la enfermedad ya que estamos en pandemia.

Los cuidados paliativos pueden dar mucha luz especialmente en relación con el sufrimiento derivado por el COVID-19.

Este video que te compartimos, producido por «Care Channel», una organización que promueve recursos educativos para familiares y cuidadores de personas con enfermedades crónicas, me pareció muy oportuno.

Explica de manera sencilla la naturaleza y los objetivos de la medicina paliativa.

Quiero acentuar algunos aspectos pertinentes para el momento presente:

Los cuidados paliativos hacen más llevadero el camino

Generalmente cuando las personas escuchan sobre los cuidados paliativos, suelen asociarlos a que es una medicina de los últimos momentos. Usada cuando el enfermo ya se va a morir, o en otros términos, cuando ya todo parece estar perdido.

Y si bien quienes ejercemos la medicina paliativa no pocas veces atendemos a pacientes en la fase final de la vida, no solo se trata de ello, va más allá.

Es importante reconocer que el objetivo es proveer una atención que alivie los sufrimientos bio, psico y espirituales derivados de enfermedades en etapas muy avanzadas y en las cuales pensar en una curación definitiva ya no es posible.

Sin embargo, no quiere decir que «ya no haya nada por hacer». Siempre habrá algo que ofrecer, si bien el resultado que se pretenderá no será la curación o erradicar totalmente la enfermedad, si se busca brindar un acompañamiento que haga más llevadero el camino.

¿Cómo? Mitigando los dolores del cuerpo, pero también los del alma y ayudando a que las personas vivan de manera digna el tiempo de vida que tengan.

¿Y entonces cómo ayudan a las personas contagiadas de coronavirus?

Ciertamente en los últimos meses ha habido muchas personas que a pesar de no tener previamente enfermedades de estas características, han necesitado este tipo de cuidados al sufrir los efectos del coronavirus.

Es muy valioso el aporte de llevar medidas paliativas a estos pacientes, que pueden no solo sentir las dolencias físicas sino las angustias por el porvenir.

El peso del aislamiento o la soledad física e interior, entre otras dificultades, y a las cuales se les puede de esta manera aliviar muchas de sus cargas.

De la misma manera a sus familiares que viven la incertidumbre, la falta de poder estar cerca, al pie de la cama de su ser querido, dándoles alivio y consuelo.

A pesar del sufrimiento, no todo está perdido

Uno de los pilares fundamentales de los cuidados paliativos es ofrecer alivio integral en medio del sufrimiento. De hecho, la palabra «paliativo» significa mitigar, atenuar, disminuir las dolencias.

Y ciertamente hay muchas causas de sufrimiento que pueden aliviarse casi completamente. Pero hay otras que no son tan fáciles de aliviar y es utópico pensar que podemos acabar con todos los males.

Tampoco se trata de ello, pero si es verdad que sí pueden hacerse más ligeros y especialmente ayudar a mantener en medio de lo confuso, lo incierto y de tanta oscuridad, la esperanza.

Rescatar el sentido y el propósito de vida, que viene de reconocer que el valor y la dignidad  no se pierden incluso cuando las circunstancias hicieran creer lo contrario.

Muchos pacientes y familiares pueden sentir que ya no vale la pena vivir en condiciones tan frágiles y difíciles. Es probable que muchos esperen morir rápidamente para no sentir el peso de su situación de manera tan prolongada.

Pero es evidente  —y es lo que hace que valga la pena la apuesta por la medicina paliativa— que es posible que estas personas encuentren sentido y la luz de la esperanza, cuando incluso la vida se va apagando.

Parece una locura, pero en realidad los cuidados paliativos ayudan

Pudiera parecer una locura y algo contradictorio esto que estoy diciendo, cuando estamos tan acostumbrados a ver el dolor, el sufrimiento y los problemas como algo que hay que esquivar o evitar.

Y no es que debamos tener una actitud de disfrute del sufrimiento o de no ver su connotación de dificultad, pero sí es claro que es una ocasión que nos puede ayudar a crecer y a encontrar respuestas para nuestra vida.

En nuestra vulnerabilidad podemos también percibir que nuestras existencias son valiosas, dignas. Porque hay Alguien —Dios— que nos da la mano, que nos ama, que no nos deja solos.

Hay un plus que ofrecen los cuidados paliativos que no todos saben. No se trata solo de dar medicamentos para que no duela el cuerpo, es ofrecer una medicina para el alma y el espíritu, para que el sufrir no sea tan estéril y pesado.

Paliativos para aliviar el cuerpo y el alma

Después de un poco más de un año de estar viviendo la pandemia, he pensado que una de las realidades más fuertes que nos ha demostrado esta circunstancia es que nos ha puesto de cara ante el sufrimiento y nos ha permitido palparlo como quizá antes no lo habíamos hecho.

El dolor está por doquier. Todos de alguna manera lo hemos experimentado, no solo por los efectos de la infección y la enfermedad en nosotros o en seres queridos.

También por las privaciones, la incertidumbre, los cambios en nuestros esquemas, rutinas y planes. Quizá también por pérdidas materiales y/o espirituales, entre otras.

En medio de esta situación es probable que nos hayamos hecho muchas preguntas ¿Por qué?, ¿para qué?, ¿qué sentido tiene todo esto?, ¿habrá solución?

¿Qué más podemos esperar?, ¿cómo he asumido o asumiré lo que tenga que vivir, siendo yo el afectado o mi familia, amigos?

Quizá también nos hemos cuestionado mucho sobre el sentido de la enfermedad y la muerte. Sobre cómo asumir las realidades de pérdida y duelo, entre otras cuestiones.

¿Cómo asumir el sufrimiento?

Son cientos los interrogantes que tienen su raíz en el sufrimiento humano. Y quizá esperamos que todo se acabe y nunca más pasemos por estas dificultades.

Pero algo que podemos aprender de todo esto, es que por un lado no se trata de buscar nunca sufrir, sino de saber cómo asumirlo.

Cómo esperar que sea más llevadero y buscar hacerlo más llevadero a otros. Es una de las aproximaciones que podemos aprender desde los cuidados paliativos.

Entender que el objetivo no siempre es erradicar todos los problemas, pues muchos de ellos nos sobrepasan y no están en nuestras manos.

Entender además que no se trata de limitarnos a encontrar alivio de las cuestiones materiales y físicas, sino de trascender en nuestra mirada hacia realidades más profundas.

Lo que toca al alma y el espíritu, que si bien pareciera imposible de entender, de encontrarle un sentido, hay quien nos puede ayudar a asumir este peso.

Creo que aprenderíamos bien la lección si lográramos servir al otro, ayudarlo. Como los cirineos que alivian las cargas al ayudar a llevar la Cruz.

¿Acaso no es lo que Jesús hace con nosotros? Solo este amor sacrificado, bálsamo ante el sufrimiento de los otros, será lo que nos hará mejores, más unidos, más solidarios y más hermanos.

Cuidados paliativos: ¿cómo ayudan a personas con covid?

La entrada ¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos en tiempos de COVID-19? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Cómo pueden ayudar los cuidados paliativos en tiempos de COVID-19?

¿Por qué dejamos que un cromosoma nos separe? Un video conmovedor para decirle adiós a los prejuicios

¿Por qué dejamos que un cromosoma nos separe? Un video conmovedor para decirle adiós a los prejuicios

¿Alguna vez has dejado de conocer a alguien por prejuicios o ideas preconcebidas hacia esa persona?

Quizás has pensado «no tenemos nada en común», «somos de distintas religiones», «nos llevamos mucha diferencia de edad», «somos de otra nacionalidad», «nuestras ideologías nos separan», «no tenemos la misma realidad social» y cuántos otros ejemplos se podrían mencionar.

La siguiente es una emotiva campaña de sensibilización llamada «Que nada nos separe» realizada por Down España. Te advierto que será inevitable que derrames unas cuantas lágrimas luego de verlo. 

El lema de la campaña «Si tenemos tantas cosas en común, ¿por qué dejamos que un cromosoma nos separe?», pretende sensibilizarnos y cuestionarnos sobre el problema de la falta de oportunidades de socialización y amistades que enfrentan las personas con Síndrome de Down.

En especial cuando son adolescentes y adultos, provocando en muchas ocasiones soledad, aislamiento, frustración y depresión.

Qué importante es no dejarnos llevar únicamente por lo que pensamos

La palabra prejuicio proviene del latín praeiudicium «juicio previo», «decisión prematura». Según la Real Academia Española (RAE) significa la acción y efecto de prejuzgar. Opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal. 

Me ha pasado, y es probable que a muchos de ustedes también, que he dejado de acercarme a alguien por ideas erróneas y creencias previas.

Ya sea por cosas que había escuchado o leído, por estereotipos formados por la sociedad, por dejarme llevar por las apariencias e impresiones, sacando falsas conclusiones y quedándome con una imagen muy reducida.

Ejemplos en los que aparecen los prejuicios hay miles y son parte de la vida cotidiana. ¿Has pensado en qué momentos has tenido más prejuicios?

En otras ocasiones también he decidido dejar de lado «esas ideas» que tenía hacia alguien y me he dado la oportunidad de conocer a esa persona y resulta que ¡no tenía nada que ver con la imagen que me había hecho!

Todo lo contrario, me estaba perdiendo de una gran amistad por los pensamientos que me había formado antes de tiempo. ¿Te ha pasado?

En ese sentido, es importante que cuestionemos si las ideas que tenemos hacia alguien son realmente objetivas.

Si tienen sentido o vienen de nuestros propios pensamientos irracionales, inseguridades o impresiones subjetivas. Para ello, debemos contrastar lo que pensamos con la realidad. 

Y si en lugar de fijarnos en las diferencias… ¿nos fijamos en las cosas que tenemos en común?

Más allá de nuestras diferencias son muchas las cosas que nos unen porque todos hemos sido creados con un mismo sello: todos somos humanos.

Tenemos anhelos, sueños, alegrías, éxitos, fracasos, miedos, inseguridades, sentimientos… Todos tenemos una misma dignidad y sentimos la necesidad de amar y ser amados.

Todos queremos tener amigos. Y sobretodo: todos queremos ser felices y nos necesitamos.

¿Te has puesto a pensar que cuando centramos la mirada en las diferencias (desde un ángulo negativo) aparecen las guerras, conflictos, divisiones? Haciéndonos finalmente daño a nosotros mismos. 

Son numerosas las ocasiones en las que nos centramos en nuestras ideas y pensamientos y no nos abrimos en escuchar al otro.

En ponernos en su lugar y sobretodo en entender que «ese otro» es también una persona como yo: también se equivoca, no es perfecto, tiene sentimientos, quiere sentirse querido y tiene necesidad de perdón.

Cuando conocemos a otros también nos conocemos más a nosotros mismos 

El mundo de las diferencias, lejos de dividirnos, debería más bien unirnos y complementarnos. Gracias a que todos somos únicos e irrepetibles es que tenemos cosas para dar desde quiénes somos, nuestros talentos y dones.

Cada persona que se cruza en nuestro camino saca cosas distintas de nosotros y es en la medida que conozco a otros, que me voy conociendo más a mí mismo. 

Qué importante es acercarnos al otro y dejarnos sorprender por su presencia. Por el misterio de lo que implica cada vida humana.

En los Evangelios no mencionan si Jesús era bajo, alto, gordo, flaco, de ojos pardos, azules, etc, sino más bien se centran en su mirada y cómo era capaz de ir a lo esencial de cada persona, sin prejuicios ni valoraciones. «Jesús lo miró con amor y le dijo…» (Mateo, 10:21).

¡Bienvenida la diferencia y adiós a los prejuicios! Lejos de hacernos daño, nos enriquece si entendemos que todos valemos lo mismo y brillamos de manera diferente. 

Prejuicios: ¿cómo superarlos con el que es diferente?

La entrada ¿Por qué dejamos que un cromosoma nos separe? Un video conmovedor para decirle adiós a los prejuicios se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Por qué dejamos que un cromosoma nos separe? Un video conmovedor para decirle adiós a los prejuicios

«Yo soy el Buen Pastor, el que da la vida por sus ovejas» (comentario al Evangelio)

«Yo soy el Buen Pastor, el que da la vida por sus ovejas» (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio según San Juan 10,11-18:

«En aquel tiempo, Jesús habló así: «Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. Pero el asalariado, que no es pastor, a quien no pertenecen las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye, y el lobo hace presa en ellas y las dispersa, porque es asalariado y no le importan nada las ovejas.

Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas y las mías me conocen a mí, como me conoce el Padre y yo conozco a mi Padre y doy mi vida por las ovejas». También tengo otras ovejas, que no son de este redil; también a ésas las tengo que conducir y escucharán mi voz; y habrá un solo rebaño, un solo pastor.

Por eso me ama el Padre, porque doy mi vida, para recobrarla de nuevo. Nadie me la quita; yo la doy voluntariamente. Tengo poder para darla y poder para recobrarla de nuevo; esa es la orden que he recibido de mi Padre».

La entrada «Yo soy el Buen Pastor, el que da la vida por sus ovejas» (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Yo soy el Buen Pastor, el que da la vida por sus ovejas» (comentario al Evangelio)

Lo que piensa el mundo sobre la infidelidad en el matrimonio y una respuesta desde la fe

Lo que piensa el mundo sobre la infidelidad en el matrimonio y una respuesta desde la fe

La infidelidad en el matrimonio… un tema tan delicado y tan necesario de tocar. Cuando terminé de ver el video que les comparto más adelante, no me quedó muy claro qué postura tomar. ¿Estoy de acuerdo o no?

Si bien encuentro que ninguna de las cosas que dice el video es mentira, en el conjunto hay algo que no me cierra. Como si hubiera un alerta inconsciente que me dijera: «está bien, pero está mal».

Como la lógica me indica que no hay nada que pueda ser y no ser al mismo tiempo y bajo el mismo respecto, traté de definir dónde estaba el error, entonces me propuse ir identificando dónde están las verdades, para ver si el error se deja ver por sí mismo.

Y además, le pedí al Espíritu Santo que me iluminara, porque no parecía ser cosa sencilla. Y esto que te comparto ahora fue lo que pude reflexionar:

1. Es verdad: los humanos somos todos muy diferentes, especialmente si comparamos hombre y mujer y llegamos al matrimonio con expectativas diferentes. Eso puede llegar a generar conflictos.

2. Es cierto, necesitamos distintas dosis de cercanía/lejanía. No sé si lo llamaría así, más bien sería distintos niveles de intimidad.

Si esas necesidades no son satisfechas, o quedan desatendidas, como dice el video, podría llegar a generar sensaciones de abandono o ahogo, dependiendo el caso.

3. Es cierto, el diálogo y la comunicación son buenas herramientas para atajar el problema a tiempo y contribuyen al bienestar de la pareja.

En este tipo de «desigualdades» es importante expresar nuestros puntos de vista y compartir nuestros sentimientos.

Y allí fue donde entendí cuál era el problema

Si bien el video dice verdades, y verdades muy reales y concretas sobre la relación de pareja, es el conjunto el que falla.

Es como si en el conjunto dijera: «no prestar atención a estas situaciones va a llevar necesariamente a la infidelidad».

Y me acordé de un cuento de Julio Cortázar, «Los Posatigres» donde una familia de locos compran un tigre vivo para hacer escenografías. Dice Cortázar:

«Posar el tigre no es demasiado difícil, aunque puede ocurrir que la operación fracase y haya que repetirla. La verdadera dificultad empieza en el momento en que ya posado, el tigre recobra la libertad y opta –de múltiples maneras posibles– por ejercitarla».

Reduccionismo de la conducta humana

El problema de este video radica en un reduccionismo de la conducta humana. Este reduccionismo se llama «psicologismo», que consiste en la reducción de la realidad humana a solo aspectos psicológicos.

Como si la libertad humana, el libre albedrío no tuviera nada que ver en el asunto.

No somos máquinas, tenemos capacidad de razonar, y además tenemos el auxilio de la gracia sacramental del matrimonio para no cometer semejante tontería.

Como el tigre del cuento, tenemos que optar —de múltiples maneras posibles— por ejercitar la libertad. Pero hay un equívoco con la palabra «libertad», se cree muchas veces que quiere decir «hacer lo que a uno le plazca».

La libertad es solamente un «poder moverse», lo que determina la bondad o maldad del acto es el uso de esa libertad.

Si yo le doy libertad a mi hijo para que «si él quiere» tome alcohol desde temprana edad, no lo estoy haciendo libre. Probablemente le genere una esclavitud del alcohol.

La libertad cobra sentido cuando tiene un para qué asociado

El Catecismo de la Iglesia dice en el número 1733:

«En la medida en que el hombre hace más el bien, se va haciendo también más libre. No hay verdadera libertad sino en el servicio del bien y de la justicia.

