Curso Online: «Anatomía de un amor duradero»

Curso Online: «Anatomía de un amor duradero»

¿Puede el amor durar para siempre? Muchos nos aproximamos a esa pregunta con temor. Tantas historias rotas y heridas sufridas por tantos. Pareciera que el amor verdadero es eterno, hasta que se acaba. Parejas jóvenes y no tan jóvenes nos hemos comprado el cuento de vivir solo del sentimiento y cuando este desaparece, el amor termina.

¡Sí es posible amar para toda la vida y ser correspondido! En este curso dirigido por Andrea Cobos, descubrirás la importancia de conocerte, de reconocer tu historia como creatura de Dios, tu cuerpo y el sentido del mismo en tu relación con los demás. Comprenderás que hombres y mujeres somos distintos, pero que la complementariedad es más grande que la diferencia. Entenderás que todos, sin distinción, estamos llamados a un amor grande, feliz y posible.

La entrada Curso Online: «Anatomía de un amor duradero» se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Curso Online: «Anatomía de un amor duradero»

«La tercera víctima». ¿Por qué la figura del hombre queda olvidada cuando se habla de aborto?

«La tercera víctima». ¿Por qué la figura del hombre queda olvidada cuando se habla de aborto?
Aborto: ¿dónde queda la figura del hombre para decidir?

Existen dos preguntas de mucha profundidad que vale la pena sostener en el tiempo y que pueden formularse de diversas maneras: ¿Quieren realmente las mujeres que las dejen solas en la decisión del aborto? ¿Han estado solas las mujeres en la decisión de abortar?

Según las investigaciones del sociólogo T.W. Strahan, el 80% de las mujeres que han abortado en realidad deseaban al niño y declaran que habrían llevado a término el embarazo si su compañero las hubiera alentado a hacerlo.

El Journal of Pregnancy de 2010, P.K. Coleman destacó que el 64% de los varones y de las mujeres involucradas en el aborto declararon no haberlo querido realmente, sino que fueron impulsados a hacerlo. Y el 47,8% de las mujeres afirmaron que fueron inducidas por personas diferentes a su pareja.

¿Quiénes inducen a una mujer a practicarse un aborto?

Aborto: ¿dónde queda la figura del hombre para decidir?

¿Quiénes pueden ser los agentes que induzcan a una mujer a tomar esa decisión de forma directa o de forma indirecta? La respuesta es abismalmente amplia pues cubre: amistades, compañeros, padres de familia, profesores, consejeros, jurisprudencias, contratos laborales.

El entorno social enmarcado en la televisión, el cine, la publicidad en la que se vende los placeres de la alegría de la vida excluyendo radicalmente cualquier compromiso hacia una figura maternal, paternal y que pueda insinuar siquiera el concepto de hogar.

La situación de embarazo la van inyectando en el subconsciente colectivo como: amenaza, inconveniencia, obstrucción, mal momento, accidente, situación inconcebible, y un largo etc. ¿Qué significa todo ello?, la consecuencia final, después de dejar a un lado todas las arandelas ideológicas y jurídicas, es la extirpación de un ser que no recibe siquiera la oportunidad de nacer (¿o debe decirse embrión?).

Se evita categorizarlo como un ser humano

Aborto: ¿dónde queda la figura del hombre para decidir?

Se le nombra de distintas maneras pero se evita la de categorizarlo como ser humano. Desde la temprana posibilidad de «germinación/gestación» se le tilda de «cosa» y que, de dejarlo avanzar, podría hasta llegar a convertirse en… ¡un ser humano! Como si fuese una verdadera amenaza.

Todos los argumentos fortalecen en la psiquis de los futuros padres, el adjetivo de inconveniente. Y sin saberlo, este diminuto ser comienza desde el refugio más perfecto de la naturaleza y que denominamos vientre, una batalla que jamás imaginó, y al que aplicaron el calificativo de «un problema por resolver».

Esto resulta ser una instigación hacia el aborto con todo el profundo significado que el verbo instigar implica (influir en una persona para que realice una acción o piense del modo que se desea, especialmente si es para que haga algo malo o perjudicial).

En otras palabras, se le enseña a las nuevas generaciones que no existe límite y que el aborto no solo es un derecho sino también un servicio. Llámese sociedad de consumo o sociedad del cálculo y control, el hecho es que se está deshumanizando a la gente.

Pero claro, cuando se acude a la tenebrosa arma de relativizarlo todo, se cae en la dimensión conformista de que todo depende de la forma como se analice una circunstancia.

La figura del hombre queda olvidada cuando se habla de aborto

Un asunto que poco o nada tiene cabida en esta tragedia vergonzosa del aborto está en aquel individuo que ha sido completamente anulado de la ecuación: el varón. Es más fácil inculcar la idea que para él es muchísimo mejor no ser tenido en cuenta que permitirse pensar que tiene completo derecho a intervenir en tan seria decisión de «interrumpir un embarazo».

Socialmente se vende la idea de que el asunto es estricta y exclusivamente de la mujer embarazada y totalmente ajeno del varón. Líneas arriba se mencionaban algunos porcentajes sorprendentes de mujeres que no habrían acudido a ese procedimiento médico si tan solo hubieran sido alentadas a no hacerlo por parte de sus parejas.

Aquí las variables son numerosas y se facilita la interpretación de este texto, si solamente se centra la problemática en parejas que por x o y circunstancia no planeada, resultaron embarazadas. Es decir, no se centrará en la astuta argumentación de que todos los casos de embarazo no planeado, resultan ser el fruto de unos escenarios horrorosos en que la mujer es violentada.

Escenario que en debates gubernamentales motivados por intereses económicos, urge convertirse en la regla general. Pero que la realidad indica que se trata de casos particulares y/o puntuales (por no expresarlo como: estadísticamente minoritarios).

Y habiéndose desconocido sistemáticamente el derecho a la vida del bebé en gestación —primera víctima— se llega también de forma dramática a una nueva pregunta:

¿En dónde entra o es tenido en cuenta el padre del bebé?

Aborto: ¿dónde queda la figura del hombre para decidir?

Llegando a situaciones extremas de anularlo totalmente, estableciendo leyes sobre la absoluta imposibilidad legal por parte del papá de querer hacer presencia en tan delicada decisión.

¿Qué ocurre con aquellos hombres a los que se les negó la oportunidad de oponerse, de quejarse, de expresarse? ¿Sus heridas psicológicas y dolor moral no son ni medianamente comparables con las heridas de aquellas jovencitas que consiguieron comprender la crueldad que implicó dicha decisión?

A través de investigaciones de especialistas de la psicología, asesores espirituales, encuestas, demandas y quejas de jóvenes, viene abriéndose paso la necesidad de concientización sobre esta tercera, desconocida e infra-valorada víctima en los casos de aborto: el hombre.

Particularmente –como es apenas obvio—, cuando estos al enterarse por su pareja (cosa que no siempre ocurre) intentan desesperadamente impedir que el procedimiento médico se haga. Sí, esos casos existen y sus testimonios son tan desgarradores como los de aquellas mujeres que acudieron al aborto.

Nos gustaría saber en los comentarios qué opinas sobre este tema. ¿Qué estrategias se te ocurren para brindarle acompañamiento a estos hombres que también han perdido a sus hijos?, ¿cómo crees que se puede crear más consciencia de que no solo la mujer está involucrada y es víctima sino también el hombre?

Si quieres profundizar en este tema te recomiendo el libro: Él y el aborto. Un viaje al corazón masculino. Antonello Vanni. Editorial San Pablo.

Artículo elaborado por Carlos G. Romero S (40días por la vida Colombia).

La entrada «La tercera víctima». ¿Por qué la figura del hombre queda olvidada cuando se habla de aborto? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «La tercera víctima». ¿Por qué la figura del hombre queda olvidada cuando se habla de aborto?

¿Amar mi cruz o librarme de ella? Este cortometraje me dio la respuesta

¿Amar mi cruz o librarme de ella? Este cortometraje me dio la respuesta
¿Qué significa cargar tu cruz? Este cortometraje lo explica

Hace más de diez años me detectaron una enfermedad incurable. Ni bien ocurrió, intenté averiguar todo al respecto para estar preparado frente a lo que pudiera venir. Sin embargo, hay algo para lo que nadie podría haberme preparado: la gran montaña rusa que implica llevar una cruz así para toda la vida.

No creo aún haber pasado por todas las etapas, porque siempre se van renovando, casi de manera cíclica. He tenido momentos de fuerte dolor y de profunda tristeza, pero también meses enteros con la confianza de que un día Dios simplemente me va a curar. Y del mismo modo, años enteros con el temor de agravarme y no poder continuar con mis sueños.

El tiempo ordinario

Aún con todo esto, creo que la etapa más difícil para mí es lo que llamaría el «tiempo ordinario». Se me hace emocionante pensar en que se acerca la Pascua o intentar vivir de la manera más profunda el tiempo de Pentecostés: son tiempos fuertes.

Sin embargo, a veces el itinerario más difícil es el Tiempo Ordinario, donde un día se puede vivir tan fuertemente la esperanza de la Resurrección, así como el dolor de Getsemaní, sin tener quizás un camino establecido.

Pasa del mismo modo con una enfermedad incurable: cuando se agrava es muy difícil, pero de algún modo se encuentran las fuerzas. Por otro lado, en los momentos de mayor salud, la esperanza inspira a arriesgarse a muchas cosas nuevas.

Una fuerte lucha interna

Muchas veces, en el entretiempo —el «tiempo ordinario»— surge una fuerte lucha interna: «¿Debo pedir a Dios salud o debería pedirle que me ayude a amar esta cruz? ¿Son contradictorios estos deseos?».

A partir de esta experiencia escribí el monólogo «Pasos para esperar algo que nunca va a llegar». En este pequeño cortometraje, de algún modo intenté resumir lo que para mí —y quizás muchas personas en situaciones similares— es un itinerario diario de abandono.

Los pilares que he descubierto son tres

Primero, aceptar que hay un dolor fuerte en el pasado que puede habernos marcado. Aceptar que quizás más de una vez surge un ligero resentimiento con Dios y con las circunstancias exteriores. No tener vergüenza o temor de aceptar que duele y que, como todo dolor, molesta.

Segundo, evitar la culpa frente a las cosas que no podemos cambiar o que, simplemente, no dependen de nosotros: como una enfermedad o el dolor de ver a alguien amado partir. Dejar de preguntarnos qué hicimos mal y recordar que, aunque no queramos, hay muchas cosas que nos superan.

Tercero, abrazar la impotencia que la situación puede causarnos. Nos va a causar impotencia, vamos a querer hacer algo al respecto: somos humanos. Sin embargo, no por eso debemos tener miedo a decir «no puedo» o «tengo miedo», mas aun sabiendo que Jesús mismo lo hizo en Getsemaní.

Con todo, estos pilares —a mí parecer— deben ir siempre acompañados de la confianza de que más allá de todo, es Dios quien tiene nuestra vida entre sus manos y, si un día lo quiere, puede quitarnos esa cruz que alguna vez permitió que carguemos.

Incluso si es una «enfermedad incurable». Es por esto que aunque suene contradictorio, procuro vivir siempre esos «Pasos para esperar algo que nunca va a llegar»… porque, quién sabe, y quizás un día llega.

Artículo elaborado por Cristian García Zelada.

La entrada ¿Amar mi cruz o librarme de ella? Este cortometraje me dio la respuesta se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Amar mi cruz o librarme de ella? Este cortometraje me dio la respuesta

¿El terreno de tu corazón está listo para acoger a Dios? (comentario al Evangelio)

¿El terreno de tu corazón está listo para acoger a Dios? (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio Mt 13,1-23: Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó a orillas del mar. Y se reunió tanta gente junto a Él, que hubo de subir a sentarse en una barca, y toda la gente se quedaba en la ribera. Y les habló muchas cosas en parábolas. Decía: «Una vez salió un sembrador a sembrar. Y al sembrar, unas semillas cayeron a lo largo del camino; vinieron las aves y se las comieron. Otras cayeron en pedregal, donde no tenían mucha tierra, y brotaron enseguida por no tener hondura de tierra; pero en cuanto salió el sol se agostaron y, por no tener raíz, se secaron. Otras cayeron entre abrojos; crecieron los abrojos y las ahogaron. Otras cayeron en tierra buena y dieron fruto, una ciento, otra sesenta, otra treinta.

El que tenga oídos, que oiga». Y acercándose los discípulos le dijeron: «¿Por qué les hablas en parábolas?». Él les respondió: «Es que a vosotros se os ha dado el conocer los misterios del Reino de los Cielos, pero a ellos no. Porque a quien tiene se le dará y le sobrará; pero a quien no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Por eso les hablo en parábolas, porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni entienden. En ellos se cumple la profecía de Isaías: ‘Oír, oiréis, pero no entenderéis, mirar, miraréis, pero no veréis. Porque se ha embotado el corazón de este pueblo, han hecho duros sus oídos, y han cerrado sus ojos; no sea que vean con sus ojos, con sus oídos oigan, con su corazón entiendan y se conviertan, y yo los sane’. ¡Pero dichosos vuestros ojos, porque ven, y vuestros oídos, porque oyen! Pues os aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que vosotros veis, pero no lo vieron, y oír lo que vosotros oís, pero no lo oyeron».

Vosotros, pues, escuchad la parábola del sembrador. Sucede a todo el que oye la Palabra del Reino y no la comprende, que viene el Maligno y arrebata lo sembrado en su corazón: éste es el que fue sembrado a lo largo del camino. El que fue sembrado en pedregal, es el que oye la Palabra, y al punto la recibe con alegría; pero no tiene raíz en sí mismo, sino que es inconstante y, cuando se presenta una tribulación o persecución por causa de la Palabra, sucumbe enseguida. El que fue sembrado entre los abrojos, es el que oye la Palabra, pero las preocupaciones del mundo y la seducción de las riquezas ahogan la Palabra, y queda sin fruto. Pero el que fue sembrado en tierra buena, es el que oye la Palabra y la comprende: éste sí que da fruto y produce, uno ciento, otro sesenta, otro treinta».

La entrada ¿El terreno de tu corazón está listo para acoger a Dios? (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿El terreno de tu corazón está listo para acoger a Dios? (comentario al Evangelio)

«Quiero ser monaguillo». ¿Quién puede convertirse en uno, qué hace y a quién sirve?

«Quiero ser monaguillo». ¿Quién puede convertirse en uno, qué hace y a quién sirve?
Monaguillo: ¿Quién puede serlo y qué hace?

Hemos visto varias veces a niños y jóvenes que ayudan en el altar durante la celebración de la Eucaristía. Y es común que confundamos el término de monaguillo con el de acólito, «lucen» similares pero no lo son.

El primero es un servicio pastoral que se ejerce en el altar. Mientras que el segundo es el ministerio al cual se accede en el camino de preparación al sacerdocio, es conferido por el obispo a los seminaristas seis meses o un año antes del diaconado. 

Muchos sacerdotes, seminaristas, laicos comprometidos… en su infancia y adolescencia fueron monaguillos. Y existen numerosos testimonios de vida que nos demuestran que pertenecer a un grupo de monaguillos, es pertenecer a una escuela de formación cristiana y vocacional. 

Veamos en qué consiste este bello servicio. 

1. ¿Qué es un monaguillo?

Los monaguillos, son niños y jóvenes que prestan su servicio en el altar del Señor durante las celebraciones litúrgicas. El término «monaguillo», viene de «monjecillo» o «pequeño monje», esto como fruto de la actitud de servicio y espiritualidad en la labor pastoral de estos niños. 

Ser monaguillo puede ser una verdadera escuela vocacional, pero no solo en miras a la vocación sacerdotal o religiosa, sino sobretodo a la vocación bautismal, pues las escuelas de monaguillos son un proceso de discernimiento y discipulado cristiano. 

Ser un monaguillo es ser un cristiano que busca seguir a Jesús cada vez más de cerca, escucharlo, verlo e imitarlo, para a su imagen ser verdaderos hombres de fe. 

2. ¿Quién puede ser monaguillo?

Monaguillo: ¿Quién puede serlo y qué hace?

Monaguillo puede ser todo niño o adolescente cristiano que busque tener una mayor cercanía con Jesús. En algunos lugares se les pide a estos niños el haber recibido su primera comunión para que participen más plenamente de la celebración eucarística a la que sirven con tanto amor. 

Todo aquel niño o joven que, enamorado de la Eucaristía y de la Iglesia, busque tener una relación estrecha con Jesús y seguirle puede convertirse en uno. Esta también es un llamado que Dios puede poner en el corazón de los más jóvenes. 

3. ¿Qué hace un monaguillo?

Monaguillo: ¿Quién puede serlo y qué hace?

El monaguillo es un servidor por excelencia, su tarea es la de servir en el altar y en las celebraciones de la liturgia. Debe ayudar tanto al sacerdote como a la comunidad en el hacer más solemne, por lo que está sirviendo al mismo Cristo que se hace presente en la celebración.

Pero su tarea, como la de todo cristiano, es dar verdadero testimonio de discipulado. Pensemos por ejemplo en que muchas personas por ver al monaguillo distraído en el altar, pierden la concentración, por esto su actitud y testimonio constante son muy importantes, en especial durante la misa. 

4. ¿A quién sirve?

El monaguillo sirve al sacerdote en la celebración litúrgica, y por medio de este servicio está sirviendo a la comunidad en general, pero de manera espiritual. Su servicio va más allá, pues le está sirviendo al mismo Jesús presente en el altar, en el sacerdote y en la asamblea. 

Jesús en el lavatorio de los pies se hizo servidor de todos, del amigo y del traidor, del que ama y del que niega. El monaguillo está llamado a ser servidor como Jesús, es decir, él sirve a todos de manera desinteresada, cariñosa y generosa. 

5. El hermoso oficio de asistir un milagro

Monseñor Ricardo Tobón, arzobispo de Medellín, decía en el 2013: «Servir en el altar es la dichosa oportunidad de estar más cerca del misterio y de servirle a ese mismo misterio glorioso».

El monaguillo asiste al milagro eucarístico, sirviendo en el altar está próximo a la presencia misma de Jesús, donde el distante es llamado, el triste es consolado, el enfermo es sanado… allí donde ocurre lo extraordinario, allí mismo tiene lugar su servicio. 

6. Consejos para ser un mejor monaguillo cada día

Finalmente, para ser un mejor monaguillo hay que recordar la importancia de la espiritualidad en la vida del cristiano. Quiero darte una lista de consejos para fortalecer tu misión en el servicio del altar:

No olvidar la oración, es común que se de la tentación de que por ejercer un servicio constante, nos dejemos llevar por el hacer y dejemos de dialogar con quien nos ha llamado y a quien servimos. 

— Ser humildes, no hay verdadero servicio si no hay verdadera humildad. Recuerda que la humildad es la base para tener una fructífera presencia de Jesús en tu corazón. 

— Vivir la obediencia, el servicio nos llama a la verdadera obediencia que no es otra cosa que comprender y vivir la humildad. 

— Vivir las virtudes cristianas, entre ellas el testimonio como un medio de evangelización. 

— La vida fraterna con los otros monaguillos, el aportar a un buen ambiente de servicio es fundamental.   

Espero que estos consejos te sirvan y que si estás pensando en convertirte en uno ¡lo hagas con todo el cariño! Siempre ofreciendo tus obras a Dios.❤️

La entrada «Quiero ser monaguillo». ¿Quién puede convertirse en uno, qué hace y a quién sirve? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Quiero ser monaguillo». ¿Quién puede convertirse en uno, qué hace y a quién sirve?

5 maravillosas enseñanzas que nos deja Emanuele Ferrario, fundador de Radio María

5 maravillosas enseñanzas que nos deja Emanuele Ferrario, fundador de Radio María
Emanuele Ferrario: 5 maravillosas enseñanzas de su vida

Ha partido a la casa del padre Emanuele Ferrario, fundador de Radio María. Para ser sincera, recién hoy me entero sobre Don Emanuele. Creo que nunca me había preguntado por el nacimiento de Radio María, está presente en tantos lugares que de alguna manera asumí su existencia sin preguntarme su origen.

Sorprenderse por la labor silenciosa del bien, especialmente en este tiempo, conmueve el alma. El trabajo de este hombre ha tenido repercusión en tantos lugares. Radio María llega a millones de personas en todo el mundo llevando no solo la Palabra, sino consuelo y ayuda.

Don Emanuele fue uno de los fundadores, el primer voluntario de esta gran cadena y el que proyectó Radio María para todos en el mundo. Hoy muchos sienten su partida, y se nos ocurrió recopilar algunas de sus más grandes enseñanzas a modo de homenaje.

También te compartimos una entrevista que le hicieron hace algunos años donde menciona que «Radio María es un proyecto que ha nacido del cielo».

1. La labor y responsabilidad de los laicos en la evangelización

Don Emanuele fue el primer voluntario en Radio María, un laico. Con un profundo amor a Dios y a nuestra Madre. Un laico que entendió que la labor evangelizadora es de todos los cristianos.

Que el fruto de trabajar unidos sacerdotes, laicos y religiosos consagrados es enorme y que evangelizar en una responsabilidad de todos. Don Emanuele con su propia vida nos deja un gran ejemplo a seguir.

2. Hacer empresa sostenible y evangelizadora

Fue un empresario responsable. Entendió que podía hacer empresa sostenible y a la vez evangelizar. Radio María si bien es un proyecto sostenido en su mayoría por voluntarios y donaciones de miles de fieles, es sustento para muchas familias. La empresa sostenible y evangelizadora no solo es posible sino necesaria para nuestra sociedad.

3. El trabajo como medio de despliegue personal y comunitario

Don Emanuele trabajó hasta los últimos días de su vida. Para él el trabajo era un medio de despliegue personal. Tenía un sentido muy profundo. Soñaba con llevar la palabra de Dios a los rincones del mundo y ciertamente lo logró, con la ayuda de tantos.

No debe haber sido fácil estar al frente de un proyecto tan grande. Dificultades, debe haber habido muchas. El sentido del trabajo es lo que hace llevadero el esfuerzo y el sacrificio que la labor trae.

4. El silencio y la humildad en un éxito de alcance mundial

No podemos perder de vista que Don Emanuele fue el presidente de una asociación con presencia en 80 países del mundo. A ojos de cualquiera esto podría llamarse «éxito». Fácilmente podría haber alardeado o hacer uso de su poder, enriquecerse desordenadamente.

Pero quienes lo conocieron afirman que tuvo una vida austera y sencilla. Además hacen notar la humildad con la que Don Emanuel se conducía en la vida. Ciertamente actitudes tan contracorriente para el mundo actual. Parece que tenía claro el verdadero éxito en la vida, ser un cristiano amante de Dios, uno verdaderamente comprometido.

5. Con María, cumpliendo promesas

Nos cuentan que prometió a la Virgen María trabajar por la evangelización en el mundo si su esposa se curaba de cáncer. Ella se curó y Don Emanuele cumplió una promesa de amor hasta el último aliento. Su obituario nos habla de un amor y devoción mariana profunda.

«Siempre recordamos que vosotros dais algo grande y único: la esperanza cristiana, que es mucho más que un simple consuelo espiritual» (Papa Francisco, Audiencia a Privada Radio María, 2015).

Hoy solo damos un hasta pronto, elevamos nuestras oraciones al cielo y le suplicamos a Dios que más hombres como Don Emanuele, se animen a seguir evangelizando.

La entrada 5 maravillosas enseñanzas que nos deja Emanuele Ferrario, fundador de Radio María se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 maravillosas enseñanzas que nos deja Emanuele Ferrario, fundador de Radio María

Así fue como descubrí que amo y sigo a Dios por amor y no por deber

Así fue como descubrí que amo y sigo a Dios por amor y no por deber

El amor puede traer a nuestras vidas tantos interrogantes, es por eso que quiero compartirles una experiencia espiritual muy especial que he estado viviendo estas últimas semanas. Les invito a que recordemos el pasaje bíblico tan conocido del hijo pródigo (Lucas 15, 11-32).

Quiero dejar claro algo esencial: el menor, confiando en el amor del padre, le pide su herencia y decide irse. Malgasta toda la herencia viviendo como un libertino. Mientras que el mayor, podríamos decir que cumple todo según —coloquialmente hablando— manda el figurín, pero se queda por deber y no por amor.

¿Cómo lo sé? Por su reacción cuando el padre ordena preparar una fiesta al recuperar a su hijo perdido. Dice el hermano mayor a su padre: «Nunca me has hecho una fiesta como esta, y yo soy el que nunca me he alejado de ti». El padre responde que todo lo que él tiene, ha sido siempre suyo también.

El hijo mayor no ha sido capaz de descubrir el amor del padre durante todo ese tiempo en que el hijo menor ha malgastado la herencia. Precisamente, se rigió por una conducta moral, un código ético. No comprende cómo el Padre es capaz de celebrar a un hijo que ha sido tan pervertido.

El amor del padre no fue comprendido

La parábola muestra cómo en realidad ninguno de los dos comprendió el amor del Padre. Mientras el menor entendió su amor para vivir como le indicaba su gusto o capricho, el mayor entendió que estaba obligado a portarse de esa manera «perfecta».

Sin embargo, el amor del Padre no corresponde ni a un capricho o gusto libertino, como tampoco a una conducta obligatoria. Su amor corresponde a la verdad. Cuando uno vive el amor, se rige por la verdad de Dios y la verdad divina se personifica en Jesucristo. Vivir el amor es ser otro Cristo, como lo dice san Pablo en su carta a los Filipenses (1, 21).

Mi forma de amar a Dios

¿Qué les quiero decir con esto? Estos últimos años de mi vida mi amor por Dios ha crecido, pero equivocadamente, me convencí a mí mismo de que tenía que probarle a Dios que era digno de su amor. Por un deber actuar conforme a una expectativa, que yo mismo creía que Dios tenía de mí.

Incluso, que otras personas tenían de mí. Es más, que yo mismo, he creído tanto tiempo, que debía demostrarme a mí mismo. Tanto así, que —para mi infelicidad— a lo largo del tiempo, he corrido el riesgo de olvidar la verdadera razón por la cual he querido seguirlo y entregar mi vida a Dios: el amor.

El amor que me mostró a lo largo de toda mi vida. No obstante, no hay nada que podamos hacer para estar «a la altura» del amor de Dios. Su amor es infinito por cada uno de nosotros y además es gratuito. Su amor se ve manifestado en Cristo —su Hijo único— que murió en la Cruz por por ti y por mí (Filipenses 2, 8). ¿Qué  podemos hacer cualquiera de nosotros por esa muestra de amor?

Llamados al amor desde siempre

Dios me hizo entender que no podía seguir más tiempo sosteniendo mi vida cristiana por un deber. Entendí un poco mejor que vivir «del deber», como el hermano mayor, no lo puedes aguantar por mucho tiempo. Simplemente me sentí agotado, sin fuerzas para seguir adelante.

Pensé «ya no puedo seguir más por este camino». Me pasé años cumpliendo con mi «deber de fidelidad». «Basta, no tengo nada más que probar», me dije a mí mismo. Al comienzo, entendía esta experiencia como una liberación de un camino recorrido por muchos años como consagrado.

Pero la paciencia y la confianza en Él —actitudes fundamentales de la vida espiritual— me ayudaron a darme cuenta que en realidad, ha sido una invitación que me hizo el Señor, a liberarme de la esclavitud de un código ético, sin el fundamento del amor.

La vida moral sin el amor es una vida fría, que poco a poco te convierte en una piedra. Me fui olvidando que estoy aquí porque, en algún momento de mi vida, Él me miró a los ojos, y me amó. Así como lo hizo con el joven rico (Marcos 10, 17-30). Esto me ayudó a recordar que mi opción inicial, antes de mi vida consagrada, fue la opción por el amor.

¿Qué hago cuando descubro que Dios me ama sin medida?

Estoy comprendiendo a tiempo que al experimentar «todo» el amor que Dios me tiene, solamente puedo agradecer y maravillarme. No «debo» hacer algo, o preguntarme ¿qué quiere Él al mostrarme tanto amor?, ¿qué me pide a cambio? Dios me ama y punto.

En el momento que quiera algo de mí, me lo enseñará y me lo dirá. Solo entonces, pedirá cuentas de los talentos que me regaló (Mateo 25, 14-30). Cuando Él quiera y cómo lo quiera. El deber sigue al amor y no al revés. No lo amo porque debo, sino debo seguirlo porque lo amo.

No olvidemos esas palabras de Cristo en la última Cena: «Si me amáis, cumplan mis mandamientos» (Juan 14, 15-31). Lo esencial de nuestra vida cristiana no es cumplir o seguir una serie de normas. ¡Ojo! Lo esencial de la vida cristiana es nuestra relación de amor con Cristo.

