«Balls». Un corto conmovedor sobre el reto que enfrentan las madres solteras y cómo ayudarlas

«Balls». Un corto conmovedor sobre el reto que enfrentan las madres solteras y cómo ayudarlas
Madres solteras: ¿cómo ayudarlas desde la fe?

Siendo católicos, es nuestra misión velar por el derecho absoluto a la vida de todo ser humano, desde su concepción y hasta su muerte natural.

Es por esto que, en medio de las revueltas internacionales en torno a la despenalización del aborto, hoy queremos recomendarte un cortometraje que seguro te hará reflexionar sobre el tema.

«Balls» y los retos que enfrentan las madres solteras

En tan solo 12 minutos, «Balls» cuenta una breve historia sobre dos madres solteras, cuya vida (y la de sus hijos) pareciera depender de un juego de azar.

La guionista y directora del filme, Lily Cole, fundamentó el relato bajo el contexto histórico y clásico de la novela «Cumbres Borrascosas» de Emily Brontë, buscando hacer un comentario contemporáneo sobre los retos que enfrentan las madres solteras, tanto en el pasado como en el presente. 

Cole y su co-guionista, Stacey Gregg, exploraron los hipotéticos orígenes de la novela de ficción y los combinaron con las experiencias reales de madres solteras y pobres de mediados del siglo XVIII.

Y, ¡oh sorpresa! Aunque las condiciones actuales sean un tanto distintas, las madres solteras resisten dificultades muy similares. Valdría la pena entonces preguntarnos: ¿cómo podemos ayudarlas?

¿Qué podemos hacer por las madres solteras?

Ciertamente, hay muchas formas de ayudar. Como Cristianos estamos llamados a cuidar de nuestro prójimo, tal como Cristo lo hizo con nosotros.

Es por esto que debemos esmerarnos en apoyar a todas las mujeres en estas condiciones, especialmente aquellas que viven en un entorno desfavorable o a quienes les han sugerido practicarse un aborto.

Siempre podremos dar una palabra de apoyo, escucharlas, brindarles oportunidades de crecimiento profesional, alentarlas a tener confianza en Dios o, de acuerdo a nuestras posibilidades, brindarles un sostén económico.

Estos son algunos ejemplos de lo que podemos hacer:

— Hacerles saber que no están solas, que cuentan con nosotros (de verdad y no solo de palabra)

— Ofrecerles nuestra compañía y consuelo cuando sea necesario

— Acompañarlas a sus citas médicas

— Ofrecernos a comprar algunas cosas básicas para el nacimiento del bebé

— Compartirles otros testimonios de mujeres que ya son madres

— Presentarles fundaciones o grupos parroquiales que puedan brindarles apoyo durante y después del embarazo

— Incluirlas en tus grupos de oración

Reflexionemos más a fondo

Sin duda, ser responsables de un pequeñito es un trabajo arduo y merece el respeto y la admiración de todos. «Balls» es una obra conmovedora, llena de referencias históricas que nos invita a una profunda reflexión.

Y no sobre cualquier tipo de mujeres, sino sobre las madres que, ante una sociedad que pareciera dictarles lo contrario, decidieron defender la vida de su hijo, sin importar a lo que se enfrentarían más adelante.

Déjate cautivar por los mensajes «entre líneas» que Lily ocultó para quienes busquen encontrarle un sentido más allá de lo que las buenas actuaciones muestran.

Cuéntanos en los comentarios qué te pareció este cortometraje, qué otros medios conoces para ayudar a estas valientes mujeres y cuáles son esas cosas que siguen repitiéndose a lo largo de la historia cuando hablamos de maternidad y oportunidades. ¡Te leemos!

Madres solteras: ¿cómo ayudarlas desde la fe?

La entrada «Balls». Un corto conmovedor sobre el reto que enfrentan las madres solteras y cómo ayudarlas se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Balls». Un corto conmovedor sobre el reto que enfrentan las madres solteras y cómo ayudarlas

¡Vamos Señor, caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (segunda entrega)

¡Vamos Señor, caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (segunda entrega)
Vía Crucis: reflexión de cada estación (segunda parte)

En la entrega pasada, reflexionamos en las tres primeras estaciones del Vía Crucis. Hoy pasaremos a las siguientes con el corazón dispuesto y el alma sedienta de amor. Hagamos que esta Cuaresma sea involvidable. ¡Empecemos!