La elección de la desobediencia y del mal es un abuso de la libertad y conduce a la esclavitud del pecado».

El video, entonces, dice verdades, pero no dice la verdad. Con el auxilio de la gracia, y actuando libremente, deberíamos sobrellevar estos «desacuerdos» en materia de intimidad de forma que podamos resolverlos.

El autor del video parece decir «si no consigues lo que quieres en tu matrimonio, puedes ir a buscarlo afuera». El Papa Francisco lo explica mejor en la exhortación apostólica «Amoris Laetitia»

«En el fondo, hoy es fácil confundir la genuina libertad con la idea de que cada uno juzga como le parece, como si más allá de los individuos no hubiera verdades, valores, principios que nos orienten, como si todo fuera igual y cualquier cosa debiera permitirse.

En ese contexto, el ideal matrimonial, con un compromiso de exclusividad y de estabilidad, termina siendo arrasado por las conveniencias circunstanciales o por los caprichos de la sensibilidad.

Se teme la soledad, se desea un espacio de protección y de fidelidad, pero al mismo tiempo crece el temor a ser atrapado por una relación que pueda postergar el logro de las aspiraciones personales».

Las relaciones basadas en el egoísmo, no tienen un buen final

Aquellas relaciones en que uno «tiene derecho a ser feliz» terminan muchas veces en catástrofe. Las relaciones basadas en dar a nuestro cónyuge lo que él/ella necesita, llevan a la plenitud.

«Hay más felicidad en dar que en recibir» (Hch 20, 35). Los seres humanos somos cambiantes, y tenemos épocas en las que necesitamos más cercanía, y épocas en las que necesitamos más distancia.

De todos modos nada garantiza que la receta de «adecuada cercanía y lejanía», aun cuando sea posible detectarla milimétrica para cada uno de los cónyuges, vaya a garantizar que el matrimonio esté blindado contra infidelidades. Existe el pecado original, que nos hace elegir el mal aun cuando deseamos el bien.

Lo que realmente blinda a un matrimonio contra la infidelidad es la oración común, la frecuencia de los sacramentos y el reconocernos pecadores que constantemente necesitamos el auxilio de la gracia para no hacer malas elecciones.

Allí está la explicación de las palabras de Cristo que «por la dureza del corazón de los judíos» se les había permitido el divorcio y la poligamia.

Ahora, con el auxilio de la gracia sacramental, el matrimonio dejó de ser un «contrato natural» para convertirse en un medio de santificación, una fuente de gracia.

Para revisar en nuestro matrimonio, podríamos preguntarnos:

¿Soy consciente de las necesidades de intimidad de mi cónyuge?, ¿lo ayudo en su santificación?, ¿hacemos oración común?, ¿tenemos intimidad con Dios?, ¿frecuentamos la reconciliación y la Eucaristía?

fidelidad

Infidelidad en el matrimonio: ¿cómo evitarla con ayuda de Dios?

La entrada Lo que piensa el mundo sobre la infidelidad en el matrimonio y una respuesta desde la fe se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Lo que piensa el mundo sobre la infidelidad en el matrimonio y una respuesta desde la fe

¿Son las vacunas moralmente reprobables? 6 puntos para reflexionar

¿Son las vacunas moralmente reprobables? 6 puntos para reflexionar

En días recientes se han publicado noticias, comentarios y algunas fake news en contra de la vacunación COVID-19. Como se trata de un área donde existen pocos expertos, con facilidad se pueden extender rumores que son verdaderas «teorías de la conspiración».

Toda «teoría de la conspiración» tiene cosas verdaderas y otras falsas, como trata de temáticas complicadas y muchos piensan que hay alguien que manipula desde arriba para conseguir un fin malévolo. Dos ingredientes que hacen que estos contenidos se viralicen enseguida.

1. Argumentos morales

Vacunas contra el COVID19: ¿tienen riesgo moral?

Hay otras acusaciones que son más de fondo. Por ejemplo, las que han salido estos días que están advirtiendo que la vacuna de Johnson & Johnson como la de AstraZeneca contra el coronavirus, tienen serios «riesgos morales».

Porque son producidas usando una línea celular de cultivo derivada de un feto abortado. En concreto, recalcan que no pueden ser utilizadas por los fieles que tienen la posibilidad de elegir otra vacuna.

Justamente para evitar el desconcierto, en diciembre los expertos de la Santa Sede, que trabajan para la Congregación para la Doctrina de la Fe, publicaron una nota sobre la moralidad de estas vacunas.

El documento argumenta: 

«La razón fundamental para considerar moralmente lícito el uso de estas vacunas es que el tipo de cooperación al mal (cooperación material pasiva) del aborto provocado del que proceden estas mismas líneas celulares, por parte quienes utilizan las vacunas resultantes, es remota. 

El deber moral de evitar esa cooperación material pasiva no es vinculante si existe un peligro grave, como la propagación, por lo demás incontenible, de un agente patógeno grave: en este caso, la propagación pandémica del virus SARS-CoV-2 que causa la Covid-19».

Para evitar posibles confusiones el documento vuelve a señalar:

«Por consiguiente, debe considerarse que, en este caso, pueden utilizarse todas las vacunas reconocidas como clínicamente seguras y eficaces con conciencia cierta que el recurso a tales vacunas no significa una cooperación formal con el aborto del que se obtuvieron las células con las que las vacunas han sido producidas».

2. Navegando más a fondo

El 5 de marzo de 2021, el Equipo de Expertos en Bioética de la EPPC (Comité de Ética y Política Pública), una reconocida institución norteamericana que reúne a lo más selecto del mundo pro-vida emitió una declaración de académicos católicos sobre la aceptabilidad moral de recibir vacunas COVID-19.

En su informe resaltan que el factor común en las cuatro vacunas principales, producidas por Moderna, Pfizer, Johnson & Johnson y AstraZeneca, se encuentra el uso de líneas celulares humanas «inmortalizadas».

Las diversas vacunas han hecho diferentes usos de la línea celular HEK293, con Johnson & Johnson y AstraZeneca usándolas para la fabricación, Pfizer y Moderna solo para las pruebas.

3. El misterioso HEK293

Estas líneas celulares «inmortalizadas» permiten a los científicos realizar muchos experimentos con células que son genéticamente idénticas y que están disponibles de forma rutinaria en el laboratorio.

HEK293 es una de esas líneas de uso común. El nombre «HEK» significa «riñón embrionario humano» y «293» se refiere al experimento 293 realizado por el científico que produjo la línea celular.

Estas células renales embrionarias se obtuvieron originalmente de los restos de un feto fallecido por un aborto que tuvo lugar en Holanda en 1973.

Se desconocen las circunstancias exactas del aborto, pero no se trató de algo buscado por los científicos, ni empresas de genética. De hecho los científicos que produjeron la línea celular no participaron ni remotamente.

Y lo que es más importante, el aborto no se realizó con el fin de proporcionar materiales biológicos a los investigadores.

Las células HEK293 son particularmente susceptibles a la introducción de ADN extraño y rápidamente se convirtieron en un caballo de batalla científico estándar, que es ampliamente utilizada tanto por los científicos como por varias industrias.

Aunque actualmente existen muchas versiones modificadas de HEK293 que optimizan estas células para fines específicos, todas las células HEK293 disponibles en todo el mundo hoy se derivaron de los restos de un solo feto que fue abortado hace medio siglo.

Es importante destacar que para obtener células HEK293 no es necesario seguir usando fetos: las células previamente obtenidas generan más células y basta con propagarlas de manera constante. No es necesario hacer abortos para obtener las HEK293.

4. ¿Por qué se usan tanto las células HEK293?

Vacunas contra el COVID19: ¿tienen riesgo moral?

Se han convertido en un estándar en la industria. Por ejemplo, se usan para probar alimentos procesados producidos por empresas como Kraft, Nestlé, Cadbury y otras.

De hecho, es probable que la gran mayoría de los productos alimenticios procesados/envasados disponibles para la venta, contengan ingredientes producidos o probados en células HEK293.

También se utilizan como alternativa a la experimentación con animales en la industria cosmética y farmacéutica. Y su uso en la investigación biomédica es omnipresente y ha contribuido al desarrollo de una enorme cantidad de nuevos medicamentos y procedimientos médicos durante las últimas décadas.

Por lo tanto, parece justo decir que el uso de células HEK293 se ha convertido en algo muy común por parte de la comunidad científica.

Sin saberlo, casi todas las personas del mundo contemporáneo han consumido productos alimenticios, han tomado medicamentos o han usado cosméticos/productos de cuidado personal que se desarrollaron mediante el uso de células HEK293.

5. Evaluación moral

Vacunas contra el COVID19: ¿tienen riesgo moral?

Las dudas que surgieron respecto al uso de HEK293 y varios otros cultivos celulares que tienen una base similar como WI-38 (componente de rubeola) y MRC-5 (componente de varicela, antirrábica, y de hepatitis A), ya fueron resueltas por la Pontificia Academia pro Vita en junio de 2005 y reafirmada en marzo de 2017.

Concluyendo que su uso es aceptable en la medida de que son intervenciones que persiguen el bien de las personas y mientras no se disponga de alternativas.

Además, ahora los científicos de la EPPC se han hecho las siguientes preguntas:

¿Alguna de las vacunas hace más uso que otras de los restos mortales de los niños por nacer de quienes se derivaron las líneas celulares?

La respuesta es no, como un hecho científico. No hay «partes de cuerpo» fetales presentes en estas líneas celulares inmortales.

Las líneas celulares inmortales son artefactos: productos biológicos que se han modificado y reproducido muchas veces, y que no retienen la función natural del tejido del que se derivaron.

No son «partes del cuerpo» en ningún sentido significativo o moralmente relevante.

¿La producción y el uso de alguna de las vacunas contribuyen, cooperan o promueven algún aborto?

Nuevamente, la respuesta es no, porque el aborto del que se derivaron estas líneas celulares como HEK293 ocurrieron hace décadas, y no se usa ni se necesita más tejido fetal para el mantenimiento de estas líneas.

En definitiva, la línea celular HEK293 que se usa actualmente en todo el mundo en la investigación científica y otras similares no contienen los restos de ningún ser humano.

Por lo que su uso no muestra una falta de respeto, como tampoco el uso contemporáneo de los productos, tales como carreteras o vías de tren, que fueron construidas por seres humanos injustamente esclavizados, o el uso de tierras injustamente tomadas, muestra una falta de respeto por las víctimas en el pasado distante.

6. Desde el Vaticano

El papa Francisco ha hablado reiteradamente sobre la necesidad de asegurarse de que las vacunas estén disponibles ampliamente, en especial para los pobres y los marginados.

Podemos señalar que las personas que tienen acceso a estas vacunas tienen fuertes razones morales para tomarlas:

Al hacerlo, desarrollan la inmunidad colectiva que brindará la mayor protección posible a los más vulnerables entre nosotros.

Incluidos los ancianos, las personas con afecciones preexistentes, y muchas otras víctimas aparentemente aleatorias de COVID-19.

La vacunación no es, por regla general, una obligación moral y que, por tanto, debe ser voluntaria.

En cualquier caso, desde el punto de vista ético, la moralidad de la vacunación depende no solo del deber de proteger la propia salud, sino también del deber de perseguir el bien común.

En ausencia de otros medios para detener o incluso prevenir la epidemia, el bien común puede recomendar la vacunación, especialmente para proteger a los más débiles y expuestos.

Como hemos intentado demostrar en este artículo, no debe haber preocupaciones de culpabilidad moral para elegir una vacuna sobre otra en función de las diferencias en la producción.

La entrada ¿Son las vacunas moralmente reprobables? 6 puntos para reflexionar se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Son las vacunas moralmente reprobables? 6 puntos para reflexionar

El video más tierno para recordar que la Pascua es un tesoro que debemos compartir

El video más tierno para recordar que la Pascua es un tesoro que debemos compartir

En esta ocasión quisiera compartir contigo un pequeño video que me ha llamado fuertemente la atención.

Es un comercial de la marca de chocolates suizos Milka, en donde quieren invitarnos a hacer la Pascua más tierna y llevarla a todos. ¡Tienes que ver el video completo!

He pensado en tantas personas que este año no han podido participar de la Pascua debido a las circunstancias de la pandemia.

Pero también en cómo nosotros estamos llevando la Pascua a quienes no han podido vivirla por otras razones. ¡La Pascua es un tesoro que necesitamos compartir!

La Pascua acontece siempre

Es importante recordar que la Pascua no es un acontecimiento pasado, que nace en la tradición judía celebrada el 14 del mes de nizán, sino que con la resurrección de Cristo, vuelve a brillar, nos llena de alegría y se convierte en un despertar para el alma.  

Más que un recordar, la Pascua es un memorial de la donación extrema de amor que Cristo ha tenido por todos nosotros.

Por lo que tendríamos que tener muy claro que así como nos hemos unido, por el bautismo, en la muerte de Jesús, ¡también nos hemos unido a su resurrección gloriosa!

Pero la Pascua no es simplemente la celebración solemne que tenemos en la noche del sábado santo, no. Es además de un tiempo litúrgico de 50 días, una experiencia de fe vital.

El cristiano es un hombre «pascualizado»

Un hombre que vive inmerso en la vida nueva que nos ha dado Cristo y que está llamado a irradiar esta alegría.

Por esto, no podríamos decir que las condiciones externas que han condicionado en muchos lugares la vivencia de la celebración pascual, hayan motivado a que no hubiera pascua.

La Pascua acontece siempre, en la vida de todo hombre, que alejándose de las condiciones de muerte, sale victorioso hacia la vida en Cristo. 

Esto lo vemos sutilmente en el video, los niños salen alegres a celebrar las actividades pascuales, pero impera en ellos la necesidad de participar a su amigo y vecino de esta actividad.

Salen de la oscuridad del egoísmo hacia la luz de la fraternidad. Pero no solo eso, sino que valiente y creativamente buscan la manera de que él pueda disfrutar y celebrar con ellos, eso es participar de la vida nueva y compartirla a todos.

¿Cómo compartimos la Pascua?

Cuando nos acercamos a los textos de los evangelios, siempre se nos presenta a Jesús como alguien demasiado cercano a los que lo rodean.

Él no se contenta con estar allí o con predicar, Él va en busca de otros y no solo los mira con amor, sino que los invita a seguirle.

¡Y esto no es todo! Va también a los que sufren y aun sin que ellos se lo pidan, sana sus sufrimientos, como con aquella viuda que iba a enterrar a su único hijo (Lucas 7,11).

Como hombres de fe estamos llamados, de manera apremiante, a acercarnos al prójimo y en especial a quienes sufren.

Hoy más que nunca es necesario anunciar la alegría de la pascua, testimoniar que Cristo ha vencido la muerte.

Que esta ya no tiene poder y que estamos invitados a levantar la cabeza y avanzar en el camino de búsqueda del Señor.

Por esto, es necesario que nos preguntemos por cuáles estrategias estamos llevando a cabo para comunicar al mundo la alegría de la vida nueva en Cristo, la Pascua.

¿Vivimos verdaderamente la alegría pascual?, ¿comprendemos que la Pascua es actualización constante de la resurrección del Señor?

¿Invito a otros a participar de mi alegría pascual?, ¿cómo estoy anunciando al mundo que Cristo ha resucitado? Estas son algunas preguntas que convendría hacernos en este tiempo.

¡Feliz Pascua, nos vemos en la oración!

¿Por qué se festeja la Pascua? ¡Un video hermoso!

La entrada El video más tierno para recordar que la Pascua es un tesoro que debemos compartir se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: El video más tierno para recordar que la Pascua es un tesoro que debemos compartir

9 pasajes bíblicos que te ayudarán a discernir el plan de Dios

9 pasajes bíblicos que te ayudarán a discernir el plan de Dios

Ya sea que quieras cambiar de trabajo, que estés pensando a qué universidades postularte, que te encuentres decidiendo si tener o no otro hijo.

Que te estés preguntando si ya es tiempo de volver de nuevo a estudiar (entre otras cosas). El proceso de toma de decisiones puede ser confuso y realmente agotador.

Pensando en hacer este proceso un poco más llevadero, hemos tomado algunos consejos de las Sagradas Escrituras que te pueden ayudar a ponerte en presencia de Dios.

Y que pueden darte algunas luces para saber qué es lo que quiere Dios de ti. Antes de empezar debes saber dos cosas:

1. Dios siempre quiere que seamos felices porque nos ama.

Él también sabe que solo eso que nos lleva a crecer en santidad, será lo que a la vez nos conduce a ser felices.