El amor y el deber combinados 

Sin embargo, les confieso que el «deber» y el «amor» —por lo menos esa es mi experiencia— van muy de la mano. Entiendo un poquito mejor que nuestra vida cristiana se trata de seguir a Dios, cada vez más por el amor, y no porque lo debemos hacer.

El deber no está mal, por supuesto que no. Pero si se convierte en la razón de nuestra vida, entonces perdemos el rumbo. Porque si seguimos a Dios solo porque «toca», llegará un momento en que ya no podamos con esta idea. Nada tendrá sentido y entonces, lo dejaremos de seguir.

Esta ha sido mi experiencia estos últimos meses. Dios nos ama, nos regala el cielo y nos quiere felices porque sí. Por eso nos creó, para amarnos. Basta creerlo, reconocerlo y dejarse amar por Él. Y por consiguiente, si creemos en esto, lo obedeceremos.

«Yo soy el camino, la verdad y la vida»

Finalmente, creo que todos tenemos un poco de los dos hermanos. A veces seguimos a Dios por amor, otras veces lo seguimos por deber. A veces le somos fieles y otras tantas le damos la espalda. ¿Dónde está la respuesta? Para que no se trate de mis palabras, recordemos lo que nos dice san Juan, en su Evangelio: «Yo soy el camino, la verdad y la vida» (Juan 14, 6).

Esa es la respuesta. Seguimos a una persona, no a un código ético. Nos salvamos porque Él nos salva, porque seguimos su camino, sus huellas. Porque sabemos que solo Él tiene palabras de vida eterna. ¿Cuál es la clave esencial que vemos en todos los santos?, ¿en qué se distinguen?

En que hacen a Cristo el centro de sus vidas. Por ello, el amor se convierte en el centro de nuestra vida, y no el deber como una obligación. Recuerdo otra cita que me parece viene muy bien para esta ocasión: «Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos» (Juan 15, 13).

Espero que esta experiencia personal que les comparto les ayude a comprender un poco mejor cómo nos ama Dios. Cuéntanos en los comentarios cuál ha sido su relación de amor con Cristo. Qué es lo que tal vez se les hace más difícil comprender y qué es eso que los llena de paz y felicidad cuando piensan en Él.

La entrada Así fue como descubrí que amo y sigo a Dios por amor y no por deber se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Así fue como descubrí que amo y sigo a Dios por amor y no por deber

Serie recomendada: «The Chosen». ¿Por qué creyentes y no creyentes deberían verla?

Serie recomendada: «The Chosen». ¿Por qué creyentes y no creyentes deberían verla?

Voy a ir directo al grano: tienen que ver «The Chosen» (Los escogidos). Empecé a ver esta serie con algo de desconfianza. Desde el formato ya me parecía raro, ¿una serie en aplicación? (Sí, tienen que bajarse el App de la serie para verla).

Descubrí en mi corazón ese detenerse típico frente a un producto que no es abiertamente católico. Puse mi esfuerzo y atención primero en buscar el error, o la interpretación equivocada, antes que abrir mi corazón a lo que otro tiene que decir. Mea culpa.

Bastó el primer capítulo para darme cuenta que lo que estaba presenciando era una serie «fuera de serie». Un original, un recurso grande que necesita ser visto por todos, creyentes y no creyentes. Te compartimos el trailer y el enlace de la página oficial

*Puedes activar los subtítulos en la parte inferior derecha.

«The Chosen» es la primera serie original sobre la vida de Jesús

El trabajo del director, Dallas Jenkins, del equipo de producción, la interpretación de los actores y hasta el financiamiento para el proyecto es realmente extraordinario.

Han logrado mostrar la historia de Jesús con tal detalle, con un conocimiento de la historia, comprensión del contexto y de las escrituras sin precedente. El diálogo del antiguo testamento con el nuevo es realmente notable.

Y aún así han podido ser más creativos y darnos algo más: la humanidad y la cercanía con la que la serie presenta a todos los personajes. Es un trabajo en el que realmente podemos ponernos en los zapatos de cada uno de los que vivieron junto al Maestro.

Simón Pedro, Andrés, María Magdalena, Mateo, Nicodemo… cada uno ha sido cuidadosamente caracterizado y representado con una sencillez y a la vez detalle que impresionan. Es tan fácil identificarse con cualquiera de ellos y entender que Cristo pudo haber escogido a cualquiera de nosotros.

Esta serie nos ayuda a entender que Dios siempre nos llamó, nos sigue llamando, nos sigue escogiendo y además respeta nuestra libertad de respuesta. ¡Es tan hermoso ver plasmado esto en una serie!

«The Chosen» hace un trabajo fantástico con los personajes

Es una serie bien lograda, no es una historia más, contada «de memoria». Hace el esfuerzo de ponerse en el lugar de cada uno de los testigos del paso de Cristo por esta tierra.

Jonathan Roumie, el actor que interpreta en la serie a Jesús, es muy especial. Interpreta a un Cristo tan cercano, tan humano y a la vez tan divino. Nos permite reconocer esa dualidad de naturalezas de una manera simple. Como dato les dejo que Rumie no solo es católico practicante sino un activo miembro de su parroquia y ministro de la Eucaristía.

(Spoilers alert) Jesús aparece recién al final del primer capítulo, una genialidad del director, luego de haber sido cautivado por la vida y la personalidad de aquellos que estarían llamados a ser sus primeros discípulos. Desde esos primeros minutos de la serie nos damos cuenta que pudimos haber sido alguno de ellos.

La interpretación de la Virgen María

No puedo dejar de hablar de la interpretación de María. No es necesario que expliquemos las diferencias que hay entre católicos y protestantes en cuanto a la figura de Nuestra Madre.

En un primer momento su representación puede parecer muy lejana, sencilla, casi insignificante. Pero de pronto, algo importante sucede que no puedo dejar de apuntar: las bodas de Caná y cómo Jesús se dirige a ella: «Madre, mi hora aún no ha llegado». 

Utiliza la palabra Madre en lugar de «mujer» y esto es muy fuerte. Personalmente estoy a la espera de la segunda temporada para ver cómo esta interpretación continúa.

No quiero entrar en más detalles y arruinarles la experiencia de dejarse cautivar por esta serie. La historia está narrada en una clave muy humana, auténtica, fiel. «The Chosen» está más que recomendada. 

Descargar la aplicación de la serie en Apple Store.

Descargar la aplicación de la serie en Google Play. 

La entrada Serie recomendada: «The Chosen». ¿Por qué creyentes y no creyentes deberían verla? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Serie recomendada: «The Chosen». ¿Por qué creyentes y no creyentes deberían verla?

¿Qué pasa cuando la envidia y el resentimiento crecen en tu corazón sin darte cuenta?

¿Qué pasa cuando la envidia y el resentimiento crecen en tu corazón sin darte cuenta?

La envidia nos puede arrebatar tanto en tan poco tiempo. Este creativo corto animado nos permite entender de una manera bastante simple cómo funcionan nuestros sentimientos, en especial los negativos.

Aquellos que nos llenan de rencor y odio contra otras personas y que con el pasar del tiempo (muchas veces sin darnos cuenta) crecen desmesuradamente hasta que ya no sabemos ni encontramos la forma de detenerlos, de enfrentarlos o sencillamente de dejarlos ir.

El odio es un sentimiento que nos consume, nos quita un pedazo de lo que verdaderamente somos. Nos arrebata la felicidad, la sonrisa, el brillo en los ojos, la espontaneidad, nos roba la dulzura del corazón.

Nos hace seres fríos y distantes, llenos de rabia, queriendo contagiar a los demás de eso que nos quema por dentro. Nos duele más que nada en el mundo, pero nunca le decimos a los demás que en el fondo hay más tristeza que resentimiento.

La envidia y el odio solo nos lastiman a nosotros

Imaginemos que cada vez que sentimos envidia o celos por esa otra persona, se clava en nuestro corazón una puntilla. Nos atraviesa, no volvemos a ser los mismos y llega un punto en el que ya no hay lugar en el corazón para más puntillas.

Se ha colmado la paciencia, se agotaron las fuerzas, y el odio (sigilosamente) ha llenado por completo tu corazón… ¿habrá cura? Para algunos puede resultar molesto que otras personas hablen de perdón, porque esa persona que está llena de odio se ha cerrado a la posibilidad de imaginar otro escudo más efectivo que el mismo resentimiento.

Pero la verdad es que la cura para el odio y la envidia es el amor de Dios. Ese amor reconfortante que todo lo sana por imposible que parezca. Si bien, la mayor parte en el proceso de aprender a perdonar es de Dios, la tarea no se la podemos dejar toda a Él.

Y menos si tenemos una postura desafiante, esa en la que no oramos ni pedimos con humildad sino en la que le exigimos: «¿Tú eres el Dios que todo lo puede no?», «sácame de esta» o «si de verdad existes, ¿dónde estás para ayudarme?».

No es fácil perdonar, pero podemos dar el paso de desearlo

Aunque suene sencillo cuando viene de la boca de otra persona que trata de aconsejarnos, perdonar no es fácil. Y el primer paso que se debe dar es querer perdonar, querer sanar las heridas del corazón, querer seguir adelante dejando de lado todo aquello que nos lastimó.

Luego del «querer» sí podemos pedirle ayuda a Dios. El segundo paso es sincerarnos en un diálogo abierto con Él, dejándole claro que a pesar de no sentirnos capaces de perdonar, existen las ganas, existe el deseo.

Es en ese instante en el que Dios deposita en nosotros la fortaleza suficiente para ir sacando del corazón todo eso que nos lastima. Lo que muchas personas no entienden es que el perdón no se da de un día para otro, todo depende de qué tan profunda sea la herida.

Algunos podrán hacerlo en apenas unos días, otros tal vez necesitarán meses, y a otros les llevará años llegar a perdonar por completo. Y es normal, la carga se hace más ligera si nos refugiamos en Dios.

Entrégate a Dios y confía 

Un día alguien me compartió una analogía que me pareció muy acertada. Empezó diciendo: «Piensa que cuando odias a otra persona ese odio se transforma en rocas ardientes en tus manos, te arden, te pesan, te lastiman, te queman, pero solo a ti, no a la otra persona. No pierdas el tiempo odiando, no vale la pena».

Qué cierto es esto ¿no? No malgastemos nuestra vida con sentimientos que solo nos hacen sufrir a nosotros. Abandonémonos en Dios y confesémosle en la oración que somos débiles, que no nos sentimos capaces de avanzar, pero que queremos dar el paso de perdonar con su ayuda.

Hoy te invito a orar por esa persona que te ha hecho mal o por ese amigo o familiar al que sabes que le cuesta la vida entera entrar en el proceso del perdón. ¡Yo rezo por ti!

La entrada ¿Qué pasa cuando la envidia y el resentimiento crecen en tu corazón sin darte cuenta? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Qué pasa cuando la envidia y el resentimiento crecen en tu corazón sin darte cuenta?

«Él siempre espera por ti». 10 pasos para convertirte en un discípulo de Cristo

«Él siempre espera por ti». 10 pasos para convertirte en un discípulo de Cristo
¿Cómo ser un discípulo de Jesús y qué implica?

Un discípulo de Cristo es todo aquel que, por el bautismo, se identifica con Jesús y hace de Él la referencia de su vida, siguiéndolo sin condiciones.

Al ser bautizados, ya fuimos configurados hacía Cristo, pero la pregunta fundamental es si nuestras obras reflejan nuestro deseo por seguirlo, si verdaderamente hemos puesto a Jesús en el centro de nuestras vidas.

Por este motivo hoy te comparto 10 pasos que pueden ayudarte en tu transformación cristiana para ser un discípulo del Señor:

1. Jesús es nuestra única opción, no temas seguirlo

¿Cómo ser un discípulo de Jesús y qué implica?

Todos los días vivimos una batalla espiritual en la que nos es requerido optar por decisiones que estén enfocadas a Cristo. Preguntémonos si realmente lo hemos hecho así, no solo en la teoría sino en la práctica.

Cuando comprendemos que Cristo es el Señor y que nuestra salvación es la meta, podremos trabajar arduo (y diariamente) en perseguir lo único que nos proveerá de una paz infinita.

2. Renuncia al mundo

Hoy, más que nunca, es claro reconocer que las propuestas del mundo corrompen el corazón. Tenemos que estar aquí, pero no compartiendo las enseñanzas del mundo. Porque «aunque vivimos en el mundo, no somos de este mundo» (2 Corintios 10, 3).

Debemos renunciar a todo aquello que solo busca dar halagos a nuestra humanidad, pero que nos aleja de la voluntad de Dios.

3. Segue e imita a Cristo en el camino del amor

La enseñanza más valiosa de Cristo es el amor más puro y santo que podríamos experimentar. Si tan solo nos empeñáramos en amar según su ejemplo, viviríamos, sin lugar a dudas, en un mundo muy diferente.

¿Amas a tu prójimo?, ¿a tus padres, tus hijos, tus amigos?, ¿qué estarías dispuesto a hacer por ellos?

4. Fórmate en sus enseñanzas 

Nadie ama lo que no conoce. San Jerónimo decía que «desconocer a las Escrituras, es desconocer a Cristo» y vaya que tenía razón. Es tan grande el poder y la fuerza de la Palabra de Dios, que constituye el sustento y vigor para la Iglesia, la firmeza de fe para sus hijos y el alimento del alma.

Si quieres ser discípulo de Cristo, fórmate en sus enseñanzas. El mundo necesita de fuertes guerreros cuya buena formación pueda revertir la desinformación mundana.

5. Vive en una comunidad de fe

¿Cómo ser un discípulo de Jesús y qué implica?

Dios dijo: «No es bueno que el hombre esté solo» (Génesis 2, 18). Él mismo nos programó para vivir mejor en el contexto de la comunidad bíblica. Somos una misma familia en Dios y por ello necesitamos una comunidad de fe que nos nutra y acompañe en nuestra formación Cristiana.

¿Sabes cómo vivían los primeros cristianos en sus comunidades? Estos cinco datos seguro te ayudarán a entender que aunque pasen los años, hay cosas que siguen siendo iguales en cuestiones de fe.

6. Trabaja sin descanso para salvar tu alma

«La salvación de las almas es la ley suprema que Dios ha depositado en la Iglesia». Este es el principio que debe estar presente en la interpretación y aplicación de las leyes canónicas.

Salvar almas es la misión de todo creyente, de todo discípulo. Por esto, debemos empeñarnos en llevar su mensaje a todo el mundo. Y es que todos nacimos con distintos dones y talentos, solo debemos decirle sí al Señor. Te recomiendo este divertido quiz si quieres saber qué tipo de evangelizador eres.

7. Sigue las directrices e indicaciones de la Santa Iglesia Católica

En sus tradiciones, en su magisterio, en la doctrina, en la Palabra de Dios… en todo. Tenemos que obedecer a la autoridad civil, claro que sí, pero no por encima de la ley de Dios. Darle un repaso al Catecismo y a los Mandamientos puede ser de gran ayuda.

8. Déjate guiar por la sabiduría de María

¿Cómo ser un discípulo de Jesús y qué implica?

En María, llena de gracia, la Iglesia ha encontrado a la «toda santa, libre de toda mancha de pecado, (…) enriquecida desde el primer instante de su concepción con una resplandeciente santidad del todo singular» (Lumen Gentium, 56).

Hemos encontrado en ella, al ejemplo de perfección en la santidad. María está llena de gracia santificante y su modelo insuperable, constituye el don de la difusión de la gracia de Cristo en el mundo. Por tanto, aprender de su ejemplo de vida es todo un requerimiento para seguir a Cristo.

9. Hazte amigo de los santos

La Santa Madre Teresa de Calcuta decía: «La santidad consiste en hacer la voluntad de Dios con alegría» y cuánta razón tenía. Los santos son discípulos de Cristo que lograron encontrarse en paz y amistad con Dios (es decir, en gracia de Dios).

¿A cuál otra mayor alegría podríamos aspirar? En ellos podemos encontrar una amplia cátedra de cómo podemos lograrlo nosotros también.

10. Preocúpate por llevar el amor de Dios al corazón de los demás

¿Cómo ser un discípulo de Jesús y qué implica?

Si nosotros hemos decidido seguir a Cristo, entonces todas las cosas del mundo son accesorias. ¿Cuál es la misión de un discípulo de Cristo? Llevar la gracia de la Salvación a todos los corazones.

No podemos descansar si aún existe un corazón que no ha conocido el amor de Dios. Por lo tanto, debemos buscar llevar la Buena Nueva de Dios a todos los hombres y buscar que su gracia les provea la salvación que tanto anhela su alma.

El mayor milagro para todo hombre es encontrarse con Cristo. Pidamos a Dios que nos permita encontrarnos con su Hijo y alcanzar la inspiración del Espíritu Santo para poder convertirnos en sus verdaderos discípulos, conforme a su voluntad.

¿Estás listo para convertirte en un discípulo de Dios? ¡Oro por ti!

La entrada «Él siempre espera por ti». 10 pasos para convertirte en un discípulo de Cristo se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Él siempre espera por ti». 10 pasos para convertirte en un discípulo de Cristo

«La música es el único arte que se acerca al Padre». Ennio Morricone y su legado musical

«La música es el único arte que se acerca al Padre». Ennio Morricone y su legado musical

Ayer partió a la casa del Padre Ennio Morricone, genial músico que nos ha acompañado con su arte durante tantísimos años. Para los de mi generación sus composiciones musicales para los westerns marcaron también la banda sonora de nuestras tardes de juego en el barrio con «El bueno, el malo y el feo».

La obra de Ennio Morricone, y su vida misma han enriquecido y contribuido a la expresión artística musical de nuestro tiempo como pocos lo han hecho. Sus composiciones han sido de una majestuosidad innegable. Pero de lo que tal vez muchos no han escuchado es de la vida espiritual de este maestro.

Ennio Morricone y su hermosa creencia

Ennio Morricone: su legado, su fe y su carta de despedida

Ennio tenía la firme creencia de que la música, la de todos los tiempos, ya había sido pensada y compuesta por el Gran Maestro. Yo tiendo a creer que puede ser así.

«La música es el único arte real que se acerca verdaderamente al Padre eterno y a la eternidad. Me digo a mí mismo, y algunas veces a mi mujer, que la música ya existía, ¡toda ella! La música que ha sido escrita y que será escrita. ¡Y el compositor que la ha cogido y la cogerá!

Según la propia época, según el momento en el que él escribe y según la civilización y el estado de la investigación musical de su tiempo. La música ya existe, aunque no esté». (Ennio Morricone)

Si bien su obra se centró en hermosas composiciones para producciones cinematográficas, firmó más de 400 películas y es autor de las más famosas melodías del séptimo arte. Ennio Morricone se interesó desde siempre en la música sacra y en el 2015 compuso su primera misa:

«Missa papae Francisci. Anno ducentesimo a Societate restituta», obra dedicada al papa Francisco por el Bicentenario de la reconstitución jesuita en el que fiel a la tradición litúrgica mantuvo las notas en las primeras páginas de la partitura formando tres cruces sucesivas.

Su fe lo acompañó desde siempre

Ennio Morricone: su legado, su fe y su carta de despedida

A Ennio Morricone su fe lo acompañó siempre, decía que lo sacro lo acompañaba incluso cuando no lo buscaba o no pensaba en ello. Escribió una breve carta sabiendo que ya iba a morir en la que expresa el dolor grande de la muerte.

Un dolor que compartimos, que sabemos, que tal vez pueda «dulcificarse» con la fe, y al que solo podremos enfrentar con la gracia de Dios. Pero que también sabemos es inevitable, pues seremos medidos por el amor y por el uso que de los dones hayamos hecho.

La música bien hecha, producto del don, comunica algo más que notas, comunica un lenguaje que nos habla hondo. No solo de sentimiento y sensación, sino de existencia. Una existencia que hoy apreciamos hablando en las magníficas obras que el maestro Morricone nos deja como legado.

Elevemos una oración al Padre por su alma y por todos aquellos seres queridos y amigos que hoy sienten su partida. Que sus composiciones y melodías sean un recordatorio de lo que se puede lograr cuando dejamos que los dones que Dios nos ha regalado, den fruto. 

Puedes escuchar su playlist «La misión» aquí.

La entrada «La música es el único arte que se acerca al Padre». Ennio Morricone y su legado musical se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «La música es el único arte que se acerca al Padre». Ennio Morricone y su legado musical

5 lecciones de JK Rowling para abordar el tema de ideología de género con caridad y valentía

5 lecciones de JK Rowling para abordar el tema de ideología de género con caridad y valentía
Argumentos contra el activismo trans según JK Rowling

Desde hace algunos meses, JK Rowling, la autora de la famosa saga de Harry Potter, ha venido publicando algunos tweets en los que ha defendido la existencia del sexo biológico y se ha defendido también de algunos ataques de parte de grupos trans. Es así que el 10 de junio, decidió escribir un extenso artículo en el que explica minuciosamente todas las razones que justifican su postura. 

La verdad es que me encantaría tener el espacio para desmenuzar toda su carta y sus reflexiones porque son demasiado valiosas, pero voy a enfocarme en algo más: la forma en la que aborda este tema tan complejo y polémico.

Antes de iniciar, quiero decir que no estoy poniendo a JK Rowling como ejemplo de vida o recomendando seguir sus pensamientos al pie de la letra. Pero sí veo su artículo como una muy buena referencia de cómo deberíamos defender nuestras convicciones.

Y como una gran fuente para aprender concretamente de sus reflexiones y conocimientos con respecto al tema del sexo biológico y el activismo trans. Realmente te recomiendo leer el texto completo traducido al español aquí.   

1. ¡Alcemos la voz!  

Argumentos contra el activismo trans según JK Rowling

La primera pregunta que seguramente te hagas es ¿por qué una autora tan conocida se metería en un tema tan polémico, sabiendo que incluso pone en peligro su integridad?

Y más allá de las razones detalladas que ella mismo escribió, yo veo dos causas fundamentales: porque es una mujer valiente que ha decidido romper el silencio a pesar de ser atacada y porque es una mujer responsable que sabe que hablar con la verdad y alertar sobre los peligros de la ideología detrás del activismo trans es más importante que su propio bienestar. 

2. JK Rowling nos recuerda que debemos ser más humanos

Una de las características más bonitas de su texto es la forma en la que lo aborda, no derrama odio ni violencia. Todo lo contrario, habla desde la empatía y el aprecio inmenso que tiene hacia los demás.

JK Rowling nos abre su corazón de muchas maneras e incluso nos cuenta su triste historia como sobreviviente de la violencia doméstica y sexual, no con el objetivo de victimizarse, sino de explicar por qué entiende y se preocupa por la violencia contra la mujer o cualquier otra persona que ha sufrido de algún tipo de abuso.

En todo el artículo, habla con cariño y preocupación por los más vulnerables, en especial de los niños, niñas y jóvenes que se ven más afectados por toda la corriente del activismo trans que niega la existencia del sexo biológico de forma violenta e impositiva.    

3. Investigar es nuestro deber

Pongámonos la mano en el corazón y aceptemos que como católicos muchas veces nos apresuramos a decir que estamos en contra de muchas cosas de las que no hemos investigado bien y no conocemos, limitándonos a decir que eso es «lo que la Iglesia dice».

Lo más sano e inteligente es desconfiar de nosotros mismos, de nuestras ideas preconcebidas e ir más allá. Es nuestra responsabilidad como católicos formarnos cuando queremos hablar de un tema concreto.

Y en esto JK Rowling nos deja una gran lección. Ella ha investigado este tema durante años con mucho rigor y ha utilizado distintas fuentes, además de testimonios de las personas directamente involucradas. 

4. Escuchar, pero de verdad

Hablar de los demás con amor y respeto, como lo hace JK Rowling en su artículo, no es automático. Es el fiel reflejo del trabajo que ella se ha tomado durante mucho tiempo para llegar al corazón del asunto, escuchando los testimonios de los involucrados con un interés auténtico y profundo.

No se ha limitado a hacer un trabajo de investigación en su escritorio o en las redes, se ha reunido con activistas, investigadores, personas transgénero, mujeres feministas y lesbianas. Padres de familia de jóvenes homosexuales y demás, con el objetivo de escucharlos y entenderlos. 

Un grave error en el que caemos muchas veces es el de predisponernos y etiquetar, esto no nos permite escuchar de verdad. Y me encuentro con el mejor ejemplo de este error en muchos comentarios de los artículos publicados por varias páginas católicas, comentarios de personas que olvidan la riqueza de los artículos y pasan directamente a juzgar al autor o al tema.

¿Les parece sano? La verdad es que a mí me parece una posición llena de miedo y comodidad, totalmente contraria a las enseñanzas de Cristo. Porque así el enfoque está puesto en destruir la dignidad del otro y taparnos los oídos cuando escuchamos o leemos algo mínimamente diferente a lo que está en nuestro pequeño cuadrante mental.

Ojo, no digo que no expresemos nuestra postura, porque es algo muy valioso, pero sí que nos pongamos a la altura del diálogo, sin señalar con el dedo antes de escuchar. 

5. Hablar, rezar y ¡actuar! 

La última lección de este recorrido es poner nuestras palabras, reflexiones positivas y luchas propias en acción. JK Rowling no se limita solamente a hablar del tema y defender sus argumentos con conocimientos, pone en práctica sus ideas de formas muy concretas. 

Actualmente apoya varias causas a través de la creación de organizaciones, con los recursos económicos para su sostenimiento y a través de la difusión de estas y sus consecuencias.

Creó una ONG que trabaja con mujeres de la cárcel y supervivientes de abusos sexuales.

— Financia la investigación sobre la esclerosis múltiple que afecta de forma distinta a hombres y mujeres. 

— Fundó otra ONG para apoyar la causa de la educación y la seguridad de los menores. 

Otras acciones de JK Rowling

— Defiende la libertad de expresión constantemente. Además lo ha vivido en carne propia al ser censurada como autora en algunos países. 

— Está buscando la forma de disminuir las graves consecuencias que provoca el cambio de sexo en muchísimas mujeres que después se arrepienten y para las que es muy tarde recuperar su fertilidad.

Además, está tratando de comprender el fenómeno de muchas niñas y mujeres, sobretodo en casos de mujeres autistas que están optando por este cambio.

— Al ser una sobreviviente de abuso doméstico y sexual, quiere propiciar espacios seguros para las mujeres. Espacios que justamente están siendo removidos a través de las leyes de género que han eliminado todo tipo de filtros para que cualquier persona que diga que quiere ser del sexo opuesto lo sea.

Lo que implica que un hombre puede decir que se considera trans y tiene el derecho de entrar a baños o vestidores reservados para mujeres, poniéndolas en peligro muchas veces.

— Y finalmente su causa actual más importante: evidenciar los peligros de la negación del sexo biológico, eliminando así las posibilidades de avanzar en áreas tan importantes como la ciencia.

La violencia de gran parte del colectivo trans para imponer ideas falsas y radicales, que buscan destruir a quienes no se acogen a estas ideas. Encasillándolas con la palabra TERF que significa: «feminista radical trans excluyente». 

Actuemos desde el conocimiento

Con estas cinco lecciones solo espero haberte hecho reflexionar sobre la forma en la que abordas un tema con el que no estás de acuerdo para la próxima vez. La idea no es dejar de hablar o actuar por miedo, más bien, te invito a hablar con valentía y actuar desde el conocimiento, la empatía, la acción y por supuesto la gracia. 

Recuerda que nunca convencerás a alguien por obligación, solo podrás intentar ser un instrumento de Dios para dar testimonio de su amor y de la convicción de que todos somos dignos de ese amor.

Siempre puedes pedirle al Espíritu Santo la fortaleza y las palabras precisas en el momento adecuado para que en lugar de alejar a otras personas, logres darles un poquito de luz.    

La entrada 5 lecciones de JK Rowling para abordar el tema de ideología de género con caridad y valentía se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 lecciones de JK Rowling para abordar el tema de ideología de género con caridad y valentía

Masterclass Gratuita: «7 claves de convivencia para parejas imperfectas»

Masterclass Gratuita: «7 claves de convivencia para parejas imperfectas»
Masterclass Gratuita

¿Una masterclass gratuita para parejas? ¡Así es! Con el matrimonio y la convivencia llegan momentos hermosos, y también momentos difíciles. Adaptarnos el uno al otro, empezarnos a mirar sin filtros, conocer nuestras costumbres y manías.

De pronto ese sentimiento del enamoramiento y la atracción física, disminuyen. Con el tiempo, inevitablemente cambiamos, cambia nuestro cuerpo, cambian nuestros pensamientos.