Cuarta estación: Jesús se encuentra con su madre

Vía Crucis: reflexión de cada estación (segunda parte)

María, la más pura y hermosa entre todas las mujeres. Su corazón tierno y maternal te acogió en su vientre, cuido tus pasos, veló tu sueño y alimentó tu cuerpo con el suyo.

María, tu primer discípula. Un corazón unido al tuyo por toda la eternidad. La elegida, tu madre y que ahora también es mía.

La Inmaculada Concepción, corazón puro y sin pecado. ¿Cómo poder entender tanda maldad en el mundo? Están matando a su Hijo, sus ojos se encuentran con los tuyos, Señor.

Tu dorso está en carne viva. Esa frente que tantas veces acarició y besó, ensangrentada, atravesada por las espinas. María, tu corazón se ha quebrado y el de tu hijo al verte también, y aún así, te consuela.

El viejo Simeón tenía razón, tu corazón ha sido atravesado. Señor, yo también me he encontrado con mi madre. Lamento tanto las lágrimas derramadas por esos ojos dulces.

Quisiera nunca haberla hecho llorar, pero soy tan débil. ¡Cuántas veces me he olvidado de ella! Y ella, sin embargo, nunca me ha abandonado. María, madre nuestra, camina su propio calvario. Vamos Señor, con María, caminemos juntos.

Quinta estación: El Cirineo ayuda al Señor a llevar la cruz

Vía Crucis: reflexión de cada estación (segunda parte)

La Cruz pesa. El Cirineo es esa imagen que nos recuerda a todos los cristianos el motivo de nuestra misión: servir a los demás y a través de este servicio amarte a ti Señor.

A ti que durante toda nuestra vida has estado cargando con el peso de nuestros pecados. A ti Señor, que también tienes sed de nosotros.

Que tu amor es tan grande que, en este momento de dolor, y siempre, necesitas que volvamos a ti. Que ayudemos a cargar con esa cruz que casi rompe tu espalda.

Quiero ser ese Cirineo Señor. Quiero poder dejarlo todo y aunque me cueste, escoger estar a tu lado y cargar con mi cruz.

Ya no sé si soy yo quien te ayudo o eres tú el que me llevas. A tu lado la cruz pesa, pero la carga se hace ligera. ¡Vamos Señor!, caminemos juntos.

Sexta estación: La Verónica enjuga el rostro del Señor

Vía Crucis: reflexión de cada estación (segunda parte)

«Tu rostro buscaré Señor, no me ocultes tu rostro» ¡grito como aquel Salmista, que te busca desesperadamente! Pareces tan lejano, Señor.

Tan ausente a veces y yo te necesito. Y, sin saberlo yo, ahí estás tú, en cada rostro doliente. En todo aquel que sufre, incluso en aquellos que desprecio o frente a los que soy indiferente.

La Verónica, se acerca y con ese corazón compasivo que te ama, hace un gesto que nos acompañará toda la vida. Enjuga tu rostro. Un pequeño alivio en semejante viaje Señor.

Y tú, ¿cómo respondes? Quedándote con ella y dejando como señal tu rostro impreso no solo en aquel pedazo de tela. Tu rostro se quedó impreso en su alma.

¿Cómo podría ser yo tu Verónica?, ¿cómo podría yo también aliviar el dolor de otros, aliviar tu dolor Señor? Quiero verte en los demás, no me escondas tu rostro, Señor.

Ayúdame a superar mi miedo al dolor, mi miedo a ver cara a cara la miseria de lo humano y poder ofrecer mis manos para enjugar los rostros de aquellos que necesitan un descanso en el camino. ¡Vamos, Señor! Caminemos juntos.

Que estas reflexiones del Vía Crucis que venimos compartiendo contigo estos viernes de Cuaresma, puedan servir para acercar un poco más tu corazón al sacrificio de amor divino que Nuestro Señor hizo por cada uno de nosotros. ¡Hasta el siguiente viernes!