2. El discernimiento sobre el plan de Dios lleva a decidir entre dos alternativas buenas.

Discernir entre dos cosas buenas siempre nos llevará a escoger la mejor opción de las dos. ¡A escoger lo óptimo!

Tener estas cosas en mente te ayudará a acortar la lista de alternativas y enfocarte específicamente en las que son buenas. 

Recuerda que no hay necesidad de apresurarse

Escoge un lugar tranquilo para escuchar lo que Dios te dice a través de su palabra. El discernimiento lleva tiempo y sobre todo tiempo escuchando, escuchando mucho. 

Ten paciencia  y la confianza de que Dios siempre quiere lo mejor para ti. Invita al Espíritu Santo a que sea Él el que dirija tus oraciones a través de los siguientes pasajes:

«… Ha retirado Yahveh las sentencias contra ti, ha alejado a tu enemigo. ¡Yahveh, Rey de Israel, está en medio de ti, no temerás ya ningún mal! 

Aquel día se dirá a Jerusalén: ¡No tengas miedo, Sión, no desmayen tus manos! Yahveh tu Dios está en medio de ti, ¡un poderoso salvador! El exulta de gozo por ti, te renueva por su amor, danza por ti con gritos de júbilo, como en los días de fiesta.

Yo quitaré de tu lado la desgracia, el oprobio que pesa sobre ti. He aquí que yo haré exterminio de todos tus opresores, en el tiempo aquel, y salvaré a la coja y recogeré a la descarriada, y haré que tengan alabanza y renombre en todos los países donde fueron confundidas.

En aquel tiempo os haré venir, en aquel tiempo os congregaré. Entonces os daré renombre y alabanza entre todos los pueblos de la tierra, cuando yo vuelva a vuestros cautivos a vuestros propios ojos, dice Yahveh».

«… Yo dije: “¡Ah, Señor Yahveh! Mira que no sé expresarme, que soy un muchacho”. Y me dijo Yahveh: No digas: «Soy un muchacho», pues adondequiera que yo te envíe irás, y todo lo que te mande dirás. 

No les tengas miedo, que contigo estoy yo para salvarte, oráculo de Yahveh. Entonces alargó Yahveh su mano y tocó mi boca.

Y me dijo Yahveh: Mira que he puesto mis palabras en tu boca. Desde hoy mismo te doy autoridad sobre las gentes y sobre los reinos para extirpar y destruir, para peder y derrocar, para reconstruir y plantar».

«… Estaba Él a la orilla del lago Genesaret y la gente se agolpaba sobre él para oír la Palabra de Dios, cuando vio dos barcas que estaban a la orilla del lago.

Los pescadores habían bajado de ellas, y lavaban las redes. Subiendo a una de las barcas, que era de Simón, le rogó que se alejara un poco de tierra, y sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre.

Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: “Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar”. Simón le respondió: “Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos pescado nada, pero en tu palabra, echaré las redes”. 

Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse. Hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que vinieran en su ayuda.

Vinieron, pues, y llenaron tanto las dos barcas que casi se hundían. Al verlo Simón Pedro, cayó a las rodillas de Jesús, diciendo: “Aléjate de mí, Señor, que soy un hombre pecador”. 

Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos con él estaban, a causa de los peces que habían pescado. Y lo mismo de Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón.

Jesús dijo a Simón: «No temas. Desde ahora serás pescador de hombres». Llevaron a tierra las barcas y, dejándolo todo, le siguieron».

«Habiéndose congregado mucha gente, y viniendo a Él de todas las ciudades, dijo en parábola: “Salió un sembrador a sembrar su simiente, y al sembrar, una parte cayó a lo largo del camino, fue pisada, y las aves del cielo se la comieron.

Otra cayó sobre piedra, y después de brotar, se secó, por no tener humedad. Otra cayó en medio de abrojos, y creciendo con ella los abrojos, la ahogaron. 

Y otra cayó en tierra buena, y creciendo dio fruto centuplicado”. Dicho esto, exclamó: “El que tenga oídos para oír, que oiga”. Le preguntaban sus discípulos qué significaba esta parábola, y Él dijo:

A vosotros se os ha dado el conocer los misterios del Reino de Dios. A los demás solo en parábolas, para que viendo, no vean y oyendo, no entiendan. La parábola quiere decir esto: La simiente es la Palabra de Dios. 

Los de a lo largo del camino, son los que han oído. Después viene el diablo y se lleva de su corazón la Palabra, no sea que crean y se salven. Los de sobre piedra son los que, al oír la Palabra, la reciben con alegría.

Pero estos no tienen raíz, creen por algún tiempo, pero a la hora de la prueba desisten. Lo que cayó entre los abrojos, son los que han oído, pero a lo largo de su caminar son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y no llegan a madurez. 

Lo que cayó en buena tierra, son los que, después de haber oído, conservan la Palabra con corazón bueno y recto, y dan fruto con perseverancia».

Discernimiento: 9 pasajes de la Biblia que te ayudarán

«Al día siguiente, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: “He ahí el Cordero de Dios”. 

Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús. Jesús se volvió, y al ver que le seguían les dice: ¿Qué buscáis?.

Ellos le respondieron: “Rabbí —que quiere decir, Maestro— ¿dónde vives?” Les respondió: “Venid y lo veréis”. Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. Era más o menos la hora décima».

Discernimiento: 9 pasajes de la Biblia que te ayudarán

Discernimiento: 9 pasajes de la Biblia que te ayudarán

«Tened, pues, paciencia, hermanos, hasta la Venida del Señor. Mirad: el labrador espera el fruto precioso de la tierra aguardándolo con paciencia hasta recibir las lluvias tempranas y tardías.

Tened también vosotros paciencia, fortaleced vuestros corazones porque la Venida del Señor está cerca.

No os quejéis, hermanos, unos de otros para no ser juzgados. Mirad que el Juez está ya a las puertas. Tomad, hermanos, como modelo de sufrimiento y de paciencia a los profetas, que hablaron en nombre del Señor. 

Mirad cómo proclamamos felices a los que sufrieron con paciencia. Habéis oído la paciencia de Job en el sufrimiento y sabéis el final que el Señor le dio, porque el Señor es compasivo y misericordioso».

Discernimiento: 9 pasajes de la Biblia que te ayudarán

«No extingáis el Espíritu, no despreciéis las profecías, examinadlo todo y quedaos con lo bueno.

Absteneos de todo genero de mal. Que Él, el Dios de la paz, os santifique plenamente, y que todo vuestro ser, el espíritu, el alma y el cuerpo, se conserve sin mancha hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Fiel es el que os llama y es Él quien lo hará».

Oración para el discernimiento:

«Dios amoroso y misericordioso, me has llevado a desear tu voluntad, que a menudo parece va más allá de mi entendimiento.

Sin embargo, sé que tú, que me amas incondicionalmente, continuarás poniendo en mi corazón el deseo de seguir los pasos de tu Hijo Jesús, que me pide que sea sus manos y pies, sus ojos y su corazón, en medio de tus hijas y tus hijos.

Quiero amar tanto como Jesús ama y servir en la forma que tú deseas para mí. Concédeme el anhelo de estar siempre en tu presencia para que tu Espíritu pueda hablarle a mi corazón.

Que yo pueda responder con las manos abiertas y el corazón abierto a tu llamado, dondequiera que me quieras guiar. Concédeme el valor de decir así como María «sí» a ti en todas las cosas.

Y que yo tenga el apasionado celo de tu profeta Elías. En gratitud, con tu gracia, toda mi vida será vivida para la realización de tu reino en la tierra, por tu honor y gloria. Amén».

Artículo traducido del original de Catholic Link en Inglés.

Discernimiento: 9 pasajes de la Biblia que te ayudarán

La entrada 9 pasajes bíblicos que te ayudarán a discernir el plan de Dios se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 9 pasajes bíblicos que te ayudarán a discernir el plan de Dios

5 cosas que me sorprendieron en mi visita a Medjugorje

5 cosas que me sorprendieron en mi visita a Medjugorje

Antes de iniciar quisiera compartirte la postura oficial de la Iglesia respecto a las apariciones marianas en Medjugorje.

El primero de los documentos en el que se tocó el tema es la Declaración de Zadar, firmada en 1991 por los obispos participantes en la Conferencia Episcopal Yugoslava.

En este documento se dejó la puerta abierta para futuras investigaciones, mientras no se negó ni confirmó la veracidad de las apariciones. Por tanto, la confirmación de los sucesos sigue en espera.

No obstante, hasta el día de hoy, las peregrinaciones privadas, con acompañamiento pastoral de los fieles, están permitidas mientras no se consideren como un reconocimiento a los eventos en curso. Puedes encontrar más información en este link.

Medjugorje es una pequeña ciudad

Profundamente católica, rodeada por aldeas ortodoxas y musulmanas, en la que desde 1981, se afirma que la Virgen se ha manifestado a seis videntes: Vicka Ivankovic, Marija Pavlovic, Ivan Dragicevic, Mirjana Dragicevic, Ivanka Ivankovic y Jacov Colo, a todos con diferente regularidad.

Desde entonces, estos sucesos han llamado la atención de millones de fieles en el mundo y hace algún tiempo también me tocaron a mí.

Consideré, por años, que Dios mismo había puesto en mí el anhelo de visitar aquel resonado lugar. Pero por una cosa u otra no había podido ir.

Hasta que un día, buscando mejorar mi relación con el Señor, le dije a mi madre y a mi mejor amiga que fuéramos a ver hecho realidad este bello anhelo que, por gracia de Dios, las tres compartíamos.

Nuestra visita fue breve pero tremendamente enriquecedora

Reconozco que Dios sabe cuáles son los mejores medios para hacernos llegar su Palabra y se asegura de que quien esté dispuesto a recibirla, lo haga.

Justo así me pasó, en este lugar, a través de su historia de fe y grandes testimonios, pude discernir cual sería el siguiente paso en mi vida, conforme a la voluntad de Dios.

En Medjugorje encontré un lugar de gracia, oración y conversión. Por esta razón quiero compartirte cinco cosas que me sorprendieron:

1. La enorme cantidad de fieles

Medjugorje: qué es, dónde está y qué significa

En mi visita me tocó ver a muchísimos fieles peregrinos, ¡muchísimos! No podría dar un número exacto, puesto que
realmente eran incontables.

¡A donde quiera que voltearas había peregrinos! Algunos iban en parejas, algunos en familia e incluso muchos iban solos.

Pero en todos ellos podía notarse ese profundo deseo de experimentar una fe fortalecida, cosa que era admirable.

2. Creyentes de todas partes del mundo

No solo había muchísimos peregrinos, ¡eran de todas partes del mundo! Me parecía muy curioso que algunos de ellos
vestían los atuendos típicos de los lugares de los que eran originarios.

Compartí con fieles de la India, de China, España, Alemania, Italia, Francia, Estados Unidos. ¡Todos orando al unísono, en su propio idioma, pero con la misma fe!

3. La historia del lugar

Medjugorje: qué es, dónde está y qué significa

Antes de visitarlo, yo solo sabía que era conocido por su grande fervor a la Virgen María, pero al llegar ahí, su historia me cautivó.

El poblado, ahora perteneciente a Bosnia-Herzegovina, y ha pasado por tiempos muy difíciles debido a su convivencia con las diversas culturas y religiones que integran los poblados alrededor.

Además, la región fue, por años, liderada por un terrible régimen comunista que no permitió que la fe católica fuera profesada.

Durante ese período, incluso era considerado delito tener una Biblia en casa. Pero, gracias a sus oraciones, fueron liberados y se convirtieron en un pueblo sumamente fiel que constantemente recuerda el pasado del que Dios los salvó.

4. Medjugorje es el confesionario del mundo

Antes de ir había escuchado decir que «Medjugorje era el confesionario del mundo» y al llegar lo corroboré. Afuera de la Iglesia de Santiago Apóstol, la principal en la zona, se encuentran ¡más de 30 confesionarios!

Y además en diversos idiomas, esperando a que los fieles cumplan con este santo sacramento. Para mi sorpresa, todos tenían filas de más de una hora de espera, pero todos aguardaban pacientemente su turno.

Y, cuando los confesionarios no daban para más, algunos sacerdotes decidían confesar en zonas alrededor. Verdaderamente, este lugar es testigo de múltiples milagros de conversión a través de la confesión.

5. Los increíbles testimonios

Medjugorje: qué es, dónde está y qué significa

Sin duda una de las cosas que más me sorprendieron fueron los testimonios de las personas que obtuvieron su conversión en este lugar.

Conocí a un hombre que llevó una vida de grandes lujos y tras visitar Medjugorje, lo dejó todo y se mudó ahí para dedicarse a la evangelización.

También conocí a otra joven que en su desesperación por salvar su matrimonio había viajado hasta Medjugorje, desde Estados Unidos, estando en ayuno.

También escuché la historia de una linda familia, que nos acogió maravillosamente, y que encontrándose su padre enfermo, habían ofrecido subir un monte empedrado, descalzos.

Confiando en que así la Virgen pondría su mirada en su padre y rogaría a Dios que lo sanara. ¡Y, así fue! ¿No es maravilloso todo lo que puede hacer Dios?

Estas y muchas otras historias de fe llenaron mi corazón hasta hacerlo rebozar de admiración por la labor de Dios en sus fieles.

Al volver a casa no me quedó ninguna duda de que en este lugar Dios ha manifestado su obra, por ello espero con ansías que un día Él me permita volver.

Ahora, ¡cuéntame! ¿ya habías escuchado de este lugar?, ¿has visitado Medjugorje?, ¿sueñas con ir a este lugar?

Medjugorje: qué es, dónde está y qué significa

La entrada 5 cosas que me sorprendieron en mi visita a Medjugorje se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 cosas que me sorprendieron en mi visita a Medjugorje

Mi boda también se canceló, pero me cansé de esperar y te cuento ¡cómo logramos casarnos! 

Mi boda también se canceló, pero me cansé de esperar y te cuento ¡cómo logramos casarnos! 

«Boda cancelada» o «boda aplazada». ¡Cuántos tuvieron que cancelarlo todo incluso cuando solo faltaba un día!, ¡qué rabia, qué desespero, qué impotencia!

Sí, nosotros tuvimos que posponer la nuestra, pero no duramos mucho tiempo convencidos con la idea.

Ya teníamos fecha, una muy espacial para ambos. Teníamos la lista de invitados, el lugar, la idea del menú, de la decoración, de la logísitica del evento.

Teníamos al padre que tanto queríamos dispuesto a casarnos, la wedding planner, la diseñadora del vestido. Todo giraba en torno a la boda, tenía un tablero en Pinterest con ideas de decoración hasta para regalar.

La ilusión era enorme, contábamos los días, era el tema de conversación día y noche. Pero de repente, nada. Todo cancelado, todo se volvió tristeza, confusión y frustración.

Mi boda se canceló por culpa de la pandemia

Y para rematar este drama, me encontraba separada de mi prometido. No por unas cuadras, no por una ciudad, sino por 8000 kilómetros. Yo en Colombia y él en España, si ya era difícil, ahora todo parecía imposible.

Ya no encontrábamos consuelo, no había nada que nos animara. Ni siquiera podíamos abrazarnos, llorar juntos o limpiarnos las lágrimas. Estábamos separados y con la boda cancelada.

Pero luego de unos meses, nueve para ser exactos, ocurrió el milagro. El que ahora es mi esposo, consiguió un vuelo de Madrid a Bogotá, me avisó en la madrugada que viajaría y que en menos de 24 horas, después de toda la pesadilla nos podríamos ver, ¡por fin!

Entonces pensamos ¿y ahora qué? ¡Pues casémonos! ¡Dejémonos de tonterías y corramos a una iglesia a casarnos! ¿Solo los dos? ¡Vale! ¿Y sin vestido? ¡Con lo que sea! ¿Y los invitados? ¡Pues lo que puedan!

La decisión nos devolvió la alegría más indescriptible del planeta. Para ambos lo más importante era el sacramento, aunque nos dolía no poder hacerlo todo como lo habíamos soñado.

Tomamos una decisión, la de casarnos como se pudiera.

Porque de eso se trata el amor, de tomar decisiones

La gente no entendía por qué corríamos con todos los preparativos, por qué de un día para otro habíamos decidido casarnos.

¡Nory pero cómo van a organizar todo en tan poco tiempo! ¡Estás loca! «Esperen a que todo mejore, ya esperaron nueve meses, ahora esperen otro poco para hacerlo con calma».

Esperen, esperen, esperen. ¡Pero nosotros no teníamos nada que esperar, la cita era con Dios! Me encantaría contarte cómo organizamos todo en cuatro días, pero este artículo terminaría valiendo por cuatro 😅 .

La historía con todos los detalles de ese día la comparto aquí, si es que quieres saber con pelos y señales qué sucedió ese día, puedes ir por palomitas, sentarte cómodo y leerla.