Lo que antes me encantaba hoy parece desesperarme. ¿Qué nos ha pasado?, ¿nos hemos dejado de amar? Muchas parejas llegan a estas difíciles preguntas esperando lo peor, si supieran que es tan común e incluso saludable hacérselas.

En esta masterclass gratuita Andrea Cobos, Máster en Ciencias de la Familia nos brindará las claves necesarias para mejorar nuestra relación conyugal.

¿Qué aprenderé y cómo me inscribo a mi Masterclass Gratuita?

En este espacio comprenderemos que el amor debe nutrirse día a día. Que la intimidad se trabaja y necesita alimentarse, que la rutina no requiere de grandes cambios, y que el conocimiento personal y la vida espiritual son pilares que nos permitirán amar cada vez más y mejor.

Inscribirte es muy fácil, solo debes dar clic en el siguiente enlace: ¡Quiero mi Masterclass Gratuita: «7 claves de convivencia para parejas imperfectas!». Aprovecha esta oportunidad única con aquella persona que es dueña de tu corazón, comparte la noticia con tus amigos y familiares y empieza a disfrutar ya de estos tips que seguro fortalecerán su relación.

La entrada Masterclass Gratuita: «7 claves de convivencia para parejas imperfectas» se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Masterclass Gratuita: «7 claves de convivencia para parejas imperfectas»

Hoy el Señor nos dice cómo ser verdaderamente humildes (comentario al Evangelio)

Hoy el Señor nos dice cómo ser verdaderamente humildes (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio Mt 9,14-17:

«En aquel tiempo, se le acercan los discípulos de Juan y le dicen: «¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos, y tus discípulos no ayunan?». Jesús les dijo: «¿Pueden acaso los invitados a la boda ponerse tristes mientras el novio está con ellos? Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán. Nadie echa un remiendo de paño sin tundir en un vestido viejo, porque lo añadido tira del vestido, y se produce un desgarrón peor. Ni tampoco se echa vino nuevo en pellejos viejos; pues de otro modo, los pellejos revientan, el vino se derrama, y los pellejos se echan a perder; sino que el vino nuevo se echa en pellejos nuevos, y así ambos se conservan».

La entrada Hoy el Señor nos dice cómo ser verdaderamente humildes (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Hoy el Señor nos dice cómo ser verdaderamente humildes (comentario al Evangelio)

5 consejos infalibles para luchar contra el demonio. ¡Esta batalla ya está ganada!

5 consejos infalibles para luchar contra el demonio. ¡Esta batalla ya está ganada!
¿Cómo combatir al demonio? 5 consejos infalibles

La existencia del demonio es uno de los temas que menos se tocan, o de los que se habla con poca seriedad. Esto ha hecho que muchos duden de su existencia, atribuyendo el mal a situaciones puramente psicológicas o de orden natural. Sin embargo, la Sagrada Escritura es clarísima en afirmar la existencia de este ser espiritual que busca por todos los medios destruir la felicidad del hombre. 

Recordemos lo que nos dice el Catecismo de la Iglesia Católica: «Satanás primero fue un ángel bueno, creado por Dios. El diablo y los otros demonios fueron creados por Dios con una naturaleza buena, pero ellos se hicieron a sí mismos malos. El demonio no es un ser eterno, es una criatura creada por Dios, por lo que en su origen fue bueno. La Escritura nos dice que su nombre era Luzbel, es decir «luz bella»».

Diferentes comentaristas de todos los siglos lo identifican como el ángel más bello, el cual debido a esa extraordinaria belleza se llenó de soberbia y se reveló contra Dios, siendo así arrojado de su presencia para siempre.  

Podemos decir que en la lucha espiritual que se desarrolla desde el Génesis hasta el Apocalipsis, se encuentra implicado el demonio, como un auténtico adversario. ¡Aquí tienes algunos consejos prácticos para vencer!

1. No dejes que entre la tristeza

Cada uno de nosotros ha atravesado días tristes, días en los cuales no se logra superar una cierta pesadez interior que contamina el ánimo y dificulta las relaciones con los demás. Hay que saber plantarle cara y no dejar que ese desánimo se arraigue.

Recordemos que la tristeza es aliada del enemigo. Satanás sabe utilizar muy bien esos momentos malos para llevarnos por la senda del pecado. Por lo cual, cada uno deberá buscar trucos para superar el malhumor y recuperar poco a poco la sonrisa.

Una buena forma de salir de este atolladero es recordar que Dios es tu Padre y, por más duras que sean las pruebas y los problemas, nunca te dejará solo.

2. Acude a San Miguel Arcángel

Es un poderoso aliado, según el libro del Apocalipsis es el encargado de frustrar a Lucifer o Satanás por ser el arcángel de los ángeles caídos. Por eso, en el arte se le representa como un ángel con armadura de general romano, amenazando con una lanza o espada a un demonio o dragón. 

Se cuenta que el papa León XIII experimentó, durante la celebración de la misa, una visión en la cual vio a Satanás y a sus demonios desafiando a Dios. Vio entonces aparecer a Miguel y lanzar a Satanás y sus legiones en el abismo del Infierno. Escribió una oración que debería ser recitada después de cada misa:

«San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y las acechanzas del diablo. Que Dios manifieste sobre él su poder, esa es nuestra humilde súplica. Y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, con la fuerza que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén».

3. Utiliza agua bendita

Santa Teresa de Ávila tuvo que lidiar varias veces contra el demonio, en el libro de su vida admitió que en una ocasión el combate fue especialmente intenso, y solo encontró alivio después de pedir agua bendita y arrojarla al lugar donde vio a un demonio cerca. 

En sus obras nos dejó recogido este consejo: «Tras muchas ocasiones, tengo la experiencia de que no hay nada como el agua bendita para hacer huir a los demonios y evitar que regresen. Debe ser grande la virtud del agua bendita».

4. No dialogues con el demonio

Le concedemos fuerza al demonio cuando vivimos apartados de Dios, para no caer en ese estado debemos fomentar en nuestras almas un verdadero horror al pecado. Repítelo con corazón dolorido ¡Señor, que no te ofenda más!

Otro consejo de un santo nos puede dar más claridad en este sentido, san Josemaría nos recomienda: «No dialogues con la tentación. Déjame que te lo repita: ten la valentía de huir; y la reciedumbre de no manosear tu debilidad, pensando hasta dónde podrías llegar. ¡Corta, sin concesiones!».

5. Lleva un crucifijo

Quizás no lo habíamos pensado, pero llevar un pequeño crucifijo en el bolsillo puede ser la mejor medicina para afrontar el día. También lo puedes llevar puesto en una cadena, nos ayudará a tener más presencia de Dios.

Agarrarlo en las manos en momentos complicados del día o simplemente verla en el bolso o cartera puede hacernos recordar que no estamos solos. El Señor nos acompaña en cada paso que damos.

Recuerda que el demonio está vencido. No tengas miedo y confía en la victoria, no en la tuya pues eres débil, sino en la de Cristo. No en la de tus débiles fuerzas, sino en la del amor. Mantén siempre en tu corazón la palabra del apóstol Santiago: «Resistan al Diablo, y él se apartará de ustedes».

La entrada 5 consejos infalibles para luchar contra el demonio. ¡Esta batalla ya está ganada! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 consejos infalibles para luchar contra el demonio. ¡Esta batalla ya está ganada!

Estos niños se convierten en profesores de religión y el resultado no puede ser más adorable

Estos niños se convierten en profesores de religión y el resultado no puede ser más adorable
¿Eres profesor de religión? 6 recursos para usar en clase

¿Eres profesor de religión o catequista en tu parroquia? Seguro has buscado en Internet recursos para el apostolado que te ayuden a hacer las clases más divertidas. ¡Hoy te compartimos una lista genial para facilitarte la tarea! Son videos tan simples, graciosos y enriquecedores que no vas a dudar en compartirlos con tus alumnos. 

Estos niños se merecen todos los likes, la sencillez del Evangelio se ve en la sonrisa y simplicidad con que este grupo de pequeños, desarrolla reflexiones de diversos temas… ¿te atreverías a hacer algo como esto en tu salón de clases?

Si eres profesor de religión nunca olvides que los más pequeños también pueden darnos grandes lecciones desde la pureza de su corazón. El Evangelio es tan sencillo como explicar el amor de Dios desde el corazón y con una sonrisa en el rostro, ¿eres un profesor de religión alegre o no te sale una sonrisa ni de chiste?

Veamos qué tienen preparado estos chiquitos y preparémonos para infartarnos de ternura. 

1. Jesús nos enseña sobre la Eucaristía

¿Sabes cómo se instituyó la Eucaristía? ¿Sabes quiénes estuvieron allí? En este video los mismos apóstoles y los vecinos del lugar, te cuentan cómo sucedió todo, y lo más importante, de la manera más divertida. 

2. La santa misa explicada por niños

¡La misa es una fiesta, por eso entramos y salimos contentos! Qué gran frase nos han regalado estos pequeños, lo fundamental de nuestra fe es la alegría que nos trae Cristo, quien se ha quedado con nosotros vivo y presente en la Eucaristía. 

3. Escuela de monaguillos: cómo ayudar en la santa misa

¿Quién es un monaguillo y cómo se es uno? Una pequeña historia y algunos consejos te darán los pasos para mejorar en este bello servicio. Y ¡ojo! que es un servicio donde las vocaciones nacen y se fortalecen.

4. Los 10 Mandamientos explicados por niños

¿Sabes de dónde vienen y qué son los Mandamientos? En este breve video comprenderás cada uno de ellos con ejemplos simples y divertidos. Porque en palabras de los profesores: «El siguiente es muy buen ejemplo». Y recuerda «vamos a misa que después vemos el juego».

5. ¿Cómo confesarse bien?

Confesarse es muy difícil… ¿qué debo decir? ¿por qué la penitencia? Estas y muchas más preguntas surgen en nuestro corazón a la hora de ir a confesarnos, especialmente si es la primer confesión.

Lo más importante es recordar que Dios nos perdona siempre, siempre que le pidamos perdón. Debes sentirte arrepentido de tus pecados y con disposición para cumplir la penitencia, que por cierto no es un castigo. Por último recuerda decirle a Jesús en tu oración que vas a tratar de mejorar.

6. Jesús nos enseña sobre la confesión

¡Los apóstoles nos cuentan cómo empezó esto! En este video encontrarás la historia de cómo Jesús perdona los pecados por medio de un signo del Evangelio de Juan, el paralítico y la adúltera. Aprenderemos lo que es la misericordia y la compasión del corazón de Dios.  

¡Qué talento más grande tienen estos chicos! ¿No son su inocencia y su alegría las que nos sacan sonrisas en estos videos? Cuéntanos en los comentarios qué opinas de esta forma de enseñar y cuál video es tu favorito.

La entrada Estos niños se convierten en profesores de religión y el resultado no puede ser más adorable se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Estos niños se convierten en profesores de religión y el resultado no puede ser más adorable

Virginidad, celibato y castidad no son los mismo, te explico por qué

Virginidad, celibato y castidad no son los mismo, te explico por qué
¿Cuál es la diferencia entre virginidad, celibato y castidad?

Virginidad, celibato y castidad no son lo mismo. Ciertamente, hay puntos de encuentro entre ellos, y eso puede hacer que se los confunda. Sin embargo, no se identifican. En este artículo, intentaremos exponer brevemente en qué consiste cada uno.

1. Virginidad: valorar la persona

La virginidad es la condición de aquel que nunca ha hecho una entrega total de su persona a otra en una relación sexual. Para entender la virginidad desde este punto de vista es muy importante tener en cuenta que el cuerpo no es algo que tengo sino algo que soy: soy cuerpo.

Ciertamente, mi persona no se agota solo en mi cuerpo, pues soy una unidad de cuerpo y alma. Pero tratándose de algo esencial a mi persona, donde pongo en juego el cuerpo, pongo en juego toda mi realidad personal, pongo en juego todo lo que soy.

De ahí que entregarle a alguien mi cuerpo en una relación sexual siempre implica hacerle el don total de mi persona. Vista desde esta perspectiva, la virginidad no se identifica con una cuestión física. De hecho, alguien puede no ser «físicamente virgen» como consecuencia de la práctica de algún deporte, y no por ello ha perdido la virginidad.

De igual manera, alguien que ha sido violentado sexualmente no deja de ser virgen. En efecto, la entrega de la propia persona supone un ejercicio de la libertad, la cual está ausente en un contexto de violencia.

Ahora bien, para quien ha dejado de ser virgen es posible una segunda virginidad. Ella implica no solo abstenerse de tener relaciones sexuales, sino que requiere a su vez una maduración interior. Implica que uno tome consciencia del inmenso valor que tiene como persona, de modo tal que, eso valioso que soy, no estoy dispuesto a entregarlo nuevamente hasta el matrimonio, por ejemplo.

2. Celibato: sostener la propia elección

El celibato implica una elección. Se trata de la decisión de no tener relaciones sexuales en adelante. Esta decisión puede tomarla tanto a alguien que es virgen como alguien que no. Puede hacerse a su vez por diversos motivos, siendo uno de ellos el religioso.

Desde una perspectiva religiosa, uno decide hacerle el don total de su persona a Dios, y como consecuencia de esta elección, uno renuncia a entregarse —sexualmente— a otras personas. El mundo de la sexualidad no es visto como algo negativo, sino que ese «no» a entregarse a otras personas es consecuencia de un «sí» más grande hecho a Dios.

Cuando se hace por motivos religiosos, el celibato no genera frustración. En efecto, el mundo de la sexualidad es un medio que tiene como fin que la persona pueda vivir más plenamente el amor. Amor que, en su forma más extrema, adquiere la forma de una donación.

La vida consagrada no es otra cosa que un estado de permanente donación de la propia persona a Dios —y a los demás por amor a Dios—. De ahí que el fin al que apunta la sexualidad se cumple plenamente en la vida consagrada. Por más que se prescinda del medio, se consigue el fin. Y conseguido el fin, no hay lugar para la frustración.

3. Castidad: vivir plenamente la sexualidad

La castidad implica la vivencia plena de la sexualidad según la propia condición. Para alguien que no está casado o que ha hecho un compromiso de celibato, la castidad implicará abstenerse de relaciones sexuales. En cambio, para alguien casado, vivir la castidad implicará tener relaciones sexuales; claro está, siempre en el marco del amor.

La castidad implica ordenar las fuerzas del mundo de la sexualidad hacia el amor. La castidad es un «sí» al amor. Si en la práctica implica renuncias, los «no» son siempre consecuencia de un «sí» más grande. Castidad no es represión ni negación de la sexualidad, sino su ordenación al amor.

La castidad es una virtud, es decir, es un hábito que me perfecciona. Como todo hábito, se adquiere mediante la repetición de actos libres. Y el acto a partir del cual se construye la virtud de la castidad es la ordenación de las fuerzas del mundo de la sexualidad hacia el amor.

Vista así, la castidad no implica renunciar a la sexualidad, sino trabajarla activamente. Se trata pues, de una forma de mirar, de una forma de hablar, de una forma de tocar, de una forma de mostrarse frente a los otros, etc. Es mucho más que tener o no relaciones sexuales.

Nuestro autor también tiene un blog llamado www.amafuerte.com donde puedes encontrar más contenidos sobre este tema.

La entrada Virginidad, celibato y castidad no son los mismo, te explico por qué se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Virginidad, celibato y castidad no son los mismo, te explico por qué

«Hermann». El emotivo corto animado que le roba al mundo lágrimas de amor y nostalgia

«Hermann». El emotivo corto animado que le roba al mundo lágrimas de amor y nostalgia
Hermann: corto animado en homenaje a héroes de 2020

«Hermann» es un corto con el que fácilmente se despiertan muchas emociones. La nostalgia, la ternura, el amor, la melancolía, la ilusión. Lo curioso es que si lo volviéramos a ver dentro de unos años, sentiríamos exactamente lo mismo.

Esta historia inspirada en la vida de Hermann Schreiber, un abuelito alemán con Alzheimer que vive en España, se convierte en un emotivo recuerdo de lo que este año nos ha hecho vivir. En realidad Hermann tocaba la armónica desde su ventana, pero fue Jordi García, director del corto, quien tuvo la idea de remplazar este instrumento por un violín (para erizarnos los pelos).

Tamara Sayar, la cuidadora de Hermann, le hizo creer que los aplausos que resonaban cada día desde las ventanas de sus vecinos, iban dedicados a él. Como era costumbre en España a las 8pm, la gente aplaudía como muestra de apoyo al personal sanitario. Luego de que el video original se hiciera viral y de que la gente conociera su historia, los aplausos fueron todos suyos.

Hermann y el recuerdo de este tiempo que quedará para siempre

Movidos por una fuerza que a veces parece inexplicable, los hombres siempre terminamos conmovidos por lo mismo. Al fin y al cabo todos venimos del mismo padre. Dios se encarga de recordarnos que somos frágiles, que la vida es corta y que lo que de verdad importa no se puede comprar con dinero.

Ver a Hermann en este corto tocando desde el balcón me conmovió hasta las lágrimas, no solo porque suelo ser una auténtica magdalena cuando algo me toca el corazón, sino porque me recuerda que unidos por el amor, logramos grandes cosas.

Su historia me hizo pensar en que nos podemos donar a los demás siempre. Sin importar el lugar o las circunstancias en las que estemos. A pesar de su enfermedad, este abuelito lo daba todo cada tarde para su público, ¿no es esta una muestra de entrega absolutamente hermosa?

Siempre hay más dicha en dar que recibir. Ahora piensa ¿cuándo fue la última vez que le diste un concierto de amor y consuelo a este mundo?, ¿cuándo fue la última vez que la felicidad de otros estuvo por encima de la tuya?

La entrada «Hermann». El emotivo corto animado que le roba al mundo lágrimas de amor y nostalgia se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Hermann». El emotivo corto animado que le roba al mundo lágrimas de amor y nostalgia

8 podcasts que prometen alimentar mente y espíritu

8 podcasts que prometen alimentar mente y espíritu
Podcasts católicos: 8 opciones para nutrir mente y espíritu

Los podcasts son programas que llegaron para quedarse y acompañarnos. Un podcast es siempre una buena idea en tus ratos libres, así como para no estar solo y aprovechar el tiempo escuchado algo interesante. Los temas los eliges tú, hay de todo y para todos.

En Internet nos encontramos con un mar de contenido y muchas veces ni siquiera sabemos qué escuchar. ¿Podcasts católicos? podrás preguntarte, la respuesta es ¡sí! Es una emoción muy grande poder encontrar material que también nos nutra espiritualmente.

Están bien segmentados y tienen una duración ideal. Nos acompañan mientras cocinamos, mientras trabajamos, nos acompañan de camino al trabajo, a la escuela, mientras hacemos deporte y hasta cuando nos duchamos. Siempre hay un tiempo para escuchar alguno y darle buen uso a ese tiempo que parece «nos sobra».

Podcasts católicos para alimentar el alma

Yo los descubrí hace muy poco, y créanme que son un recurso muy rico para aprender, no solo aprender sobre «materias» sino sobre el arte de conversar. De intercambiar ideas y estar abierto a escuchar al otro. Creo que el secreto del éxito de los podcasts tiene que ver con esto.

Te compartimos ocho podcasts católicos que nos encantan y que nos ayudan mucho en nuestra labor de evangelización digital. En ellos podrás encontrar conversaciones de diversos temas que nos cuestionan, nos alimentan el intelecto y el corazón y nos animan a pensar.

8 Podcast que nos encantan

 

1. Cafecito con el Seba

Cafecito con el Seba es un podcast imperdible. Seba Campos nos trae no solo información valiosa, sino también cariño, frescura y ese acento chileno que nos encanta. Reflexiones personales, conversaciones con otros, que nos traen aprendizajes y nos invitan a pensar, a darnos cuenta, y hasta identificarnos con situaciones que nos pueden pasar a todos. Tomarnos un cafecito con Seba siempre va a ser una experiencia real, valiosa y además muy entretenida.

2. Al lío con el padre Joaquín

Al lío con el Padre Joaquín es un podcast entretenidísimo. El padre Joaquín nos habla de fe, espiritualidad y estilos de vida. Reflexiones sobre Dios, preguntas que más de uno nos hemos planteado y que de pronto no nos hemos atrevido a decir. De una manera muy cercana, aborda los temas como con quien habla con un amigo. ¡No te lo puedes perder!

3. Amar ASY

«¿Qué tal si hubiera una forma más increíble de amar, sin tanto drama y con mucha más libertad?» Andrea Cobos, Yoshie Álvarez y Sofía Valdez, nos traen Amar ASY. Las tres son mujeres enamoradas de su profesión, especialistas en Teología del cuerpo y con un deseo enorme de salir al encuentro y contarnos que el amor del bueno es real, es posible y es hermoso. ¡Imposible no escucharlas!

4. El plan D

El plan D es un podcast creado por Romina y Clara, dos creyentes que comparten entre ellas y sus invitados, sus experiencias, sus inquietudes y su proceso de conversión. Nos hacen la pregunta que todo cristiano (y no cristiano) debería hacerse: ¿Por qué seguir a Dios?

5. Seamos Santos. El podcast

Seamos Santos es un podcast de Sofía Carreón, una joven mexicana universitaria enamorada de Dios. Descubrió que su misión era comunicar que tanto tú como yo, ¡podemos ser santos! Sus reflexiones sobre la santidad son imperdibles. En Seamos Santos, Sofía y sus invitados nos presentan este hermoso camino, para recorrerlo juntos.

6. Padre Gaxiola Podcast

Escuchar a un sacerdote millennial, el Padre Gaxiola, solo y a veces acompañado, hablar sobre temas de actualidad incluso polémicos, es una experiencia preciosa. La transparencia de sus conversaciones, la predisposición de escuchar a todos y sus respuestas sinceras son el gancho para envolverte en una conversación que podría prolongarse por horas. En sus palabras: «Es un viaje interior de búsqueda de la verdad, el bien y la belleza», huellas innegables de la presencia De Dios.

7. Llamados a +

Camilo Hernandez y Rebe Martinez, dos jóvenes colaboradores del Regnum Christi presentan el podcast Llamados a +. En él nos transmiten un poco del carisma y el estilo de vida que están llamados a vivir los miembros del Regnum Christi. ¿Y por qué deberías escuchar este podcast? Pues porque enriquecernos con la belleza de los carismas de la Iglesia es un regalo enorme que tenemos especialmente los miembros de la Iglesia católica.

8. Dos lados, una historia

Ana Lourdes Ezquerra y Jorge Calderón son dos jóvenes que se lanzan a conversar de distintos temas del día a día aportando cada uno con su distinto punto de vista. En Dos lados, una historia encontrarás una variedad de temas que van desde la empatía hasta el mal de amores. Las conversaciones son entretenidísimas y sus invitados imperdibles. Anímate a escucharlos y de paso a aprender a conversar teniendo puntos de vista distintos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La entrada 8 podcasts que prometen alimentar mente y espíritu se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 8 podcasts que prometen alimentar mente y espíritu

Estas dos cosas pueden brindarte paz interior y felicidad, yo comprobé que funcionan

Estas dos cosas pueden brindarte paz interior y felicidad, yo comprobé que funcionan
¿Cómo alcanzar felicidad y paz interior? 2 claves efectivas

Quiero compartirte dos experiencias muy  personales que me han ayudado mucho, y creo que pueden servirte para que seas un poco más feliz. No pretendo dar la clave secreta de la felicidad, pero creo que estas dos experiencias que quiero contarte serán de mucha ayuda.

Las relaciones que aprendí a vivir con los demás, a lo largo de mi vida, han forjado mi propia manera de ser. Lo que quiero decir, es que la forma en la que he aprendido a amar y ser amado, poco a poco fue moldeando mi propia manera de ser.

He constatado que lo único que realmente me hace feliz es el amor. El amor a mi familia, a mi cónyuge, a los hijos, a las amistades del trabajo, del barrio, etc.

1. Sé auténtico y fiel a ti mismo

Primero, la autenticidad. Lo vivo yo, cuando me muestro como soy, sin mentiras, sin máscaras, cueste lo que cueste. Los amigos de verdad que encontré a lo largo de mi vida, han sido esos con los que pude tender lazos de amor, y para eso solamente hay un camino: ser fiel a uno mismo.

No tener miedo de mostrar quién eres es clave. ¿De qué sirve vivir esclavos de las máscaras con el fin de encajar en un grupo social o pertenecer a un círculo especial? Un amigo es aquél que te acepta y te quiere como eres. Y si ve cosas en ti que no están bien, te lo dirá, pero por amor, porque quiere lo mejor para ti.

No hay una «receta mágica» para una buena amistad, más que abrir el propio corazón y mostrarte como eres. Te recomiendo —por supuesto— que no lo hagas con cualquiera, sino con aquellas personas en las que puedes confiar, y sabes que son personas buenas y prudentes.

Si me preguntas: ¿cómo puedo saberlo? Lo mejor y lo único que puedo decirte es que, el corazón también habla y hay que saber escuchar. No es algo matemático, o un problema de física. Las relaciones de amistad encierran siempre un misterio y cuando lo vives, está en juego toda tu vida: o eres, o no eres amigo. Aquí no hay medios términos, la autenticidad es total o no es.

2. Comprométete con los demás 

¿Cómo alcanzar felicidad y paz interior? 2 claves efectivas

En segundo lugar, el compromiso con los demás. Estamos hechos para el encuentro con los demás. Hemos sido creados a imagen de Cristo y por lo tanto, solamente el amor nos permite lograr la felicidad. Mejor dicho, mi felicidad depende de cuánto me involucro y me entrego generosamente por los demás.

No solamente involucrarme, sino escuchar a los demás. Así como debemos esforzarnos por buscar y amar a los demás, es muy importante estar abiertos a los hermanos que salen a nuestro encuentro. Encerrarse y no querer la ayuda de los demás es el camino a la soledad, y esa es la senda segura para la tristeza y frustración.

Se trata de amar y ser amados. Cuanto más he abierto mi corazón al amor ajeno y me esforcé por ayudar a los demás, más experimenté la felicidad. Es la experiencia más fuerte e importante de mi vida: el amor. El que no ama, no sabe qué es vivir.

El que no tuvo la experiencia de amar a alguna persona, no sabe de qué se trata la vida (te recomiendo esta conferencia sobre el amor propio).. Y si no vivimos para amar… entonces ¿para qué vivimos?

Te reto a vivir ese amor. A no tener miedo de arriesgarte y jugártelas por aquellas personas que son importantes para tu vida. A veces por miedo o inseguridad, dejamos de ser todo lo feliz que quisiéramos. Así que pídele a Dios que te ayude a abrir tu corazón, y deja salir ese anhelo que todos tenemos de encontrar verdaderos lazos de amor.

La entrada Estas dos cosas pueden brindarte paz interior y felicidad, yo comprobé que funcionan se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Estas dos cosas pueden brindarte paz interior y felicidad, yo comprobé que funcionan

¿Cómo está tu corazón en 3 palabras? Dinámica para tus reuniones virtuales de comunidad

¿Cómo está tu corazón en 3 palabras? Dinámica para tus reuniones virtuales de comunidad
Comunidad: actividades para fomentar participación online

¡Familia! Quiero compartirles un recurso que me funciona mucho cuando tengo que liderar una reunión de comunidad o realizar un taller para jóvenes, adultos y hasta ancianos.

Está bien que las reuniones sean un espacio para formarnos con algún tema doctrinal, planificar proyectos apostólicos, tener espacios de oración etc. Pero me atrevería a decir que hay una experiencia que tiene que estar siempre, para que el resto tenga más sentido, y me refiero a la experiencia del «compartir la vida».

Necesitamos un espacio de contención existencial y emocional. Los jóvenes sobre todo necesitan expresar lo que llevan dentro, compartir en un espacio de confianza los miedos que tienen. Las frustraciones que los golpean, las tristezas que los tumban, las alegrías que los encienden, las rabias que los confunden, y mucho más.

Es necesario un espacio para que se compartan las vivencias 

Comunidad: actividades para fomentar participación online

Después de mis años de experiencia de trabajar con tantos jóvenes, estoy absolutamente convencido, de que si una comunidad no da el espacio en las reuniones para que la gente comparta sus vidas, va a ser muy difícil que nazca la hermandad entre ellos.

¿Por qué? por la sencilla razón de que si no conocen los caminos que cada quien está recorriendo, no se podrán acompañar. Y si no pasa esto, podremos ser lo que sea, pero no seremos realmente hermanos.