Te dejo aquí algunos recursos que estoy segura te servirán mucho:

Ebook gratuito: «40 días con Jesús»

Infografía: El Vía Crucis y mi vida

Video: El Vía Crucis en el Coliseo, una antigua tradición

Vía Crucis: reflexión de cada estación (segunda parte)

La entrada ¡Vamos Señor, caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (segunda entrega) se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¡Vamos Señor, caminemos juntos! Meditación del Vía Crucis (segunda entrega)

«Amor sobre ruedas». Él quedó tetrapléjico, ella jamás lo abandonó y la fe los salvó a ambos

«Amor sobre ruedas». Él quedó tetrapléjico, ella jamás lo abandonó y la fe los salvó a ambos
La fe y el amor: ¿qué papel juegan para superar el dolor?

Esta época de Cuaresma nos reta a ser creativos a la hora de vivir nuestra espiritualidad. En algunos momentos (tengo que confesarlo), nos lleva a pensar un poco de manera negativa, algo así como con poca esperanza, ¿te pasa a ti también? 

Pero encontrarse con este tipo de historias como la que quiero compartirte hoy, nos llena de ánimo para seguir, nos alegra el corazón. 

El video es un testimonio genial, fue publicado por nuestros hermanos del Opus Dei y se titula: «Amor sobre ruedas», te invito a verlo hasta el final. 

Fe y amor verdadero

Nos encontramos con la historia completa de Begoña y Javier, una pareja fuerte que ha sido capaz de superar las dificultades de la vida, partiendo de algo muy especial: el amor y la fe. 

Cuando al comienzo de la historia, Javier nos dice: «… a los nueve meses quedé tetrapléjico», inmediatamente sentí como un «no sé qué» en el pecho. Algo así como, uy pero ¿cómo es posible que una persona empezando su historia de pareja pase por esto?

De una manera sencilla y sincera, ambos comienzan a narrar sus temores, dudas, impresiones de aquel momento y las mutuas reacciones. Solamente queda dejarse sorprender por lo que logra hacer la fe y el amor verdadero. 

En la familia de Begoña y Javier todo va sobre ruedas (literalmente) desde hace unos 20 años. Pero esto no significa que sean infelices o que no puedan ayudar a los demás.

De ninguna manera, sirviéndose del amor mutuo, se hacen anunciadores del verdadero amor. ¡Qué hermoso!

«No era practicante pero ahora la fe nos ha salvado…»

No podemos decir que la enfermedad o el sufrimiento hayan sido enviados por Dios. Pero lo que sí podemos decir es que Dios se sirve de todas estas experiencias para mostrarnos aún más su presencia amorosa.

De manera que es en medio de estas situaciones en las que se da la verdadera profesión de fe y por ende, se descubre la presencia de Dios en la vida. 

Y es que los momentos complejos de la existencia, vistos a la luz de la fe, se hacen como medios pedagógicos para aclarar la fe y responder de la mejor manera a los retos del día a día. Siendo así una manera de acercarse a Dios más sinceramente. 

El amor que da frutos

Aun en medio de las situaciones particulares esta familia ha podido hacer frente a lo que se impone como imposible, y que gracias a la vivencia del amor se convierte en oportunidad.

Su amor da fruto y es bastante conmovedor ver cómo aun en medio de los retos del día a día, son una familia abierta a la vida. Lo que nos llevaría a preguntarnos a nosotros mismos sobre el valor que damos a nuestras vidas y a la de los demás… 

En repetidas ocasiones tendemos a derrumbarnos por cosas que creemos nos superan, llegando a límites inimaginables en los que se comienza a relativizar el valor de la vida en todas sus dimensiones.

Este testimonio, por ejemplo, es ciertamente un sacudón que nos debería llevar a reconocer que ante todo, se impone el amor verdadero y la fe en un Dios que no abandona. 

Amor que se pone al servicio

La Cuaresma año tras año nos invita a realizar ejercicios de piedad, ayuno, oración, caridad. Ejercicios que son inmensamente valiosos pero que si se ven desprovistos de un trasfondo de fe, espiritualidad sana, amor, donación y generosidad… se reducen a simples actos de piedad. 

Este tiempo es también la oportunidad de retarnos a nosotros mismos. De descubrir que somos seres limitados, frágiles y necesitamos del amor de Dios. 