Así que lo que quiero hacer hoy es es animarte a dar el paso. A tomar la decisión de casarte, a dejar de aplazar la boda porque «así no era como yo la quería», «no podrían asistir todos», «qué dirá pepita si no la invito».

«No podríamos ni bailar», «no tendríamos banquete», «no sería igual». Efectivamente no va a ser igual, ¡va a ser mucho más especial! Yo sigo con la luna de miel en pausa, ¡pero con el corazón saltando de alegría!

¿Podrá haber algo mejor que aceptar la cita más espectacular de tu vida en el altar? Cuando todo esto empezó pensamos que la pandemia duraría unos meses, que tal vez se alargaría «un poco».

Pero aquí estamos, por segundo año consecutivo metidos en esto. No más excusas, si lo que desean ambos más que nada es casarse y tener la bendición de Dios, ¡ánimo!

Estos son ocho consejos que te comparto con mucho cariño, que pueden ayudarte a que ese día sea maravilloso así el mundo se esté viniendo abajo. #fuckyoucoronavirus 😂

1. Respondan juntos a estas preguntas

Si la idea de casarse no deja de rondar en sus cabezas (que estoy segura de que así es si es que ya tenían todo planeado o estaban empezando a organizarse), siéntense juntos y respondan a estas preguntas:

¿Qué obstáculos tenemos ahora para tener una boda pequeña? Es obvio que hay que ser racionales, no los estoy invitado a violar la cuarentena (si es que en su ciudad o barrio la impusieron de nuevo), ni a secuestrar al padre, ni a hacer una boda clandestina.

Pero vale la pena que evaluemos la situación y pensemos: ¿es seguro y posible que tengamos una boda íntima? Si la respuesta es sí: ¿cuáles son nuestros miedos?, ¿nos importa más el qué dirán, la posibilidad de no celebrar luego de la misa?

¿Cuáles son los motivos reales que nos llevan a seguir aplazando nuestra boda? Hagan una lista por separado y luego compártanla.

Si las razones son de «orden social» (sería muy pequeña, en otro lugar, con muy pocos invitados, no como la había soñado etc) y no de orden sacramental, por decirlo de alguna manera, ¡dejen el miedo atrás!

Luego habrá tiempo para celebrar, para hacer una fiesta enorme con los 300 invitados que queríamos. Si lo más importante son ustedes dos y Dios. ¡Cásense!

2. Activen el plan B,C y D

Vale, el plan A quedó más que descartado. Asumamos y aceptemos que no podremos hacer esa boda que habíamos soñado ni hoy, ni probablemente en unos meses. Porque no tenemos idea de cuándo termine esta pesadilla.

Ahora que ambos somos conscientes de que nada será igual, pero que no por eso será espectacular, ¡actuemos! ¿Qué necesitamos? Averigüemos qué medidas tendríamos que aplicar.

Nosotros por ejemplo, pudimos invitar solo a 20 personas (la lista era de 140). Chao a los 80 primos, a las tías que no veíamos hace años, a los amigos de los amigos, a las tíos abuelos. Nos quedamos solo con los más cercanos.

Y en nuestro caso (drama on), solo pudo estar presente mi familia, la de Carlos, mi esposo, no pudo viajar por el tema de fronteras.

Si se preguntan cómo pudo entonces viajar Él, pregúntenle a Dios porque ninguno de los dos sabe, fue puro milagro.

Tampoco pudimos ir vestidos como queríamos. Yo compré a última hora un vestido blanco sencillo, y lo acompañé a él a comprar el suyo. Tampoco pudimos celebrar, bailar, compartir una mesa enorme para todos, faltaron muchísimas personas importantes.

Hubo sacrificio de amabas partes, ¡pero estábamos tan felices! Esos cuatro días que tuvimos para organizar todo lo relacionado a la misa y el brindis fueron increíbles.

Trabajamos en equipo, sin descanso, con tristeza por los que no estaban pero con infinito gozo en el alma. Cada vez estábamos más cerca del altar, más cerca de ser tres y no dos. Él, Dios y yo.

3. ¡Hagan que la misa sea inolvidable!

Boda en pandemia: así es casarse en tiempos difíciles

Desde el principio queríamos que la misa fuera especial, muy especial. Pero ahora sobraban los motivos para hacer que fuera el centro de todo, lo que más recordaríamos, lo que nos quedaría grabado en el corazón para siempre.

Dato curioso: lloré toda la santa misa de alegría. Ahora que vemos hacia atrás, nos damos cuenta que si no hubiéramos estado en pandemia no le habríamos puesto tanto esmero a cada parte de la Eucaristía.

Nos hubiera preocupado más el color de las flores, los zapatos que llevaríamos puestos, el orden de las mesas, el grupo de música o cualquier otra cosa que al final es insignificante, antes que la cita que teníamos con Dios.

Si deciden casarse, piensen en cada momento de la misa. ¿Cómo podrían hacer que sea único e inolvidable? Anímense a mandar invitaciones, así puedan casarse solo con cinco personas.

Transmitan la boda en vivo para que los acompañen amigos, familiares y conocidos.

Decoren la iglesia, elijan con tiempo las lecturas, acuerden algo con el padre, lleven un objeto que represente algo o a alguien importante. Yo por ejemplo llevaba en las manos un rosario de la Virgen de Medjugorje que me había dado mi suegro.

Dirijan un saludo al final a todas las personas que los ven. ¡Hay muchos detalles que pueden hacer que la misa sea aún más especial!

4. Si se puede celebrar con pocas personas…

Boda en pandemia: así es casarse en tiempos difíciles

¡Pues que sea con pocas personas! Lo grave sería que no tuvieran sacerdote 😅  Si permiten solo dos testigos, pues vale. Si permiten 10, qué alegría, si son 20 ponte a bailar y si son más ¡qué afortunado!

Sé que duele, que es triste no poder tener a toda tu familia y amigos juntos. ¡Qué más quisiéramos! Pero si las circunstancias no lo permiten, pues hagamos esa boda íntima con las personas que se pueda.

La gente lo entiende y en medio de todo se alegran al reconocer que lo importante es que ambos sean felices. Así que cásate con las personas que la ley lo permita. Recuerda que no es el fin, es solo el comienzo.

Carlos y yo ya sabemos que vamos a celebrarlo, a bailar y a tirar la casa por la ventana, cuando se pueda. Cuando todo esté más tranquilo. ¡Anímate tú también!

5. Escriban una carta para el otro y léanla en la ceremonia 

Boda en pandemia: así es casarse en tiempos difíciles

Esta es una idea muy linda, puede ser durante la misa o luego, en un lugar íntimo y solo frente a tu pareja. Tal vez antes les avergonzaba pensar en este tipo de actos, les parecía muy cursi la idea.

Pero ahora que han llegado tan lejos y que luego de tantos obstáculos por fin pueden casarse, pónganlo por escrito. Confiésenle al otro todo lo que sienten, lo agradecidos, afortunados y orgullosos que se sienten.

¡Es su historia, es su relación, es el comienzo, solo el comienzo de lo que significa ser marido y mujer!

Este gesto hermoso puede quedar plasmado en el papel, y con los años se puede convertir en un tesoro, en un recuerdo invaluable.  ¡Nos casamos en pandemia!

6. Dejen a un lado todo lo negativo y concéntrense en lo que recibirán

Este punto lo vuelo a resaltar, porque tal vez ahora todo lo vemos negro, triste, horrible. Tal vez no llevabas días o meses planeando todo, ¡sino años!

El negativismo puede borrarnos toda la alegría y la importancia del sacramento. Pensamos que ya nada vale si no podemos hacerlo a nuestra manera. Que no tiene sentido casarnos si es que no lo hacemos como lo habíamos soñado.

Pero hay que hacer un alto en el camino y pensar en qué es prioridad para ambos. Acallar las voces externas, dejar de lado las opiniones o críticas de los demás.

Porque nadie más vivirá en carne propia su matrimonio, nadie entrará a defenderlos cuando sientan ganas de rendirse. Nadie resolverá sus conflictos ni sus diferencias, ¡solo Dios podrá interceder!

Él es el único que les recordará el compromiso que hicieron ese día en el altar. Él será el que los levante cuando la rutina parezca consumirlos. Él los llenará de fuerza y fortaleza para luchar por su amor.

Él es el único que podrá hacer que esa unión de frutos, que se amen a pesar de todo, que se perdonen sin importar las heridas. Si recordamos esto veremos nuestra boda con otros ojos.

7. ¡Háganse una buena sesión de fotos, una que puedan mostrarle a sus nietos!

Boda en pandemia: así es casarse en tiempos difíciles

No pudimos hacerla donde queríamos, no pudieron asistir todos, no pudimos celebrar en ese lugar hermoso que ya habíamos reservado y hasta pagado, pero sí pudimos casarnos.

Entonces hagamos que ese día sea inolvidable, contratemos a un fotógrafo. Ya que nos ahorramos miles o millones con todo lo que se canceló, invirtamos en las fotos y pasemos del tío o el amigo que con toda la buena intención se ofrece a tomar las fotos.

Porque para este día merecemos que los instantes de alegría queden plasmados en el papel. Que podamos armar un álbum, que sea ese el que le mostremos a nuestros hijos y a nuestros nietos.

Que cada foto nos haga recordar todo lo que nos costó llegar a ese día, la alegría, la emoción, la esperanza, el corazón a todo dar.

Ya que el mundo parece caerse a pedazos, hagamos que estas fotos nos recuerden que le apostamos al amor.

Cada vez que yo veo las mías se me llenan de lágrimas los ojos. Al final valió la pena, fue la mejor decisión que tomamos en la vida.

¡Hoy estamos casados, con la bendición de Dios, viviendo juntos y haciendo tantos otros sueños realidad!

8. ¡Conviértanse en embajadores del amor!

Boda en pandemia: así es casarse en tiempos difíciles

¡Qué alegría, qué sensación más indescriptible! Si les digo que lloré toda la misa seguro no me lo creen, ¡pero así fue! En un momento el sacerdote dijo, ¡esas lágrimas que ven aquí no son de tristeza, son de alegría!

Y era cierto, no podía ser de otra forma. ¡Nos casamos, lo logramos! ¡Gracias Dios mío! Todo nos parecía irreal, nos sujetábamos fuerte de las manos, nos limpiábamos las lagrimas y yo por dentro decía ¡gracias Virgencita, me ayudaste a cumplir este sueño!

¡Conviértanse ustedes también en embajadores del amor de Dios! Porque cada matrimonio es eso, reflejo del amor divino de Cristo. Dejen a un lado las excusas y corran a pedirle a un padre que los case.

Espero que estos consejos y que mi testimonio, les sirvan para tomar una decisión. Para animarlos a casarse si es que lo tienen todo pausado.

Si también tú tuviste que hacer una boda pequeña, ¡cuéntame tu historia en los comentarios! Hagamos que el amor brille en medio de tanta oscuridad y digámosle sí a un amor para toda la vida.

¡La vida de casados con Dios en el centro es una pasada! En mi cuenta de Instagram comparto muchas de estas experiencias, si quieren acompañarnos en esta aventura de esposos, ¡bienvenidos!

Boda en pandemia: así es casarse en tiempos difíciles

La entrada Mi boda también se canceló, pero me cansé de esperar y te cuento ¡cómo logramos casarnos!  se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Mi boda también se canceló, pero me cansé de esperar y te cuento ¡cómo logramos casarnos! 

¿A dónde ha ido a parar la culpa por nuestros pecados? ¡Una reflexión genial!

¿A dónde ha ido a parar la culpa por nuestros pecados? ¡Una reflexión genial!

Cuando hablamos de tener una mirada humilde de nosotros mismos, no es fácil encontrar un equilibrio entre el reconocimiento de nuestra condición de pecadores y la forma misericordiosa en que Dios Padre nos ve.

A Él pareciera casi no importarle nuestros pecados. Y nos damos cuenta de ello al recordar la parábola del hijo pródigo (Lc 15, 1-32), donde el padre sale corriendo a abrazarlo y finalmente, hace una fiesta que llama mucho la atención del hermano mayor.

Que no comprende cómo puede recibirlo de manera tan efusiva, siendo que vivió como un vil pecador. Llegando al punto de arrastrarse, hasta comer la algarroba de los chanchos, que eran animales impuros para los judíos.

En esta reflexión quiero hablarte de la culpa y el arrepentimiento, que son necesarios en nuestra consciencia para entendamos dos cosas: somos frágiles y necesitamos de Dios.

Dios es rico en misericordia

La culpa a causa del pecado: ¿qué se hace con ella?

En el segundo domingo de Pascua, ya es tradición desde el año 2000, que se celebre la Fiesta del Señor de la Divina Misericordia, revelado a Sor Faustina Kowalska.

Fiesta instituida por nuestro querido santo, ya fallecido, el papa Juan Pablo II. Les quiero compartir algunas ideas que escuché en la homilía de un buen amigo sacerdote, precisamente sobre el tema de la misericordia de Dios.

La misericordia es el amor de Dios que brota de sus entrañas. No del corazón, sino —diciéndolo en nuestro idioma vernacular— del intestino. Es decir, más profundamente que del corazón.

Se trata de un amor que sale de lo más profundo, que es permanente y nunca se acaba. Todo el tiempo está generando energía y vida para darnos gracia.

No importa nuestra condición personal, Dios siempre nos perdona. Siempre es fiel a su amor, justamente por eso vino al mundo, para morir en la cruz y redimirnos de nuestros pecados.

Es de su costado —como lo vemos en la imagen de la Divina Misericordia—, de donde brota sangre y agua, que nos purifica de toda nuestra miseria.

El olvido de nuestras culpas

La culpa a causa del pecado: ¿qué se hace con ella?

Mi sacerdote amigo hizo referencia a un problema actual, ampliamente difundido, incluso entre nosotros cristianos practicantes: el olvido de la culpa.

La cultura, por lo menos la occidental, nos hizo y hace creer, por todos los medios posibles y por haber, que ya no existe la culpa.

Que somos todos buenas personas porque no matamos, no robamos, no mentimos, etc. Sabemos que no somos perfectos, pero no hay que exagerar.

Aceptamos que tenemos ciertas fallas, fragilidades, que a veces nos equivocamos. Finalmente somos de carne y hueso, e incluso, algunas veces no somos tan coherentes con lo que pensamos o decimos. Pero son «fallas de producto». ¿Qué culpa tenemos?

Hemos olvidado la realidad de nuestra culpa personal. Que no somos tan buenas personas como nos encanta decir. ¡Ojo! No se trata de tener una mirada negativa o trágica, sino de ser realistas.

Hay una pérdida de conciencia de la culpa real de nuestros pecados. Hay una inconsciencia de lo que está bien y lo que está mal.

Ahora cada uno tiene su opinión de las cosas, no hay una verdad. Vivimos un profundo relativismo, según el cual cada uno tiene su propia visión de las cosas.

Esto, esconde un problema aún más grave, que —pienso yo— es la causa de fondo de todo esto: queremos hacer lo que nos da la gana, regirnos por nuestros caprichos y gustos personales.

La consciencia, que es esa voz de Dios en nuestro interior que nos permite juzgar por medio de nuestra inteligencia cuando un acto es bueno o malo, ya casi «no existe».

Probablemente, muchos recordarán los programas animados «Pájaro loco» o «Tom y Jerry». El protagonista tenía al costado de su oído derecho a un angel, y al otro un diablito. Nosotros hemos echado al angelito y hemos dejado que el mal descanse cómodamente a nuestro lado.

Creo que muchos nos hemos acostumbrado a diluir nuestra consciencia, y perder poco a poco la noción de la culpa.

Un camino «sin salida»

El problema de todo esto es que, sin el reconocimiento de nuestras culpas, no podemos ser perdonados. Puesto que el perdón, requiere de nuestro arrepentimiento.

Sabemos muy bien, que el sacramento de la confesión —expresión concreta de la divina misericordia— se ha vuelto un acto al que no se le da la importancia que merece.

Muchos nos acercamos a comulgar sin la debida preparación espiritual, pues no tenemos una vida de frecuente confesión.

¿Por qué nos cuesta tanto?, ¿nos da vergüenza? Creo que sí. Pero incluso esa vergüenza, preferimos olvidar. Decimos que podemos confesarnos de frente con Dios, que por supuesto, Él nos entiende y que «no es para tanto».

Infelizmente, todo esto nos lleva a un círculo vicioso, en el que cada vez más nos alejamos de nuestra conciencia personal, de la culpa de nuestros pecados.

Terminamos solos en un callejón sin salida. Uno en el que no quiero mirar mis culpas, ni tampoco entiendo que tengo un Dios rico en misericordia.