La actividad podría titularse: «¿Cómo se siente tu corazón en tres palabras?». Esta dinámica la hago al inicio de las reuniones o talleres. Me sirve porque estamos acostumbrados a que nos pregunten cómo estamos, pero respondemos en automático «bien», «normal», «más o menos», pero con esta nueva pregunta, la diferencia es muy notoria.

¿Cómo se siente tu corazón en tres palabras?

Les dejo un ejemplo. Mi corazón se siente alegre, frustrado y temeroso. Alegre porque estoy pasando la cuarentena con mis papás y mis hermanos, me encanta estar con ellos y vivir lo que estamos viviendo.

Ver que mi hermano nos cocina, jugar tanto con mi viejo en la consola, conversar con mamá. Bailar con mi prima, ver capítulos de «Full House» con mi hermana, son cosas que no hacía mucho antes de la cuarentena.

Frustrado porque no veo a mi novia hace más de 100 días, me hace mucha falta el poder abrazarla, besarla, sentirla cerca. Me frustra no saber cuándo acabará todo esto, es como una cuenta regresiva sin fin.

Y finalmente, mi corazón se siente temeroso porque siento que cada vez hay más probabilidades de que alguien en casa se contagie o que yo puedo contraer el virus. Me da miedo que alguien cercano se ponga mal, me da miedo salir aunque sea a comprar a la tienda.

¡Gracias por leer lo que les acabo de compartir! Esto es un ejemplo de lo que escucharían si hacen esta pregunta en sus comunidades. Ahora les comparto tres tips para que lideren esta actividad mucho mejor:

1. Prepara una atmósfera de confianza

Es importante crear un clima especial. Haz una pequeña oración para introducir este momento. Tu tono de voz es muy importante, habla calmado, pausado. Pídeles que intenten activar sus camaritas, invítalos a que se acerquen a su pantalla, eso ayudará a generar intimidad.

Si son más de 25, intenta hacer dos grupos para cuidar la cercanía. Después de presentarles la pregunta, puedes poner una canción para que vayan pensando sus respuestas. Te recomiendo esta de Ecuación sin fin llamada «Junto a los latidos», que me hace sentir el abrazo de Dios a mi corazón.

Es importante que digas que esto es voluntario, no obligues a nadie a participar, la libertad es de las banderas más bellas que nos propuso Jesús.

1. Oídos atentos, no es momento de dar consejos

Aquí amamos al hermano escuchándolo. Diles que no es un espacio para aconsejar, consolar, ni decirle nada a quien esté compartiendo, simplemente es momento de escuchar al hermano y ya.

Nos encanta dar consejos, pero este no es el momento. Y si nadie comparte, tranquilo, no tengas miedo al silencio, que aunque nadie hable, todos están viviendo algo por dentro.

2. Agradece, no te canses de hacerlo

Cuando un hermano comparta, dile ¡gracias! Lo que acaba de hacer es un acto de mucha caridad, nos está compartiendo su vida, lo sagrado de su corazón, lo íntimo de su historia. Para mí es algo sumamente valioso que alguien quiera abrir las puertas de su corazón y nos invite a pasar. No dejes de darle las gracias.

Este pregunta de «¿Cómo se siente tu corazón en tres palabras?» tiene dos grandes propósitos. El primero permitir que las personas saquen eso que llevan dentro, que muchas veces no tienen con quién más hacerlo.

Y el segundo, que la comunidad pueda conocer más cómo está el corazón de sus hermanos, para poder abrazarlos, acompañarlos y amarlos más como Jesús nos enseñó.

¡Mucho ánimo y disfruten las consecuencias!

La entrada ¿Cómo está tu corazón en 3 palabras? Dinámica para tus reuniones virtuales de comunidad se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Cómo está tu corazón en 3 palabras? Dinámica para tus reuniones virtuales de comunidad

«La Eucaristía y tú». Te explico cómo te cambia la vida cuando te unes a ella

«La Eucaristía y tú». Te explico cómo te cambia la vida cuando te unes a ella
La Eucaristía: ¿está relamente Jesús ahí presente?

Cuando yo hice la primera comunión hace ya 29 años, la emoción que sentí fue tal que no pude contener las lágrimas. Con solo ocho años la sola idea de poder finalmente recibir al cuerpo de Cristo conmocionó todo mi ser. 

Los años pasaron y la fe de ese momento, lamentablemente se fue diluyendo. Muchos años pasé alejada de Dios y de la fe católica. Fue un sacerdote quien me ayudó a reencontrarme con Dios y con esa fe de niña. Luego de un largo proceso de reencuentro y constantes visitas al Sacramento de la Reconciliación, volví a estar en gracia para poder acercarme a recibir nueva y dignamente la Santa Eucaristía.

Cuál sería mi sorpresa al encontrarme envuelta en un torbellino de emociones y lágrimas completamente incomprensibles. Así como sucedió el día de mi Primera Comunión. ¿Recuerdas lo que sentiste la primera vez que comulgaste?

El video que te presentamos hoy está producido por «Outside da Box», un portal de recursos para la catequesis. Con un estilo único y bastante divertido nos da algunos criterios fundamentales sobre la importancia de la Eucaristía en nuestra vida cristiana. 

*Puedes activar los subtítulos en la parte inferior derecha.

«La Santísima Eucaristía es el don que Jesucristo hace de sí mismo»

El papa Benedicto XVI en la Exhortación Apostólica Post Sinodal: «Sacramentum Caritatis» nos dice sobre la Eucaristía:

«La Santísima Eucaristía es el don que Jesucristo hace de sí mismo, revelándonos el amor infinito de Dios por cada hombre. En este admirable Sacramento se manifiesta el amor «más grande», aquel que impulsa a «dar la vida por los propios amigos» (…)

Del mismo modo, en el Sacramento eucarístico Jesús sigue amándonos «hasta el extremo», hasta el don de su cuerpo y de su sangre. ¡Qué emoción debió embargar el corazón de los apóstoles ante los gestos y palabras del Señor durante aquella Cena! ¡Qué admiración ha de suscitar también en nuestro corazón el Misterio eucarístico!».

Nuestra necesidad de estar con Dios

Me pongo a pensar en la emoción de los apóstoles que el Papa Benedicto XVI intuye. ¡Qué grande debe haber sido realmente!

Hoy, en las circunstancias en que vivimos, el mundo no nos da tregua con su rapidez y frente a «tantas verdades» empezamos a olvidarnos de la gran verdad y el por qué del sacrificio de Jesucristo. Olvidamos nuestra ruptura con Dios, olvidamos el pecado y el peso del mismo.

Es como si no existiera una diferencia entre lo que está bien y lo que está mal. Y es esta actitud la que no nos permite ver la necesidad que tenemos de estar en contacto íntimo con Dios mismo y acercarnos en gracia a recibir su cuerpo y su sangre.

«La Eucaristía es el regalo más grande que nos hace Jesucristo»

Y cumple por encima de toda medida la promesa que nos hizo: «(…) y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo» (Mt 28,20). Es un don gratuito que expresa ese amor infinito y extraordinario que tiene por cada uno de nosotros y que nos da la fuerza para caminar en nuestra vida cotidiana hacia su encuentro.

En la Eucaristía Jesús se ofrece a sí mismo, no nos deja un simple recuerdo como algunos pueden creer. Él se queda con nosotros. Es realmente un misterio que supera toda comprensión humana, pero que por la fe lo podemos vivir.

«Para nosotros los cristianos, ya no es necesario repetir aquella cena. Como dicen con precisión los Padres, figura transit in veritatem: lo que anunciaba realidades futuras, ahora ha dado paso a la verdad misma. El antiguo rito ya se ha cumplido y ha sido superado definitivamente por el don de amor del Hijo de Dios encarnado.

El alimento de la verdad, Cristo inmolado por nosotros, dat… figuris terminum. Con el mandato: «Haced esto en conmemoración mía» (cf. Lc 22,19; 1 Co 11,25), nos pide corresponder a su don y representarlo sacramentalmente».

Preguntas para reflexionar

Dios nos ama primero y nos deja este don tan grande que nos va transformado uno a uno y así llegar a transformar el mundo entero. El papa Bendicto XVI explica este misterio comparándolo con la fisión nuclear, que es una reacción que se da en el núcleo de un átomo.

Es decir en el centro mismo y da como resultado el cambio de una realidad hacia algo completamente extraordinario. Esto sucede con nosotros al recibir la Santa Comunión. ¡Cómo perdernos el estar en gracia y en continuo contacto con nuestro Creador, con el Espíritu, con Jesucristo que nos da el don de transformarnos y transformar al mundo!

Los invito a reflexionar en los siguientes interrogantes:

1. ¿Recibo frecuentemente el Sacramento de la Eucaristía correctamente preparado?

2. ¿Cada cuánto frecuento el Sacramento de la Reconciliación?

3. ¿Soy consciente de que es el mismo Dios al que recibo cuando comulgo?

4. ¿Soy consciente que a través del Sacramento de la Eucaristía me voy conformando con Jesucristo?

La entrada «La Eucaristía y tú». Te explico cómo te cambia la vida cuando te unes a ella se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «La Eucaristía y tú». Te explico cómo te cambia la vida cuando te unes a ella

Un conmovedor cortometraje para recordar que nuestra vocación lo vale todo

Un conmovedor cortometraje para recordar que nuestra vocación lo vale todo
¿Cómo descubrir mi vocación si me siento confundido?

La vocación, un tema que suscita tantos sentimientos, a veces tan fácil de discernir y otras tan complicado. Te compartimos un cortometraje llamado «New Year’s Eve», presentado por «AFI Conservatory» y dirigido por Hao Zheng.

Toca, a través de una historia breve y profunda ambientada en la lejana China, la realidad de los propios ideales de vida y la necesidad de una libertad auténtica y una gran valentía para perseguirlos a pesar de las dificultades.  

Xiaoyu es un joven con poco más de dieciocho años que ha decidido asistir a la escuela de Kung Fu para dedicarse a ser un luchador. Por la celebración del año nuevo chino, hace un largo viaje y llega a la celebración familiar en una camioneta en cuya radio un locutor desea una cálida celebración. 

Se detiene en la puerta y acaricia su medalla obtenida en una competencia de su escuela, la limpia, sonríe, se esperanza con mostrarla para ser valorado, aceptado y felicitado. Pero antes de entrar, la esconde bajo el abrigo, como intuyendo que eso no ocurrirá y tendrá que mantener su pasión y vocación escondida, solitaria, incomprendida, sin poder ser compartida. 

La vocación que brota y grita desde el corazón y la reacción de los demás 

El saludo de su madre es preocupado, pero parco. Se preocupa por el frío y por una cicatriz que le descubre, pero esconde en sus gestos la insatisfacción por la decisión de su hijo. Le gustaría que él tuviera una mejor situación económica que la que ella pudo alcanzar y el camino del Kung Fu no parece ser el indicado para eso. 

Entre los familiares que asisten, está un primo que cumple con el prototipo opuesto. Estudia en la universidad, tiene buenas calificaciones, es bueno en inglés y está esperando la posibilidad de viajar a Estados Unidos y conseguir un buen trabajo. 

Es el orgullo y la esperanza de la familia, pero parece carecer de algunas cualidades esenciales como el respeto y la reverencia para escuchar a su primo. Este le cuenta emocionado sobre su vida en la escuela de Kung Fu, lo difícil que es levantarse temprano y entrenar a distintas horas del día. Pero él no lo atiende porque está ensimismado sin abandonar la pantalla de su celular.

¿Qué es lo que nos atrae de nuestra vocación?

En la celebración se manifiesta un contraste en el que es interesante ahondar. Xiayou, por un lado, se experimenta atraído por los valores y los ideales del Kung Fu: el silencio, la disciplina, el valor, la lealtad, la pasión, el cuidado, el dominio de uno mismo. La valentía, la reverencia, el sentido épico, el perfeccionamiento, el honor, el legado, la tradición, las motivaciones intrínsecas. 

Por otro lado, está la familia en la que, por ejemplo, la madre hace un brindis deseando salud y felicidad entendidas como sinónimo de éxito monetario. Puede expresarle sus sentimientos al primo con futuro prometedor pero no sabe qué decirle a su hijo porque no le encuentra sentido a lo que hace. Luego le pregunta en la cocina si la medalla obtenida le significó recibir dinero como si en eso residiera su valor: en su utilidad.

Se realiza una inflexión en la celebración cuando los tíos, ya un poco tomados, le piden que haga una demostración de Kung Fu ante ellos. Cada vez más absorto del bullicio y los comentarios intrascendentes, él ingresa en un estado de concentración en el que se enfoca únicamente en realizar su arte de la mejor manera para que, especialmente, lo vea su madre y lo comprenda un poco más. 

Cuando finalmente otros comprenden nuestra vocación

La madre no despega la mirada de su hijo y llega a conmoverse con la pasión con la que él hace su performance. Mirándolo vislumbra aquel secreto, para ella difícil de comprender, que mueve a su hijo a llevar ese estilo de vida poco convencional: su vocación. 

Luego de ese momento intenso, de fragilidad, vulnerabilidad y sinceridad al mostrarles lo más querido para él, sale a pensar y a tomar respirar aire puro, como hastiado de la superficialidad familiar. Estando solo bajo el firmamento, su madre se acerca para, finalmente, poder tener esa conversación difícil, pero necesaria. 

¿Cuánto pesa en tu vida el qué dirán?

¿Cuántas veces dejamos de perseguir nuestros ideales por el peso que tiene el qué dirán?, ¿cuántas veces nuestras vidas se terminan escribiendo según un guión que no se corresponde con aquel que dicta nuestro interior?

¿Con qué frecuencia terminamos asfixiados por llenarnos solamente de actividades útiles, que reportan ganancias, pero descuidamos el alimento del espíritu?, ¿cuántas veces nuestros logros no nos realizan? 

Este cortometraje nos puede servir como aliento para vivir nuestra vida, la única que tenemos, luchando por realizar aquello a lo cuál nos experimentamos llamados desde lo más profundo de nuestro corazón. 

«Que viajes miles de millas y sigas siempre tu propia estrella»

Como dicen en la radio del auto que lleva de vuelta al joven del cortometraje: «Que viajes miles de millas y sigas siempre tu propia estrella». No se trata de caer en romanticismos e idealismos inmaduros. 

Sabemos que en el camino pueden haber obstáculos y limitaciones que nos impidan lograr algunas metas, pero sabemos que como hijos de Dios nada ni nadie nos pueden impedir vivir aquella vocación que sirve de marco y debiera dar sentido a todas nuestras aspiraciones.

A nuestras metas, proyectos e, incluso, fracasos en la vida: la santidad, ser la mejor versión de nosotros mismos, aquella que sueña Dios.  

La entrada Un conmovedor cortometraje para recordar que nuestra vocación lo vale todo se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Un conmovedor cortometraje para recordar que nuestra vocación lo vale todo

¿Te cuesta confiar? Estas letanías te ayudarán a abandonarte sin miedo en los brazos de Dios

¿Te cuesta confiar? Estas letanías te ayudarán a abandonarte sin miedo en los brazos de Dios
¿Cómo aprender a confiar en Dios? Letanías incluidas

Hoy el tema de la confianza creo que ocupa una góndola entera entre los escaparates de libros de autoayuda. Sin embargo, ¿soy solo yo, o cada vez nos cuesta más confiar no solo en nosotros mismos sino en los demás? 

Pensándolo bien, no creo que sea solo mi imaginación, por algo existe tanta bibliografía al respecto: todos queremos confiar, pero nos cuesta, y queremos aprender cómo.

Por eso te comparto algunos puntos importantes sobre la confianza acompañados de letanías que puedes meditar a medida que avances en la lectura. ¡Espero que te sirvan!

Cómo confiar en el otro

Creo que lo que nos impide hacerlo es el miedo a que el otro no sea digno de esta confianza. Temor a exponernos a quien no sabrá actuar correctamente conforme a lo que le confiamos y por el miedo a la misma vulnerabilidad que esto implica. 

Respecto a lo primero, es cierto: no podemos estar abriendo nuestro mundo interior a cualquiera que pasa. Pero, al mismo tiempo, creo que podemos buscar a quienes sí, no solo para ayudarnos, sino para consolarnos, acompañarnos etc.

Es así como es bueno que hables con tu director espiritual de tus luchas, para que te indique cómo vencerlas. Que confíes a tu pareja tus deseos y planes de vida, para ver si se alinean con los suyos y construir un futuro juntos. Que acudas al amigo que sabes que puede levantarte el ánimo cuando algo te pesa. 

Y en cuanto a lo segundo, pienso que es necesario aprender a ser vulnerables. Para no tener miedo al otro, para vivir mejor la fraternidad. Después de todo, al final de nuestras vidas, «seremos juzgados en el amor», como dijo san Juan de la Cruz.

¿Y qué amor es el que se guarda para uno mismo, por miedo a que otro pueda romperlo? Como dije, a nosotros nos preguntarán cuánto amamos. Al otro le preguntarán qué hizo con el amor que recibió.

Cómo confiar en uno mismo (y en la propia debilidad)

Creo que con frecuencia cometemos el error de pensar que la confianza en uno mismo es sinónimo de la tranquilidad que nos da contar con una o muchas aptitudes, fuerzas, virtudes, etc. Esto nos puede confundir, llegando a pensar que cuanto «más tenemos» o «más hacemos», «más somos».

Y si por un determinado motivo no podemos seguir teniendo ni haciendo, «no somos». Por motivos similares, si palpamos nuestras incapacidades, nuestras faltas, nuestras debilidades, nos desanimamos y desconfiamos de lo que somos o podemos llegar a ser.

Pero —gracias a Dios— la confianza y la autoestima del cristiano no se fundamenta en cuánto pueda hacer ni en que lo pueda hacer por sí mismo, solo o mejor. En cambio, se fundamenta en la confianza en Dios. Porque al confiar en Él, nos abandonamos en sus brazos con la certeza de que todo estará bien.

«Todo lo puedo en Cristo», afirma san Pablo, y con los salmos podemos repetir: «Tú eres Señor, mi fortaleza». San Josemaría Escrivá animaba a sus hijos espirituales a fomentar el «endiosamiento bueno», que no es soberbia, sino humildad, porque es conocer la verdad sobre uno mismo.

Aún con miserias, está la absoluta seguridad de que Dios actúa a pesar de estas —o precisamente con estas—, por lo que podemos tener la certeza de que nada saldrá mal. O incluso lo que nos parezca que no salió como nos hubiese gustado, salió «al modo de Dios», en los términos que Él consideró óptimos. 

Confiar en Dios

La confianza que tenemos depositada en Dios tiene que nacer, alimentarse y crecer al considerar nuestra filiación divina. Siendo hijos —¡verdaderos hijos!— de quien todo lo ha creado, deberíamos conservar la serenidad en todo momento. 

En las Sagradas Escrituras encontramos palabras tan lindas como reales, que nos pueden facilitar acudir al Señor, con alguna jaculatoria, cuando nuestra fe y nuestra paz tambalean.

«El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré?», «Sé la roca de mi refugio, Señor, un baluarte donde se me salve». «Los cabellos de vuestra cabeza están contados», «Os aseguro que estaré siempre con vosotros, hasta el fin del mundo», «Tened confianza, soy Yo». ¡Hay tantos versículos que nos pueden devolver la esperanza!

Estos son algunos versos y algunas palabras que Dios nos dejó, para que nos quede claro que si Él está de nuestra parte (y lo está), nada hay que temer. Y que todo esto Él lo hace gratuitamente: no tenemos que ganarnos su atención o su cariño, ¡así que no lo mires con recelo, cuando te dice que de verdad le importas!

Confiar en los tiempos de Dios

Esta convicción de que Dios lo hace todo bien también tiene que llevarnos a confiar en sus tiempos, en depositar nuestros días en sus manos. Tener seguridad en su plan, aun cuando este desajuste nuestros proyectos, en darle sin miedo a que luego nos pida más (o todo). En entregar sin asustarse al pensar que, dando, uno se quedará sin nada.

Esto lo sabemos, sí, pero a veces conviene recordarlo. Y al hacer memoria, también entender que confiar es compatible con dar un salto de fe en el misterio, en aquella zona nebulosa donde no podemos ver el sentido de lo que pasa o lo que hacemos.

Confiar también, aquí, en que incluso un sinsentido humano puede poseer un alcance y un valor divinos. Así que confía en Dios, confía en sus promesas, en su poder y en que nunca te abandona.

¿Cómo aprender a confiar en Dios? Letanías incluidas

 

La entrada ¿Te cuesta confiar? Estas letanías te ayudarán a abandonarte sin miedo en los brazos de Dios se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Te cuesta confiar? Estas letanías te ayudarán a abandonarte sin miedo en los brazos de Dios

Querido católico emprendedor, este mensaje de aliento es para ti

Querido católico emprendedor, este mensaje de aliento es para ti
Católico emprendedor: consejos para mejorar en el trabajo

¡El católico emprendedor vale oro! De pronto una idea, tantos sueños, horas desvelados, trabajo arduo que parece no tener fin. Dificultades en el camino, desilusiones, tanta persistencia, la ayuda que llega y el ansiado resultado que se espera, ¡hay tanto en juego!

El video de hoy habla del proceso en el cual una idea se convierte en una obra de emprendimiento. Se mencionan distintas fases como el nacimiento de la idea, la confianza en la misma y el compromiso que implica ir desarrollándola.

Se título «Relago para emprendedores» y es producido por «By Hours», plataforma online que permite reservar la hora de entrada y salida de un hotel pagando solo por las horas en las que se va a utilizar el servicio (¡Una buena idea!).
Luego de que lo veas, recuerdes todo por lo que has pasado para llegar hasta donde estás hoy y se te dibuje una sonrisa en el rostro, te invito a reflexionar en algunos elementos apostólicos.

1. El mundo del emprendimiento nunca ha sido algo ajeno para los católicos

Todo lo contrario, es uno de los espacios que tenemos para expresar nuestra fe y desplegarnos en el apostolado. En la búsqueda por vivir plenamente la vida cristiana a la que hemos sido llamados por Dios.

Si Cristo mismo dio gloria a su Padre emprendiendo jornadas laborales en su taller de carpintería junto a san José, ¿por qué yo no debería hacer lo mismo con mi emprendimiento?

2. No hablamos de empresarios católicos, sino de católicos cuyo trabajo es la empresa

Contamos con los mismos conocimientos, medios, sentimientos, oportunidades, dificultades y tentaciones que los no católicos. Si tenemos dilemas éticos o morales no es porque seamos católicos, sino porque somos personas, y está claro que las decisiones inmorales nos degradan sin importar religión, filosofía de vida, o credo personal.

Sin embargo, ser católicos sí puede ayudarnos a entender el sentido de los gozos y las fatigas del mundo empresarial. Sus dificultades y oportunidades, además de donarnos una vida espiritual y una visión cruciforme de la realidad que nos permite perseverar en el servicio y en el amor.

3. Ser católico emprendedor vale toda la pena

El que es emprendedor, a pesar del miedo —que es una experiencia muy pero muy humana— no se amilana ni se detiene, persevera, eso sí, con prudencia. Esto no es otra cosa sino discernir en toda circunstancia nuestro verdadero bien y elegir los medios adecuados para realizarlo.

Frecuentemente las personas prefieren no actuar, pues así evitan exponerse y sentirse incómodos o vulnerables. Esto los aleja de cumplir un papel importantísimo, el de ser agentes de cambio en la sociedad.

Quien no arriesga no solo no gana, si no que podría estar perdiendo mucho más de lo pensaba tener «asegurado» en un principio.

4. El valor añadido del católico que emprende

El valor radica en saber que este es más que mera rentabilidad y beneficios. Un católico emprendedor debe poseer  la conciencia de que la idea, el negocio y los frutos son del Señor.

Y que es Él quien bendice nuestra cooperación y nos permite, de alguna manera, participar en su obra redentora. Dios se alegra porque sabe que nuestro trabajo es un importante ámbito en nuestro camino de santidad.

Creo que esta es la verdadera razón por la que —como se dice en el video— ¡ser emprendedor mola mucho!

Preguntas para el diálogo

Estas son algunas preguntas que puedes usar en tu grupo de trabajo, con tu familia o amigos: ¿Dejas que tu emprendimiento sea guiado por Dios?, ¿consideras que tu vida cristiana y tu trabajo son incompatibles?, ¿por qué?

¿Te parece que en el mundo del trabajo y la empresa es difícil anunciar al Señor?, ¿crees que haces los esfuerzos necesarios para fomentar un diálogo sincero y abierto?, ¿cuáles son los medios concretos en tu vida laboral para que puedas ser un agente de cambio en la sociedad?

La entrada Querido católico emprendedor, este mensaje de aliento es para ti se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Querido católico emprendedor, este mensaje de aliento es para ti

¿Se puede amar realmente a Dios sobre todas las cosas? (comentario al Evangelio)

¿Se puede amar realmente a Dios sobre todas las cosas? (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio Mt 10,37-42:

«En aquel tiempo, dijo Jesús a sus Apóstoles: «El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que no toma su cruz y me sigue detrás no es digno de mí. El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará». rQuien a vosotros recibe, a mí me recibe, y quien me recibe a mí, recibe a Aquel que me ha enviado. Quien reciba a un profeta por ser profeta, recompensa de profeta recibirá, y quien reciba a un justo por ser justo, recompensa de justo recibirá. Y todo aquel que dé de beber tan sólo un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños, por ser discípulo, os aseguro que no perderá su recompensa».

La entrada ¿Se puede amar realmente a Dios sobre todas las cosas? (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Se puede amar realmente a Dios sobre todas las cosas? (comentario al Evangelio)

«Humildad vs orgullo». 5 consejos para ganar la batalla acompañado de las mejores letanías

«Humildad vs orgullo». 5 consejos para ganar la batalla acompañado de las mejores letanías
Letanías de la humildad: cuáles son y cómo rezarlas

Nuestros amigos de «Catholic Stuff» nos traen un nuevo video genial. El tema central es «el orgullo vs. la humildad», hoy quiero compartir contigo este recurso tan importante para nuestra vida personal y comunitaria, y además darte unos consejos para fortalecernos en esta virtud. 

¿Qué es la humildad? «La humildad nos hace reconocer que nadie conoce al Padre, sino el Hijo y aquél a quien el Hijo se lo quiera revelar», es decir a los pequeños (Mt 11, 25-27) (CEC 2779).

En otras palabras, la humildad es una virtud necesaria para poder conocer al Padre y se hace imposible este conocimiento si no es por medio de su Hijo Jesucristo.

¿Te ejercitas en la virtud de la humildad?

Toda virtud nace del hábito, como diría santo Tomás: «El no practicar la virtud conlleva al origen de los diversos vicios». Por esto, es necesario ejercitarnos en las diferentes virtudes cristianas, especialmente en la humildad, virtud por la cual Dios habita en en corazón y actuar del hombre. 

Y ahora que tenemos claro el concepto de humildad, pasemos a ver cuáles son los cinco consejos que te ayudarán a ejercitarte en esta hermosa y muy necesaria virtud: 

1. Abajarse

Es complejo comprender en qué consiste el «abajamiento», pues distinto a la sumisión que llega a pisotear a la persona, el abajamiento conlleva el reconocimiento de sí mismo, dentro del conjunto de fortalezas y debilidades, junto con una sincera aceptación de los errores. 

Abajarse es comprender que somos criaturas limitadas frente al Creador ilimitado. Ser conscientes de la absoluta necesidad de trascender y buscar el auxilio divino en las diversas situaciones de la vida. 

2. Obedecer al director espiritual

Una de las maneras más prácticas y sencillas de ejercer la humildad es la práctica de la obediencia a nuestros superiores. Y en especial a nuestro director espiritual, él nos guía hacia un camino de perfección en la fe. 

Ser obedientes es fundamental, siempre que las pautas no conlleven a la culpa. Este es un camino seguro en la búsqueda de la caridad, sencillez, y humildad.

El director espiritual es quien por medio de una sana doctrina y espiritualidad cristiana, te aconseja y guía en el acercamiento a Dios y la búsqueda de la santificación de la vida.  

3. Acércarse a Dios de corazón

Es necesario ser sinceros en nuestra búsqueda de Dios. Así como pedir a Dios el don de la humildad es importante en la vivencia cotidiana de nuestra espiritualidad, la oración humilde en la que nos reconocemos necesitados del Padre, es un medio eficaz en la búsqueda de las virtudes. 

La humildad nos hace nobles. Y aunque muchas veces encontremos conceptos sobre la humildad que no son más que falsas ilusiones, hoy te quiero invitar a iniciar un camino de purificación y fortalecimiento desde la sencillez de tu corazón.