Estos 40 días no se nos pueden esfumar de las manos, como un tiempo cualquiera que va pasando en el calendario. Debe ser la oportunidad suprema para descubrir esa cruz que tantas veces hemos ignorado en nuestras vidas.

O que simplemente tratamos de no tener presente, por miedo, por falta de fe, por… tantas razones. Si quieres vivir este tiempo más unido a Dios te recomiendo el ebook gratuito «40 días con Jesús», ¡es excelente!

Armémonos de de valor para tomar esa cruz

Hagamos el esfuerzo por reconocer que es nuestra y que también desborda nuestras vidas de la oportunidad de donarnos y de recuperar lo esencial, el amor que nos trae la presencia de Dios en la vida. 

Solo desde la vivencia real del amor de Dios, vivencia que implica necesariamente la fe, se puede tomar la cruz con seriedad y sacar de ella oportunidades de salvación personal y familiar.

Ánimo, esta Cuaresma apenas comienza, aún hay tiempo, no lo desperdiciemos. Y recuerda, es un camino que todos estamos luchando por hacer, ¡no estás solo!, nos vemos en la oración 🥰

La fe y el amor: ¿qué papel juegan para superar el dolor?

La entrada «Amor sobre ruedas». Él quedó tetrapléjico, ella jamás lo abandonó y la fe los salvó a ambos se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: «Amor sobre ruedas». Él quedó tetrapléjico, ella jamás lo abandonó y la fe los salvó a ambos

Burkina Faso bishop: ‘The faithful are fleeing terrorism, but they are holding on to their faith’

Burkina Faso bishop: ‘The faithful are fleeing terrorism, but they are holding on to their faith’

Christians in the area have been the victims of ten terrorist attacks since last September.

Burkina Faso bishop: ‘The faithful are fleeing terrorism, but they are holding on to their faith’



Source: Aleteia
Link: Burkina Faso bishop: ‘The faithful are fleeing terrorism, but they are holding on to their faith’

5 consejos para cuidar tu salud mental y emocional de la mano de Dios

5 consejos para cuidar tu salud mental y emocional de la mano de Dios
Salud mental: 5 consejos invaluables para cuidarla

Salud mental, se habla tanto de ella en nuestros días. Pero en nuestra mente no se detienen los pensamientos: «¿Qué habrá significado?», «¿qué hubiera pasado si…», «¿quién le habrá metido esas ideas en la cabeza?», «¿quién lo habrá herido de niño?», «¿quién sería hoy sin este trauma?».

Podemos pasar mucho tiempo, días, meses, años preguntándonos tantas cosas: sobre relaciones de pareja, amistades, proyectos, compañeros de trabajo, conversaciones, enfermedades, incluso la muerte.

Buscamos respuestas y explicaciones todo el tiempo

Al parecer nos convertimos en grandes maestros de la reflexión. Somos conscientes de tantos factores y elementos que juegan en la vida para que algo se dé… o no.

Y finalmente: estamos cansados. Nuestra salud mental está al borde de la locura. Nos hemos obsesionado, nos sentimos fatigados, estresados, agotados

¿Cómo salir de esto? Te compartimos cinco consejos para que tu salud mental mejore de la mano del mejor: ¡Dios!

1. Detente, acalla tu mente

Salud mental: 5 consejos invaluables para cuidarla

Muchas terapias me ayudaron, pero nada como este pasaje: «Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti. Pues mejor es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno» (Mt.5), ¿suena duro verdad?

Pero tranquilo, vamos a aterrizar las cosas al plano de la salud mental. Si cambiamos «tu mano» por «tu mente», la cosa se entiende mejor, ¿no te parece?

Si nuestra mente es ocasión de ansiedad, de perder la esperanza, la fe o la caridad. Si nos tiene al borde de la enfermedad mental, si vivimos castigándonos con el «qué hubiera pasado si…» ¡Para!

Detente, acalla tu mente si solo te sirve para desesperarte, este sentimiento no viene de Dios. Intenta hacer algo diferente de inmediato, hablarle a un amigo, escuchar una buena canción, irte a caminar. ¡Despéjate!