En el fondo, seguimos creyendo en un Dios castigador, que está siempre a punto de denunciar nuestros pecados. Nos escondemos, como Adán y Eva, cuando desconfiando del amor de Dios, pecaron y se ocultaron de su Padre.

Nosotros, igual que nuestros primeros padres, nos escondemos porque no llegamos a creer que el Señor no vino para juzgarnos, sino para salvarnos.

La muestra más evidente de ello es lo que presenciamos en la Pascua: ¡Jesús entrega su vida en la cruz por amor a nosotros!

No tengamos miedo

La culpa a causa del pecado: ¿qué se hace con ella?

La primera afirmación de Cristo, cada vez que se aparecía a las personas, después de haber resucitado era: «¡No tengáis miedo!» (Mt 10,26-33).

Confiemos, en verdad, que el Señor vino para darnos el perdón de nuestros pecados, y que nadie mejor que Él conoce nuestros corazones.

Sabe que somos frágiles, y precisamente por eso, quiso remediar nuestra condición de pecadores. Es condición indispensable, que reconozcamos con humildad, que somos culpables de nuestros pecados.

Pero que también podemos levantarnos y seguir adelante. No se trata de quedarnos sumergidos en la culpa, abatidos, rendidos o defraudados para siempre.

Sino de reconocer que nos equivocamos, que no somos perfectos, que necesitamos de Dios y que podemos recurrir a Él para superar cualquier reto en la vida.

La culpa a causa del pecado: ¿qué se hace con ella?

La entrada ¿A dónde ha ido a parar la culpa por nuestros pecados? ¡Una reflexión genial! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿A dónde ha ido a parar la culpa por nuestros pecados? ¡Una reflexión genial!

La historia del joven rico relatada de la forma más conmovedora y asombrosa

La historia del joven rico relatada de la forma más conmovedora y asombrosa

Después de aquella tarde, caminó sin dirección fija. Primero, recogió todos sus bienes y viajó a Egipto, tierra de antiguos misterios.

Allí profundizó, se sació de la mitología de aquel imperio otrora glorioso y, gracias a sus destrezas intelectuales, se especializó en su historia y se hizo experto en al arte de embalsamar cuerpos.

Luego, caminó y navegó por meses hasta llegar a Grecia, donde estudió la metafísica aristotélica, la mayéutica y entabló amistad con los hombres más eruditos de la escuela jónica, eleática y sofística.

Aquellos lo condujeron al areópago, lugar donde participó de intensos diálogos y debates en torno al ser y la sustancia, la verdad y el mundo de las ideas.

Poco a poco, se comenzó a interesar por la política y pagó a los mejores instructores para formarse en el arte de gobernar, en estrategia militar y retórica.

Debido a su gran habilidad escaló cargos públicos en los cuales fue reconocido por su destreza, prudencia, tino y perspicacia. Se hizo popular entre los líderes de aquel pueblo conocido por traer al mundo la democracia.

Mas aquello no le bastó

Joven rico: historia y relato con detalles

Viajó a Roma y se entregó a una vida de lujos y goces, saboreó los más deliciosos manjares y bebió hasta saciarse del mejor vino.

Noche tras noche, organizó enormes bacanales y consiguió amistades de todo tipo y condición social. Estuvo al tanto del surgimiento de aquella secta cristiana y de la muerte de sus primeros mártires.

Y recordó sus hechos y palabras, de los cuales había sido testigo en su niñez y juventud temprana.

Buscó en el oriente y conoció el budismo, del cual se hizo seguidor por unos años, avanzó y avanzó en el camino de purificación.

Aprendió todo lo necesario para conducir a otros por el mismo sendero y se hizo famoso por su vida de ascetismo y virtud entre quienes seguían dicha doctrina.

Una vez más, insatisfecho, se desvió

Y en Persia, conoció y vistió las más exóticas ropas, disfrutó también de las más selectas comidas y bebidas. Y por sus muchos conocimientos y relaciones, fue nombrado consejero imperial.

Cargo en el que se desempeñó hasta que un comerciante chino con quien hizo amistad, le condujo por el confucionismo.

En el cual se interesó hasta el punto de viajar a China, leyó las Analectas y los Anales de Primavera y de Otoño y se hizo fiel seguidor de las ideas de aquel gran maestro del Oriente.

En uno de sus viajes por la costa, se embarcó, deseoso de aventura, con un grupo de amarillos que, muy convencidos de lo que decían, afirmaban conocer un nuevo mundo.

Tierras aún no exploradas en las cuales se podía ser eternamente joven y donde el oro abundaba como arena.

De hermosas mujeres y especies animales nunca antes vistas, de frutos infinitamente deliciosos y manantiales inagotables de leche y miel.

Casi sin creerlo, pisó la tierra de aquel lugar y creyó haber llegado al paraíso

Joven rico: historia y relato con detalles

Se internó en la espesura de la selva abandonando a sus compañeros y, después de caminar y caminar días enteros sin detenerse, se encontró con unos nativos de piel morena y casi desnudos que vivían en rústicas construcciones de hojas y madera.

Inmediatamente fue visto, lo hicieron su dios y hasta envejecer, vivió siendo alabado y venerado como tal. Recibiendo ofrendas de todo tipo y en medio de innumerables comodidades.

Pudo quedarse allí y ser el primer dios mortal para aquellos nativos, pero decidió volver a las costas y aguardar a que una nueva expedición lo regresara al lugar del que había partido.

Calló todo lo visto mientras regresaba

Joven rico: historia y relato con detalles

Y no a cualquier lugar, sino al punto exacto desde el cual había salido en la travesía de su vida.

Cansado de tanto vivir, se sentó junto al mismo árbol, apenas de su estatura cuando en su mocedad había visto pasar a aquel hombre, y recordando la mirada con que lo amó, esperó por una segunda oportunidad.

Desde lo más profundo de su corazón, anheló pactar con el universo todo, con el sol y la luna, y poder volver a esa tarde para escuchar y responder a las mismas palabras que, en su interior, había tratado de acallar de infinitas maneras.

Pero que, como la gota que una y otra vez cae sobre la roca, habían logrado abrir su corazón: «Anda, cuanto tienes véndelo y dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo, luego ven y sígueme» (Mt. 19,21).

Artículo elaborado por Carlos Andrés Gómez Rodas.

Joven rico: historia y relato con detalles

La entrada La historia del joven rico relatada de la forma más conmovedora y asombrosa se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: La historia del joven rico relatada de la forma más conmovedora y asombrosa

EL AUTOMÓVIL DE LÍNEA LLEGA A GRAUS.

LA NOVEDAD DEL AÑO 1909.

El automóvil en la parada de Barbastro.

Si tuviéramos que señalar una novedad importante del año 1909 para los altoaragoneses que eran además de la diócesis de Barbastro, esta sería la incorporación de un nuevo automóvil en la línea Huesca-Barbastro-Graus. La Compañía Hispano-Suiza probó el recorrido Graus-Barbastro-Huesca con el coche adquirido por la empresa. Escriben entusiasmados la crónica de este viaje, que aparece en El Noticiero de 25 de marzo: «Desde Graus hizo su recorrido á esta en 2 horas 45 minutos y en igual tiempo ó menos regresó, según telegrama recibido en ésta. Todos los pueblos inmediatos á la carretera de El Grado á esta villa salían en masa á contemplar aquella novedad, y cuando desapareció para no volver, pues la empresa está indecisa para implantar aquí el servicio, no se oían más que ecos de entusiasmo para en breve plazo establecer un servicio completo de Boltaña Barbastro Monzón Huesca con combinaciones muy apropiadas, prescindiendo de contratas de correos para con más libertad servir los intereses del público».

Nada que ver con los autos de carreras (Nuevo Mundo, 4-VI-1908).

Había dos chóferes en ese momento, Juan Elías y Marcelo Casaus, a los que habían acompañado los mecánicos Zuccarelli y Alasa y José Trell, representante de la firma Valentín Pérez y Cia. de Graus. Los horarios quedaron fijados en 1909 de la siguiente manera: salida de Graus a las 6 de la mañana, llegada a Huesca a las 10’30 horas. Retorno a Graus a las 14 horas. Al año siguiente llegaron dos autobuses de la marca “Saurer” de Suiza para cubrir esta línea.

Esta novedad fue bien recibida por todos. También por los que decidían llegar al santuario de Torreciudad, para visitar a la Virgen, pedir una curación o agradecer algún favor. Tenían la posibilidad de llegar hasta La Puebla de Castro en auto de línea, por el alto del Pino. Desde allí, les esperaba el último esfuerzo para llegar, bien en caballería que alquilaran, bien andando. Esto último era lo más frecuente y así quedaba claro el carácter penitencial de muchos de los peregrinos.

«Calma, tu mujer no se volvió loca, está embarazada». Un video súper divertido sobre la maternidad

«Calma, tu mujer no se volvió loca, está embarazada». Un video súper divertido sobre la maternidad

La maternidad… un tema que despierta tantas emociones y opiniones encontradas.

Mamá solía decir que la experiencia más maravillosa que había sentido en la vida era el haber estado embarazada. Con una sonrisa en los labios me contaba que se sentía hermosa, que nunca tuvo un antojo ni tampoco náuseas.

Cuando yo quedé embarazada, el entusiasmo de sentirme como mi madre me había descrito, era enorme. Ilusa yo. Jamás en la vida me había sentido tan mal.

No solo fueron las náuseas que duraron todo el embarazo hasta el último día y el sabor a metal en la boca. ¡Parecía que mi personalidad había sido secuestrada por alguien! ¿En dónde se encontraba dicha maravilla?

Al ver este video de «Casi creativo», no pude evitar sentirme tan identificada. En el embarazo suceden cosas tan increíbles. Una pequeña célula provoca un «cataclismo» en el interior, pero un cataclismo que es positivo.

La maravilla de la que hablaba mi mamá se trataba de ese encuentro con su ser maternal.

La nueva vida te cambia y es un cambio hondo

No solo físico o biológico. Es verdad que las hormonas y los desbalances de minerales y vitaminas provocan unos efectos que jamás podríamos haber imaginado. Gracias a los adelantos tecnológicos podemos ver paso a paso la evolución de un embarazo y eso ya es un milagro. 

Pero lo que pasa en el ser de una mujer, es decir, cómo la afecta como persona es algo que no debería ser tomado a la ligera, ni mucho menos menospreciarlo.

Puede parecer gracioso como este video. A cuántas parejas de amigos conozco que cuando salieron embarazados todas estas anécdotas (y también las cruces) han echado color a su propia historia personal.

Los cambios en la mujer embarazada

Una mujer se afecta hondamente, por más que intentemos pensar que no pasa nada. Y que incluso algunos grupos (feministas en su mayoría), consideren la maternidad como una desventaja biológica frente a los privilegios de nuestra contraparte masculina. 

Si pudiéramos detenernos y realmente tomar conciencia en cómo nuestras capacidades se orientan distinto y en cómo todo nuestro ser se conmueve cuando damos a luz. Veríamos que la maternidad es una característica femenina de enormes alcances.

La mujer, y en el propio acto de ser madre se evidencia, tiene unas capacidades creativas únicas porque su ser se orienta a dar vida.

La potencia de ser madres que todas las mujeres poseemos (así hayamos tenido hijos o no), me atrevo a decir, hace que miremos el mundo de una manera distinta.

Todas las mujeres tenemos un mundo materno en nuestra mente (psicología) ineludible, que no lo tiene el varón.

Quiénes somos como mujeres

Cuando perdemos de vista y peor aún, cuando perdemos conciencia de quiénes somos como mujeres y los dones que portamos justo por ser mujeres, la vida del mundo entero se empobrece, se vuelve árida (poco fecunda o infecunda).

La vida es el elemento que orienta a la mujer. Es intrínseco a nosotras y a la vez es ineludible. Pero la cultura actual, nos ha empujado a mirar hacia otro lado, e incluso con desprecio a la propia maternidad.

La vemos como una traba profesional, incluso como un obstáculo en nuestras propias relaciones de pareja. ¡Cuántos comentarios negativos salen a la luz con este tema!

La mujer está en todo su derecho de desarrollarse profesional y personalmente, nadie podría discutirlo, ¡sería una locura!

Pero también es una locura que ridiculicemos la maternidad, la consideremos una obstrucción o un aspecto que juega en detrimento de nuestra persona.

Negar el valor de la diferencia y de esta capacidad tan hermosa, nos juega en contra como humanidad.

La mujer como fuente de vida

La custodia de la vida y del ser humano tiene como principal protagonista a la mujer. El pensamiento femenino en este sentido suele estar fuertemente orientado a las personas, incluso a la utilidad de las cosas para el bien del otro.

Las falsas excusas de liberación y progreso sacrificando, dejando de lado o menospreciando la capacidad de dar vida de la mujer, hacen que la sociedad no se esfuerce en ingeniar, en crear y organizar las distintas relaciones del ser humano y todo el sistema social (estudio, trabajo, etc.).

De acuerdo a un correcto valor de la mujer, integrando sus ritmos biológicos y considerando a sus propios hijos, que son un auténtico bien social (finalmente todos los seres humanos somos hijos de alguna madre).

Creo que podemos llevarnos esto ultimo como reflexión. Desde donde estoy, ya sea hombre o mujer, ¿valoro la diferencia?, como mujer ¿estoy consciente de mi capacidad de dar vida?, ¿o la considero una traba?

Déjanos saber en los comentarios qué opinas sobre este tema y cómo podríamos como sociedad aportar a un recto valor de la mujer.

«Ser una madre significa nutrir y proteger la verdadera humanidad y llevarla a su pleno desarrollo» (Edith Stein).

Maternidad: cambios en la mujer embarazada

La entrada «Calma, tu mujer no se volvió loca, está embarazada». Un video súper divertido sobre la maternidad se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Calma, tu mujer no se volvió loca, está embarazada». Un video súper divertido sobre la maternidad

«Compartir te alegra el corazón y te ensancha el alma». ¡Un corto animado precioso!

«Compartir te alegra el corazón y te ensancha el alma». ¡Un corto animado precioso!

Compartir puede parecer a simple vista un acto cualquiera, uno vacío o hasta «obvio». Pero esta muestra de amor y caridad, puede cambiarnos la vida sin que nos demos cuenta.

Puede ayudarnos a entender que un gesto pequeño genera un gran impacto no solo en nuestra vida, sino en la de los demás.

El corto animado que les comparto hoy se llama «Inseparable», y narra la historia de dos pequeños que se hicieron amigos gracias a este gesto, el de compartir.

¿Qué estás dispuesto a compartir?

Este video, además de ser un excelente recurso para los más pequeños, nos invita a reflexionar en varias preguntas. ¿Qué estoy dispuesto a darle a los demás?, ¿comparto en el transcurso del día aunque sea una sonrisa con los que tengo cerca?

¿Me considero una persona amplia, sencilla y servicial?, ¿cuándo fue la última vez que compartí algo con agrado y sin esperar nada a cambio?

Cuando pensamos en la palabra «compartir», muchas veces nos viene a la mente algo material, ¡qué está genial! Poder sorprender a otra persona con cosas tangibles nos brinda una sensación hermosa en el corazón.

Pero qué tal si nos esforzamos más en compartir noticias buenas, abrazos, besos, tiempo. Un «te amo» o un «te echo de menos».

Cuando nos veamos a nosotros mismos y no sepamos qué compartir, pensamos en todas las cosas sencillas que podemos ofrecer.

En las sonrisas, los halagos, en un buen agradecimiento, en pronunciar la palabra «perdón».

Para mí el trozo más pequeño y para ti el más grande

Cuando hay que compartir algún pastel, chocolate o dulce, siempre le digo a mi hijo: «Si eres tú el que parte, dale al otro el trozo más grande».

La primera vez me abrió los ojos como platos y me dijo ¡pero mamá, yo quiero el más grande, por qué se lo tendría que dar al otro! Y le dije, porque lo que sientes en el corazón cuando lo haces no tiene precio y además, ¡se lo puedes ofrecer a Dios!

Por supuesto esto no le hizo gracia, se enfadó las primeras veces y dijo orgulloso «pues ya no quiero nada» (seguro que no sintió ni cosquillas en el corazón 😂). Pero luego, un día inesperado me sorprendió y vi que compartía con los demás, los trozos más grandes.

Esta es una reacción natural, siempre queremos lo mejor para nosotros. Pero ofrecer el trozo más grande de lo que sea, del pastel, del corazón o del abrazo, ¡se siente genial!

Nacimos para servir, y si te cuesta hacerlo, di en tu interior: Señor te ofrezco este sacrificio. Él valora todo lo que le ofrezcas, no importa si se trata de cederle a tu hijo o a tu esposo el último trozo de chocolate.