Donde se descubra poco a poco cuáles son los elementos personales que nos están alejando de la humildad y cómo mejorar en ellos.

4. Imitar a la Santísima Virgen María

La virgen María como discípula del Señor, es el mejor modelo a seguir en el camino de la santidad. Ella en su pureza, sencillez y humilde piedad nos enseña la grandeza de reconocernos «siervos humildes» de Dios. 

Meditar en los dolores de la Santísima Madre, en los pasajes bíblicos en los que ella está presente, en la oración piadosa y ferviente de su actitud silenciosa, nos ayudará a avanzar en este camino.

¿Qué mejor manera de caminar hacia el Maestro, que yendo de la mano de quien le enseñó a caminar a Él?

5. Rezar las letanías

Por último, te recomiendo rezar las letanías de la humildad. Que tus momentos de oración no sean solo peticiones a Dios por cosas materiales. Sino que la acción de gracias, la alabanza y la súplica de virtudes celestes, guíen nuestra espiritualidad y la acerquen más y más al corazón de Dios. 

Letanías de la humildad 

Jesús, manso y humilde de corazón, haz mi corazón parecido al tuyo.

(Después de cada frase decir: Líbrame, Señor)

Del deseo de ser alabado,

del deseo de ser honrado,

del deseo de ser aplaudido,

del deseo de ser preferido a otros,

del deseo de ser consultado,

del deseo de ser aceptado,

del temor a ser humillado,

del temor a ser despreciado,

del temor a ser reprendido,

del temor a ser calumniado,

del temor a ser olvidado,

del temor a ser ridiculizado,

del temor a ser injuriado,

del temor a ser rechazado,

(Antes de cada frase decir: Concédeme, Señor, el deseo de…)

que otros sean más amados que yo,

que otros sean más estimados que yo,

que otros crezcan susciten mejor opinión de la gente y yo disminuya,

que otros sean alabados y de mí no se haga caso,

que otros sean empleados en cargos y a mí se me juzgue inútil,

que otros sean preferidos a mí en todo,

que los demás sean más santos que yo con tal que yo sea todo lo santo que pueda.

De ser desconocido y pobre, Señor, me alegraré,

De estar desprovisto de perfecciones naturales de cuerpo y de espíritu.

… que no se piense en mí,

que se me ocupe en los empleos más bajos,

que ni se dignen usarme,

que no se me pida mi opinión,

que se me deje el último lugar,

que no me hagan cumplidos,

que me reprueben a tiempo y a destiempo,

bienaventurados los que son perseguidos por causa de la justicia,

porque suyo es el Reino de los Cielos.

Oración

Dios mío, no soy más que polvo y ceniza. Reprime los movimientos de orgullo que se elevan en mi alma. Enséñame a despreciarme a mí mismo, Vos que resistís a los soberbios y que dais vuestra gracia a los humildes. Por Jesús, manso y humilde de corazón. Amén.

La entrada «Humildad vs orgullo». 5 consejos para ganar la batalla acompañado de las mejores letanías se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Humildad vs orgullo». 5 consejos para ganar la batalla acompañado de las mejores letanías

(Quiz) ¿Logras identificar a los santos que se esconden en estas imágenes?

(Quiz) ¿Logras identificar a los santos que se esconden en estas imágenes?
Santos: ¿cómo puedo conocerlos mejor?

Los santos fueron personas como tú y como yo, ¿increíble no? A mí me parece de locos pensar que Dios nos llama a todos a semejante misión. Siempre me ha gustado pensar que en los santos encontramos a grandes amigos, a personas que también sufrieron, lloraron, buscaron a Dios incansablemente y vivieron aquí, en este mismo planeta.

No en marte, no en júpiter, no en los cuentos de hadas, aquí mismo, en tu país, tal vez en tu ciudad. Es increíble lo pequeños que somos y lo grandes que podemos llegar a ser si decidimos empacar las maletas y seguir a Cristo.

Todos le guardamos especial cariño a algunos santos, tal vez porque nos identificamos con su personalidad, porque nos han socorrido más de una vez o porque sus historias nos han tocado hasta lo más profundo.

Este quiz no medirá cuánto conoces cada una de sus hazañas, pero sí te permitirá refrescar la memoria (y de paso saber qué tal estás de visión). Empecemos y veamos qué tal te va, a cuántos santos reconoces y qué tan urgente debes ir a comprar o cambiar tus gafas 😂

¿Logras identificar a los santos que se esconden en estas imágenes?

¿Qué santo es este?

¿A quién ves aquí?

¿Qué santo podrá ser este?

¿Qué santa es ella?

¿Qué santa es esta?

¿Quién estará aquí?

¿A qué santo ves aquí?

¿Quién podrá ser esta santa?

¿Qué santo es este?

¿Qué santo será este?

 

 

 

Te invitamos a pensar el día de hoy en ese santo que tanto quieres, dedícale un momento de oración y dinos cuál es tu favorito y por qué. ¡Comparte tus resultados en los comentarios! Queremos saber qué tal te fue y si te gusta este tipo de contenido🤓

La entrada (Quiz) ¿Logras identificar a los santos que se esconden en estas imágenes? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: (Quiz) ¿Logras identificar a los santos que se esconden en estas imágenes?

5 grandes lecciones sobre comunicación y encuentro que me dio la película «La llegada»

5 grandes lecciones sobre comunicación y encuentro que me dio la película «La llegada»
«La llegada»: 5 lecciones imperdibles de la película

«La llegada» (Arrival) es una película del 2016, inspirada en un cuento escrito en 1998 por Ted Chiang titulado «La historia de tu vida». Como toda buena historia de ciencia ficción, dice mucho más acerca del presente que del futuro. La trama gira en torno a la llegada de unos seres de otro planeta, y el intento de comunicarse con ellos para descifrar el motivo de su
visita.

A partir del guion se me ocurrieron cinco lecciones que podemos aprender acerca de la comunicación y el encuentro entre las personas. A veces, por las dificultades que tenemos para comunicarnos con los demás, o los frecuentes malentendidos, pareciera que somos especies de diferentes planetas, y por eso creo que esta película tiene mucho que decirnos.

1. La necesidad de la confianza

La confianza es un presupuesto para cualquier comunicación significativa que busque no solo una transferencia de conceptos sino, sobre todo, un encuentro. Quizás el fin más alto que puede tener la comunicación es el encuentro entre personas, la posibilidad de conocer no solo una idea, sino a un interlocutor, y posibilitar una relación personal.

Cuando en «La llegada» la Dra. Louise Banks, encargada de descifrar el lenguaje de los extraterrestres, se despoja de su traje de seguridad, y se acerca a los misteriosos seres, todo empieza a cambiar. La confianza supone apostar y eliminar ciertas barreras que nos ocultan, para poder exponernos al otro así como somos, con nuestras fragilidades y grandezas.

2. Salvar la proposición del prójimo

Buena parte de la trama de «La llegada» gira en torno a la posible interpretación de un concepto que los extraterrestres quieren transmitir. ¿Están hablando de una herramienta o de un arma? Qué importante resulta en la comunicación darle el beneficio de la duda cuando no está claro lo que el otro quiere decir.

Obvio esto tiene límites, pero quizás solemos concluir con mayor rapidez intenciones negativas que positivas. O sea, nos es más fácil pensar que las intenciones del otro son malas y no buenas, que hay más posibilidades de que nos quiera herir en vez de ayudar, lo que nos lleva a lamentables consecuencias y rupturas.

3. Ver las cosas con perspectiva

Uno de los aspectos más interesantes de la película concierne al lenguaje de los extraterrestres, que es capaz de un pensamiento que no solo se ancla en el presente, sino que incluye el futuro y el pasado.

Imposible para nosotros ver el futuro, pero qué importante es, en la comunicación, procurar una mirada más comprensiva y global, y no cerrarnos solo en un presente que deja de lado tantos factores.

Ver la totalidad de los acontecimientos, de la realidad de la persona, me ayuda a poner todo en una perspectiva más grande, e incluso, sobrenatural, y cuánto ayuda esto para encontrarme verdaderamente con el otro.

Muy importante en particular con las amistades, para no dejar que una palabra hiriente o mal formulada en un presente hiera años de experiencias pasadas positivas.

4. Atención a nuestros prejuicios

Otro aspecto sumamente relevante en «La llegada» es cómo nuestro lenguaje moldea nuestro pensamiento, y por tanto, nuestra capacidad de comprender al otro.

Curiosamente, es una reflexión muy presente en la tradición cristiana. Todo lo que se recibe, se recibe de acuerdo con el modo de quien lo recibe, señalaba santo Tomás. Esto a veces afecta para mal, pues nuestros prejuicios pueden llevar a una interpretación errónea y ver una amenaza donde hay un regalo.

San Gregorio de Nisa, desde otro ángulo, decía que la manera de hablar descubre y expresa con palabras el interior de nuestro pensamiento. «Siempre que nos sintamos impulsados a obrar, a pensar o a hablar, debemos procurar que todas nuestras palabras, obras y pensamientos tiendan a conformarse con la norma divina del conocimiento de Cristo», escribió.

5. Escuchar al otro para aprender

Los extraterrestres aterrizan sus naves en distintos lugares del planeta, y dan pedazos de información en cada lugar, y aquello que quieren ofrecer solo se descubre si se combinan todas las piezas. Como era de esperarse, todo se frustra por la incapacidad de los seres humanos para ponerse de acuerdo, escucharse, y querer colaborar.

Curiosamente, aunque hablemos un mismo lenguaje, pensar aisladamente (que es un modo muy común hoy de vivir el egoísmo), lleva a consecuencias trágicas para la persona y para la sociedad. No significa que cada uno tenga su verdad, pero sí que cada uno sea capaz de mostrar diversos aspectos de una única realidad.

Queremos complementarnos para llegar a esa verdad, no quedarnos con nuestra mirada parcial como si fuese todo lo que existe y lo único importante.

Bonus: Abrazar el sufrimiento

Curiosamente, aunque no está relacionado con la comunicación, un tema muy importante en «La llegada» es la capacidad de abrazar el sufrimiento. Ante la posibilidad del dolor la enseñanza común hoy en día es buscar evitarlo a toda costa.

La Dra. Banks tuvo esa posibilidad, y sin embargo, optó por un camino de vida que la llevó a sufrir, quizás porque vio que siempre, en toda vida humana, la alegría es más honda y fuerte que el dolor.

Una reflexión final: la torre de Babel

Debo reconocer que en muchos momentos de la película me vino a la mente el famoso pasaje del Génesis sobre la torre de Babel. Toda la tecnología del ser humano, todo su ingenio, pero al mismo tiempo, la incapacidad para comprenderse y ponerse de acuerdo, se ven reflejadas en «La llegada».

Cuando uno se aísla y se busca a sí mismo, procurando solo su propia seguridad, entonces ni siquiera hablando el mismo idioma, y con toda la tecnología a la mano, puede haber comunicación auténtica.

Por eso, desde una mirada de fe, es increíble ver cómo el desastre de la torre de Babel se resuelve en Pentecostés, donde el Espíritu une y logra hacer que, incluso hablando distintos idiomas, haya comunicación y encuentro.

Esta es una película perfecta para hablar de la importancia de construir puentes de comunicación y de lo urgente que es también saber escuchar. Si ya viste «La llegada» cuéntanos en los comentarios qué fue lo que más te gustó, ¿relacionaste en algún momento los temas expuestos en este artículo con la película? 🎬

La entrada 5 grandes lecciones sobre comunicación y encuentro que me dio la película «La llegada» se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 grandes lecciones sobre comunicación y encuentro que me dio la película «La llegada»

«La corrupción no se combate con el silencio». El gran mensaje del papa sobre el poder

«La corrupción no se combate con el silencio». El gran mensaje del papa sobre el poder
Corrupción: cómo combatirla según el papa Francisco

Corrupción, escuchamos esta palabra con tanta frecuencia sin importar el país en el que nos encontremos… El pasado domingo me llamó la atención una de las peticiones de la oración de los fieles que se exponían cuando asistía a la celebración de la Eucaristía. Dicha petición rezaba más o menos así: «Para que Dios dé a los gobernantes el sentido de la justicia, de la libertad y de la paz. Roguemos al Señor».

Y me sorprende porque toda referencia a la política (mejor dicho a los políticos), al menos en el entorno donde me muevo familiar, laboral y socialmente, es causa de muecas de fastidio, de sonrisas irónicas, de que se te ericen los pelillos del antebrazo o de que te salgan sarpullidos en la piel.

Porque solo decir «política» o «políticos» es sinónimo de corrupción, intereses muy muy particulares, un coto muy cerrado de personas. En el fondo, un universo paralelo que casi nunca toca o conoce del mundo real que vive la gente real. 

No a la corrupción

Pero siendo sinceros y lo más objetivos posible quizá los políticos y la política no sean el verdadero problema. Recordaba entonces un vídeo del papa Francisco en el que habla precisamente de esto y en el que se comparte un mensaje que me gustó mucho:

«Cerrar los ojos ante la corrupción que nos invade no sirve de nada. Si queremos acabar con ella, con esa corrupción que causa tanto daño en el mundo, mirémosle a la cara y hablemos claro». Si deseas ver o compartir una infografía que explica este tema puedes entrar a este enlace.

El video se titula «No a la corrupción» y hoy quisiera compartir contigo algunas ideas en este artículo sobre el gran mensaje que da el papa.

La corrupción y el pedido especial del papa Francisco

La lógica del papa es totalmente sencilla pero también muy directa y clara. Los problemas del hombre en la sociedad actual son las situaciones de esclavitud y desempleo, también de abandono y de maltrato de la naturaleza. Y en la raíz de estos males que nos asolan está la corrupción, que el papa define como un «proceso de muerte que nutre la cultura de la muerte».

En el fondo no es más que el abuso del poder que se ostenta en beneficio propio o particular. Y cuanto más poder se ostenta, más probabilidades hay de caer en este terrible mal. Por esto el afán de poder no tiene límites, porque se entiende como aprovecharse de una situación, y no como una forma de ayudar, con espíritu de servicio, a los ciudadanos en sus necesidades concretas.

De ahí la intención del papa de pedir oraciones para que aquellos que ostentan un poder material, político o espiritual no se dejen dominar por la corrupción. Y el gran consejo de hablar y denunciar los casos y situaciones de los que tengamos noticia.

No permitamos que la semilla de la corrupción germine en más corazones

Seguramente conocemos situaciones o casos donde tristemente esta lacra de la corrupción está presente incluso en las instituciones públicas. Pero con el ánimo de terminar este artículo de forma positiva quisiera referirme a la buena actuación de algunos políticos y representantes públicos que han obrado como servidores de sus ciudadanos con ocasión de la pandemia.

Por ejemplo en algunos gobiernos autonómicos de mi país (España) han donado un tercio de su sueldo para la atención sanitaria durante los meses de pandemia. Algunos representantes públicos de forma absolutamente anónima trabajaron como voluntarios en instituciones de distinto perfil en el reparto de comida y productos de primera necesidad.

Otro ejemplo lo podemos tomar de Portugal donde su presidente animó a los bancos nacionales a retribuir a los portugueses y a sus familias todo el apoyo que ellos recibieron de la ciudadanía durante la crisis financiera.

Y quizá el caso más conocido sea el del presidente de El Salvador que suspendió el pago durante tres meses para toda la población de servicios básicos como agua, luz e incluso internet. Ofreciendo también un bono por un importe de dinero a las ciudadanos que peor se vieron afectados en la disminución de sus ingresos.

Menos corrupción y más bondad

Son ejemplos, imagino que mejorables y criticables en cierto sentido pero que responden a entender la política como servicio a los demás. Seguro tú también conociste casos en los que otras personas sirvieron desinteresadamente y nos recordaron a todos que sigue existiendo gente de buen corazón. 

Termino con una sencilla frase de Kamal Haasan que creo resume muy bien la postura que el papa quiere que tengamos ante la corrupción: «Cuando no tomas una postura en contra de la corrupción, tácitamente la apoyas».

Oremos por todos los gobernantes, por todas aquellas personas en las que reposa una responsabilidad inmensa para con su pueblo. También por todos nosotros, para que cada día y con ayuda del Espíritu Santo sepamos actuar ante la corrupción y seamos mensajeros y vivos reflejos del amor de Cristo y su Iglesia. 

La entrada «La corrupción no se combate con el silencio». El gran mensaje del papa sobre el poder se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «La corrupción no se combate con el silencio». El gran mensaje del papa sobre el poder

6 datos sobre san Juan Bautista que nos recuerdan que para Dios no hay nada imposible

6 datos sobre san Juan Bautista que nos recuerdan que para Dios no hay nada imposible
San Juan Bautista: su historia y datos curiosos

Cuando pienso en san Juan Bautista, no puedo dejar de emocionarme. Era pariente de Jesús, apenas se llevaban unos meses, siendo María prima de Isabel seguro le contaría tanto sobre su primo. Más aún Isabel a Juan que conocía quién era verdaderamente Jesús. Desde el vientre, Juan ya sabía su misión. ¡Qué unión tan honda entre ambos!

Si bien las escrituras no nos cuentan mucho acerca de esto. Los datos que nos revelan sobre Juan Bautista no son menores. Muchas veces los tomamos como datos puntuales, históricos e incluso anecdóticos. 

La vida de Juan Bautista, le habla tanto a la nuestra, sobre todo en nuestros días. Hoy que celebramos su nacimiento, te compartimos seis datos muy interesantes que esperamos sirvan para estrechar tu amistad con él y pedir que interceda por nosotros. ¡Empecemos!

6 datos sobre san Juan Bautista que nos recuerdan que para Dios no hay nada imposible

Cuando leo sobre Juan el Bautista, no puedo dejar de imaginar su vida siendo pariente de Jesús, qué honor tan grande. Los datos que conocemos de él son tan escasos, cuantas veces los repetimos de memoria.

Nos queda claro que era aquel mensajero que venía inmediatamente antes que Jesús, bautizaba con agua y anunciaba que aquél que viniera después, bautizaría con el Espíritu. Mensajero importantísimo. Los datos que conocemos sobre San Juan Bautista nos hablan de mucho más.

Un niño por nacer es más importante de lo que puedes imaginar

San Juan Bautista es el único santo al que se le conmemora su nacimiento. Lo conocemos desde que estaba en el vientre de su madre.

 

Tener a un recién nacido en brazos es una experiencia tan asombrosa. Si solo supiéramos la grandeza que tal pequeñez lleva adentro. Saber que Juan el Bautista cumplía su misión desde el vientre de su mamá, me hace pensar en la misión de todos los niños por nacer. Incluso de los que se pierden en el vientre involuntariamente. Cada uno tuvo su tiempo, algunos brevísimo, pero no menos importante.

 

Cuántas historias, cuántas misiones interrumpidas por el aborto. ¡Qué grandes noticias, que historias asombrosas de las que hemos privado al mundo! Juan «hablaba» desde el vientre de su madre, se conmovía con la presencia De Dios. Así como los millones de niños que aguardan en el vientre que los cobija.

Su padre se quedó mudo por incrédulo. Cuántos nos hemos quedado así

Zacarías, el padre de Juan, era sabio en cuanto a conocimientos de la ley De Dios, pero como nos pasa a muchos, por mucho conocimiento que tengamos dentro, cuando Dios nos habla nos cuesta escuchar. A Zacarías se le apareció el ángel Gabriel. Sí, ese mismo que anunció a María.

 

El ángel, como lección y prueba al mismo tiempo, afirmó que Zacarías quedaría mudo hasta que el niño naciera. Las escrituras cuentan que recuperó el habla el día de la circuncisión luego de escribir en un trozo de papel «se llama Juan».

Zacarías me recuerda a muchos padres actuales, incrédulos con la noticia del nacimiento de sus hijos. Si bien él lo deseaba y se lo había pedido constantemente a Dios, a la hora de recibir la noticia, no pudo con ella. ¿Cuántos de nosotros tampoco hemos podido con una noticia así?

 

Si fuéramos menos incrédulos. Si comprendiéramos la magnitud de la vida que podemos engendrar como padres.

El nombre de Juan, me recuerda que soy único

El nombre de Juan no fue escogido ni por su papá ni por su mamá. No se llamó como su abuelo o como aquel tío al que tanto querían. El ángel Gabriel fue quien le comunicó a Zacarías cómo tenía que llamar a ese hijo que iba a nacer. Dios mismo había escogido ese nombre.

 

Me pregunto cuál es el nombre por el que me llamará Dios. Lejos de lo que muchos podrían pensar, Dios no es un totalitario que quiere que lo sigamos en manada. Somos su rebaño, sí. Pero nos llama a cada uno por nuestro nombre. Conoce cada detalle de nuestra vida. Como dice el evangelio cada cabello de nuestra cabeza está contado (Mt. 10:30).

El nacimiento de Juan me dice que para Dios, no hay nada imposible

Juan nació de una mujer estéril. En todos los años de casados jamás pudieron tener un hijo. Pareciera que Zacarías ya había perdido la fe, a tal punto que cuando se le aparece el mismísimo ángel De Dios, no le cree.

 

Cuántas veces creemos que la situación que estamos viviendo no tiene salida. Una enfermedad, un deseo anhelado, una situación dolorosa, de calamidad que parece que no tuviera ni fin, ni solución. El nacimiento de Juan y con semejante misión encima es un claro ejemplo de las cosas hermosas que Dios nos brinda. ¡Si solo creyéramos más!

Así el cargo sea importante. La sencillez habla más

Juan el Bautista era un personaje importante. Debe haber tenido un don muy grande para hablar y contar historias. Era muy famoso, a tal punto que el hijo de Herodes disfrutaba de su compañía y le gustaba escucharlo.

 

Juan nunca hizo alarde de su fama, ni de su encargo. No abusó de su influencia en grandes señores. Vestía con apenas una piel de camello y un cinturón de cuero. Sus alimentos consistían en los provistos por la naturaleza. Iluminado por el Espíritu de Dios su misión era la de servidor. ¡Cuánto necesitamos hoy en día seguir su ejemplo!

Se puede morir por amor a la verdad

Cualquiera en nuestros días podría opinar que a Juan le hubiera ido mejor si se hubiera quedado callado. Si no se hubiera metido con los asuntos de los poderosos.

 

A veces testigos de tantas injusticias, por temor o por conveniencia, guardamos silencio. Nos acomodamos a la situación pensando que no estamos haciendo nada malo. El silencio, cuánto daño ha hecho.

 

Juan el Bautista, era «la voz que clamaba en el desierto». Qué imagen tan fuerte, el desierto, donde parece que un grito no tiene sentido porque no hay nadie que te escuche. Lo cierto es que Dios escucha siempre. Juan nos invita a ser valientes, a hablar a tiempo, a tener sed por la verdad y un celo grande en su custodia, hasta la muerte.

 

¡San Juan Bautista, ruega por nosotros!

 

 

 

 

 

 

 

La entrada 6 datos sobre san Juan Bautista que nos recuerdan que para Dios no hay nada imposible se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 6 datos sobre san Juan Bautista que nos recuerdan que para Dios no hay nada imposible

«El banco del amor». Hagamos cuentas y descubramos si es hora de invertir más en nuestra relación

«El banco del amor». Hagamos cuentas y descubramos si es hora de invertir más en nuestra relación
Consejos para hacer crecer el amor en tu relación

¿Qué será eso de «El banco del amor»? Muchos de nosotros buscamos llevar «finanzas saludables» con estrategias simples. Como por ejemplo llevar el registro de nuestros ingresos y egresos, tener un presupuesto mensual, revisar nuestros estados de cuenta, etc.

Y es evidente que quien no hace el mínimo intento por tener el control de sus finanzas tarde o temprano termina tomando decisiones perjudiciales para su economía personal o familiar.

Pero, ¿alguna vez nos hemos puesto a pensar en nuestras «finanzas del amor»? Imaginemos por un momento que tenemos una cuenta de banco con nuestra pareja. Allí podemos realizar depósitos y retiros y de igual manera, nuestra pareja tiene una cuenta con nosotros. A dichas cuentas las identificaremos de aquí en adelante como: «El banco del amor».

El banco del amor funciona de la siguiente manera

Cada vez que tenemos una acción, gesto, atención o palabra de amor para nuestra pareja podemos considerarlo como un depósito a nuestra cuenta. Y en el sentido inverso, cuando realizamos algo que disgusta a nuestra pareja la cuenta en el banco del amor sufre retiros.

Vale la pena considerar que, el banco del amor nunca cierra. Cuando nos encontramos en la etapa del enamoramiento es muy sencillo y hasta espontáneo realizar depósitos en el banco del amor, pero conforme pasa el tiempo puede perderse ese primer impulso de consentir y hacer sentir amada a nuestra pareja.

Pretextos podemos encontrar muchos: falta de tiempo, rutina, cansancio, etc. Pero por más pretextos que pongamos la cuenta del amor no deja de perder unidades y puede que llegue el momento en que los números estén en rojo, lo cual sería lamentable.

¿En qué estado se encuentra tu banco del amor?

Poniendo ese mismo escenario en el que ha pasado ya esa etapa del enamoramiento en la que de manera natural y espontánea realizamos depósitos en el banco del amor de nuestra pareja, necesitamos poner un esfuerzo consciente y continuo de hacer sentir amada a nuestra esposa u esposo.

Podemos tomar como referencia la imagen del banco del amor para detenernos a pensar ¿cómo se encuentra actualmente mi cuenta de banco con mi pareja? ¿y la de mi pareja conmigo?

Enhorabuena si consideras que tu cuenta tiene números saludables y balanceados, si eres «millonario en el banco del amor». Pero si tus números no están del todo como te gustaría, ¿por qué no empezar desde hoy a hacer el mayor número de depósitos posibles?

Propósito de pareja

Algo así como ponerse el reto de superar esa «crisis del banco del amor» a través de metas y objetivos concretos que pueden ser discutidos en pareja con el simple y sencillo cuestionamiento: ¿Qué acciones concretas puedo realizar por ti para hacerte sentir más amada?

A final de cuentas el amor es donación, es un constante salir de nosotros mismos para entrar en comunión con el otro. Y nuestro amor como pareja está llamado a crecer y fortalecerse con el paso del tiempo. Sabiendo que mientras más esfuerzo y dedicación demos a la relación más sagrada que tenemos en el mundo, mejores cuentas podremos rendir.

Si te interesa saber más acerca del tema del banco del amor y otros más que seguramente te ayudarán a fortalecer tu relación de pareja te recomendamos el libro «Lo que él necesita, lo que ella necesita» de Willard F. Harley. ¡Corre a hacer cuentas con tu pareja! 😂

Artículo elaborado por Francisco Peralta Dávalos.

La entrada «El banco del amor». Hagamos cuentas y descubramos si es hora de invertir más en nuestra relación se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «El banco del amor». Hagamos cuentas y descubramos si es hora de invertir más en nuestra relación

«¡Por fin podré confesarme!». 38 preguntas para hacer el mejor examen de conciencia

«¡Por fin podré confesarme!». 38 preguntas para hacer el mejor examen de conciencia

¡Cuánto añoramos todos la confesión! Al comienzo de la cuarentena ante la dificultad de asistir a las iglesias el papa Francisco nos animaba diciendo:

«Si no encuentras un sacerdote para confesarte, habla con Dios, que es tu Padre, y dile la verdad: «Señor, he hecho esto, esto, esto… Perdóname». Y pídele perdón con todo tu corazón, con el Acto de Dolor, y prométele: «Me confesaré más tarde, pero perdóname ahora». Y de inmediato, volverás a la gracia de Dios. Tú mismo puedes acercarte, como nos enseña el Catecismo, al perdón de Dios sin tener un sacerdote a mano».

¡Pues es la hora! Ya ha llegado el momento adecuado para cumplir con la promesa de ir al sacerdote, ha llegado el momento oportuno para muchos al rededor del mundo. No te preocupes si aún no tienes esta posibilidad en tu ciudad, ¡cada vez está más cerca y puedes ir preparando el corazón!

Primero sigue estos 5 pasos para lograr una buena confesión

Para lograr una buena confesión, es necesario seguir los cinco pasos que aprendimos en el Catecismo y que siguen siendo actuales. Comenzamos por el examen de conciencia, seguimos con el arrepentimiento y el propósito de la enmienda, la confesión secreta y auricular de los pecados al sacerdote, y finalmente la satisfacción o cumplimiento de la penitencia impuesta.

Esto nos llevará a la alabanza a Dios por medio de una vida renovada. Después de que ha pasado mucho tiempo sin poder ir al sacerdote, ahora que ya se puede preparar la confesión puede costar más. Por eso, te doy algunas ideas para preparar bien este sacramento.

¡Allá voy confesión!