2. Deja de pensar que tienes que controlar todo

Salud mental: 5 consejos invaluables para cuidarla

Detrás de esta manía hay una soberbia de querer ser Dios y entenderlo y controlarlo todo. Jesús aconsejaba sabiamente:

«No se afanen, pues, diciendo: ¿Qué comeremos… o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas, pero su Padre celestial sabe que tienen necesidad de todas estas cosas.

Mas busquen primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todas se les dará por añadidura. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán».

La energía que ponemos en jugar a ser Dios —explicándolo y prediciéndolo todo— la podríamos poner en hacer cosas que sí están en nuestro control. Lo demás dejarlo en manos de Dios.

3. Toma distancia de lo que te roba la paz

Salud mental: 5 consejos invaluables para cuidarla

«Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios, —el saber más elevado—…sin tener amor, de nada me sirve» (1 Cor. 13).

Un padre me decía: «Tienes el don de la consciencia profunda, pero ¿de qué te sirve si solo te desespera, te aísla, te llena de temor?

El demonio se mete en lo virtuoso para salirse con la suya. Toma distancia de ese don si no te está acercando a Dios, a ti misma y a los demás».

Pienso en cuáles son esos lugares, situaciones o personas que te inquietan, que te roban la paz. ¿Tienes forma de alejarte de ellos? Si es así, ¿qué esperas para tomar distancia?

4. Deja a Dios, ser Dios

«No quieras ser justo en demasía, ni te vuelvas demasiado sabio. ¿A qué destruirte?» (Ecl. 7). ¿A qué destruirnos? Hay bondades en querer profundizar, pero no al grado de acabar con nuestra energía, salud y vida.

La sabiduría de nuestros padres y madres en la fe estaba en dejar a Dios ser Dios y ocuparse de lo que sí le toca. Nos obsesionamos con controlar la salud, la vida y la muerte, el futuro, nuestra buena fama, el rumbo de nuestra vida.

Descansemos en Dios, hagamos el esfuerzo de recurrir a Él aunque no estemos acostumbrados a ello. «El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido» (Salmo 34, 18).

5. Evita buscar tantas respuestas

Ser más sencillos en la lógica de Dios es ser más sabios. «Yo te bendigo, Padre… porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos y se las has dado a conocer a los sencillos.

Sí, Padre, pues tal ha sido tu voluntad. Mi Padre ha puesto todas las cosas en mis manos, nadie sabe quién es el Hijo, sino el Padre» (Lc. 10).

Sé que es difícil y también sé que todo el mundo te dice lo mismo, pero si sabes que puedes contar con Dios, ¿qué esperas para pedirle ayuda, consuelo, compañía, amor? ¡No estás solo!

Y si quieres profundizar más en este tema, te recomiendo los cursos online: «Logoterapia para la vida cotidiana»«Cuidado y cultivo de la vida emocional». ¡Estoy segura de que serán de gran ayuda!

Salud mental: 5 consejos invaluables para cuidarla

La entrada 5 consejos para cuidar tu salud mental y emocional de la mano de Dios se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: 5 consejos para cuidar tu salud mental y emocional de la mano de Dios

¿Sabes si cuando se trata de relaciones… tus sentimientos son equilibrados?

¿Sabes si cuando se trata de relaciones… tus sentimientos son equilibrados?
Cómo equilibrar los sentimientos en mi relación de pareja

Muchas cosas en la vida requieren que encontremos un equilibrio, y el amor no es una excepción. Hoy me gustaría hablar del equilibrio que es importante hallar en lo que se refiere a los sentimientos: es importante alejarnos de dos extremos en lo que respecta a las relaciones de pareja.

Un extremo sería dejar que estos nos gobiernen —por ejemplo, respecto de alguien que acabamos de conocer—. El extremo opuesto consistiría en cerrarnos completamente a ellos, y no dejar que se proyecten hacia alguna persona —por ejemplo, por miedo a salir heridos—.

Aclaremos el tema de los sentimientos y el amor

Cómo equilibrar los sentimientos en mi relación de pareja

Antes de entrar propiamente en el tema que nos ocupa, es importante hacer una distinción. Los sentimientos que podemos experimentar hacia alguien dan origen al enamoramiento, pero enamoramiento no es amor.

Como tal, el amor es una decisión: la decisión de buscar el bien y lo mejor para la otra persona. No se trata aquí, entonces, de plantear una oposición entre los sentimientos y el amor.