O si haces una obra de caridad inmensa, subes una montaña o soportas con paciencia a alguien que no te cae tan bien. Dios reconoce cada acto de bondad que sale de tu corazón.

Recuerda que Él no dio un trozo pequeño, ni mediano, se entregó todo por nosotros. Así que la tarea de hoy es compartir.

Compartir aunque sea algo pequeño, piensa en un acto que haga feliz a otra persona, ofrece el postre de la cena, el último pedacito de la galleta o un mensaje que le levante el ánimo y que lo sorprenda.

¡Dinos en los comentarios qué quieres compartir!

Compartir: ¿cómo enseñar o aprender a hacerlo?

La entrada «Compartir te alegra el corazón y te ensancha el alma». ¡Un corto animado precioso! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Compartir te alegra el corazón y te ensancha el alma». ¡Un corto animado precioso!

Una animación hermosa para entender el verdadero significado de la resurrección

Una animación hermosa para entender el verdadero significado de la resurrección

Sabemos que Dios nos quiere felices, plenos, llenos de su Espíritu, abandonados a su voluntad. Y es por esa razón que permitió que su hijo sufriera tanto, muriera en la cruz y resucitara. ¡Todo por y para nosotros!

La muerte y resurrección de Jesús tiene que marcas un cambio para con nuestra realidad particular, social y comunitaria. Cambiante para con nuestra vida. ¿Realmente somos conscientes de lo que significa resucitar? 

«Ser testigo de Cristo es ser “testigo de su resurrección” (Hch 1, 22; cf. 4, 33), “haber comido y bebido con él después de su resurrección de entre los muertos” (Hch 10, 41).

La esperanza cristiana en la resurrección está totalmente marcada por los encuentros con Cristo resucitado. Nosotros resucitaremos como Él, con Él, por Él» (Catecismo De la Iglesia punto 995).

Y para comprenderlo mejor, te compartimos una animación hermosa titulada «He Is Risen».

Testigos de Cristo por su resurrección

Cristo mediante su muerte venció a la muerte, abriendo así a todos los hombres y mujeres la posibilidad de salvación. El ser testigos de su muerte y resurrección nos da una responsabilidad enorme y hermosa: ser sus apóstoles.

Cuando logremos comprender que si ninguno de nosotros testimonia lo hecho por Jesús, nadie lo hará, es cuando muchas personas más lo conocerán. Hay que intentar ver la Resurrección con esta perspectiva, ya que no podemos callar lo que hemos visto y oído.

Comer y beber con él

Dios es tan grande y tan bueno que nos permite ser partícipes de su vida divina mediante Jesús. ¡Qué fuerte suena! Pero así lo quiso, porque no es un Dios egoísta, soberbio, que se guarda las cosas para sí, sino que comparte, regala, y nos da lo más importante que tiene: su propio hijo.

Además de que resucita y nos regala esta nueva vida y una nueva forma de ver y concebir al mundo terrenal, se queda. Jesús no huye jamás, y realmente ha transformado nuestra existencia.

La Pascua de Resurrección es el centro de nuestra fe

A veces podemos llegar a acostumbrarnos a celebrar la Pascua como una fiesta más… y no lo es. La Pascua de Resurrección es el centro de nuestra fe, y como cristianos tenemos que ordenar nuestra vida hacia este gran misterio para nuestra santificación y la de los demás. 

El impacto de Dios en nuestra vida luego de la resurrección es muy fuerte, radical, lo cambia todo por completo. Nada más lindo que sabernos amados, saber que nos acompaña, nos escucha, nos espera.

Es cierta esta afirmación: «Si hemos muerto con él, también viviremos con él» (2 Tm 2, 11). La novedad esencial de la muerte cristiana está ahí: por el bautismo, el cristiano está ya sacramentalmente muerto con Cristo, para vivir una vida nueva.  

Resucitar con él, como él y para él

Resucitar con Jesús significa dejar todo lo malo y negativo atrás e intentar mejorar. Resucitar con Cristo es dar vuelta a la hoja, es convertirse en instrumento de Dios, en pincel de la obra más maravillosa: La Creación.

Cuántas veces nos olvidamos de este hecho y como mencionamos anteriormente, lo tomamos como uno más dentro de nuestro calendario litúrgico.

¡Tenemos que despertarnos! Porque si la Resurrección no nos mueve, muy probablemente nada lo haga.

Jesus sufrió, fue condenado injustamente y murió a causa nuestra. Lo que podemos hacer en respuesta a este gran hecho es intentar resucitar con él y testimoniar lo vivido.

No sirve llenarse la boca y mostrarse como un «buen cristiano», si durante la Pascua no hago silencio para escuchar la voz de Dios. Lo que más quiere Jesús es que lo acompañemos, y no estoy diciendo que sea fácil, porque para nada.

Cuesta y mucho. Es un trabajo que necesita confianza, paciencia, constancia y mucha fe. Creer no significa ver, no significa sentir todo el tiempo, todo lo contrario.

Creer es poder decir que Dios existe y es nuestro Salvador sin verlo, sin oírlo, sin incluso muchas veces, percibirlo.

Jóvenes despiertos

De joven a joven: es hora de que despiertes. Es hora de no tener miedo. Parece fácil decirlo, ¿no es cierto?, ¿cómo lo logramos entonces, cómo resucitamos con Él?

Buscando a Jesús en el corazón, de a poco, con paciencia, intentando priorizar la interioridad y el diálogo. Porque es allí donde encontrarás respuesta, es allí donde habla, obra y resuena.

No está lejos de ti, está dentro tuyo. En este tiempo pascual, con condiciones mundiales difíciles de atravesar, busca el silencio. Es en este momento donde recobraras todas tus fuerzas para la acción, ¡y podrás decir que verdaderamente has resucitado con Cristo! 

«Sepultados con él en el Bautismo, con él también habéis resucitado por la fe en la acción de Dios, que le resucitó de entre los muertos […] Así pues, si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios» (Col 2, 12; 3, 1).

Artículo elaborado por Camila Sirolli.

La resurrección: ¿cuál es su verdadero significado?

La entrada Una animación hermosa para entender el verdadero significado de la resurrección se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Una animación hermosa para entender el verdadero significado de la resurrección

¿Eres espectador, mensajero o testigo? (comentario al Evangelio)

¿Eres espectador, mensajero o testigo? (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio según San Juan 6,16-21:

«Al atardecer, los discípulos de Jesús bajaron a la orilla del mar, y subiendo a una barca, se dirigían al otro lado del mar, a Cafarnaúm. Había ya oscurecido, y Jesús todavía no había venido donde ellos; soplaba un fuerte viento y el mar comenzó a encresparse.

Cuando habían remado unos veinticinco o treinta estadios, ven a Jesús que caminaba sobre el mar y se acercaba a la barca, y tuvieron miedo. Pero Él les dijo: «Soy yo. No temáis». Quisieron recogerle en la barca, pero en seguida la barca tocó tierra en el lugar a donde se dirigían».

La entrada ¿Eres espectador, mensajero o testigo? (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Eres espectador, mensajero o testigo? (comentario al Evangelio)

¡Juan Manuel Cotelo prepara la mejor película sobre familia y tú puedes colaborar!

¡Juan Manuel Cotelo prepara la mejor película sobre familia y tú puedes colaborar!

¿Te imaginas poder hacer un regalo enorme para toda la humanidad?, ¿colaborar con una gran obra desde donde estás?, y además ¿dársela al mundo justo en Navidad? ¡Esto es absolutamente posible y aquí te contamos cómo!

Juan Manuel Cotelo y la fundación Infinito + 1 nos abren esta posibilidad con el proyecto «Unidos para unir familias». ¡Te va a encantar, te lo cuenta en el siguiente video!

La familia está en crisis

La familia, elemento natural y fundamental de la sociedad y escuela de humanidad por excelencia, está en crisis. Cada uno de nosotros viene de una familia, lugar al que idealmente siempre podemos volver.

Lamentablemente en el último tiempo hemos visto cómo las familias han sufrido rupturas hondas que continúan y su número va en aumento.

En el año 2019, solamente en España, se han dado 110.000 rupturas matrimoniales. Cifra que no es distinta en el resto del mundo. ¡Hay mucha gente que necesita ayuda!

Que está en la necesidad de conocer historias similares a la suya. Saber que es posible ser feliz y muy feliz dentro del matrimonio. Que esos anhelos que llevan en el corazón, tienen un fundamento sólido.

La soledad y el engaño de que solo se está mejor

La soledad, el sentirnos incomprendidos, el no tener a quién recurrir y un mundo que nos vende la idea de que es mejor estar solo y «ser libre» para hacer lo que se quiera, confunde a muchísima gente.

¿Cómo conciliar deseos hondos de permanencia con un mundo que lo único que te vende es inmediatez y cambio continuo?

Para ser feliz el ser humano necesita vínculos sólidos y sanos. Y definitivamente no hay mejor lugar para lograrlos y aprender a cultivarlos que dentro de familias felices.

Familias que funcionen, que se amen, que no son perfectas pero que juntos día a día, caminan de la mano para crecer y amar más y mejor.

«Unidos para unir familias»

Este proyecto necesita de tu ayuda para hacerse realidad. Ayudemos en esta noble tarea que traerá beneficios para muchas familias, y que se traducirán en beneficios para el mundo entero.

Puedes colaborar con esta hermosa iniciativa dando clic aquí y dejando tu donación. Te dejamos como adelanto una muestra de las tantas piezas musicales que acompañarán esta producción, del calibre al que ya nos tiene acostumbrados Juan Manuel Cotelo y la Fundación Infinito + 1. 

¡Qué en este proyecto seamos Infinito + muchos! Pasa la voz. 

Unidos para unir familias: así puedes colaborar

La entrada ¡Juan Manuel Cotelo prepara la mejor película sobre familia y tú puedes colaborar! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¡Juan Manuel Cotelo prepara la mejor película sobre familia y tú puedes colaborar!

4 reglas infalibles que puedes poner en práctica para discernir

4 reglas infalibles que puedes poner en práctica para discernir

¿Señor qué hago?, pero Señor ¿por qué no me respondes… no sé, más duro, más claro, que te entienda? Es que si tú me dices que haga esto o lo otro, pues claro que lo haré, aunque no me guste… ¿pero dime qué opción elijo? ¡El discernimiento parece un tema tan complejo!

¡Para! Hasta en alemán te lo repetiré, ¡halt! Es hora de hacernos responsables de nuestras acciones y decisiones. Sí es bastante importante pedirle a Dios la luz de su Espíritu para hacer un verdadero discernimiento, pero no podemos dejarle todo a Él.

Aunque nos responda que hagamos esto o lo otro, que vayamos por un camino o el otro, la decisión final está comprendida dentro de nuestra libertad. 

Hablemos de libertad y discernimiento

¿Qué es la libertad? El Catecismo de la Iglesia católica nos dirá en el numeral 1731: «Libertad es el poder, radicado en la razón y en la voluntad, de obrar o de no obrar, de hacer esto o aquello, de ejecutar así por sí mismo acciones deliberadas.

Por el libre arbitrio cada uno dispone de sí mismo. La libertad es en el hombre una fuerza de crecimiento y de maduración en la verdad y la bondad.

La libertad alcanza su perfección cuando está ordenada a Dios, nuestra bienaventuranza».

En pocas palabras, la libertad es el don que nos ha dado Dios, haciéndonos capaces de elegir cómo actuar. Pero esta libertad, luego de un encuentro con Jesús, ya no se debería mover entre elegir lo bueno o lo malo.

Lo malo nunca es una opción para el cristiano, ¡debemos elegir entre una opción buena y otra mejor!

Todo esto se ve inmerso dentro del discernimiento, un tema imperdible y que puedes profundizar en el curso online que tenemos sobre discernimiento espiritual. ¡Es buenísimo! Estoy seguro de que si decides hacerlo, la vida te va a cambiar. 

En esta ocasión quiero compartir contigo un video de «Ascension Presents», donde el padre Mike habla sobre este tema y nos comparte cuatro reglas a modo de preguntas o puertas, infaltables al momento de discernir.

Te invito a ver el video hasta el final, tiene subtítulos en español.

1. ¿Es una buena opción – decisión?

No todas las opciones son buenas, sin que necesariamente conlleven a un acto malo, sino que simplemente no son lo mejor para este momento y lugar.

Por eso es necesario que en el momento en que se comienza a discernir se parta de la pregunta sobre la pertinencia de la opción que tengo delante de mí. 

La persona se podría definir por el cómo actuamos respecto a lo que tenemos en frente, por cómo elegimos proceder ante determinadas situaciones. Es desde aquí que podemos decir que el dejar de hacer el bien nos despersonaliza.

En filosofía, nos encontramos con que Aristóteles decía que «la verdadera felicidad consiste en hacer el bien». Por tanto, elegir la opción más buena, que conlleve a un bien mayor, contribuye en la construcción de la felicidad propia y común.  

2. ¿Es realmente una opción posible para mí?

En segundo lugar es necesario ser realistas, hay opciones sumamente buenas, pero que, seamos sinceros, les hace falta aterrizar.

Hay que decirlo, puede que la mejor opción que encuentro para solucionar un problema sea irme a vivir a Júpiter, pero lo siento, por lo menos actualmente, eso no es posible. 

Es importantísimo que a la hora de tomar decisiones se tenga como una especie de lista de opciones. Lista que se va depurando por las mejores opciones y que luego debe ser depurada aún más, por las opciones que son realmente posibles de llevar a cabo. 

Soñar es bueno, sueña sin límites, pero también sé realista. Los sueños han sido siempre la semilla para proyectos y desarrollos espectaculares que nunca habrían sido posibles si no nos hubiéramos dado la oportunidad de soñar en grande.

Es importante pasar todo esto por el filtro de la realidad que contiene una consciencia clara de las posibilidades propias. La posibilidades no son solo personales, también sociales, académicas, económicas, relacionales…

¿La opción que considero mejor, es verdaderamente posible?

3. ¿Es una opción prudente?

En casa siempre se ha dicho: «No hagas nunca cosas buenas que puedan parecer malas». Y creo que este sencillo adagio nos da los elementos para hacer esta pregunta: ¿es prudente ejecutar la opción que considero buena y posible?

Esto porque las opciones pueden ser ciertamente buenas, posibles, realistas, con resultados satisfactorios y deseados, pero en este momento y lugar preciso de mi vida, no es prudente hacerlo. 

La santidad también consiste en hacer lo que me corresponde en el momento y lugar que corresponde hacerlo. Prudencia al actuar, al pesar, al hablar, al vivir.  

4. ¿Es la opción que yo quiero?

Finalmente, está la pregunta sobre lo que en realidad quiero, parecería obvia pero se convierte en la pregunta más compleja de este proceso.

Puede ser que la opción elegida hasta el momento sea buena, posible y prudente, pero finalmente no es la que yo deseo. 

Es aquí donde más se evidencia el ejercicio de la libertad, Dios nos ilumina y es más, nos llama vocacionalmente a una misión, pero puede que en este momento, ese llamado que siento, no sea lo que yo quiero. 

Este es un tema bien importante, podríamos pensar que por el solo hecho de sentir que esa opción es la que Dios ha suscitado en mi vida, ya es la que tengo que hacer y aceptar sin poner ningún tipo de resistencia.

Y el problema en esta situación es hacerlo por «obligación», y no por amor. Mi querido amigo, esto nunca contribuye a la construcción de la santidad, es necesario amar la opción buena, posible, prudente, solo así se ejecutará con verdadero amor.

Se hace absolutamente necesaria la escucha del Señor, tener una actitud siempre abierta a la conversión. El discernimiento puede parecer un tema complicado, pero en realidad nos facilita todo en la vida.

Hay momentos en que la opción que hemos considerado que cumple con todas las preguntas, simplemente termina por ser una opción errónea, y es ahí donde entra la conversión.

Es el plus de este proceso, si llegamos a la cuarta pregunta y la respuesta es que no es la opción que quiero, puedes tranquilamente regresarte a la primer pregunta sin problema, en esto consiste el discernimiento. 

¿Qué es el discernimiento? Te lo explico en 4 puntos

La entrada 4 reglas infalibles que puedes poner en práctica para discernir se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 4 reglas infalibles que puedes poner en práctica para discernir

Oración de una mujer que le pide a Dios el don de convertirse en madre

Oración de una mujer que le pide a Dios el don de convertirse en madre

Escribí esta oración desde lo más profundo de mi corazón y quise compartirla, porque sé que muchas parejas en el mundo pasan por esta difícil experiencia.