La confesión de las culpas nace del verdadero conocimiento de uno mismo ante Dios, fruto del examen de conciencia y de la contrición de los propios pecados. Es mucho más que un desahogo humano. Como decía san Josemaría: «La confesión sacramental no es un diálogo humano, sino un coloquio divino».

Dice el Catecismo de la Iglesia que en la confesión, los penitentes deben enumerar todos los pecados mortales de que tienen conciencia tras haberse examinado seriamente.

Incluso si estos pecados son muy secretos y si han sido cometidos solamente contra los dos últimos mandamientos del Decálogo (cfr. Ex 20,17; Mt 5,28). Pues a veces, estos pecados hieren más gravemente el alma y son más peligrosos que los que han sido cometidos a la vista de todos (Catecismo, 1456).

A continuación te propongo algunas de las preguntas que sugirió el papa Francisco, con algunos cambios para adaptarlas a nuestras circunstancias. Primero pronunciemos esta pequeña oración para hacer nuestro examen de conciencia:

«Dios mío: dame luz para recordar los pecados que he cometido, y gracia para arrepentirme bien de ellos y corregirme. Virgen Santísima, san José, ángel de mi guarda, ayúdenme».

Preguntas en relación a Dios

1. ¿Solo me dirijo a Dios en caso de necesidad?

2. ¿Le reclamo a Dios porque no me ayuda o parece que no hace caso a mis oraciones o no me concede lo que creo  es necesario?

3. ¿Rezo porque se acabe esta pandemia?

4. ¿Culpo a Dios por las cosas que me suceden?

5. ¿Me he avergonzado de manifestarme como católico?

6. ¿Qué hago para crecer espiritualmente, cómo lo hago, cuándo lo hago?

7. ¿Me revelo contra los designios de Dios?

8. ¿Pretendo que Él haga mi voluntad?

9. ¿Tengo la tendencia a confiar más en mí mismo que en la gracia?

10 ¿He criticado a la Iglesia o al papa?

11. ¿En este tiempo de pandemia, he recordado pecados que no he confesado?

Preguntas en relación al prójimo

1. ¿He hablado mal de mi prójimo?

2. ¿He sido servicial en mi casa durante el confinamiento?

3. ¿Sé perdonar, tengo comprensión, ayudo a mi prójimo?

4. ¿He juzgado sin piedad tanto de pensamiento como con palabras?

5. ¿He pensado mal de los demás?

6. ¿He dejado que me venza la ira, he actuado con cólera?

7. ¿Me avergüenzo de mis hermanos, me preocupo de los pobres y de los enfermos?

8. ¿He hecho sentir mal a otras personas, a los que habitan conmigo?

9. ¿Incito a otros a hacer el mal?

10. ¿Observo la moral conyugal y familiar enseñada por el Evangelio?

11. ¿Cómo cumplo mi responsabilidad en la educación de mis hijos?

12. ¿Honro a mis padres, guardo las medidas de prudencia para que no se contagien?

13. ¿He criticado a mis padres?

14. ¿Respeto el medio ambiente?

15. ¿No me he preocupado del sufrimiento del prójimo?

16. ¿He sido amable, con los de mi familia: con mi esposo, con mis hijos durante el encierro?  ¿Les he gritado? 

17. ¿He sido intolerante a las ideas de los otros?

18. ¿He rezado por los enfermos y difuntos por la pandemia?

19. ¿Me he preocupado porque mis parientes y amigos se encuentren bien de salud?

20 ¿He perdido la paciencia por el encerramiento?

Preguntas en relación con nosotros mismos 

1. ¿He desperdiciado el tiempo con el teléfono, la televisión, el Internet, las redes sociales?

2. ¿He comido, bebido, fumado en exceso?

3. ¿Me preocupo demasiado de mi salud física, de mis bienes?

4. ¿Cómo utilizo mi tiempo?

5. ¿He sido perezoso?

6. ¿Me gusta ser servido?

7. ¿Amo y cultivo la pureza de corazón, de pensamientos, de acciones?            

Anímate a acercarte al sacramento de la confesión. Recuerda tomar las debidas precauciones como el uso de la mascarilla y llevar tu gel antibacterial. Si en tu país o ciudad aún no puedes ir a la iglesia y mucho menos confesarte, guarda estas preguntas para cuando llegue el momento de reconciliarte con Dios. 

Compártelas con amigos y familiares y anímalos a poder confesarse luego de este largo periodo en casa. ¿Recuerdas esa hermosa sensación de paz con la que sales del confesionario? ¡Ya estás cerca de volver a sentirla! Ánimo💪🏻

La entrada «¡Por fin podré confesarme!». 38 preguntas para hacer el mejor examen de conciencia se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «¡Por fin podré confesarme!». 38 preguntas para hacer el mejor examen de conciencia

«El mundo se ha reiniciado y mi mente se ha formateado». La reflexión de una monjita sobre la tecnología

«El mundo se ha reiniciado y mi mente se ha formateado». La reflexión de una monjita sobre la tecnología
Tecnología: las ventajas que trajo durante la pandemia

La tecnología no se cansa de sorprendernos, ¿o somos nosotros quienes nos sorprendemos con el uso que le podemos dar? Hace unos días Anita, una amiga del trabajo, me comentó con emoción que se había hecho muy cercana a una monjita a la que le encantaba la tecnología.

Y pensé ¡genial! Nos hace falta conocer de cerca a monjitas y sacerdotes que estén involucrados en la evangelización digital. Me dijo que le había pasado una reflexión muy linda sobre el tema y pensé… ojalá no hablemos más de esta bendita pandemia que nos tiene a todos ya cansados.

Comencé a leer y ahí estaba la palabra mágica: pandemia. Que pereza seguir leyendo de esto, ¿no se ha dicho todo ya?, ¿no estamos todos deseando que acabe pronto?

Pero para mi sorpresa esta monjita llamada Jacqueline Quadri me alegró el día con sus palabras. ¡Qué cierto es todo lo que dice frente a esta situación y la forma en que hemos utilizado la tecnología! Su reflexión empieza así:

¡Bendita tecnología en medio de esta pandemia!

«En estos días, a raíz de la pandemia, hemos vivido un fenómeno que «ha dado vuelta el mundo». Hace un tiempo, no mucho… mirábamos a la tecnología con desconfianza. Había que tomar muchas precauciones, porque provocaba adicciones y aislamiento social o familiar.

En las escuelas o colegios (en la mayoría), estaban prohibidos los celulares. Porque, presuntamente, distraían a los alumnos de sus tareas escolares y los aislaban de los demás compañeros.

Y ahora…. ¡Oh! La tecnología nos ha ayudado a comunicarnos con nuestros seres queridos. Nos ha mantenido unidos a la distancia. Y ni qué decir de la función esencial que ha desempeñado en el campo de la educación, ¡gracias a la tecnología las clases han podido continuar!

Al principio todos tuvimos que hacer un esfuerzo

Algunos más que otros… Pero hoy podemos decir que hemos tomado el ritmo, la mayoría de los docentes (religiosas y sacerdotes también) quiere aprender más de tecnología y herramientas tecnológicas para dinamizar sus clases. Esto a todos los niveles: básico, medio y universitario.

¡Y para qué hablar de los posgrados que ya hace tiempo son online! Podemos cursar una carrera, tomar clases de actuación, aprender a cocinar, practicar otra lengua, visitar museos y hasta prepararnos para evangelizar de este modo. ¡Todo a través de Internet y gracias a la tecnología!

Hemos recorrido la historia de la humanidad en unos pocos meses de pandemia. Porque cuando surgió la televisión, también se miró con desconfianza. Los medios de comunicación, al principio eran llamados por la Iglesia: masivos, porque se decía que se dirigían a las masas, que masificaban al hombre.

Mientras que apenas asumió el papa Francisco, sin ningún protocolo ni gran alarde, lo encontramos en las redes sociales. En muchos de sus discursos llama a los católicos a ser evangelizadores de los medios de comunicación y a evangelizar con ellos. ¡Cuánto bien nos hace el papa Francisco durante la cuarentena con la transmisión de la misa diaria!

Todos le dimos la mano a la tecnología

¿No se volcaron todos los sacerdotes a las redes sociales a acompañar a sus comunidades?, ¿a brindar consejos, a transmitir misa diaria a través de Facebook o YouTube, a compartir reflexiones en Instagram, a realizar foros y acompañamiento en estos momentos de crisis?, ¿no nos sumamos nosotros a conferencias, cursos, talleres y charlas online gratuitas?, ¿no nos apuntamos a algún curso virtual que teníamos pendiente hace mucho?

¡Esta pandemia nos demostró que con la tecnología podemos hacer mucho si la usamos para bien! El mundo se ha «reiniciado», y muchas mentes se han «formateado». Han cambiado diametralmente su modo de pensar frente a la tecnología, las redes sociales, el teletrabajo, las reuniones virtuales, los encuentros familiares y tantas otras cosas…

¡Benditas redes sociales, que nos transmiten frases de aliento durante esta pandemia! ¡Gracias medios de comunicación, por brindarnos la oportunidad de seguir participando de la misa aunque sea desde nuestras casas! ¡Gracias por las reflexiones, las lecturas espirituales y los retiros virtuales!

¿Qué uso le estás dando a la tecnología?, ¿no nos ha dado este tiempo una gran lección a todos? Es hora de pensar más allá, de sacar nuevas ideas para llegarle a otros, de esforzarnos por sentirnos cerca incluso cuando nos separan océanos enteros.

No desaprovechemos ese valioso potencial que hemos descubierto en los medios, para evangelizar en la catequesis, para formarnos y para nutrir nuestra espiritualidad».

¡Qué mensaje más lindo el de la hermana Jacqueline Quadri! Gracias a ti por recordarnos a todos que hay muchas cosas positivas por rescatar. Que somos capaces de mucho cuando nos lo proponemos y que no hay barreras para llevar a otros esperanza, luz o consuelo. 🙌🏻

La entrada «El mundo se ha reiniciado y mi mente se ha formateado». La reflexión de una monjita sobre la tecnología se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «El mundo se ha reiniciado y mi mente se ha formateado». La reflexión de una monjita sobre la tecnología

Sí, has nacido con dones y talentos y es hora de que los hagas brillar

Sí, has nacido con dones y talentos y es hora de que los hagas brillar
¿Qué son dones y talentos y para qué sirven?

«Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo» (Mt 5, 14-16).

Les comparto este conocido fragmento de las Escrituras porque una alumna del colegio cada vez que había misa bromeaba diciéndome: «Padre, seguro hoy nos vas a leer el evangelio que habla de ser sal y luz del mundo, parece que es tu favorito». Y la verdad es que sí, tenía razón, esas palabras de Jesús me gustan y cuestionan mucho.

1. ¿Cómo podemos ser sal y luz del mundo? 

¿Qué son dones y talentos y para qué sirven?

Una y otra vez he hablado de este pasaje. Una de las cosas que me ha hecho volver sobre este evangelio, es la importancia y el énfasis que Jesús le da al hecho de hacerse notar: «Alumbre nuestra luz delante de los hombres».

A diferencia de lo que algunos pueden pensar y confundir estas palabras con vanidad, Jesús nos invita a brillar. Nos dice que hay que hacer que esa luz esté en un lugar visible. No esconderla, sino manifestar con nuestras obras esos dones y talentos que Él nos ha dado. En el fondo, manifestar la riqueza de lo que somos.

Descubrir y reconocer que todo eso ha sido dado por Dios, me ayuda mucho. Recordar que un día fuimos pensados, creados por Él, luego bautizados y ahí recibimos la luz de Cristo, esa luz del Espíritu Santo que nos enriquece, me llena de mucho gozo.

Él nos hace más grandes, por eso Jesús nos compara con una ciudad que está sobre un monte, una que no se puede esconder. ¡Con qué detalle cada uno de nosotros ha sido pensado!

2. Las riquezas que Dios nos ha dado

¿Qué son dones y talentos y para qué sirven?

Dar un paso más hacia lo profundo de nuestro ser y descubrir esas características personales, que se manifiestan día a día en nuestra manera de ser es fundamental. En la manera en que miramos las cosas, en las que la naturaleza nos habla, en fin.

Aproximarnos a la realidad y poder ver algo de esas riquezas que Dios nos ha dado es necesario. Es un ejercicio no solo que necesitamos hacer, sino que además nos llenará de sorpresa y gratitud. ¡Cuántas cosas hermosas descubrimos cuando miramos a nuestro al rededor!

El deseo profundo por la verdad, por amar y ser amados, el deseo de grandeza. La capacidad de poder percibir su presencia en el mundo o de entrar en contacto con Él en la oración y muchas cosas más, en cada uno tienen una manera particular de manifestarse.

Valorar y alegrarnos por eso que está ahí puesto por Dios nos ayuda a conocernos más, y así evitar decir, con falsa humildad, que no tenemos un don o talento, que sí tenemos y que necesitamos alumbrar con él.

3. Tus deseos y dones

Reconocerlos, valorarlos y hacerlos dar frutos con sencillez y responsabilidad es a lo que estamos llamados. Sabiendo que los hemos recibido de Dios nuestro Padre. Hacerlos brillar nos hará bien a nosotros y además haremos mucho bien a los demás.

Esto lo haremos en la realidad concreta que Dios nos ponga, en la universidad, en el colegio, en el trabajo, en la casa, en mi barrio. Cuando juego futbol, cuando estoy en la playa con mis amigos, en donde sea.

Esos deseos y dones, pueden distorsionarse a causa del pecado. Pero afortunadamente Dios nos permite purificarlos, y eso se dará poco a poco y día a día con la gracia de Dios y nuestra cooperación. Entendiendo que todo viene de Él.

4. Dones al servicio de los demás

Esos dones y talentos, son para ponerlos al servicio de los demás, no para alumbrarme a mí mismo. Cada uno hará brillar esa luz, de manera única, porque somos únicos e irrepetibles.

Se me ocurre un ejemplo. Es como ir a una tienda de velas o de lámparas donde encontramos muchos diseños y modelos, vemos que hay grandes, pequeñas, redondas, planas, etc. Incluso distintos tipos de luces, cálidas o blancas.

Y vemos cómo cada una de ellas ilumina, pero de diferente manera. La clave está en que todas dan luz, por lo tanto, no hay que ocultar los dones, no hay que esconderse, hay que asumir esa responsabilidad de ser luz, y asumir un liderazgo cristiano, que además es tan necesario en nuestro tiempo.

Un cristiano no está llamado a esconderse debajo de la mesa, sino a manifestar a Cristo. Está llamado a dar lo que ha recibido y ayudar a encaminar este mundo con esa luz, hacia la plenitud que es Cristo.

5. ¡Qué tus dones y talentos le den gloria a Dios!

No olvidemos que la razón de ser de esta exposición ante todos es: «Para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo». Que estas buenas obras, este figurar, «ponernos sobre la mesa», como dice Jesús, no sea para alimentar mi vanidad o para creerme más o mejor que otro, sino para mayor gloria de Dios.

Para que más personas puedan encontrarse con Jesús, conocerlo, amarlo y seguirlo. Y así cada uno se convertirá en una luz que brilla en medio del mundo.

Para finalizar te recomiendo ver una película llamada «Woodlawn», es perfecta para entender lo que sucede cuando decidimos hacer brillar nuestros dones y talentos. ¡Levántate, sal de la oscuridad y haz brillar todos esos dones y talentos que Dios te ha regalado!

La entrada Sí, has nacido con dones y talentos y es hora de que los hagas brillar se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Sí, has nacido con dones y talentos y es hora de que los hagas brillar

(Post comunitario) ¡Feliz día papá! Aunque estemos lejos te llevo siempre conmigo

(Post comunitario) ¡Feliz día papá! Aunque estemos lejos te llevo siempre conmigo

Día del padre, celebrarlo ha sido, desde que tengo uso de razón, todo un evento. Las tarjetas, el regalo, la comida favorita de papá. Con el tiempo las cosas han ido variando. Ya no solo es papá, ahora es el abuelo, se suma el esposo, el suegro… la familia crece.

Este año el mundo entero ha tenido que celebrar desde lejos tantas cosas. Para muchos el día del padre se incluirá en esta larga lista de celebraciones virtuales, ya sea por el distanciamiento social en su ciudad, o porque no podemos volver a casa.

Desde el equipo de CatholicLink queremos compartir no solo nuestro sentir para todos aquellos que tienen a papá lejos, sino también animar a aquellos que lo tienen cerca. Abracen a sus padres en nombre de los que no podemos, y agradézcanles por todo lo que un padre significa en la vida de un hijo.

El video que te traemos hoy es muy emotivo y seguro te hará recordar con mucho amor a ese gran papá que Dios te ha dado. Nosotros gritaremos desde el fondo de nuestro corazón y a la distancia ¡feliz día del padre!

Silvana Ramos

Feliz día papá. Cuento los días para volverte a abrazar. Para decirte te quiero de cerquita, verte quedar dormido mientras lees el periódico en la sala. Y escuchar esa risa sonora y exagerada que llena toda la casa. Gracias por enseñarme que las buenas calificaciones te las tiene que poner la vida. Te quiero siempre. Eres el mejor padre que Dios me pudo dar.

Mauricio Montoya Vásquez

Mi papá ha sido mi abuelo, a quien agradezco infinitamente por su apoyo y compañía constante. Por ser compañero de camino y lucha, y por permitirme sentir ese amor paterno que enseña a luchar diariamente por ser alguien mejor, un hombre de fe y valores que ayude a construir un mundo más humano y trascendente.

Tuti Corti 

Quiero agradecer un montón a Dios por haber puesto en mi vida a mi papá. Es una gran persona, me ha enseñado muchas cosas. Desde recetas de cocina hasta cómo hacer el monotributo. Estoy muy agradecida porque me supo transmitir la perseverancia, la sensibilidad y el amor a la naturaleza y a la música.

Pero, sobre todo estoy agradecida porque, a través de sus palabras y de su vida, me mostró el regalo, lo importante, lo vital que es tener una relación con Dios. Gracias por regalarme esta gran verdad: ¡Que no hay mejor cosa en la vida que tener una amistad con Jesús!

Pablo Perazzo

¡Feliz día papá! Eres el mejor🔝 y espero que sigas siendo un ejemplo de fidelidad para todos. 😉

Edgar Henríquez LC

Mi papá ha sido de esos hombres que con pocas palabras ha dicho mucho, que con pequeños detalles ha dejado su huella en el corazón de sus hijos. Gracias papá por tus gestos, por tus silencios, por tus consejos, por tu apoyo y confianza en todos nuestros proyectos.

Ahora que estamos grandes sabemos que ser padre no es fácil, se aprende a golpes, pero se disfruta como un gran don. ¡Feliz día a todos los papás!

Alex Reyes

Eres de pocas palabras y si bien yo soy de muchas, contigo siempre me cuesta expresarme al igual que te pasa conmigo. Pero no hace falta que lo digas con palabras, siempre lo has hecho con tus acciones, como el ser gentil y respetuoso con todos.

La última vez que te vi en persona fue una despedida de la cual aún no vuelvo. Me sorprendiste porque vi en tus ojos esas lágrimas de alegría y tristeza contenidas y alguna que otra queriendo escapar.

Me abrazaste fuertemente sabiendo que estaría a 10,000 kilómetros de distancia y sin saber cuándo volveríamos a vernos. Casi logras quebrarme, pero aguanté al igual que tú en aquel instante. Dos minutos después de que el avión despegara me llené de lágrimas, no pude con la emoción de ese día.

Te mando un fuerte abrazo desde Eslovaquia 🇸🇰  hasta México 🇲🇽  ¡Te extraño, espero nos podamos ver pronto!

Gabriel Motoa

Estoy muy agradecido por el privilegio de tener a mi papá en mi vida, a quien amo inmensamente, y es un regalo muy especial de Dios. El amor de mi papá también me ha permitido en un modo más personal conectarme fácilmente con la imagen de Dios que Jesús nos muestra en los evangelios: un padre que nos ama desde antes que hayamos nacido, nos conoce, y quiere lo mejor para nosotros.

Mi papá ha estado ahí para mí desde siempre, cuando yo era un bebé compartía con mi mamá las labores de cambiarme los pañales, cargarme, hacer el desayuno y ayudarme a estar listo para ir al colegio. Me ha enseñado con acciones concretas (y no solo con palabras) el valor de respetar la dignidad de cada persona, de no juzgar a nadie por sus preferencias o creencias, de dudar y hacerme preguntas para aprender, de esforzarme por hacer lo correcto y evitar tomar el camino más fácil.

De mi papá sigo aprendiendo cada día el significado de «ser» antes que hacer o parecer. Porque él es un hombre integral y se ha ganado el respeto y la admiración de quienes lo conocen. No por lo que hace o por lo que parece, sino por quien es como persona y por sus valores.

Estando lejos de casa valoro cada vez más el amor de mi papá, y le pido a Dios que me permita seguir aprendiendo por mucho tiempo de él. Te amo papá, y me siento muy orgulloso de ser tu hijo. ¡Dios te bendiga siempre y feliz día a todos los padres!

Ahora es tu turno, comparte este hermoso video con tu papá y dale las gracias por todo lo que te ha enseñado. Si hoy no puedes celebrar este día con el tuyo no olvides dedicarle un sentido mensaje y decirle feliz día del padre a todos esos hombres que tienes cerca. ¡Un abrazo para todos los papás que nos leen!

La entrada (Post comunitario) ¡Feliz día papá! Aunque estemos lejos te llevo siempre conmigo se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: (Post comunitario) ¡Feliz día papá! Aunque estemos lejos te llevo siempre conmigo

No te dejes vencer por tus temores, Dios está contigo (comentario al Evangelio)

No te dejes vencer por tus temores, Dios está contigo (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio Mt 10, 26-33:
«En aquel tiempo, dijo Jesús a sus Apóstoles: «No tengáis miedo a los hombres. Pues no hay nada encubierto que no haya de ser descubierto, ni oculto que no haya de saberse. Lo que yo os digo en la oscuridad, decidlo vosotros a la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde los terrados. »Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. ¿No se venden dos pajarillos por un as? Pues bien, ni uno de ellos caerá en tierra sin el consentimiento de vuestro Padre. En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos». Porque todo aquel que se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos; pero a quien me niegue ante los hombres, le negaré yo también ante mi Padre que está en los cielos».

La entrada No te dejes vencer por tus temores, Dios está contigo (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: No te dejes vencer por tus temores, Dios está contigo (comentario al Evangelio)

«Garabandal, catarata imparable». La película que nos recuerda el dulce llamado de María

«Garabandal, catarata imparable». La película que nos recuerda el dulce llamado de María
«Garabandal, catarata imparable» película gratis completa

Movidos por un gran amor y obediencia a la Iglesia y a la autoridad del papa Francisco, te compartimos la nueva producción de Mater Spei AIE «Garabandal, catarata imparable». Película sobre las apariciones de la Virgen María en San Sebastián de Garabandal (España) que se estrenó gratuitamente este 18 de junio en Youtube y ahora está al alcance de todos.

La película completa el trabajo realizado en «Garabandal, solo Dios sabe», cuyo objetivo es contribuir en el estudio de un fenómeno que ha movido y sigue moviendo los corazones de miles de personas alrededor del mundo, y ayudar a esclarecer la veracidad de los hechos ocurridos.

«Garabandal, catarata imparable» y sus maravillosos testimonios

La película recopila seriamente los testimonios de los testigos aún vivos de lo ocurrido en San Sebastián de Garabandal entre los años 1961 y 1965. Acompañado por entrevistas a valiosos expertos en manifestaciones marianas, «Garabandal, catarata imparable» es una producción para mirar con seriedad y el corazón abierto. 

Sobre Garabandal se han dicho muchas cosas y queremos saber qué pasó realmente. La aprobación de estas apariciones aún está pendiente por parte de la Iglesia. Obedientes a ella, muchos de nosotros caemos en el prejuicio, en el temor y la incredulidad. ¡Pero no podemos negar que es un mensaje que nos sigue cuestionando!

Cuando el cielo habla con la tierra, nuestra fe se pone a prueba

Así las apariciones de Garabandal no hayan sido aprobadas aún, los mismos documentos correspondientes a la investigación afirman que «no hay nada en las apariciones contrarias a la fe de la Iglesia».

Por el contrario, el mensaje que la Virgen trae es el mismo que ha repetido una y otra vez como en Lourdes y Fátima: Oración, sacrificio, ser buenos.

Frecuentemente, lo que suele interesar de las manifestaciones marianas, no solo a los católicos, sino a toda persona, es el mensaje profético, esa necesidad de saber lo que va a venir. Pero lamentablemente nos quedamos en el morbo y una mirada así nos deja reducidos. ¡Qué urgente es abrir el corazón! 

Parece que nos olvidamos que es la misma Virgen María que baja del cielo. Que como madre amorosa, nos cuida, nos forma personalmente y con manifestaciones palpables. Con mensajes claros, que más allá de la advertencia son muestra de un amor infinito.

Hemos olvidado que Dios es amor

Nos asustamos por la palabra «castigo», asociándola a venganza o ira desatada. Nos olvidamos que Dios es amor, que ese castigo conlleva las consecuencias de nuestros actos y que como si fuera poco en términos de misericordia, es un castigo evitable. ¿No se ha presentado siempre nuestra Madre a recordarnos cuál es el camino correcto?

Ha sucedido desde el principio de nuestra existencia. El castigo, no nace de un Dios vengativo, sino de las consecuencias de nuestros propios actos. Es como cuando los padres hablamos con nuestros hijos y les explicamos el por qué de las cosas.

Les advertimos de las consecuencias de sus actos y muchísimas veces las sufren. Somos humanos y frágiles, que sin la guía de los padres fácilmente perdemos el rumbo. Escuchemos a Nuestro Señor y a nuestra dulce Virgen María.

Si solo escucháramos un poco mejor, movidos por el amor en lugar del miedo

Nuestra Madre que ha bajado del cielo una y otra vez nos llama a mirarla a Ella. A abrazarnos de su corazón que tanto nos ama, nos llama a mirar a su Hijo, a volver al Padre y dejarnos mover por el Espíritu. A disfrutar de sus gracias.

Los invitamos a ver «Garabandal, catarata imparable», una película que lejos de controversias se mueve con prudencia, sustento, respeto a la Iglesia, amor profundo a la Virgen María y a Jesucristo Nuestro Señor.

Déjanos saber en los comentarios qué fue lo que más te gustó, qué te llama la atención y qué detalle te impactó más. Abramos el corazón de par en par para que seamos un vivo reflejo del amor de Dios y de su dulce y siempre amorosa madre, la Virgen María.

Si quieres saber más sobre Garabandal, puedes entrar a la página oficial. Allí también puedes conocer con detalle los mensajes que ha dado la Virgen. ¡Qué la disfrutes!

La entrada «Garabandal, catarata imparable». La película que nos recuerda el dulce llamado de María se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Garabandal, catarata imparable». La película que nos recuerda el dulce llamado de María

¿Por qué Jesús nos llama a todos a venerar su Sagrado Corazón?

¿Por qué Jesús nos llama a todos a venerar su Sagrado Corazón?
Sagrado Corazón de Jesús: ¿por qué y cómo venerarlo?

Este mes veneramos de manera especial al Sagrado corazón de Jesús. Devoción que ha sido difundida enormemente por los santos de todos los tiempos desde que el Señor le enseñó su corazón como fuente de abundantes gracias a Margarita de Alacoque.

Debemos resaltar algo y es que al enseñarle su corazón, Jesús también manifestó a santa Margarita, cómo su corazón está llagado por las ofensas y sacrilegios de los hombres, en especial de quienes son consagrados. 

«Mira este corazón mío, que a pesar de consumirse en amor abrasador por los hombres, no recibe de los cristianos otra cosa que sacrilegio, desprecio, indiferencia e ingratitud, aún en el mismo sacramento de mi amor. Pero lo que traspasa mi corazón más desgarradamente es que estos insultos los recibo de personas consagradas especialmente a mi servicio».

El Sagrado Corazón de Jesús y su veneración

¿Alguna vez te has detenido a pensar por qué Jesús desea que veneremos su corazón? Es una pregunta muy normal en medio de una realidad como la nuestra en la que surgen miles de propuestas para ser adoptadas y veneradas. ¿Pero por qué Jesús quiere que especialmente veneremos su corazón…?

Empecemos hablando en términos humanos. Velar el corazón, significa cuidar ese órgano sin el cual es imposible vivir, y que desde la tradición griega ha sido considerado el lugar de los sentimientos, las pasiones, los gustos, el lugar del amor. Algunos autores incluso han asociado el corazón con la voluntad del alma. 