Por el contrario, los sentimientos constituyen un insumo para el amor. Es decir, ayudan a que el amor crezca y se haga cada vez más fuerte, y por eso son buenos.

El hecho de sentir cosas fuertes por alguien generalmente nos lleva a tratar de buscar su bien. Y resulta muy importante notar que la bondad de los sentimientos radica precisamente en que son un insumo para el amor.

Justamente por eso es que se debe escapar de los dos extremos de los que hablábamos. Por un lado, no dejemos que estos tomen el absoluto protagonismo:

Con lo cual el centro de la relación estaría puesto en «lo que yo siento», y ello podría alejarnos de la búsqueda del bien para la otra persona.

Por otro lado, evitemos cerrarnos completamente a ellos: lo cual puede hacer que nos estemos cerrando también al amor que podría surgir, de darnos la posibilidad de conocer a esa otra persona.

Extremo 1: Que los sentimientos tomen el control

Definitivamente, es muy agradable sentirse enamorado, más aún cuando ese sentimiento es correspondido. Uno se siente en las nubes, capaz de llevarse el mundo por delante, y todos los días son primavera.

Es una sensación única, que muy pocas experiencias pueden igualar. El gran riesgo de dejar que los sentimientos tomen el protagonismo es que el centro termine estando en uno mismo, y «perdamos de vista» a la otra persona.

Lo ordinario es que los sentimientos surjan frente a ciertas características que posee la otra persona. Pero los sentimientos no requieren que la otra persona realmente posea esas características: basta que uno crea que las posee.

La primacía puesta en los sentimientos, especialmente cuando uno empieza a conocer a la otra persona, lo lleva a la idealización. En ella, no importa cómo sea la otra persona en realidad, sino cómo yo quiero que sea.

Antepongo la idea a la realidad, atribuyendo a la otra persona esas características que me aseguran que podré seguir sintiendo eso que quiero sentir.

Extremo 2: Cerrarme a ellos

Hay experiencias que, debido a su escasa intensidad, difícilmente nos marcan. En cambio, hay otras que terminan dejando huellas profundas, para bien o para mal.

El terreno del amor es fuente de experiencias muy intensas, muchas de ellas únicas, que dejan una honda huella en nosotros.

El primer beso, la primera vez que uno se pone de novio en serio, una pedida de mano, o el primer encuentro sexual…  Son experiencias que nos acompañan toda la vida.

Lo cierto es que, si bien todas esas experiencias dejan marcas en nosotros, estas no siempre son agradables, e incluso pueden llegar a ser heridas.

El hecho de que alguien en quien confiábamos nos haya traicionado, o una relación que terminamos con la autoestima dañada, son algunos de los casos que pueden hacer que se nos haga difícil permitirnos sentir de nuevo algo por alguien.

Claramente, uno no elige sentir cosas o dejar de sentirlas. Sin embargo, sí se puede elegir qué actitud asumir frente a eso que siente.

Y, a ese nivel voluntario, uno sí puede elegir mantener a la otra persona a distancia, evitando una cercanía —física o psicológica— que la vuelva especial para nosotros.

Un punto de equilibrio

Cómo equilibrar los sentimientos en mi relación de pareja

Por más que parezca que ambos extremos nada tienen en común, en realidad, se identifican en el hecho de que ambos implican una suerte de subjetivismo exacerbado —es decir: me termino cerrando en mí mismo—. En ambos casos, me quedo encerrado en mis ideas.

En el primer caso, atribuyendo a otra persona características que no posee. En el segundo, negándome a la posibilidad de conocer realmente al otro, quedándome con el prejuicio de que esa persona me va a dañar, o de que no me va a querer por ser quien soy.

Por eso, resulta fundamental aprender a equilibrar ambos extremos con una cuota de objetividad. La objetividad implica poner en el centro la realidad, es decir, darme la posibilidad de conocer realmente a la otra persona, sin que mis ideas —positivas o negativas— se impongan.

Por más que tengamos ganas de hacerlo, es importante que no abramos de golpe la «represa sentimental» ante la primera persona que conozcamos, dejando que nuestros sentimientos hacia ella inunden la relación.