En especial aquellas mujeres que no pueden tener ese bebé que tanto anhelan. Quiero decirles que ahora más que nunca, el abrirle nuestro corazón a Dios, puede ayudarnos a comprender mejor esta realidad y a no perder la fe y la esperanza. 

Oración de una mujer que sueña con ser mamá

Oración para lograr quedar embarazada

«Querido Dios,

Sabes que quiero con todo mi corazón llevar un hijo en mi vientre, que quiero co-crearlo contigo porque ese es uno de los llamados en mi vocación al matrimonio.

Sabes que me duele cuando cada mes me doy cuenta de que no estoy embarazada. Que me duele ver a mi esposo sufrir, porque él también sueña con ser papá y le pesa ver mis lágrimas cuando no las puedo contener. 

Tú me conoces y sabes que también me duele ver cómo muchas personas a mi alrededor tienen hijos. Me pregunto ¿por qué yo no? 

Señor, ayúdame a cambiar esos porqués por un ¿para qué?

Es verdad que esa es mi cruz, porque mi deseo de ser mamá es grande y lo quiero con todo mi ser. Pero también es verdad que, aunque me cueste entender, tú me amas y tienes planes mucho más grandes para mí.

Sé que los hijos son un regalo y no un derecho. Sé que cada persona que viene a este mundo ha sido pensada por ti desde la eternidad y en el momento en que tú lo decidas, porque solo tú eres el dueño de la vida. 

Y es por eso que cada uno de nosotros, somos tus hijos amados, llenos de valor y dignidad, creados por ti con cada detalle que nos caracteriza.

Por eso como tu hija y con la confianza que me has dado, te pido que intercedas por este anhelo que guardo profundamente en el corazón.

Te pido con todas las fuerzas de mi alma que me concedas el regalo de concebir un hijo, si esa es tu voluntad.  

Y a la vez, ayúdame Jesús a no quedarme encerrada en el plan que yo tengo y en mi sufrimiento. Abre mis ojos para que sea capaz de ver todas las bendiciones que tengo a mi alrededor. 

Enséñame Señor, a abrir mi corazón

Oración para lograr quedar embarazada

Y a ver todas las formas en las que puedo ser fecunda con mi vida tal como es hoy, sirviendo a los demás.

Y sobretodo, dame la gracia de amar tus planes, de ser fiel a tu promesa y de amarte siempre sobre todas las cosas de este mundo, viviendo mi camino de santidad como tú me lo pides. Amén».

Si conoces a una mujer que esté pasando por esta situación, compártele esta oración y acompáñala con tus oraciones y tu presencia.

Puede ser una época difícil, en la que la sensibilidad está a flor de piel, donde las preguntas o las comparaciones no ayudan. Pero un amigo que nos traiga paz y alegría, será siempre un bálsamo para el corazón.

Si también tú estás buscando un embarazo, déjame saber en los comentarios cómo te sientes o qué te ha servido para afrontar la espera. ¡Oremos juntas!

La entrada Oración de una mujer que le pide a Dios el don de convertirse en madre se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Oración de una mujer que le pide a Dios el don de convertirse en madre

¿Por qué acercarse a la sexualidad a través de la pornografía y la masturbación es un riesgo?

¿Por qué acercarse a la sexualidad a través de la pornografía y la masturbación es un riesgo?

Muchas veces se habla de «normalizar» la sexualidad, de hacer que deje de ser tabú en orden a que ambos, hombres y mujeres, puedan disfrutar libremente de ella.

En el marco de dicha «normalización», muchas veces se constata que, en términos de «conocimiento» de cómo funciona el propio cuerpo o la propia sexualidad, los varones parecerían correr con «ventaja».

En efecto, los hombres se masturban desde una edad más temprana que las mujeres. De igual modo, entre ellos el consumo de pornografía, tristemente parecería estar más normalizado.

De ahí que, para poner a la mujer en «igualdad» de condiciones que el varón, muchas veces se busca normalizar también en ella dichas prácticas —pornografía y masturbación—.

Esto con la finalidad de que ella pueda «conocer» su propio cuerpo y cómo funciona su sexualidad, sin preguntarse si estas prácticas son realmente buenas.

En este post hablaremos de las razones por las que acercarse a la sexualidad a partir de estos dos aspectos, significa un riesgo.

¿El varón corre con ventaja?

Hace poco, en referencia a este tema, una chica escribía a la cuenta de Ama Fuerte diciendo:

«Cuando llega un encuentro sexual, nos encontramos con hombres que ya saben todo sobre sus genitales y cómo funcionan, pero además creen saber lo que a las mujeres les gusta o les acomoda, porque lamentablemente la mayoría ha recurrido a la pornografía».

Y seguía: «para mí, el problema de eso es que al final el encuentro sexual no se convierte en un descubrimiento mutuo, sino en un descubrimiento guiado desde el hombre con lo que él sabe o cree saber de las mujeres, y muchas veces centrados en su propio placer».

Esta chica, desde su lugar como mujer, presenta un reclamo válido. Sin embargo, «nivelar» a la mujer instalando para ella la masturbación o el acceso a la pornografía como algo normal, ¿no es nivelar hacia abajo?

Lo que es bueno para uno, lo es para los dos

Antes de pretender normalizar la masturbación o la pornografía para que las mujeres estén «en las mismas condiciones» que los varones, es importante preguntarnos si estas prácticas realmente ayudan a vivir una sexualidad más plena.

Acercarse a la sexualidad a través de la pornografía y la masturbación presenta graves riesgos. Uno de los más importantes es que se pone el centro en el propio disfrute y la propia satisfacción, olvidándose por completo del otro.

La pornografía enseña a ver a las personas como objetos descartables: si la que aparece en el video no me gusta, la cambio. Y en la masturbación, es uno quien controla los ritmos en orden a maximizar su propio placer.

Entablar un encuentro sexual a partir de la experiencia aportada por la pornografía o la masturbación puede dejar heridas, tanto en uno mismo como en los demás.

En uno mismo, porque uno va perdiendo la capacidad de hacer de un encuentro sexual un momento de entrega y complicidad dentro del matrimonio —volviéndose más bien una manifestación de dominio y posesión—.

Y en los demás, porque en un encuentro en el que prima una actitud de uso, más que ganar una experiencia, a uno le queda la sensación de que le han quitado algo.

Para profundizar en este tema te compartimos cuatro artículo y una conferencia online que pueden ayudarte:

11 consejos para dejar la pornografía y recuperar la paz en el corazón

¿Cómo puede interferir la pornografía en mi matrimonio?

¿Qué tendrá que ver El Señor de los Anillos con mi lucha contra la pornografía?

3 maneras de alejarte de la pornografía con ayuda de la Virgen María

Conferencia Online: «Matrimonio y pornografía. Claves para recuperar tu intimidad»

Nuestro autor también tiene un blog llamado www.amafuerte.com donde puedes encontrar más contenidos sobre este tema. ¡Déjanos saber en los comentarios qué opinas!

La entrada ¿Por qué acercarse a la sexualidad a través de la pornografía y la masturbación es un riesgo? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Por qué acercarse a la sexualidad a través de la pornografía y la masturbación es un riesgo?

«Sé que estás cansado de esta pandemia». Un video que te devolverá las ganas de seguir adelante

«Sé que estás cansado de esta pandemia». Un video que te devolverá las ganas de seguir adelante

La pandemia nos tiene cansados a todos, ha pasado más de un año desde el primer caso de Coronavirus. Ha sido un tiempo lleno de cambios, de tristes noticias, pero también de esperanza y aprendizaje. 

Aún dentro de las consecuencias negativas y dolorosas, hay varios aspectos positivos que se pueden resaltar. ¡Sí, positivos, no todo ha sido malo!

Por eso te invito a ver este anuncio publicitario de Coca-Cola llamado «Everyday Special».

La pandemia ha hecho que limitemos nuestras actividades de antes, si es que veíamos con frecuencia a nuestros familiares, puede que ahora no podemos estar con ellos como solíamos hacerlo.

Pero la tecnología ha permitido que nos unamos a través de mensajes, llamadas o video llamadas y que se fortalezcan los vínculos familiares debilitados o a lo mejor hasta perdidos, por motivos de poca trascendencia. 

¿Conoces a tu familia?

Lamentablemente en muchos hogares por la rutina diaria, existe el peligro de que la casa se asemeje a un centro de hospedaje.

Cada quien llega a diferente hora, se encierra en su habitación o anda ocupado en sus asuntos y no se interesa por los demás miembros de la familia. 

Entonces, si no sé de sus alegrías, de sus tristezas y preocupaciones, de cómo le va cada día, ¿cómo puedo decir que la conozco? 

Y en este tiempo de pandemia, ¿será que sigo siendo indiferente?, ¿sigo sin interesarme en lo que angustia o preocupa a mi mamá o a mi hermano?, ¿soy egoísta o frío con mi pareja y le hecho toda la culpa al trabajo?

La famosa frase «quédate en casa»

En esta pandemia la frase que más se ha repetido ha sido y sigue siendo «quédate en casa». Y aunque ya nos suene a disco rayado, es la única solución que hay para tratar de no seguir propagando este virus.

Es cierto que el hecho de quedarnos en casa también ha traído tensiones familiares, no es fácil compartir 24/7 con tu familia.

Todos somos distintos y para mantenernos en armonía es necesario seguir lo que señala san Pablo en la carta a los Efesios ( Ef 4,2): «Sean humildes y amables, sean comprensivos y sopórtense unos a otros con amor».

Debido al confinamiento (el del año pasado y el que ahora regresa en muchos países) seguimos teniendo momentos valiosos para compartir en familia, mejorar la comunicación, realizar actividades juntos.

¿Te estás esforzando para que esto suceda?, ¿pones de tu parte para que la convivencia sea buena?

¿Has dado las gracias por seguir vivo y tener a tu familia?

En este tiempo han fallecido muchas personas, muy cercanas a nosotros o a lo mejor no tanto. Sin embargo, creo que todos hemos conocido a alguien que ha perdido a un ser querido debido al COVID.

¿Te has puesto a pensar si en medio de la rutina le das las gracias a Dios por lo que tienes? Agradezcamos a Dios por el simple hecho de estar vivos, por seguir tienendo una familia, muchos lo han perdido todo.

¿Qué pasaría si nos faltara esa persona especial, nuestra madre, nuestro esposo o nuestros hijos?, ¿acaso no lamentaríamos haber compartido tan poco con ellos?

¡Aún estamos a tiempo, aprovechemos cada instante! Como dijo san Ignacio de Loyola: «El amor se ha de poner más en las obras que en las palabras».

Tengamos presente lo que señala el video: después de un año, no es lo mismo, ¡cada día es especial! 

Aprovecha el tiempo, valora lo que tienes

Así como hemos compartido más tiempo en familia, puede ser que también hayamos usado este tiempo para hacer lo que más nos gusta.

Como aprender a preparar nuevos platos y postres, leer, hacer ejercicio, seguir un curso en Internet, comenzar un nuevo negocio y proyecto, etc.

Todo lo que he mencionado es bueno y provechoso, pero que este tiempo también sea, un tiempo para reflexionar en lo verdaderamente importante, en el orden de prioridades que hemos tenido y necesitamos tener.

Porque nos hemos visto impedidos de participar en misa, de confesarnos, de comulgar, de asistir al grupo o movimiento de la iglesia si pertenecemos a uno.

En fin, hemos tenido que hacer uso de los medios virtuales, pero que esto no sea motivo para alejarnos de Dios. ¡Porque todo puede sernos útil!

¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma? , ¿cómo olvidar a Aquél que nos ha amado tanto y sigue protegiéndonos?

Recuerda que Dios lo puede todo

Los tiempos son difíciles, pero todo pasa y esto también pasará. Confiemos en Dios, aun cuando sintamos que no nos escucha. Él está ahí, dándonos todo su amor y atento a nuestras súplicas.

Y para este tiempo de pandemia que durará aún más, te dejo esta oración:

Oración para pedir protección en tiempos de pandemia 

«Oh Madre amorosa, tú sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que proveerás como lo hiciste en Caná de Galilea.

Intercede por nosotros ante tu Hijo Jesús, el divino médico, por aquellos que han enfermado, por quienes son más vulnerables y por quienes han muerto.

Intercede también por quienes cargan la responsabilidad de proteger la salud y seguridad de los demás y por quienes atienden al enfermo y buscan una cura.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado con nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección.  

Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro ¡Oh Virgen gloriosa y bendita! Amén».

(Adaptada de la oración del Papa Francisco, Caballeros de Colón)

Artículo elaborado por Verónica Tito.

Pandemia: ¿cómo recuperar la esperanza en este tiempo?

La entrada «Sé que estás cansado de esta pandemia». Un video que te devolverá las ganas de seguir adelante se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Sé que estás cansado de esta pandemia». Un video que te devolverá las ganas de seguir adelante

«También nosotros somos como el hijo pródigo». ¡Es tiempo de volver a los brazos del Padre!

«También nosotros somos como el hijo pródigo». ¡Es tiempo de volver a los brazos del Padre!

Todos hemos escuchado hablar de la parábola del hijo pródigo. Y estoy convencida de que al menos una vez en la vida, nosotros también hemos decidido alejarnos y hemos regresado arrepentidos a los brazos del Padre.

¿Te ha pasado que esas debilidades, de las que ya hasta dabas gracias a Dios por haberte liberado… salen de pronto a atormentarte?

En fuertes crisis vemos que siguen todavía latentes. ¡Uf! Es doloroso encontrarnos con lo que más nos cuesta de nosotros mismos, nuestras debilidades, pecados, manías, heridas…

Y se nos suma el pavor del «qué pensará Dios». ¿Me verá Dios igual después de ser un desastre, tan pecadora? Pero…¿Por qué permite Dios esto?, ¿le gustará vernos humillados?

La parábola del hijo pródigo nos puede ayudar a meditar en varios temas:

1. El hijo cree que puede con su fuerza

Hijo pródigo: ¿por qué podemos identificarnos con él?

Cuando nos encontramos con nuestros fallos entendemos que no era nuestra fuerza la que nos mantenía «virtuosos», sino la gracia de Dios.

En el culmen de su vida espiritual, san Ignacio escribió su famosa oración suscipe:

«Toma Señor y recibe toda mi libertad, mi entendimiento, mi voluntad, mi haber y poseer. Todo tú me lo diste, a ti Señor lo devuelvo. Dame tu amor y tu gracia, que esto me basta».

Ignacio se enfrenta con la realidad de que todo lo que sabe, hace, tiene y da: es por gracia. ¿Y el amor?… como hijo pródigo entiende que no valen los aplausos, ni de santos ni de reyes, ni la fama, ni los contactos en el reino ni en el Vaticano.

¡Lo único que necesitamos para encaminarnos es el amor de Dios!

2. Si no podemos alejarnos de Dios, ¿qué es el pecado entonces?

Hijo pródigo: ¿por qué podemos identificarnos con él?

El hijo está avergonzado, sucio exteriormente, pero seguro también, sucio espiritualmente, en su interior. Pero aún en harapos, el padre corre a recibirlo y lo abraza, no se avergüenza de Él.

¿Y por qué si sabía que iba a usar el dinero para sus placeres y negocios, no le negó el dinero ni la posibilidad de irse?Bueno, porque no se trataba de humillarlo, sino de hacerle entender que siempre contaría con su amor.

Eso mismo nos pasa a nosotros como hijos de Dios. Una y mil veces podemos alejarnos, y del mismo modo, volver con el alma adolorida. ¡Jesús siempre estará esperándonos con los brazos abiertos!

3. Encontrarnos a nosotros mismos

Hijo pródigo: ¿por qué podemos identificarnos con él?

Como dice Pablo: «…No se encuentra lejos de cada uno de nosotros, pues en Él vivimos, nos movemos y existimos… Si somos, pues, del linaje de Dios, no debemos pensar que la divinidad sea algo semejante al oro, la plata o la piedra, modelados por el arte y el ingenio humano» (Hechos 17).

El pecado nos lleva a vivir como huérfanos. No es entonces cómo percibimos a Dios, sino cómo nos percibimos a nosotros mismos. ¿Nos alejamos por voluntad propia de nuestra naturaleza divina?

Descubrimos quiénes somos en realidad, cuando experimentamos el amor de Cristo. No se trata de ser el hijo mayor y perfecto, sino de confiar que Dios nunca deja de confiar en nosotros, por más que sintamos que lo hemos decepcionado.

Somos hijos pródigos varias veces al día, cuando nos confundimos, nos caemos, traicionamos, herimos y dejamos de buscar a Dios. ¡Pero recuerda siempre, puedes volver al Padre!

Hijo pródigo: ¿por qué podemos identificarnos con él?