Jesús quiere enseñarnos lo más profundo de su ser, desea hacernos saber que su corazón es el centro de su amor hacia el hombre. Pero también quiere que tengamos presente, que allí donde arde el amor más puro, también palpita una enorme y profunda herida.  

Por otro lado, el Sagrado Corazón de Jesús no es el de cualquier hombre, ¡sino el de Cristo! El corazón de Dios hecho hombre, el de aquel que entregó su vida por nosotros en la cruz para salvarnos. ¡Este sacrificio no tiene comparación!

El amor que brota del Sagrado Corazón de Jesús

Esto nos lleva a pensar en Jesús como el amor incansable, el amor insistente. Ese que persevera aun cuando es rechazado y hasta ultrajado. Es como el padre que insiste e insiste aunque sus hijos le den la espalda. Un padre nunca se rinde, y Jesús es quien siempre nos espera con los brazos abiertos (a pesar de nuestra terquedad). 

El corazón de Jesús está lleno de un amor que sufre laceraciones, que sufre el rechazo, las afrentas y ultrajes, hasta de sus más íntimos amigos, y sin importarle esto, sigue dándose generosamente. El corazón de Jesús se entrega sin límites, sin temor a ser rechazado nuevamente, sigue dispuesto a recibirnos. ¿Lo recibes, lo acoges con amor, lo cuidas con devoción?

Recordar al Sagrado Corazón de Jesús en este mes es un oportunidad invaluable para que nuestra mente frágil y débil voluntad, vuelvan la atención al Cristo amante que se sigue donando. Aquel que aún en medio del dolor, sigue dando amor. 

Jesús quiere que veneremos su corazón porque arde de amor

Quiere que recibamos lo más grande y sublime, su vida amorosa, su entrega total. Al entregarnos su corazón nos da su todo, su ser, su vida, su expresión más sublime de donación generosa. 

Jesús quiere que veneremos su corazón para que recordemos que amar está por encima de todo. Que quien «ama ordenadamente, puede hacer lo que quiera» (San Agustín). 

Él quiere darnos hoy y siempre su corazón, para que al venerarle, recordemos el amor del Padre creador, del Hijo que da su vida para salvarnos y del Espíritu que diariamente nos consuela en el amor. 

Venerar al Sagrado Corazón de Jesús es participar en una gozosa unión con la pasión de nuestro Señor, donde no se puede hacer más que donarse, entregarse como ofrenda de salvación para el mundo.

Te propongo que el día de hoy le dediques una oración especial. Que en lugar de pedirle, le des gracias y en lugar de hablar de tus heridas, consueles a este corazón que arde de amor por ti.

¡Sagrado Corazón de Jesús, fuente del amor supremo, en vos confía mi alma. Amén! 

La entrada ¿Por qué Jesús nos llama a todos a venerar su Sagrado Corazón? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Por qué Jesús nos llama a todos a venerar su Sagrado Corazón?

Película recomendada: «Un amor inquebrantable»

Película recomendada: «Un amor inquebrantable»
«Un amor inquebrantable»: lecciones y razones para verla

La película que quiero recomendarles hoy se llama «Un amor inquebrantable». Pertenece a las comunidades cristianas, pero no católicas y como es fácil ver, nuestros «hermanitos menores» nos aventajan en la producción de películas clase A o B.

Sin embargo, no por no ser de la misma línea de tradición que nosotros, significa que tengamos que descartar lo que venden como algo que no hay que ver. Si bien no están en comunión con Roma y muchas veces dicen cosas en contra de los santos y de nuestra Madre Celestial, ellos también son receptores de algunos regalos de la Providencia Divina aquí en la Tierra.

No podemos ponernos nosotros a decidir quién recibe un regalo por parte de Dios. Alegrémonos porque cada una de esas manifestaciones de amor de Dios se da, ya sea dentro como fuera de su Iglesia.

Sin más, te comparto el trailer de esta película y te invito a reflexionar en algunos puntos.

¿De qué se trata «Un amor inquebrantable»?

«Breakthrough» (Un amor inquebrantable en Hispanoamérica) es una película basada en un caso real de 2015. John Smith (Marcel Ruíz) es un niño adoptado que está en plena adolescencia. Le pesa no conocer a sus padres biológicos, aunque sus padres adoptivos, Joyce y Brian (Chrissy Metz y Josh Lucas), lo aman profundamente y le han proveído cuanto han podido para mostrarle ese amor.

John y dos amigos suyos aprovechan un feriado nacional para ir a caminar sobre un lago congelado y, tal como les advirtieron, el hielo terminó por ceder y John pasó 15 minutos debajo del agua helada. Los médicos determinaron en su historial que pasó una hora completa hasta que sus órganos volvieron a recibir oxígeno.

Lo declararon muerto… hasta que llegó su mamá. La película es muy linda, vale la pena verla. La variedad de personajes permite observar diferentes procesos de fe que atraviesan las personas ante una tragedia.

provEstos son los puntos que más rescato después de haber visto «Un amor inquebrantable»:

1. La figura de la madre como intercesora

Me parece muy elocuente para traer a colación el hecho de que la oración por recuperar la vida del niño haya venido por parte de la madre, Joyce. Me recuerda, en algún aspecto, a esa escena en Caná, en la que María pide a Jesús que devuelva la alegría a la fiesta con más vino.

La madre intercede. Qué loco, ¿no? que se les pase ese detalle a nuestros hermanitos. María es como Joyce, ruega constantemente a Dios por nosotros. Es incluso mejor que Joyce, aunque no se necesitamos aclarar esto.

2. Las dinámicas familiares

Sumado a esa observación, creo que es muy palpable la presencia del pasaje de Pablo sobre cómo han de ser las relaciones dentro de la familia: «Hijos, obedeced en todo a vuestros padres, porque esto es grato a Dios en el Señor. Padres, no exasperéis a vuestros hijos, no sea que vuelvan apocados» (Col 3, 20-21).

A medida que avanza la película vemos cómo se disminuye la desobediencia de John para con sus padres y cómo se aplaca ese «ser exasperantes» de los padres para con su hijo.

No soy ningún experto, pero estoy bajo la impresión de que es bastante necesario que recordemos este pasaje. Tanto los padres como los hijos. No sé si me equivoco mucho o no al afirmar que los padres exasperan cada vez más a sus hijos, ya sea por exceso o por defecto.

Es difícil encontrar hoy día el punto medio de restricciones y órdenes que hay que darles a los hijos en casa. El exceso de límites lleva a la rebeldía, la falta de ellos, empuja a la irresponsabilidad y el egocentrismo.

Creo que la cultura actual exige una evaluación de puertas adentro. Ser hijo hoy no es la misma experiencia que la de hace unos años, lo mismo pasa con ser padre. Ningún padre desea que su hijo sufra, sin embargo siempre son necesarios los límites y las reglas.

Se hace cada vez más urgente que haya un diálogo sincero de ambas partes, un espacio en el que vayan al encuentro tanto los padres como los hijos.

3. La fuerza de la oración

Sería un necio si negara que el mensaje central y principal de la película es la oración. No solo de la madre, sino de todos quienes se vieron afectados por la vida de este chico.

Es posible que, por diferentes cuestiones de nuestro día a día nos hayamos acostumbrado a la oración, como si fuera una parte de la rutina diaria. «Un amor inquebrantable» nos recuerda sin duda el poder de la oración no solo individual, sino conjunta.

En lo personal, la película me ayudó a preguntarme si es que cuando rezo lo pido como si realmente ya lo tuviera (cf. Mc 11,24). La confianza en la oración es un tema que me parece excelente trabajar el día de hoy, más que nada en el contexto en el que nos encontramos.

Si ya viste esta película déjanos conocer en los comentarios tu opinión, ¿qué fue lo que más te gustó?, ¿qué lección te dejó?, ¿has pasado por situaciones similares?, ¿qué piensas sobre el poder de la oración?

La entrada Película recomendada: «Un amor inquebrantable» se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Película recomendada: «Un amor inquebrantable»

5 claves para navegar en medio de las tormentas según Monseñor Munilla

5 claves para navegar en medio de las tormentas según Monseñor Munilla
Dones: cómo pueden ayudarme a superar las dificultades

Me he encontrado con un podcast (el número 31885) de Monseñor Munilla donde nos regala cinco consejos para enfrentar las dificultades, pues en medio de estas pruebas debemos ser conscientes de la multiplicidad de dones con los que contamos en nuestra vida. 

Los dones son la presencia de la gracia de Dios en nuestra alma. Estos dones no pueden darse por supuestos, si no disfrutamos de ellos tendemos a dejarlos en el olvido y nos hundimos en las tormentas. 

La vida del cristiano es como una barca en el mar

Algo así como el pasaje del Evangelio (Mateo 8, 23-27), donde los discípulos y Jesús van muy tranquilos. Tanto así que Jesús se queda dormido, y allí les sorprende la furia de una tormenta a tal punto que piensan que van a perecer. Pero recuerdan que Jesús está allí, que no están solos, corren y despiertan a Jesús para que calme la tormenta… esto es la fe.

La fe no nos debe llevar a buscar una vida libre de lluviecitas pequeñas o de tormentas grandes. No, la fe debe conducirnos a saber en todo momento que por más fuerte que arrecie el huracán con sus vientos, mareas y tormentas, allí está Jesús en la barca, silencioso como un caballero, tranquilo como la piedra angular, allí a la espera de nuestro llamado. 

El Espíritu de Dios nos llena de dones constantemente, y con ellos fortalece y alimenta nuestra fe y la presencia de Dios en nuestras vidas. Estos dones son aquellas herramientas para no caer en tentaciones, para afrontar situaciones complejas. Para saber que todo en la vida del hombre de fe es gracia y bendición, y por esto todo momento debe ser propicio para la oración de acción de gracias.  

Por esto, monseñor Munilla nos regala cinco claves para navegar en medio de las tormentas sin olvidarnos de los dones de Dios:

1. Agradecer los dones

Dones: cómo pueden ayudarme a superar las dificultades

Ser conscientes de estos dones, de la presencia de la gracia en nuestra vida. Este consejo me traía a la mente aquellos pasajes de los evangelios en los que Jesús va de camino, así como distraídamente (Jesús nunca se distrajo en realidad) y de repente un enfermo, un ciego, un necesitado o un grupo de gente le empieza a llamar a gritos.

Muy como Bartimeo: «Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí», le dicen calla y él vuelve: «Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí»… hasta que como en otros pasajes, Jesús se vuelve y le mira con misericordia. 

Que bello es esto, y quisiera que no se nos quede como un verso más de la Escritura. Sino que recordando que la Palabra es viva y eficaz, la apliquemos a lo cotidiano de la vida ¿qué te tiene ciego, enfermo, desesperado…? en medio de ello grita como Bartimeo: «Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí». 

No hay mayor don que ese, la presencia de Jesús en nuestras vidas, y no solo está esto, sino que tenemos la gracia de vivir, el don de la familia, de los amigos, de los alimentos, del día, de la noche y miles y miles de dones en lo que el Señor, muy sutilmente, nos sonríe. 

No lo olvides, todos los días Dios te saluda. Nunca olvidaré que todas las mañanas de camino a la escuela, mi madre me decía «mira el amanecer», y yo alzaba la mirada al cielo, y me sorprendía con esos colores y esa luz hermosa del nuevo día. Y allí me repetía diariamente: «El Señor te está dando los buenos días», es así como aún hoy miro a cada oportunidad el cielo, sea de día o de noche, porque sé que allí el Señor me saluda. 

Que tal si en medio de un día tormentoso, Dios nos está saludando, y por tener la mirada concentrada en la tormenta nos perdemos de la gracia de su sonrisa. No lo olvides, el don de la sonrisa de Dios está siempre disponible. 

2. Ocuparse sin preocuparse

Es cierto que aunque hay dones de Dios en todo momento y está siempre dispuesto a sonreírte, también es cierto que ahí están las tormentas. No te puedo engañar diciéndote que las tormentas se irán y que todo será sol y brisa, no, también tendrás pequeñas o grandes tormentas.  

Ante esto, nuestra fe cristiana nos mueve a ocuparnos pero nunca a preocuparnos. Soy consciente de lo complejo de aprender a aplicar esto, pero también debo dar testimonio de los grandes frutos que da el confiar en Dios y ocuparse de lo que está en nuestras manos, y dejar en las suyas lo que no podemos hacer. 

Ocuparse sin preocuparse es la clave. Es algo así como ponerte en función de lo que puedes hacer, en palabras de Monseñor Munilla: «Ocuparse de la pelota que está en mi tejado, pero si ya no está en mi tejado, paciencia y esperanza, pues ya no depende de mí. Aprender a hacer las cosas y entregarlas cuando ya no son mi tarea, evitando el agobio». 

En muchas y repetidas ocasiones se presentan esas lluvias o tormentas que nos desvelan, que nos enferman y roban la paz. Jesús en la barca responde ante esto: «Hombres de poca fe…», sé que son palabras fuertes pero es una característica de Jesús, el hablarnos y sacudirnos para que despertemos a la fe. 

3. Cambiar de perspectiva

Es muy normal que los problemas nos roben la paz. Cuando nos vemos en medio de una tormenta, no vemos más que la nube y esa nube siempre tapa el sol.

Es necesario descubrir que hay mucho más que ver, debemos tener presente que esas nubes son tan pasajeras como la tormenta. Puede ser un huracán de varios días, pero el sol aunque tapado por la nube, sigue allí, sigue encendido en toda su luz. 

Volviendo a la barca, los discípulos no saben qué va a pasar, tienen miedo, las aguas son turbulentas, la tormenta fuerte, el viento, los truenos… la poca fe. Pero cuando cambian la perspectiva ven allí a Jesús durmiendo, sí, el ver la tormenta les tenía embelesados, no habían visto a Jesús.  

¿Estás pasando por alguna tormenta en la vida? Detente, cierra los ojos, respira profundo, haz silencio, clama, contempla a Jesús que está allí y dile: «Señor aumenta mi fe». Eso es cambiar la perspectiva, pues la mirada del cristiano en clave Cristo, no mira solo el problema, ni le dedica el tiempo al problema sino a la solución, y la esperanza de la misma en Jesús. 

Aún en la enfermedad, como dice esa linda canción de Maria y Campos: «Desde una cama y en pijama, puedo amarte igual, si es tu voluntad Jesús, pues desde unas pajas y en pañales tú me amaste a mí, aquí también estás conmigo», esta es la certeza de la fe, allí está Jesús. 

4. Reafirmar el norte

Dones: cómo pueden ayudarme a superar las dificultades

¿Sabes a dónde va la brújula de tu vida? Todo capitán en medio de la tormenta corre a buscar la brújula, para dar respuesta a esa pregunta apremiante y fundamental: ¿dónde estoy y a dónde voy?

Las tormentas se regocijan en dejarnos desorientados, sin saber qué hacer o cómo volver a tomar el rumbo. Nos sacan del confort y nos ponen en lugares poco conocidos. ¿Y sabes algo? Esta es la riqueza de la tormenta, oh bienaventurada tormenta que nos hace volver la mirada al cielo. 

Sí, aunque suene descabellado, ahí está la clave. Esa tormenta y esa crisis, son solo oportunidades para crecer. Para volver al rumbo, para tomar el timón y decir, bueno a dónde me dirijo en realidad y con qué cuento para emprender el camino. 

Como hombres de fe, nuestro norte es la eternidad y esa eternidad se ve iluminada por la presencia salvadora de Cristo. A quien muchas veces, fruto de las tormentas o de habernos acomodado en el placer, hemos dejado de mirar… y esos «microsueños» nos cuestan la alegría de la vida en Cristo. 

Piensa si estás somnoliento en el camino o si las nubes te tapan la vista. Toma tu brújula, llama a quien es el camino y reemprende la marcha. 

5. Ser perseverantes en nuestro abrazo a la cruz 

Dones: cómo pueden ayudarme a superar las dificultades

Este camino no es algo de un momento, es algo que implica la vida, recuerda el pasaje: «Si quieres venir en pos de mí, toma tu cruz y sígueme» (Mt 16,21-27).

¿Sabes que tu tormenta es la oportunidad gloriosa de ser ofrenda, de unirte a la cruz y ser don de Dios? Cada angustia que nace, cada dolor, enfermedad, llaga, tristeza, se debe ver en clave Cristo. Por tanto, alégrate tienes la oportunidad de unirte más a Él. 

Ver en clave Cristo es darle sentido salvador a todo, sin caer en tendencias fanáticas. Ponerte los lentes de la fe, te lleva a comprender los designios de Dios y así seguir el camino sin miedo, y como me insistía un amigo y hoy comprendo: «si te da miedo, hazlo con miedo, pero hazlo».

La fe no es no tener temor, la fe es confiar aunque todo diga que no hay esperanzas, eso es ver con los lentes de la fe. Recuerda siempre las sabias palabras de Teresa de Jesús: «Nada te turbe, nada te espante, quien a Dios tiene, nada le falta, solo Dios basta».

La entrada 5 claves para navegar en medio de las tormentas según Monseñor Munilla se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 claves para navegar en medio de las tormentas según Monseñor Munilla

«Quiero recuperar el control de mi vida». Un corto animado genial para hablar de las adicciones 

«Quiero recuperar el control de mi vida». Un corto animado genial para hablar de las adicciones 
Adicciones: ¿cómo superarlas de una vez por todas?

Cuando hablemos de adicciones no pensemos solo en drogas, sino en todo aquello que nos ha robado la libertad, que nos ha hecho esclavos y nos ha arrebatado la verdadera felicidad. 

El mundo en el que vivimos es cada vez más acelerado y exigente, y poder cumplir con todas las responsabilidades no es tarea fácil. Son tantas las ocasiones en las que nos gana la rutina del día a día, que perdemos de vista lo esencial de las cosas y lo que realmente nos hace felices. 

El video que te comparto a continuación puede ser visto desde muchos puntos de vista y nos invita a numerosas reflexiones. Por un lado, el tema de las adicciones, más concretamente de las pastillas y cómo estas nos vuelven dependientes para poder responder a las exigencias de un mundo frenético e hiperexigente, presentándonos una salida fácil y sin mucho esfuerzo.

Y por otro lado, el precio que pagamos cuando nos olvidamos de quiénes somos y nos dejamos arrastrar por los paradigmas del mundo, dejando de lado el ser y centrándonos solo en el hacer. Algunas adicciones pueden llevarnos a perder el control de nuestras vidas en un abrir y cerrar de ojos. 

Luego de ver este corto animado llamado «The dark side of prescription pills» te invito a que reflexionemos sobre algunos puntos:

«Todas las personas grandes han sido niños antes. Pero pocas lo recuerdan»

Esta frase del Principito me gusta mucho y creo que nos debe hacer recordar a todos la importancia de siempre ver el mundo con un corazón puro. Sin perder de vista el asombro por las cosas simples y sencillas que la vida nos regala, como lo hacen los niños. ¿Recuerdas cómo eras cuándo tenías esa edad?, ¿cuáles eran tus sueños?

Santo Tomás de Aquino decía «el asombro es el deseo para el conocimiento» y Platón también consideraba al asombro como un principio fundamental para la filosofía. Por su parte, Albert Einstein nos decía que: «El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos».

Es interesante ver cómo al inicio del video, se muestra a un niño que está disfrutando del contacto con la naturaleza, pero de pronto aparecen unas manos desde arriba que lo intentan frenar, detener y reprimir, dando a entender que lo que hace está mal y que debe «poner los pies sobre la tierra o centrarse en la realidad».

De ser un niño feliz y despreocupado pasa de pronto a ser un joven inestable. Dependiente de distintos tipos de píldoras, según cada situación, que lo ayudan a sobrevivir al mundo al cual se enfrenta. Incluso muchas veces sobrepasándolo.

Así, las pastillas se vuelven como una droga que lo anestesian y crean una falsa realidad de estímulos y sensaciones fuertes que duran solos unos minutos.

Podrías reflexionar en estas preguntas: ¿Eres adicto a las emociones fuertes?, ¿en tu vida hay adicciones materiales o emocionales que no te permite vivir en paz?, ¿te cuesta sentirte bien y tranquilo si estás solo?, ¿se te hace casi imposible decir no?

«Todos nacemos originales y morimos copias»

Al ver este video recordé esta frase de Carl Jung, médico psiquiatra, psicólogo y ensayista, que me impactó mucho la primera vez que la leí. Cuando nacemos somos como un lienzo en blanco que se va pintando de distintos colores conforme vamos viviendo diferentes experiencias.

Además, muchas veces nuestros padres, la educación, sociedad, las normas sociales, entre otras, van formando una especie de estereotipo de lo que se espera de nosotros y empezamos a actuar de acuerdo a esas expectativas. Olvidándonos quiénes somos realmente y es así que poco a poco nos vamos alejando de nosotros mismos.

Además, en repetidas ocasiones queremos u optamos por escoger el camino de las cosas fáciles, de lo inmediato, lo superficial y efímero que nos ofrece el mundo y en medio de este caminar dejamos de actuar por voluntad propia. Nos volvemos presos y esclavos del hacer como si fuéramos solamente máquinas. 

El precio que pagamos cuando escogemos este camino es caro, pues dejamos de ver nuestro corazón y para qué hemos sido creados. ¿Eres de los que se deja convencer fácilmente?, ¿encuentras difícil establecer límites?, ¿tienes adicciones que te impiden alcanzar eso que tanto quieres?

Escoger el camino de la virtud para ser felices

Elegir este camino no siempre es fácil ya que requiere de mucho esfuerzo y perseverancia para vencernos una y otra vez a nosotros mismos. Requiere de mucha paciencia y voluntad. Es ir contra la corriente de lo que el mundo muchas veces propone y enfrentarnos incluso a las personas que tenemos a nuestro alrededor.

La virtud es el camino del dominio personal. Encauzar nuestras pasiones y manejar las emociones sin necesidad de nada externo o ficticio, es trabajar el carácter y la personalidad. Su conquista lleva a la trascendencia del ser humano y su plena realización como persona.

En ese sentido, me gusta comparar el camino de la virtud con la subida a una montaña. El camino que se presenta puede tener muchas piedras, baches y caídas. Siempre será más fácil descenderla que subirla, pero la vista será mejor desde la cumbre. ¡Por eso vale la pena!

Y qué gran satisfacción nos puede brindar decirle «no» a esas adicciones que solo nos impiden avanzar. Tener una meta o un propósito en la vida, es importante para saber hacia dónde vamos y qué queremos. Puede ser uno o varios, pero lo importante es tenerlos ya que de lo contrario la vida se transforma en un sin sentido.

Santa Catalina de Siena nos decía: «Si sois lo que tenéis que ser prendéis fuego al mundo entero».

Con la gracia de Dios todo es posible

¿Tienes un problema?, ¿cargas a cuestas con alguna adicción? No te preocupes, hay una píldora para ti. Y esa píldora se llama Dios: es gratis y no tiene ningún efecto colateral negativo, ¡todo lo contrario! Todos sabemos que nada es fácil en esta vida.

Quizás algunos tienen o viven situaciones más complicadas que otros, pero lo cierto es que todos tenemos nuestras propias luchas y fragilidades, e incluso muchas veces sentimos que nos sobrepasaban y son difíciles de llevar.

Para ello, contamos con la gracia de Dios que nos ayuda justamente a lograr aquello que no podemos hacer con nuestras propias fuerzas. ¡Con Él todo es posible y nos ayuda a caminar por el camino de la virtud!

La entrada «Quiero recuperar el control de mi vida». Un corto animado genial para hablar de las adicciones  se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Quiero recuperar el control de mi vida». Un corto animado genial para hablar de las adicciones 

Sobrellevar esta crisis será más fácil si aplicas estas 8 herramientas (te lo prometo)

Sobrellevar esta crisis será más fácil si aplicas estas 8 herramientas (te lo prometo)
Logoterapia: 8 herramientas para afrontar una crisis

Victor Frankl, el fundador de la corriente psicológica llamada logoterapia, considerada la tercera escuela Vienesa de psicología, que nace dentro del círculo de filósofos existencialistas como Jean Paul Sartre, Heidegger, Nietzsche y otros, nos brinda herramientas que responden a preguntas muy profundas y fundamentales del ser humano.

La logoterapia busca responder y salir al paso de las depresiones que tienen una causa u origen fuera del doliente. Como esta cuarentena a la que nos ha empujado la pandemia, que es algo que escapa totalmente a nuestras manos.

Veamos entonces algunos de sus planteamientos, para afrontar esta situación del coronavirus, que nos ha puesto en cuarentena y nos obliga a enfrentar una situación, para la cual nadie se había preparado.

Creo que estas propuestas de Frankl podrán ayudarte mucho a mirar con otros ojos la crisis en la que nos encontramos:

1. La logoterapia nos habla de la experiencia del amor

Logoterapia: 8 herramientas para afrontar una crisis

Muchos están lejos de sus seres queridos, y algunos se la pasan 24/7 con su familia. En ambos casos debemos recordar la fuerza que tiene el amor para enfrentar situaciones dolorosas o difíciles. Situaciones que abundan durante estas semanas.

Obviamente sabemos que para nosotros, cristianos, no se trata de cualquier amor, sino fruto de un encuentro con Cristo. ¡Hagamos todo lo posible por transmitirle a otros este amor!

2. El sentido del pasado

Logoterapia: 8 herramientas para afrontar una crisis

No se trata de quedarse en él, sino de recordar y revivir experiencias bonitas y simpáticas con nuestros seres más queridos. Es como llenar el tanque de gasolina para seguir avanzando.

Creo que es algo fundamental para aquellos que, infelizmente, han perdido algún ser querido durante este tiempo. Tratemos en lo posible de revivir todos los momentos felices y de traer a la memoria y el corazón esas experiencias hermosas vividas juntos.

Piensa cuáles serán esas actividades que harás con tus seres queridos cuando esto termine. Compárteselas y anímalos a aportar ideas. Seguro pasarán un rato muy agradable planeando aquellas cosas que solían hacer y que antes no guardaban tanto significado.

3. Visión a futuro

Logoterapia: 8 herramientas para afrontar una crisis

Tener un sentido, una tarea, un motivo o misión por el que luchar, queriendo alcanzarlo en el futuro. Los que logran pensar objetivos a vivir en el futuro, son los que más se esfuerzan por vivir mejor el presente, pues quieren estar bien preparados para cuando ese futuro sea real.

Este punto va de la mano con el anterior. Eso da una razón para vivir, incluso en medio a un sufrimiento tan fuerte como el actual. ¡Piensa, planea, escríbelo, investiga y guarda la esperanza de que podrás lograrlo!

4. La actitud, ¡uno de los puntos en los que más enfatiza la logoterapia!

Logoterapia: 8 herramientas para afrontar una crisis

Estos es algo muy característico de Viktor Frankl. Decía que, si no se pueden cambiar las circunstancias, entonces se puede elegir cambiar la actitud. Es decir, ¿qué tipo de cuarentena queremos vivir?

Nos pueden quitar muchas cosas que teníamos antes de todo esto. Pero nuestra libertad para actuar y pensar como queramos, nadie nos las puede arrebatar.

Hay muchas cosas que estamos aprendiendo durante este tiempo si tenemos una actitud positiva: la solidaridad, la cercanía más íntima con nuestros familiares, más fraternidad y servicio humilde, etc.

5. Sentido del humor

Logoterapia: 8 herramientas para afrontar una crisis

Manifiesta la capacidad para distanciarte emocionalmente de las cosas que te causan estrés, vive más espontáneamente. Trata de relajarte un poco, ocupa tu mente con alguna actividad. Frente a lo que vivimos no hay mucho qué hacer.

Debemos aceptarlo y seguir hacia adelante. El hecho de aceptarlo nos da muchísima libertad, y nos ayuda en cierto modo a dejar de vivir angustiados y con miedo. Esto es lo que tenemos, este es nuestro presente, nuestro diario vivir, saca esa sonrisa y esa buen humor que has escondido.

6. Vivencia de espiritualidad

Logoterapia: 8 herramientas para afrontar una crisis

Frankl, cuando estaba en el campo de concentración, rezaba, tenía un diálogo muy íntimo con Dios. Para nosotros también es evidente lo necesaria que es la oración en estos tiempos.

Si hay alguien que nos puede ayudar a seguir con la frente en alto, es Dios. Aférrate a Él, en los días buenos y en los días malos. Háblale en todo momento, dile cómo te sientes, qué necesitas, qué te preocupa, Él siempre escucha.

7. Soledad… la logoterapia nos recuerda que es un tesoro

Logoterapia: 8 herramientas para afrontar una crisis

Hay una soledad que no es mala, es hermosa. Una soledad en la que uno se encuentra consigo mismo. Conectamos con nuestro interior, y podemos pensar qué estamos haciendo con nuestra vida.