Pero tampoco se trata de clausurar definitivamente la represa. Hay que irla abriendo de a poco. Y especialmente en aquellos casos en los que nos cuesta abrirla, conviene hablar con la otra persona para que sepa esperarnos y nos entienda.

Si quieres profundizar en este tema te recomiendo la conferencia online «Enamórate más: guía para mejorar la conexión con tu pareja». ¡Estoy seguro de que te ayudará mucho, en especial si estás en la etapa de noviazgo!

Nuestro autor tiene un blog llamado www.amafuerte.com donde puedes encontrar más artículos sobre este tema.

Cómo equilibrar los sentimientos en mi relación de pareja

La entrada ¿Sabes si cuando se trata de relaciones… tus sentimientos son equilibrados? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Sabes si cuando se trata de relaciones… tus sentimientos son equilibrados?

This young Nigerian woman has been held for 1,096 days held captive by Boko Haram!

This young Nigerian woman has been held for 1,096 days held captive by Boko Haram!

Kidnapped as a schoolgirl, Leah Sharibu is reportedly still alive. Her family and supporters are asking the world to call for her release.

This young Nigerian woman has been held for 1,096 days held captive by Boko Haram!



Source: Aleteia
Link: This young Nigerian woman has been held for 1,096 days held captive by Boko Haram!

Doctors and nurses have given us a ‘vaccine’ against selfishness, says pope

Doctors and nurses have given us a ‘vaccine’ against selfishness, says pope

Pope Francis praises the testimony given by the many health care workers who have put their lives at risk during the pandemic.

Doctors and nurses have given us a ‘vaccine’ against selfishness, says pope



Source: Aleteia
Link: Doctors and nurses have given us a ‘vaccine’ against selfishness, says pope

(Quiz) ¿Dónde están las reliquias más amadas de la Iglesia?

(Quiz) ¿Dónde están las reliquias más amadas de la Iglesia?
¿Dónde se encuentran las reliquias más importantes de la Iglesia?

Las reliquias, objetos que pertenecieron a personas santas o que tuvieron contacto con ellas, durante mucho tiempo han ayudado a acrecentar la fe de los creyentes.

A través de ellas hemos conocido un poco más de la historia de la Iglesia. Y sin embargo, nuestra fe de ninguna manera debería estar fundada en ellas o depender de su veracidad para poder creer.

Estas reliquias cristianas han sido testigos de la vida de santos incluyendo la vida del mismo Jesucristo y muchas de ellas nos confirman su existencia.

La Iglesia y las reliquias de los santos

La Iglesia desde el inicio se ha encargado de su veneración, al respecto de esto, Gustavo Daniel D’Apice, profesor de Teología nos dice:

«Las reliquias son solo signos pobres y frágiles de lo que fueron sus cuerpos y pertenencias, a través de estos signos tenues y pequeños Dios quiere manifestar su presencia, su poder y su gloria».

Las reliquias más queridas por los creyentes son las que tienen que ver con el nacimiento y la pasión de Cristo. Ellas nos recuerdan no solo el camino que lleva a la cruz y a través de ella a la santidad, sino a Aquel que es el camino, la verdad y la vida misma.

¡Son pequeños signos que nos remiten a Dios! Ahora ¿Dónde se encuentran las reliquias más significativas de nuestra Iglesia? Te dejamos este quiz para que pruebes tus conocimientos. ¡Déjanos saber qué tal te fue en los comentarios! 



 

¿Dónde se encuentran las reliquias más importantes de la Iglesia?

La entrada (Quiz) ¿Dónde están las reliquias más amadas de la Iglesia? se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: (Quiz) ¿Dónde están las reliquias más amadas de la Iglesia?

¿Qué mejor ejemplo de trabajador que san José? Una reflexión hermosa sobre su labor

¿Qué mejor ejemplo de trabajador que san José? Una reflexión hermosa sobre su labor
¿Por qué san José es patrono de los trabajadores?

Además de ser patrono de la Iglesia Universal, modelo de esposo, modelo de padre, patrono de las familias y de la buena muerte, san José es conocido también como ¡el patrono de los trabajadores!

El papa Pío XII, en el año 1955, instituyó el 1º de mayo como el día de san José Obrero, siendo una manera de recordar el sentido cristiano del trabajo y de cristianizar el día mundial del trabajador.