La entrada «También nosotros somos como el hijo pródigo». ¡Es tiempo de volver a los brazos del Padre! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «También nosotros somos como el hijo pródigo». ¡Es tiempo de volver a los brazos del Padre!

¿Qué puede tener en común un músico con la vida de san José?

¿Qué puede tener en común un músico con la vida de san José?

San José, patrono de la Iglesia universal, es considerado también patrono de la buena muerte, patriarca de la oración y santo del silencio.

Y una de las grandes características que distinguen a la figura paterna de Jesús es su fidelidad tanto para Dios como para María.

Pero, ¿qué analogía podemos observar en José con la vida de un músico?

San José: ¿qué puede tener en común con los músicos?

Al igual que José, un músico es fiel a sus dones. Y es que Dios escogió a este hombre de vida sencilla para proteger y amar a su hijo único y a su madre María.

Para un músico, una vez llega la musa que lo inspira, permanece en él para siempre. Esto mismo sucedió con José con la llegada de María, no solo fue inspiración, sino también una nueva misión que aceptó con mucha humildad.

Es importante reconocer que san José era un hombre trabajador, destacado en la carpintería, trabajo que requiere conocimiento, herramientas y entrega.

¿Acaso no es igual que el músico? Sí, como san José el carpintero, el músico es un trabajador que dona su talento al servicio de sus oyentes y que con sus instrumentos convierte la materia humana, sus tristezas, dificultades y
alegrías en notas melódicas.

San José sostiene la nota melódica de su Iglesia

San José: ¿qué puede tener en común con los músicos?

Iglesia, que como el lenguaje de la música, es universal. Acogiendo con ternura el corazón de todos los hijos e hijas de Dios. Sin embargo, lo más peculiar en este santo padre, es el «ruido» que provoca con su silencio.

No se trata de un silencio vacío, sino de uno que se siente y que, a su vez, tiene mucho sentido. Un refrán popular dice que «el silencio dice más que mil palabras», y es cierto.

Aunque de su boca no salieran muchas palabras, san José acogía con amor los mandatos del Señor. Y es que quizás, su rezo se escuchaba a través de los golpes en la madera o del cantar de las aves. Su plegaria era caminar junto a María, y su oración era tal vez, un abrazo a Jesús.

Pero, ¿cómo san José, a través del silencio, puede ser parte del músico?

Uno de los componentes más importantes de la música es el ritmo, basado en pulso y silencio.

Musicalmente se utiliza el silencio por muchas razones, para detener el pulso, para descansar y para que otro instrumento pueda ser escuchado.

¿No les es familiar? Es necesario que podamos hacer silencio para escuchar a Dios y hacer seguir su propio ritmo, así como lo hizo san José.

Que este santo ejemplar pueda ser esa nota silenciosa en nuestras vidas, y que nuestra oración silenciosa se convierta en una canción a Dios. ¡Amén!

Artículo elaborado por Ivaniell Delgado.

San José: ¿qué puede tener en común con los músicos?

La entrada ¿Qué puede tener en común un músico con la vida de san José? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Qué puede tener en común un músico con la vida de san José?

El llamado del papa Francisco a seguir luchando por los derechos fundamentales

El llamado del papa Francisco a seguir luchando por los derechos fundamentales

El papa Francisco nos invita este mes de abril a rezar por las personas que luchan por los derechos fundamentales de las personas.

A pesar de la globalización, sucede que muchas veces ignoramos realidades que incluso pasan cerca de nosotros. Cuando no nos falta nada y vivimos una vida cómoda se nos pasa de largo que tal vez el que vive al lado no goza de todo aquello que por derecho le corresponde, y no necesariamente se trata de bienes materiales.

Los derechos fundamentales de la persona son aquellos derechos que son irrenunciables e inviolables. Que son de toda persona justo por ser persona y por tener una dignidad innegable. 

Estos derechos tienen un carácter de universalidad

¿Qué significa esto? Que tienen validez aquí y en cualquier lugar del planeta, independientemente de la cultura, o del régimen gubernamental, incluso de la religión. Son válidos para todos. 

Además son, irrenunciables (no se puede renunciar a ellos), son inviolables (nadie puede trasgredirlos), son intransferibles (tus derechos fundamentales no se los puedes transferir a nadie más por que son tuyos) y son interdependientes (además de estar relacionados entre sí, dependen el uno del otro).

¿Conoces cuáles son los derechos fundamentales?

Siendo estos derechos tan importantes, ¿conoces cuáles son? Te cito algunos aquí. Los derechos fundamentales, entre otros, comprenden:

Derecho a la libertad ideológica, de credo y a la seguridad

Derecho a la dignidad humana, al honor y a la intimidad

— Derecho a la tierra, al trabajo y al un techo

— Derecho a la salud

— Derecho a la educación

— Derecho a la vida

Están basados en el bien común y no en el deseo de algunos o en la satisfacción de los deseos individuales.

Y a demás, muy importante, así como son derechos, conllevan deberes fundamentales, como reconocer y respetar estos derechos.

¿Cómo podemos aportar a estos derechos desde nuestra realidad del día a día?

En primer lugar, respetándolos. Muchas veces ni siquiera nos damos cuenta que no los respetamos cuando exigimos que alguien o que todos, piensen igual que nosotros.

En segundo lugar, exigiéndolos cuando corresponda. Y en tercer lugar fomentando su conocimiento dentro de nuestro entorno, empezando por interesarnos por ellos y conocerlos más a fondo. 

Y por su puesto, como nos los pide el papa Francisco, rezando por todo aquel que incluso se deja la vida luchando por ellos.

«Si se acepta el gran principio de los derechos que brotan de solo el hecho de poseer la inalienable dignidad humana es posible aceptar el desafío de soñar y pensar en otra humanidad» (Papa Francisco, Fratelli Tutti 127).

Derechos fundamentales: ¿cómo luchar por ellos?

La entrada El llamado del papa Francisco a seguir luchando por los derechos fundamentales se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: El llamado del papa Francisco a seguir luchando por los derechos fundamentales

La canción de Coldplay con la que entendí la alegría de la resurrección como nunca

La canción de Coldplay con la que entendí la alegría de la resurrección como nunca

¡Feliz Pascua de Resurrección! Cristo está vivo y qué lindo poder tener casi 50 días para seguir entrando en la alegría de lo que significa esto.

Les confieso que este año estoy disfrutando de la Octava de Pascua y de todos estos días del tiempo pascual. Y me ayuda mucho leer y meditar los Evangelios donde Jesús resucitado se encuentra con los discípulos.

Lo que hace, lo que dice, ver la reacción de los discípulos, ver cómo Jesús los trata, cómo los acompaña en su proceso de descubrir que está vivo, cómo les devuelve la alegría y los envía a la misión.

¿Qué significa para mí que Jesús haya resucitado?

Puede ser que no nos hayamos hecho esta pregunta antes. Seguro conocemos la respuesta teórica del Catecismo (que es muy importante) pero podemos intentar contestar la pregunta desde nuestra experiencia personal de encuentro con Jesús.

Para contestar esta pregunta la canción «A sky full of stars» de Coldplay ¡me ayudó mucho! Y espero que les pueda dar pistas para que cada uno pueda pensar su respuesta.

Esta canción la conocía hace un tiempo (salió en 2014), pero una amiga me contó que este tema era muy importante porque ella se lo dedicaba a Jesús.

Y volviéndola a escuchar descubrí que todos se la podemos cantar a Jesús resucitado. En primer lugar, porque la melodía (producida por Avicii) te transmite alegría, vida y ganas de saltar de la felicidad, me habla de resurrección.

Y en segundo lugar, porque la letra podría ser aplicable a Jesús (desde nuestra mirada de fe, no porque el cantante haya tenido esa intención) y nos puede hablar de por qué es tan importante la resurrección de Jesús para nuestras vidas.

A continuación les comparto el video de «A sky full of stars» y algunas frases para reflexionar.

«Porque eres un cielo lleno de estrellas»

Algo muy lindo para contemplar es un cielo lleno de estrellas y Jesús con toda su vida es ese cielo de estrellas que podemos contemplar porque resucitó.

Si no hubiera resucitado, toda su vida, sus gestos, sus palabras, su amor, hubieran caído en el olvido, hubiera sido otra persona buena que intentó cambiar el mundo y no pudo.

Pero gracias a su resurrección podemos ver que toda su vida entregada hasta el final no fue en vano, no afectó solo a las personas de su tiempo que tuvieron contacto con Él, sino que hoy podemos experimentarlo a Él actuando en nuestras vidas porque está vivo.

Jesús es un cielo de estrellas que al contemplarlo no nos deja igual, sino que transforma nuestro corazón. Por eso Él nos invita a mirarlo para que lo podamos reconocer: «Miren mis manos y mis pies, soy yo mismo» (Lc 24, 39).

«Porque en un cielo lleno de estrellas creo que te veo»

Porque Jesús vive, entonces no estamos solos. Él está vivo en su Palabra, en la Eucaristía, en nuestros hermanos y en nuestra vida. Lo podemos ver vivo en cada situación, y podemos encontrarnos con Él hasta en un cielo lleno de estrellas.

Como nos dice el papa en la exhortación apostólica Christus Vivit: «No habrá nunca más soledad ni abandono (…) Él lo llena todo con su presencia invisible, y donde vayas te estará esperando» (CV 125).

Lo importante es reconocerlo como lo hicieron los discípulos de Emaús, mientras le explicaba las Escrituras y les partía el pan (Lc 24, 30-32).

«Porque iluminas el camino»

Porque Jesús vive, puedo vivir el dolor, el miedo, el fracaso, el error, la angustia, hasta la muerte, sin nada que temer porque venció todo eso.

La muerte no tiene la última palabra en mi vida, mi fracaso no me define, el dolor no es definitivo. En cada situación dolorosa hay una oportunidad de vida, hay una puerta abierta que nos abre Jesús.

Podemos ver cómo Él le muestra a María Magdalena que su tristeza no es para siempre (Jn 20, 11-18). Le muestra a Tomás que su duda no es toda la verdad (Jn 20, 24-39), y le muestra a Pedro que su pecado no es su identidad (Jn 21, 15-17).

«Voy a darte mi corazón»

Porque podemos ver todo lo que Él es y todo lo que trasforma en nuestras vidas, la única decisión lógica es salir a los caminos y sentirnos enviados por Él.

Podemos seguir a Jesús porque contemplarlo vivo en nuestras vidas atrae nuestros corazones hacia Él. Y al encontrarnos con Él, la alegría del encuentro nos desborda el corazón y nos impulsa a anunciarlo en todas partes.

«Vayan, entonces, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos» (Mt 28, 19).

Y para ti, ¿qué significa que Jesús haya resucitado? ¡Haz que la alegría de su resurrección brille a través de tu vida!

Espero que la canción y el artículo te ayuden a contestar a esta pregunta. A continuación te comparto la letra en español de la canción. ¡Feliz Pascua!

Porque tú eres un cielo,
porque eres un cielo lleno de estrellas,
voy a darte mi corazón.

Porque tú eres un cielo,
porque eres un cielo lleno de estrellas,
porque iluminas el camino.

No me importa,
sigue adelante y hazme pedazos
no me importa si lo haces,

Porque en un cielo,
porque en un cielo lleno de estrellas,
creo que te vi.

Porque tú eres un cielo,
porque eres un cielo lleno de estrellas,
quiero morir en tus brazos.

Porque te iluminas más, cuanto más oscuro se pone,
voy a darte mi corazón.

No me importa,
sigue adelante y hazme pedazos,
no me importa si lo haces,

porque en un cielo,
porque en un cielo lleno de estrellas,
creo que te veo, creo que te veo.

Porque tú eres un cielo,
porque eres un cielo lleno de estrellas,
una visión celestial,
eres una visión celestial.

Resurrección: ¿por qué es motivo de tanta alegría?

La entrada La canción de Coldplay con la que entendí la alegría de la resurrección como nunca se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: La canción de Coldplay con la que entendí la alegría de la resurrección como nunca

¿Por qué la Iglesia no vende sus riquezas y termina de una vez con el hambre y la pobreza?

¿Por qué la Iglesia no vende sus riquezas y termina de una vez con el hambre y la pobreza?

Siempre me ha gustado mucho escuchar las explicaciones del hermano Godínez. Y en esta ocasión, la respuesta que da a esta pregunta (¿en verdad se acabaría el hambre y la pobreza si la Iglesia vendiera sus riquezas?), es genial y nos hace reflexionar.

Tal vez esta pregunta también nos la hayamos hecho nosotros. ¿Por qué no mejor venden todo?, ¿por qué tanta necesidad de proteger sus obras de arte?, ¿cómo puede ayudar esto a otras personas?

Debemos recordar que Dios ha querido que participemos en su plan de salvación y por eso muchas veces somos el medio que usa para llegar al corazón de personas sedientas de Él, pero que lo desconocen. 

Te comparto el video con su respuesta para que puedas sacar tus propias reflexiones y para que meditemos juntos en por qué el arte y todas las riquezas de la Iglesia son tan valiosas.

Existen varias formas de llegar a Dios

Después de escucharlo recordé un poema de León Felipe que puede ayudarnos a meditar en el tema. A entender que todos nos encontramos con Dios de maneras diferentes.

Y que puede ser justamente en el arte, donde nos encontremos cara a cara con la divinidad de Dios. Dice así:

«Nadie fue ayer,
ni va hoy,
ni irá mañana
hacia Dios
por este mismo camino
que yo voy.
Para cada hombre guarda
un rayo nuevo de luz el sol…
y un camino virgen
Dios».

¡Esto significa que Dios dispone de formas únicas para llevarnos a su encuentro! Una de esas formas es el arte, actividad trascendental y satisfactoria.

¿A quién no le gusta escuchar su canción favorita, bailar, cantar o pintar? Cada uno se apoya en un arte más que en otro, pero todos hemos encontrado consuelo en él.

Podemos expresar lo indescriptible, desahogarnos, sorprendernos, cuestionarnos. Cuando contemplamos una obra de arte podemos por un instante conectar con el corazón del artista y compartir su sentir. 

Una belleza en armonía

En uno de sus mensajes, Benedicto XVI expresaba que nuestro anuncio del evangelio se debe apoyar también con el lenguaje de las imágenes y de los símbolos. 

Solo piensa en ese cuadro tan perfectamente pintado que te impresionó. Trae a tu mente su impacto en tus emociones y pensamientos.

Si te falta inspiración o no se te viene a la cabeza nada, tranquilo, te recomiendo estos tres artículos:

«La música es el único arte que se acerca al Padre». Ennio Morricone y su legado musical

El arte moderno y la fe. 3 artistas increíbles que no conocías

(Quiz) ¿Reconoces estas obras de arte religioso?

¿Si se pueden transmitir sentimientos tan profundos como la felicidad o la nostalgia en las pinturas, no será capaz el arte de transmitir salvación?, ¿no será capaz el arte de susurrarnos al oído que Dios nos ama? 

A veces sin quererlo, el arte nos habla de una belleza superior, de todo lo bueno y verdadero. De cosas que solo el alma puede comprender. 

La próxima vez pon atención 

San Juan Pablo II, además de ser un hombre con una inteligencia brillante ¡también era poeta! Y entendía muy bien la importancia del arte en la evangelización.

Nos explica en su Carta a los Artistas de 1999 que el hombre, hecho a imagen y semejanza de Dios, es artífice de la creación.

No puede crear de la nada, pero es artesano, es decir, capaz de manipular, de dar forma y sentido a lo que ya existe. 

Si el hombre es capaz de dar significado y forma, y a esto le sumamos el soplo del Espíritu Santo al intelecto del artista, entonces es un hecho que Dios nos habla a través del arte.

Te invito a que la próxima vez que contemples una obra pongas atención a lo bello, bueno y verdadero que hay en ella, puede que Dios te hable justo ahí.

Por ejemplo, nos puede hablar directamente con la canción Vuelve a soñar o indirectamente con Intocable. ¡Escúchalas, seguro te van a encantar!

El mejor regalo 

La Iglesia no vende las obras de arte que tiene, porque son medio de conversión y herramienta de evangelización.

Ella ya trabaja con los pobres y los marginados a través de innumerables iniciativas que rescatan su dignidad y les ayudan a salir adelante. Tanto en el plano espiritual como en el material.

El mejor regalo que se le puede dar a una persona necesitada no siempre es dinero ni bienes materiales, sino la presencia de Jesús en los sacramentos y la buena nueva que trae libertad.

Artículo elaborado por Joel Gustavo Calderón.

Riquezas de la Iglesia: ¿por qué no las venden?

La entrada ¿Por qué la Iglesia no vende sus riquezas y termina de una vez con el hambre y la pobreza? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Por qué la Iglesia no vende sus riquezas y termina de una vez con el hambre y la pobreza?