¿Qué sentido le estamos dando a la vida?, ¿cómo estamos viviendo para encontrar la felicidad?, ¿qué tan bien me siento estando solo?, ¿esto me ha demostrado que soy más fuerte de lo que creía?, ¿me siento agradecido con la soledad y el silencio que he experimentado este tiempo? Escribir en un diario es algo que puede ayudarnos mucho.

8. La trascendencia

Logoterapia: 8 herramientas para afrontar una crisis

Esta actitud es fundamental. No quedarse encerrado, mirándose «el propio ombligo», sino preocuparse por los demás. ¿Qué necesitan los otros que habitan conmigo? Trascender mis propias necesidades y ayudar en lo que pueda a los demás.

Eso nos ayuda a «olvidarnos» de nuestro propio dolor y sufrimiento, y nos da la alegría y felicidad de brindar un poquito de paz y serenidad a los demás.

Así que ¡ánimo! Tenemos muchas posibilidades para cambiar nuestras actitudes que, quizás, no nos están ayudando a vivir la alegría y serenidad, con y a pesar de esta pandemia.

No nos dejemos llevar por el negativismo. Más allá del panorama negativo, hay muchas cosas positivas que podemos vivir. La logoterapia nos plantea una manera nueva de ver las cosas y una forma totalmente distinta de afrontar las crisis, si quieres profundizar en el tema te recomiendo este curso online.

¡Recuerda que no estás solo y que ante el dolor y la incertidumbre siempre tendrás a Dios, a María Santísima y a los santos!

La entrada Sobrellevar esta crisis será más fácil si aplicas estas 8 herramientas (te lo prometo) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Sobrellevar esta crisis será más fácil si aplicas estas 8 herramientas (te lo prometo)

«Jesús te espera, sin importar cuál es tu pasado». 3 lecciones de vida que me dio Zaqueo

«Jesús te espera, sin importar cuál es tu pasado». 3 lecciones de vida que me dio Zaqueo
Zaqueo: ¿quién fue y por qué se convirtió?

Hace tiempo, me invitaron a colaborar en una compañía de teatro católica y una de las primeras obras en las que participé contaba la historia de Zaqueo. Seguro has escuchado hablar alguna vez sobre él. Yo, sinceramente, no lo tenía muy presente dentro de mi doctrina, pero a raíz de esta experiencia aprendí mucho de él.

Zaqueo era un recaudador de impuestos judío que aparece en el Evangelio de san Lucas. Este hombre fue uno de los jefes de recaudadores, por lo que era considerado como rico y odiado por sus compatriotas a causa de su profesión. También se sabe que era un hombre que laboraba en Jericó, una ciudad cerca del Río Jordán, en lo que ahora llamamos Palestina.

Lucas, en su relato, nos cuenta que Jesús, en uno de sus múltiples viajes, se desvió de su camino a Jerusalén para visitar Jericó. Zaqueo, a pesar de ser un reconocido pecador público que probablemente se encontraba muy lejos de su práctica religiosa, se enteró de la visita y fue a su encuentro. Pero, se topaba con una gran desventaja entre la multitud: su pequeña estatura.

El encuentro de Zaqueo y Jesús

Dice la Escritura que, en su profundo deseo por conocer a Jesús, corrió a un árbol sicómoro y lo trepó para verle pasar (Lucas 19, 1-4). Cuando Jesús llegó al lugar, miró hacia arriba y le dijo: «Zaqueo, baja en seguida, pues hoy tengo que quedarme en tu casa» (Lucas 19, 5).

Imagínate esta escena: el aclamado Mesías pidiendo visitar la casa de uno de los hombres menos apreciados por el pueblo. Debió ser una gran lección para muchos espectadores de corazón puro.

Entonces, entre los murmullos del pueblo, la escritura dice que Zaqueo respondió: «He aquí, Señor, la mitad de mis bienes que doy a los pobres, y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo por cuadriplicado».

A lo que Jesús contestó: «Hoy ha venido la salvación a esta casa, por cuanto él también es hijo de Abraham. Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido». (Lucas 19, 8-10)

En pocas palabras: Zaqueo se convirtió. De esta corta, pero profunda experiencia, podemos rescatar tres grandes aprendizajes:

1. No importa tu pasado, Jesús te espera

Zaqueo: ¿quién fue y por qué se convirtió?

A Jesús no le importó la condición de Zaqueo, ni que fuera considerado un gran pecador, Él vio un corazón dispuesto. Por eso también se dice en la Escritura que Zaqueo lo recibió con gozo en su casa.

Claramente el relato dice que fue Zaqueo quien buscó encontrarse con el Maestro, pero también se menciona cómo Jesús desvió su camino para pasar por aquella ciudad. Posiblemente, Él también lo estaba buscando.

2. Todos necesitamos de Dios, sin importar nuestra condición

Zaqueo: ¿quién fue y por qué se convirtió?

Esto es importantísimo. Zaqueo tenía un cargo reconocido y suficiente dinero, tanto que probablemente por ello había perdido una buena relación con la Iglesia. Pero, aún con su alta posición, no se avergonzó en correr a conocer al Maestro y mucho menos se avergonzó de redimirse de sus pecados ante Él.

Zaqueo tuvo un corazón blando, y encontró en Jesús la misericordia que su corazón tanto buscaba. A pesar de todo, se dio cuenta que el tener todo lo necesario en el mundo (e incluso, a veces, más de lo necesario) no nos asegurará un lugar en el cielo. Solo Cristo podrá hacerlo.

3. Hay que vencer cualquier obstáculo que nos impida estar con Jesús

Zaqueo: ¿quién fue y por qué se convirtió?

Zaqueo tenía una notoria desventaja en su búsqueda por ver al Maestro. La multitud de la gente y su baja estatura se lo impedían. Pero, claramente no se rindió.

A veces en la vida nos toparemos con un montón de cosas que podrán interponerse entre nuestro actual estilo de vida y el camino a la santidad. Sin embargo, así como Zaqueo buscó el árbol, nosotros también debemos buscar siempre alternativas que nos permitan acercarnos más a Dios. Cada minuto cuenta, te lo aseguro.

Oremos juntos para que Dios nos permita tener un corazón abierto a su amor y que, a ejemplo de Zaqueo, podamos redimir nuestras vidas conforme a su voluntad.

Hermanos, al reconocer a Cristo como nuestro Maestro, corramos a su encuentro y no permitamos que ningún obstáculo nos lo impida. Solo en Él encontraremos los más profundos anhelos de nuestro corazón. 🙌🏻  ❤️

La entrada «Jesús te espera, sin importar cuál es tu pasado». 3 lecciones de vida que me dio Zaqueo se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Jesús te espera, sin importar cuál es tu pasado». 3 lecciones de vida que me dio Zaqueo

¡Tengo miedo a equivocarme! ¿Por qué en el fondo siempre queremos tener la razón?

¡Tengo miedo a equivocarme! ¿Por qué en el fondo siempre queremos tener la razón?
Miedo a equivocarse: ¿cómo superarlo y salir fortalecido?

El «miedo a equivocarse» nos acompaña desde que somos niños, no queremos cometer errores, ni «meter la pata» como dicen por ahí. Esa sensación horrible que nos recorre todo el cuerpo cuando nos contradicen es natural, todos la hemos sentido, ¿la recuerdas?

Esta semana me encontré con una charla TED fantástica y me pareció muy oportuna para hablar de este famoso «miedo a equivocarse». Piensa en este momento cuáles han sido esos momentos en los que te has dado cuenta que cometías un error, que estabas mal, que efectivamente estabas lejos de tener la razón. Y ahora atención a esta historia:

El miedo a equivocarse nos sorprende a cualquier edad

«1986, tenía nueve años. Mi papá solía llevarme a sus partidos de fútbol todos los sábados. Me encantaba acompañarlo, siempre era el goleador del partido. Cuando las cosas se ponían complicadas y el lenguaje obsceno era inevitable, hacía una pausa, y me pedía que abandonara la cancha. 

No era que le desobedeciera, abandonaba la cancha de inmediato. Pero me quedaba escondida entre los árboles. De lejos, con el estómago apretado contenía los gritos en cada gol. Mi papá era el mejor jugador de fútbol del mundo. Nadie lo podría negar. 

¡Soy Diego Armando Maradona, el mejor jugador de fútbol del mundo! Un niño corría pateando la pelota seguido por todos sus compañeros. Sin pensarlo dos veces, a los nueve años grité con todas mis fuerzas y un poco de indignación: ¡Pero qué tonto! ¡¡¡El mejor jugador del mundo es mi papá!!!

Escucho las risas y burlas de esos niños tan claras como si hubiera sido ayer. Qué sensación tan horrible cuando te das cuenta que no solo estás equivocada sino que el mundo entero lo sabe y eres el hazmerreír.

Mundial de Fútbol México 86. Aprendí que la realidad no era como la miraba». 

¿Por qué necesitamos tener la razón?

Kathryn Schulz, escritora e investigadora sobre el fenómeno del error, comenta que parte de esa obsesión obedece a evitar esa sensación tan desagradable de «darse cuenta» que uno está equivocado.

Una sensación que puede marcarte de por vida y conducirte a esforzarte por lograr la excelencia y evitar el error a cualquier precio. Esforzarnos por convertirnos en aquellos que son los que siempre tienen la razón.

Te invito a que veas esta charla TED de 15 minutos llamada «On being wrong» y analicemos algunos puntos.

Evitar equivocarnos es imposible

Evitar el error, no solo es imposible sino que además nos priva de una serie de aprendizajes muy ricos. En primer lugar, aprendemos de nosotros mismos. Y en segundo lugar nos abrimos a lo que el otro también tiene que decir.

Tener una duda razonable del devenir de las cosas, nos abre a la posibilidad de descubrir y sorprendernos con nuestras propias capacidades. Por supuesto con las capacidades de los demás también.

Si siempre creo tener la razón, no voy a poder escuchar ideas contrarias a las mías

Me cierro a tanto y a tantos. Tener una conciencia viva de poder estar equivocado, me da la posibilidad de escuchar a los demás sin prejuicio.

A poder recibir ayuda, a poder entregarme. Sobre todo me abre a escuchar a Dios, que me habla justo en mis fragilidades. Que me perdona justo cuando «me doy cuenta» que he fallado y me acerca a Él una y otra vez.

Si no nos diéramos cuenta de nuestros propios errores, no existiría el arrepentimiento y sin el arrepentimiento no podríamos pedir perdón. Sin pedir perdón, cómo podríamos reconciliarnos con el otro, con nosotros mismos, con Dios.

¿Con qué actitud vas a enfrentar tus errores?

Recuérdalo, todos cometemos errores, todos tenemos inseguridades, todos hemos tenido que bajar la cabeza y aceptar que nos equivocamos. Innumerables veces el miedo a equivocarse se presentará en nuestra vida, pero lo bueno es que ¡de todo podemos aprender!

Qué aburrida sería la vida si fuéramos perfectos, mantente abierto a las opiniones de los demás. Sé humilde, sé comprensivo y trata de cambiar ese «miedo a equivocarse» por «miedo a no ser capaz de escuchar al otro».

«Confiar demasiado en la sensación de encontrarse en el lado seguro de cualquier cosa, puede ser muy peligroso» (Kathryn Schulz).

La entrada ¡Tengo miedo a equivocarme! ¿Por qué en el fondo siempre queremos tener la razón? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¡Tengo miedo a equivocarme! ¿Por qué en el fondo siempre queremos tener la razón?

Curso Online: «Logoterapia para la vida cotidiana»

Curso Online: «Logoterapia para la vida cotidiana»

¿Cuál será mi propósito en esta vida?, ¿por qué y para qué hago lo que hago? Y ante el dolor y la incertidumbre, ¿por qué pasa todo esto?, ¿qué objetivo tiene el sufrimiento por el que atravieso? En este curso queremos invitarte a descubrir por qué es importante tener clara tu misión y qué papel juega la esperanza dentro de todos estos interrogantes que, tarde o temprano, se acumulan en nuestro interior.

Basados en la experiencia, la antropología y el método terapéutico desarrollado por Viktor Frankl, este breve curso de Logoterapia busca introducirnos en el pensamiento de su creador a través de 4 módulos, donde comprenderás mejor el problema del vacío existencial y cómo puedes enfrentarlo desde tu dimensión espiritual.

La entrada Curso Online: «Logoterapia para la vida cotidiana» se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: Curso Online: «Logoterapia para la vida cotidiana»

¿Qué es la logoterapia y qué aporte le hace a mi vida cristiana?

¿Qué es la logoterapia y qué aporte le hace a mi vida cristiana?

La logoterapia es una psicoterapia que se centra en la búsqueda del sentido de la vida. Fue fundada y desarrollada por el reconocido psiquiatra Viktor Frankl, quien escribió el libro «El hombre en busca de sentido», luego de haber sobrevivido tres años en varios campos de concentración nazis.

Y para comprender un poco más en qué se centra la logoterapia, me gustaría empezar diciendo que la vida no es el guion de una película que debemos ir leyendo hasta llegar al final, sino más bien un cuaderno en blanco invitándonos a llenar sus páginas de sueños y colores.

El hecho de que el guion no venga escrito nos pone ante la responsabilidad de tomar un lápiz y comenzar a plasmar nuestra propia historia. Esto, para muchos, es causa de angustia y desesperación, ¡qué fácil sería saber lo que hay que escribir! Y sin embargo, no tenemos otra opción que la de ser guionistas, actores y público de nuestra propia existencia.

La logoterapia nos ayuda a pensar en el por qué y el para qué

Qué es la logoterapia y cómo aplicarla a la vida cotidiana

Se centra en encontrar el sentido de nuestra propia vida y así mismo del sufrimiento. Con frecuencia nos preguntamos el por qué de las situaciones que vivimos, pero ¿alguna vez nos cuestionamos el para qué de esa situación?

Viktor Frankl, vivió la experiencia de ser prisionero en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Allí experimentó en carne propia la teoría que venía desarrollando acerca del sentido. Y en las circunstancias más extremas, pudo comprobar que, aunque al hombre se le quiten todos sus derechos y oportunidades, siempre es libre de elegir la actitud con la cuál quiere responder a lo que le está pasando.

Todos hemos experimentado sufrimiento en alguna etapa de nuestra vida. El dolor es el gran misterio que va de la mano del hombre. Sin embargo, somos nosotros quienes decidimos recibirlo como un castigo o como una oportunidad para crecer.

La logoterapia va de la mano de la libertad y la responsabilidad

Qué es la logoterapia y cómo aplicarla a la vida cotidiana

A través de sus enseñanzas por medio de la logoterapia y gracias a su propia experiencia, Frankl nos lleva al cuestionamiento acerca del sentido y de cómo podemos hallarlo aún en las circunstancias que no podemos controlar.

Su planteamiento nos lleva a entender que en cada ocasión la vida nos interpela cuestionándonos acerca de nuestra existencia y espera que cada uno pueda darle una respuesta personal y responsable que llene de sentido esa situación concreta.

La logoterapia pone al hombre de cara a sí mismo para que pueda descubrir, a partir de su dimensión espiritual, la libertad y responsabilidad con la cuál puede salir de sí mismo para entregarse a los demás. Recibir todo lo que la vida le ofrece y tomar una actitud ante aquellas situaciones dolorosas que le toca enfrentar.

Esta actitud libre y responsable nos pone frente a la misión personal para la que cada uno de nosotros fue creado. El sentido y la trascendencia nos lleva a vivir en plenitud, saliendo de nosotros mismos, descubriendo el amor y la belleza que nos rodea.

De esto se trata la respuesta: evitar el victimismo y los juegos de la mente que nos enredan en nosotros mismos, para llenar de sentido cada pequeña situación que atravesamos.

Una invitación imperdible

Qué es la logoterapia y cómo aplicarla a la vida cotidiana

Con el ánimo de dar respuesta a esas preguntas que en algún punto de la vida nos inquietan: ¿cuál es mi propósito en la vida?, ¿cómo puedo descubrirlo?, ¿por qué es tan importante encontrar mi misión?, ¿qué sentido puede tener mi dolor? o cómo puedo superarlo con una mirada distinta, hemos creado el curso: ¡«Logoterapia para la vida cotidiana»!

Un espacio maravilloso en el que profundizaremos acerca del pensamiento frankleano. Conoceremos los principales conceptos del análisis existencial para poder aplicar técnicas concretas que nos ayuden a descubrir el sentido en todas las circunstancias de nuestra vida.

De este modo podremos mantener la esperanza y responder desde lo más íntimo de nuestro ser a aquello que la vida nos presenta en cada ocasión. Recordemos que cada obstáculo, cada sufrimiento, cada tropiezo, cada dolor puede llenarse de sentido si nos unimos a Cristo, y si en Él decidimos afrontar esos problemas con una mirada esperanzadora.

Te invito a conocer más acerca de Viktor Frankl y la logoterapia, seguro tienes muchas dudas. Te espero en este curso en el que juntos emprenderemos el camino hacia la búsqueda del sentido y la trascendencia hacia la cual estamos llamados. Para inscribirte solo debes dar clic en este enlace: ¡Quiero participar del curso «Logoterapia para la vida cotidiana»!

Artículo elaborado por Ana María Castellón.

La entrada ¿Qué es la logoterapia y qué aporte le hace a mi vida cristiana? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Qué es la logoterapia y qué aporte le hace a mi vida cristiana?

¡Ve, corre tras esos sueños que siempre has querido cumplir desde que eras un niño!

¡Ve, corre tras esos sueños que siempre has querido cumplir desde que eras un niño!
¿Cómo alcanzar mis sueños y metas? Lista de consejos

¿Recuerdas cuando tenías sueños?, ¿recuerdas cuando eras niño y le contabas a todo el mundo aquello que irías a lograr de mayor?, ¿lo recuerdas?, ¿o tal vez con el paso de los años esos sueños se fueron ocultando bajo las capas de las preocupaciones, el trabajo y las responsabilidades de los adultos?

El día de hoy te quiero compartir un video de menos de dos minutos que es tremendamente conmovedor, como para verlo varias veces. Es de esos videos que te sacan una sonrisa al tiempo que se te cae una lagrima. Se titula «Cumple tus sueños y vive de tu pasión».

¿Recuerdas ahora todo eso que deseabas de pequeño?

Me gustaría verte a la cara en este momento. Me encantaría preguntarte qué estás pensando y qué estás sintiendo. Pagaría por conocer qué imágenes se te vinieron a la mente.

Te propongo que me acompañes en algunas reflexiones con base al video y que luego te tomes el tiempo necesario para escribir todo lo que generó en ti.

— ¿Qué sientes al escuchar y ver a esos niños tan ilusionados? Te comparto que a mí me despierta sentimientos de alegría, esperanza, gozo, anhelos, certezas e ilusión.

— ¿Qué sientes respecto a los adultos? Quizás frialdad, monotonía, fracaso, desesperanza, falsas seguridades.

— ¿Y qué sentimientos los ancianos? Nostalgia, congoja, pena, arrepentimiento, tristeza.

Permíteme preguntarte: ¿en qué grupo te encuentras en este momento? y ¿en qué grupo quisieras encontrarte?

¿En qué momento de la vida olvidamos nuestros sueños?

¿En qué momento decretamos que aquello que queríamos no se podría conseguir nunca? El video termina con una frase demoledora y al mismo tiempo esperanzadora: «El mejor momento para creer en tus sueños fue cuando eras un niño… El segundo mejor momento es ahora».

¿Qué harías si tuvieras la certeza de que tendrás éxito en eso que decidas emprender ahora?, ¿por qué son tan pocos los que persiguen sus sueños?, ¿será porque cuando nos hacemos «adultos» nos enseñan a «pensar y pisar tierra»?, ¿será acaso porque nos creemos los miedos e inseguridades de las personas de nuestro entorno?

Si miramos desde fuera como espectadores neutrales, ¿no resulta triste y doloroso que una persona renuncie a sus sueños bajo la afirmación «no tengo dinero para hacerlo», «no voy a dejar mi sueldito para jugármela sin saber qué va a pasar» o «no tengo tiempo para eso ahora»?

Nunca es tarde para despertar y empezar

Si eres uno de aquellos que quiere intentarlo, podrás estar preguntándote cómo hacer para descubrir esos sueños y desempolvarlos. Te comparto algunos tips:

Tómate unos minutos al día en soledad y silencio para meditar y escribir sobre aquellas cosas que hacías de pequeño o adolescente. Anímate a escribir todo lo que se te venga a la mente y el corazón, no desestimes nada.

Lee libros inspiradores. Mira películas inspiradoras. Busca conversar con personas que creas que están en el camino de perseguir sus sueños.

Mírate y pregúntate en qué cosas eres bueno y puedes contribuir con la sociedad. Preocúpate no por el dinero sino por cómo puedes ayudar a los demás. El dinero será una consecuencia de ayudar a muchas personas.

Si aún no descubres tus sueños, súbete al sueño de otro. No tiene nada de malo, en el camino irás descubriendo el tuyo.

Dile adiós a los «ladrones de sueños»

Te encontrarás con muchos que querrán apagarlos y hacerte creer que es imposible conseguirlos. Te cuento algunos:

La impaciencia: vas a necesitar aprender a ser paciente, porque así como toda buena comida se cocina al calor del fuego lento, los sueños llevan su tiempo en descubrirse y alcanzarlos.

La opinión de los demás: ¿los sueños son tuyos o de las personas que te rodean?, ¿acaso ellos saben qué es lo que te hace arder el corazón? Rodéate de personas que vivan su vida desde el amor, no desde el temor. Personas que te motiven y alienten a ir detrás de tus sueños.

El exceso de análisis: no esperes entender todo para accionar. Acciona y entenderás. El exceso de análisis produce parálisis.

El temor a fracasar: con alegría te cuento que el error no solo es el mejor camino para lograr tus sueños: es el único. Acepta que puedes fracasar. Nadie se arrepintió en su lecho de muerte por haberse arriesgado.

¿Por qué vale la pena luchar por tus sueños?

Para empezar, porque el sueño no es solo tuyo. Es también de todos los que esperan y necesitan que lo logres. ¿Puedes imaginar qué hubiera sido del mundo sin los santos?, ¿puedes imaginar qué hubiera sido del mundo sin los grandes hombres y mujeres que lograron cumplir sus sueños?

Por otro lado, porque hoy es la mejor época de la historia de la humanidad para llevar a cabo tus sueños. La democratización de la información y el acceso de casi todo el mundo a Internet hace que cualquiera que se lo proponga, pueda trabajar por sus sueños.

Y por último y más importante, vale la pena luchar por tus sueños porque tú eres el sueño de Dios. Tú que estás leyendo este post, eres la criatura predilecta de Dios. Te ha creado por amor y para el amor. Y para que descubras y vivas tus sueños.

Pídele a Dios que te guíe, que te muestre su camino, aquello en lo que pensó cuando te creó. Porque en el mismo momento en que te pensó, también te amó y te creó, e imaginó la manera para que fueras feliz sirviendo a muchas personas.

Y ten los ojos del corazón bien abiertos, porque se te cruzarán personas y oportunidades en tu camino que te irán marcando la senda. Podrías comenzar haciéndole a Dios la siguiente pregunta y petición: «Padre bueno ¿cómo hago para santificarme? Guíame». Porque el sueño de Dios para cada uno de nosotros es que seamos santos en el amor.

Te deseo de todo corazón que cuando pasen los años y mires hacia atrás, se te dibuje una sonrisa en el rostro al descubrir que todo eso que atravesaste fue parte del camino hacia tus sueños.

¿Qué harás hoy para ir detrás de los tuyos?

La entrada ¡Ve, corre tras esos sueños que siempre has querido cumplir desde que eras un niño! se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¡Ve, corre tras esos sueños que siempre has querido cumplir desde que eras un niño!

¿Qué hago si no puedo evitar aburrirme en misa? (comentario al Evangelio)

¿Qué hago si no puedo evitar aburrirme en misa? (comentario al Evangelio)

Texto del Evangelio según san Juan 6,51-58:

«En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: «Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo». Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?». Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él. Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí. Éste es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre».

La entrada ¿Qué hago si no puedo evitar aburrirme en misa? (comentario al Evangelio) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Qué hago si no puedo evitar aburrirme en misa? (comentario al Evangelio)

3 cosas hermosas que descubrí al rezar el Ángelus diariamente

3 cosas hermosas que descubrí al rezar el Ángelus diariamente

Desde ya hace un tiempo atrás vengo rezando el Ángelus día a día. Al principio tuve que ponerme una alarma porque mi mente es frágil y el medio día ocupado. Entre reuniones por zoom, la cocina y mis hijos correteando finalmente he podido conquistar esos dos minutos que a penas me toma.

Si nunca lo has rezado o no te sabes esta oración completa puedes encontrarla aquí. Con apenas dos minutos al día, mi vida se ha visto tocada. Les comparto estas reflexiones con el objetivo de que sean de ayuda en algún momento.

1. Hacer una pausa para saludar a mi madre con el Ángelus me devuelve la sonrisa

«El ángel del Señor anunció a María. Y ella concibió por obra y gracia del Espíritu Santo». El medio día es un momento de la jornada bastante complicado. Por lo menos en mi casa, hay mucho que hacer, en la cocina todo se mueve.

Al mismo tiempo hay que echar un ojo a los niños y sus lecciones. Y los días con más suerte (por ser un poco irónico) alguna reunión de trabajo resalta en el calendario. Pareciera que es imposible hacer una pausa.

Con el pasar de los días y la insistencia, me fui dando cuenta que a penas son dos minutos, un breve instante en el que tu vida para, elevas el corazón al cielo, y sin duda el cielo responde.

Recordar el saludo del ángel, además de llevarme indiscutiblemente a ponerme en presencia de María, me lleva también a un estado de saludo. De parar y decirle a la Virgen: «hola mamá».

Ese saludo me devuelve la sonrisa. Toda la locura del medio día, el cansancio e incluso el mal genio quedan olvidados por un momento (al menos). Me imagino que la Virgen me mira con alegría, así como cuando yo volteo a ver a mis hijos que entran corriendo y dicen un rápido: Hola mami, te quiero. Y con esa misma rapidez desaparecen. 

Pensar que le puedo estar ofreciendo ese poquito a la Virgen, me da ánimo para seguir con mis labores del día.

2. Rezar el Ángelus me permitió reconocer que toda mi labor es para el Señor

«He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí, según tu palabra». El cansancio, el caos, el no poder hacerlo todo, el mal genio, la falta de paciencia, todo junto… las ganas de rezar desaparecen. Haciendo un esfuerzo, pequeño, son dos minutos, aunque sea sin ganas.

Poco a poco esos dos minutos me han ido recordando el sentido de mi labor. Frente a ese cansancio, a esas ganas de a veces pegar un grito, repetir ese «he aquí la esclava del Señor», me brinda un poco de aceptación y calma.

A imagen de María, ese «hágase» me recuerda que no estoy sola. Que mis labores, todas insignificantes, pueden convertirse en una oración de amor. 

Es recordar el sentido de mi cansancio, de mi esfuerzo. Todo es una labor de amor, a mi familia, a mi trabajo, a mi comunidad, a Dios.

Y cuando los días son los de descanso o son días tranquilos, también «hágase, Señor». Hágase a ese poder disfrutar de sus dones, de la alegría de sentirme hija. Del techo, de la casa, del amor…

3. Si hemos sido tocados por Jesucristo, somos sus apóstoles

«Y el Verbo de Dios se hizo carne. Y habitó entre nosotros». El «sí» de María es tan grande, tan grande que permitió que el salvador llegara. A imagen de ella, recordar que yo también puedo decir sí y que ese sí puede ayudar a ese habitar del verbo entre nosotros es simplemente maravilloso.

¡Somos sus apóstoles, sus instrumentos! Él también espera por nuestro sí. Demos ese sí sin miedo y abrámosle las puertas a Jesús para que transforme nuestras vidas y nos utilice como instrumentos para hablarles a nuestros hijos, a nuestros compañeros de trabajo, a todos aquellos con los que nos cruzamos.

Debemos recordar que nuestra vida es testimonio, cuenta una historia y toca otras más. El Ángelus nos recuerda que hay una puerta que se abre a través de María. Ella es quien nos presenta a Jesús, es quien nos enseña a su hijo amado para que vayamos a hacer lo que Él nos pida.

¡El Ángelus son solo dos minutos, un instante y de pronto tanta gracia!

La entrada 3 cosas hermosas que descubrí al rezar el Ángelus diariamente se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 3 cosas hermosas que descubrí al rezar el Ángelus diariamente