Con esta solemnidad el pontífice recordó el papel del trabajo como «don de Dios» y del trabajador como «imagen de Dios». Se refirió a san José como «el humilde obrero de Nazaret», que encarna «delante de Dios y de la Iglesia la dignidad del obrero», y lo nombra guardián de los trabajadores y de las familias.

En este video explico más a profundidad estos puntos según la Carta Apostólica «Patris Corde» 

El principal trabajo que asumió san José, fue la misión que Dios le encomendó: ser custodio de la Sagrada Familia, una misión que realizó de manera ejemplar, acogiéndose por entero a la voluntad de Dios.

San Josemaría, un fan de san José 

San Josemaría veía a san José como un modelo de mucha entidad para la santidad cristiana. Es un verdadero paradigma de santidad en las tareas ordinarias.

Se recoge en uno de sus escritos: «eso nos enseña la vida de san José: sencilla, normal y ordinaria, hecha de años de trabajo  siempre igual, de días humanamente monótonos, que se suceden los unos a los otros.

Lo he pensado muchas veces, al meditar sobre la figura de san José, y esta es una de las razones que hace que sienta por él  una devoción especial».

El Opus Dei, por ejemplo, habla de la santificación del trabajo ordinario, pues de alguna forma cada trabajo se puede unir al de Jesús en el taller de José.

Como muestra este video de la película «There be Dragons» (que por cierto les recomiendo ver), donde se muestra —desde la imaginación del director— como sería la fundación del Opus Dei. ¡Y todo termina en su taller!

El taller de san José

En la homilía que lleva este nombre, y que está recogida en el libro «Es Cristo Que Pasa», san Josemaría nos recuerda:

«En Nazaret, José sería uno de los pocos artesanos, si es que no era el único. Carpintero, posiblemente. Pero, como suele suceder en los pueblos pequeños, también sería capaz de hacer otras cosas: poner de nuevo en marcha el molino, que no funcionaba, o arreglar antes del invierno las grietas de un techo. 

José sacaba de apuros a muchos, sin duda, con un trabajo bien acabado. Era su labor profesional una ocupación orientada hacia el servicio, para hacer agradable la vida a las demás familias de la aldea.

Iba acompañado de una sonrisa, de una palabra amable, de un comentario dicho como de pasada, pero que devuelve la fe y la alegría a quien está a punto de perderlas.

A veces, cuando se tratara de personas más pobres que él, José trabajaría aceptando algo de poco valor, que dejara a la otra persona con la satisfacción de pensar que había pagado. 

Normalmente José cobraría lo que fuera razonable, ni más ni menos. Sabría exigir lo que, en justicia, le era debido, ya que la fidelidad a Dios no puede suponer la renuncia a derechos que en realidad son deberes:

San José tenía que exigir lo justo, porque con la recompensa de ese trabajo debía sostener a la familia que Dios le había encomendado».

San José como maestro de vida interior en el trabajo

José supo enseñar a Jesús con las lecciones con que todo buen padre israelita sabía educar a su hijo: lecciones de vida limpia y de sacrificio, de virtudes humanas y de trabajo ofrecido a Dios y bien acabado. Lecciones de vida sobria, justa y honesta. 

San José nos enseñará también a nosotros que formamos un mismo cuerpo con Cristo. ¿No es esto hermoso? En lo humano, fue maestro de Jesús, le trataba diariamente, con cariño delicado, y cuidó de Él con abnegación alegre.

¿No será ésta una buena razón para que consideremos a este varón justo, a este Santo Patriarca en quien culmina la fe de la Antigua Alianza, como maestro de vida interior? 

La vida interior no es otra cosa que el trato asiduo e íntimo con Cristo, para identificarnos con Él. Y José sabrá decirnos muchas cosas sobre Jesús.

Por eso: «No dejéis nunca su devoción, ite ad Ioseph», como ha dicho la tradición cristiana con una frase tomada del Antiguo Testamento.

¿Por qué san José es patrono de los trabajadores?

La entrada ¿Qué mejor ejemplo de trabajador que san José? Una reflexión hermosa sobre su labor se publicó primero en Catholic-Link.



Source: catholic-link
Link: ¿Qué mejor ejemplo de trabajador que san José? Una reflexión hermosa sobre su labor